martes, 17 de agosto de 2010

Tengo dos corazones

Uno de ellos bombea muy rápido, luchando por hacerse un hueco en esta vida, por seguir adelante. El otro es el mío. Sí, tengo dos corazones y nadie más puede amar tanto como yo lo hago, porque sólo la gente en mi estado puede amar de esta manera, porque amo con dos corazones.

Bueno, ayer me enseñaron a mi pizquita. Estaba muy nerviosa, sólo quería ver latir su corazón. Cuando fui a la primera ecografía de mi bichito no sabía lo que iba a encontrarme y me pareció increíble ver un corazón latir. Ayer, sólo buscaba en la pantalla ver ese corazón bombear. Y lo vi. Primero vi que estaba en su sitio, una pequeña mancha en mitad de una nada y luego busqué su corazón desesperadamente. Al principio no lo vi, pero en seguida lo encontré. Uf, todo está en su sitio, perfecto. Y sí, uno sólo.

Medía 7.3 mm, que es lo que corresponde a 6 semanas y 4 días. Día probable de parto 11 de abril, una semana más tarde de la fecha probable de parto que corresponde a mi última regla. Todo depende del día de ovulación, claro.

Con el ginecólogo genial, la verdad es que estaba pensando en cambiarme a uno con el que hice la preparación al parto y me queda más cerca del trabajo. Pero ahora no sé qué hacer. Le dije que le daba el pecho a mi hija y me dijo que muy bien, que cuando pensaba dejarlo. Ahí me temí una mala respuesta, pero tomé aire y le dije que no pensaba dejarlo, que quería dar a ambos. Entonces me dijo que perfecto, que eso estaba muy bien. Me estuvo explicando que se han hecho estudios con mujeres que han mantenido el pecho en el embarazo y que quizá el segundo bebé tenga un pelín menos de peso, pero nada reseñable y menos peligroso. Que no era ningún problema para la madre, pero que tenía que seguir algún consejo. Uno de ellos es que debo de estar muy bien alimentada, 5 comidas al día y no saltarme ninguna. Además me cambió el Yodocefol por Natalben Supra, que es mucho más completo en vitaminas y que las necesitaré. Me dijo que habrá ginecólogos y médicos que me digan que deje el pecho, que no lo haga, que se puede y que él tiene compañeras ginecólogas que han mantenido la lactancia durante el embarazo. Me dio muchos ánimos.

Estuve luego en la farmacia y me estuvo comentando que este tipo de vitaminas no las recetas la seguridad social, pero que son mucho más completas que lo que recetan. Así que me recomendaba que las tomara. Valen 13,20 € y son 30 pastillas. Me dijo la farmacéutica que ella también lo tomó en su anterior embarazo y que su ginecólogo le dijo que muy bien. Si queréis más información sobre estas pastillas la tenéis aquí.

Así que estoy encantada con mi ginecólogo, qué os voy a decir. Otro problema que tengo, es que las clases de natación de mi hija son los Lunes y Miércoles, mismos días que las consultas del ginecólogo. Encima encontrar un especialista que te apoye es muy importante, así que no sé qué hacer, ¿qué harías vosotras?

Madre mía qué dilema, los dos me gustan mucho, pero en este momento me siento más identificada con el que me llevó a mi bichito. No voy a dar con ninguno de los dos, dado que como con mi bichito lo haré por la Seguridad Social en el Hospital Infanta Leonor. ¿Cambiarías de ginecólogo?

13 comentarios:

  1. Me alegro muchísimo de que todo vaya bien, felicidades. También de que el ginecólogo que te atendió supiese entenderte y congeniar contigo. No sé lo que haría en tu lugar, la verdad.
    Una preguntita: hasta cuándo vas a dar el pecho a Bichito? Es posible dar a los dos cuando nazca el nuevo bebé? Porque dicen que la leche se adapta a las necesidades de cada niño y, claro, no son las mismas las de un recién nacido que las de una niña de más de un año... Es simple curiosidad.

    ResponderEliminar
  2. Laky, gracias. Daré el pecho a mi Bichito hasta que ella decida que es el momento y a menos que haya algún riesgo para el nuevo bebé o para mi. Una vez que de a luz, haré lactancia en tandem. De hecho seguramente que mi bichito me quite el sobrante.
    La leche se adecuará al hijo menor, pero al hijo mayor no le vendrá nada mal todas las defensas que le producirá el calostro y la leche con más grasa.

    Si quieres más información, tienes aquí:
    http://www.terra.es/personal7/eulalia1/tandem.htm

    ResponderEliminar
  3. Yo también recuerdo esa sensación de buscra el corazón y sentir un enorme alivio al verlo latir...
    En cuanto a las vitaminas, yo también tome el natalben durante el embarazo. Son caras, pero es una inversión de futuro en la salud del bebe y en la prevención de enfermedades como la espina bífida..
    Por lo del gine, yo creo que si te gusta no deberías cambiar... aunque eso es una cosa muy personal.
    Me alegro que la pizquita este bien y el embarazo vaya viento en popa

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que todo vaya bien, es muy emocionante. Si te ha gustado el gine, no te cambies, es fundamental sentirse a gusto. Yo tomé Gestagin DHA plus y me fueron muy bien, eran bastante caras, creo que 18 euros al mes, pero las tomaría de nuevo sin dudar.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que tu pizquita este perfecta y que todo siga su curso.

    Y ademas te toca para abril,cerquita de la primavera para que la puedas pasear con buen tiempo.

    Respecto a lo del ginecologo ,no se que haria con el que te sientas mas agusto.

    ResponderEliminar
  6. Me alegro que todo vaya bien y que el ginecologo te apoye en el tema de la lactancia. Yo me quedaria con el ginecologo que mas a gusto te haga sentir. Es muy importante tener un ginecologo en el que confies.
    Mi jefa, exjefa dio a luz en ese hospital y la verdad es q habla muy bien, aunque ya lo sabras si bichito nacio alli.
    Q guay¡¡en primavera¡¡¡es una buena fecha, ni mucho calor, ni mucho frio.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por aclarármelo. No es que se me fuese a plantear a mí pero siempre es bueno saberlo.

    ResponderEliminar
  8. He medio vuelto, hoy solo con un poco de tiempo para leer un par de blogs y sólo las últimas entradas, y las últimas que ha actualizado, así que tú eres una de las primeras, has tenido suerte!
    Me alegro de que todo te vaya muy bien y que te animaran más a seguir con el pecho. Yo tambien tomé esas pastillas en el último embarazo y en el segundo he tomado las de Natabel pero creo que no eran supra...y si te encuentras bien con el ginecologo no busques otro.Saludos a todas

    ResponderEliminar
  9. LadyA, verdad que hasta que no ves el corazoncito latir no te quedas tranquila? Uff, qué alivio cuando lo vi. Ahh, genial, ya veo que es más común estas vitamina de lo que yo creía.

    Una, mi gine me dijo entre esas y éstas y al final se decantó por éstas. Quizá sea por la lactancia.

    Kithy, estoy encantada de que sea en primavera. Es una época fantástica y estoy deseando que llegue. Así podremos pasear y llevar al bichito a la guarde cada día. Será genial, lo vamos a pasar muy bien.

    MamaDeJulio, yo quedé encantada con este hospital y a menos que esté al completo cuando vaya a parir, daré a luz a mi siguiente hijo allí. Estoy muy contenta de que sea en privaera.

    Laky, no hay de qué.

    Cartafol, qué suerte tengo!!!! Seguiré tomándolas entonces. Besos y bienvenida!!!

    ResponderEliminar
  10. Enhorabuena por el buen estado de pizquita!!!

    Y que alegría dar con un ginecologo que te entienda!!! yo, como Cartafol, soy de la opinion de que si te gusta, no merece la pena buscar otro...

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  11. Me alegro que pizquita este bien. Yo no cambiaria de ginecologo, es muy importante estar agusto con él y saber que te va a apoyar en tus decisiones.

    ResponderEliminar
  12. Así que ya le has visto el corazón a Pizquita. ¡Qué ilusión!
    Lo del ginecólogo es una decisión muy personal; tienes que elegir el que te dé más confianza, que es lo más importante en este estado.

    ResponderEliminar
  13. Ana, gracias. Creo que tengo un pequeño problema con el gine y sus horas de consulta, no coinciden con las mías :'(

    Treinteañera, gracias.

    IsaitaBCN, gracias, me ha hecho muchísima ilusión.

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando