viernes, 12 de noviembre de 2010

Cambio de moto


KYMCO G5 125 i
El nuevo coche ha traído muchos cambios, entre ellos que mi Astra duerma en la calle. Pobrecito. Nosotros tenemos dos plazas de garaje, una grande donde dormía y pasaba el tiempo libre el Astra y otra muy justita donde respiraba la moto. Mi marido trabaja en Madrid por lo que va en su KYMCO GRAND DINK 125. a mi esta moto me encanta, pero la pobre pierde aceite y tiene ya 6 años y habría que gastarse una pasta para que pasara la ITV en enero.

KYMCO GRAN DINK 125

Mi marido siempre ha dicho que la siguiente moto que se comprara sería un poco más pequeña, a mi esta idea nunca me ha gustado, pero realmente es él el que la conduce. Aunque creo que se equivoca, dejaremos que sea él el que decida, muy a mi pesar.

Nuestra plaza grande tiene un hueco muerto por donde meto a la niña, saco el carro y la compra y cosas de esas, pero ese hueco muerto da acceso a la parte de atrás de la plaza de garaje, es decir, que me entraría el Zafira y detrás la moto. Mi marido ha probado a meter la suya, pero por un par de centímetros no termina de girarle y poder dejarla ahí, así que decidimos que la moto siguiera en el garaje y mi Astra durmiera en la calle.

Os pongo la foto de las dos motos para que comparéis. La Gran Dink es la de ahora y la G5 será la nueva adquisición. Como dice PapáLobo la i la añaden para "modernizar".

La primera vez que le cogí en la calle, el pasado lunes, supe que no había sido buena idea. Hablamos de un coche de 12 años, el pobre debe descansar y descansar bien y con estos fríos no hay quien coja el sueño. Madre y qué frío salir desde casa calentitita e ir hasta el coche. Así que cuando lo fui a arrancar noté que le costaba. No os podéis hacer una idea de la penita que me dio. Cuando llegué al trabajo le dije a mi marido que qué moto quería que había que comprarla, pobrecito mi pequeñín, ojala tardemos poco en comprarla para que duerma poquitos días en la calle.

Estuvo mirando motos por internet y se ha decidido por una KYMCO G5 125 i. Es un poquito menos voluminosa, la distancia entre ejes (es decir, el ángulo de girado) es menor y pesa 30 kilos menos. Así que ayer fuimos a un distribuidor de motos a verla, pero no se me ocurrió llamar para preguntar si la tenían, así que nos quedamos con las ganas y además mi marido tuvo que darle una serie de explicaciones que no venían a cuento. Salimos pensando que este hombre no debía de vender mucho porque estuvo diciéndole a mi marido que se comprara una más grande y que metiera y sacara el coche cada vez que cogiera la moto ¿?

Pero nos dijo que en el barrio de La Concepción la tenían. Como no era tarde, pues allí que nos fuimos los tres, con tan mala suerte que no la tenían, que se la habían llevado a Lopez de Hoyos. Me dijo mi marido: "Esta moto no la quiero, tiene muchísimo kilómetros". Jajajajajaja. Al final no hemos podido ver la moto, así que ayer mandé un correo al sitio que mejor presupuesto online me había dado para ir mañana si la tienen, verla y comprarla.

Estamos que lo tiramos, hemos cambiado la flota de vehículos de la familia en una semana!!! Me he gastado este mes el sueldo de un año. Yupyyyyyyyyyyy, me encanta ir de compras!!!

16 comentarios:

  1. Mientras se puedan hacer esos gastos, buena noticia es.
    Enhorabuena!!! Que disfruteis de las cosas nuevas, que eso siempre emociona.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  2. jejeje aprovecha ahora antes de que nazca tu Embri, además que yo pienso que cuando un vehículo empieza a dar problemas es mejor cambiarlo en cuanto se pueda porque empiezan a dar problemas y....

    Pobrecito tu astra, yo a mis coches también les cojo mucho cariño. Entre atascos, niños al cole, compras y viajes parece mi segunda casa!!

    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  3. Pues a disfrutar de ella y del coche nuevo!

    ResponderEliminar
  4. Pues chica a disfrutar se ha dicho. Me alegra que estés tan contenta.

    ResponderEliminar
  5. Puea a disfrutarla con mucha salud, ademas los cambios siempre son buenos¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Jooo que´mbidia! Me encantan las motos... pero nunca he podido tener una en plenitud (la única que he tenido la tuve que compartir con mi hermana)

    Cuando sea mayor me compraré una... bueno, si Obi-Wan me deja y a Pequeñ@ Jedi no le gustan claro.

    ResponderEliminar
  7. jajajaj me ha encantado tu ultima reflexión xq a mi me pasó algo parecido el fin de semana pasado. ME gasté en 2 dias el sueldo de un mes entre reparaciones de coche y compras (ropa y comida), casi me da un telele...

    Espero que disfruteis de la moto. NOsotros tenemos una muriendose de pena en el garaje pero es que aunque me encantan, me da miedo que el papádeBoliche se piñe con ella. :-S

    desde luego algunos vendedores es como pa darles de comer a parte. Andar sacando y metiendo coche, menuda visión comercial.

    ResponderEliminar
  8. jajajaja os ha tocado la loteria? Mi marido tambien tiene moto, y es genial poder ir a Madrid y aparcar donde quieres...
    Aunque ahora con el peque lo tenemos complicao, jeje.

    ResponderEliminar
  9. Yo también tengo una motito.. pero esta vetada para mi uso... por mi condición.. mi madre siempre es una alaraca, y piensa que a penas salir del garage nos chocan.. así que ha pasado en el garage los 3 años que estuve en Chile... en el 2007 era nueva, y antes de ir a Chile deje empezando los tramites para los papeles.. desde ahí nadie a hecho nada, recién ahora mi esposo la actualizó para poder usarla...

    Adoro las motos..

    ResponderEliminar
  10. Estáis que lo tiráis, jejeje.
    Mi marido siempre ha querido una motillo para moverse por Madrid. Aunque ahora con su trabajo se mueve muchísimo, y el maletero se le hace imprescindible.

    ResponderEliminar
  11. Amagic, pues la disfrutará mi marido, porque yo hace ya mucho que no monto, muchas gracias.

    Simplemente yo, aprovechar lo que se dice aprovechar será difícil, será mi marido el que lo haga. Mi Astra pronto dormirá en el garaje.

    Cartafol. muchas gracias!!!

    Beleń, muchas gracias!!!

    Menchuuu, muchas gracias!!!

    Leia, a mi me gustaba ir en la otra, pero desde que me quedé embaraza de mi bichito sólo subí una vez y me echó una bronca el gine que me costará volver a subirme, pero eso sí siemnpre de paquete.

    ResponderEliminar
  12. Teta, pues imagínate a mi que llevamos ahorrando 3 años para el coche y en un mes me he gastado mi sueldo de todo un año. Pero no pasa nada, hay que tomárselo con filosofía. Mi marido siempre va a en moto, si no no tendría donde aparcar.

    Patry, yo creo que a él le han venido todos juntos!!! Jajajajaja

    Supermama, cuando nos casamos decidimos ahorrar para el coche, porque queríamos tener hijos. Hemos tardado 3 años, pero ha merecido la pena y nos ha sobrado un poquito para la moto.

    Quiteñabonita, está genial que al fin la hayáis podido dar uso

    Belén, la moto para el centro es lo mejor, Lo que pasa que cuando tienes un hijo ya la cosa cambia. Mi marido sólo la utiliza para ir y volver a trabajar, ya no la damos tanto uso como cuando estábamos los dos solos

    ResponderEliminar
  13. A mi no me gustan las motos. A mi marido sí, tuvo una bastante potente de jovencito pero tuvo algún susto y la vendió. Ahora de vez en cuando se le pasa por la cabeza la idea de comprar otra pero mi hijo y yo se lo tenemos prohibido; me dan terror!

    ResponderEliminar
  14. Laky, a mi me da mucho miedo, pero mi marido en 15 minutos está en el trabajo y si fuera en transporte público tardaría alrededor de la hora, hora y media y con el coche no tendría donde aparcarlo

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando