martes, 23 de noviembre de 2010

¿Crisis de Lactancia?


La semana pasada pasó algo que me dio mucha pena, mi Bichito se durmió antes de que yo llegara de la piscina y la diera su teta. Se quedó dormida sin su mamá, sin pasar antes por mis brazos. Aquello me dejó bastante triste, después de casi 16 meses, fue la primera vez que se acostó sin la teta de mamá y sin mi besito. Algún día tenía que pasar, pero yo creía que pasaría el día que diera a luz a mi Embri, no antes y no estaba preparada.

Esto me hizo pensar mucho sobre la lactancia. Desde siempre hemos tenido problemas, a veces más dolorosos y a veces menos. Mi Bichito no abre bien la boca, el labio superior lo mete hacia dentro, en vez de hacerlo hacia a fuera y no ha habido manera de cambiarlo. Además yo a penas tengo pezón y tengo mucho volumen de pecho, así que tengo que sujertármelo y pinzarlo para que pueda agarrar parte de la areola. Esto me lo enseñó una matrona cuando fui a su taller de lactancia, para entonces mi Bichito tenía más de 3 meses y era muy difícil cambiar su forma de mamar. Pero la matrona me ayudó mucho y pudimos seguir adelante sin tanto dolor, pero a veces dolía.

Cuando la salieron los dientes superiores empezó a clavármelos y a hacerme heridas. Su posición de los labios no es del todo correcta por lo que no salva bien los dientes. Pero aún así seguimos. Justo entonces me quedé embarazada y me dolía muchísimo darla de mamar. Los pezones en el embarazo, sobre todo los tres primeros meses, están muy sensibles y dan dolor con solo rozarlos, pues no os podéis imaginar qué momentos he pasado.

Fue entonces cuando empecé a plantearme ponerme una pezonera, me costó mucho decidirme, pero hace un par de semanas lo intenté. Ja!, a un recién nacido seguro que le engañas, ¿pero a mi Bichito? Agarró con furia la pezonera y la tiró al otro lado de la habitación. Lo intenté varias veces, pero su cabreo aumentaba, me gruñía y me atizaba con la mano en la pezonera, no hubo forma. Así que me resigné y pensé que dentro de poco se me pasaría el dolor o por lo menos no sería tan grande. A veces, cuando te hace mucho daño, la estrujarías, pero la pobre no tiene la culpa.

Poco a poco hemos seguido, con nuestros más y nuestros menos, pero una noche de hace diez días más o menos casi no mamó de la teta derecha y cuando salí de la habitación se lo dije a mi marido, me dijo "Sácate y mañana se lo doy". No salía ni una gota, nada. Me quedé alucinada e intenté sacar del pecho izquierdo, me salió exactamente el doble que del otro pecho, nada de nada. Fue un duro golpe para mi autoestima, de verdad, como os lo cuento. ¿Tanto dolor para esto? Mi marido me dijo que debía de dejar de darla ya el pecho, que me dolía mucho y que ya no sacaba nada. A las dos noches me pasó lo de la piscina, mi Bichito se durmió sin mi y la poca autoestima que me quedaba se fue con las lagrimillas que se me saltaron.

No se trataba de que mi Bichito se hubiera hecho mayor, se trataba de que no había necesitado a su mamá para dormir, algo que hacíamos las dos cada noche, sin faltar ni una, en los últimos 16 meses. Fue un duro golpe y me hizo preguntarme si debía dejar de darla el pecho. La observé los siguientes días y supe que no, pero realmente ¿le llega algo a su estomaguito? Yo creo que sí, pero son unas gotitas aunque yo note el pecho que me va a estallar. Si aprieto el pecho sólo sale una gotita, ni siquiera un pequeño chorro, pero espero que ella saque algo más cuando mama (o eso es lo que siempre me han dicho las matronas)

Aunque hemos tenido y tenemos una pequeña crisis de lactancia, no estoy dispuesta abandonar. ¿Y por qué? Pues porque sigo creyendo que mi Bichito no está preparada para que lo dejemos, porque cuando termina de merendar y la digo teta deja todo lo que esté haciendo para irse hacia la hamaca y esperar a que llegue, porque cuando mi marido la lleva para dármela antes de acostar, va tirándole besos de despedida desde el salón y le gruñe cuando le pone el saco porque yo espero en la hamaca sentada para no hacer fuerza al levantarla y así no tener pinchazos, porque es maravilloso ver sus ojitos abiertos de para en par mientras mama y con el gusto con lo que lo hace, porque es increíble poder seguir manteniendo ese vínculo que tenemos juntas y que ahora compartimos con Embri y que compartiremos cuando esté aquí con nosotras, porque la quiero y sé que aunque sólo saque una gotita serán defensas para ella, porque no quiero perder ese momento y estoy segura que ella tampoco.

Pienso que si ella no quisiera mamar o si ella no sacara nada, no querría mamar. Me aferro a esta idea cada día. Yo no la obligo, lo hace porque la gusta. Sé que ya queda menos para que me deje de doler por completo. Sé que dentro de poco estaré con los dos dándoles el pecho, no sé cómo hacerlo, pero sé que al final nos apañaremos. Además, cuando me subió la leche con mi Bichito tuve que utilizar el sacaleches en muchas tomas porque no me lo vaciaba. Ahora tendré el mejor sacaleches del mundo, mi Bichito, y no quiero perderlo. Además, si ahora que casi no sale se le dan los ojos la vuelta de placer, cuando salga va a disfrutar muchísimo.

Imagino que mi pérdida de leche se debe a varias cosas, entre las cuales está compaginar el trabajo y la lactancia por la cantidad de horas sin dar el pecho, aunque estoy segura que las hormonas que se desencadenan en el embarazo han hecho que mi producción haya bajado. Aún así estamos dispuestas a afrontar este nuevo reto, pero quisiera saber si alguien ha pasado por esta situación o alguna parecida por si puede ayudarme. Muchas gracias.

20 comentarios:

  1. Yo creo que se debe al embarazo, a mi la producción me cayó en picado hasta que por ordenes médicas desteté a Teza. Estuvimos un tiempo con su teta de antes de dormir pero al final se duerme con el bibi y conmigo, algo es algo.


    Yo creo que debes ejar eelgr a tu Bichito, si nun día se duerme pues se ha dormido, ¿que le vamos a hacer? parece que le gsuta y que la de la merienda no la perdona, así que cuando la Bichito quiera.

    Besitos

    PD: como te encuentras hoy? me acuerdo mucho de ti

    ResponderEliminar
  2. Bueno Suu, no sabes como te entiendo.
    Dar el pecho es algo maravilloso y nos da una pena terrible dejarlo. A nosotros también nos queda poco (llevo 3 meses diciendo lo mismo), lo sé, xq algún día no me lo ha pedido y se ha quedado tan feliz.

    Creo que en este caso la decisión no es nuestra. Si a ti no te importa seguir, puedes seguir dandoselo hasta que ella quiera. Y si un día ya no quiere, ni al otro, ni al otro, pues nada.
    Yo no se lo quitaría, esperaría a que ella lo dejara. Puede que notes menos, pero mientras ella mama, seguirás teniendo leche, aunque con el embarazo te haya disminuido la cantidad.

    Un beso enorme.
    Como te dije ayer, quizá Ebony, te puede echar una mano con su experiencia.

    ResponderEliminar
  3. Yo esperaría haber que hace Bichito, es ella la que manda no? A lo mejor no sale mucha leche, pero es el simple hecho de sentirse apegada a ti en ese momento y sentirte pegada a ella a esa hora de la noche.
    Espero estes mejor y ella también. Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya te digo que yo he intentado usar el sacaleches en alguna ocasión y no he sacado nada de nada, cuando hace unos meses ( en enero o febrero ) conseguía sacar medio bibe....No creo que sea por falta de leche, porque si aprieto el pecho sale leche...y Alex sigue mamando como si fuera el primer día...así que, imagino que el problema es que la succión del sacaleches ya no resulta eficaz...
    Yo también he pasado por momentos muy muy muy dolorosos... pero insistí...y así llevamos casi 26 meses de lactancia!!!
    Ahora, sigo teniendo dolor dede que ovulo hasta que me viene la regla y muchas veces planteo dejarlo, pero siempre se me pasa el dolor y puedo seguir con la lactancia....
    Si lo estás pasando mal, creo que debe ser decisión tuya si quieres dejar la lactancia o esperar un poco a ver si mejora...

    ResponderEliminar
  5. Sigue dandole!!.Es ella la que manda.No hay nada mas bonito que darle de mamar a tu hijo.Sentirlo cerca,oirle el corazon latir junto al tuyo,esa forma de acariciarte...son momentos unicos e irrepetibles.Yo echo de menos esos momentos con mi hija.

    ResponderEliminar
  6. Simplemente yo, yo también creo que se debe al embarazo. Si yo la dejo elegir mientras pueda aguantar, pero me daría mucha pena que se destetase. No perdona ninguna toma si se la doy, nunca ha dicho que no.
    Hoy me encuentro especialmente regular, tengo muchos pinchazos y me mareo, no me encuentro bien. Esta tarde voy al médico. Gracias por preocuparte.

    Teta, yo intentaré dárselo hasta que ella quiera, si algún día me dice que no o se niega jamás la obligaré, pero por ahora no creo que hayamos llegado a ese punto. Pedírmelo no lo pide, rara vez lo ha hecho, pero si se lo ofrezco nunca dice que no. Imagino que el día que no quiera será muy duro aceptarlo, pero tendré que acerlo.
    Esta mañana a primera hora la envié un correo y ya se puso en contacto conmigo. Muchas gracias.

    Cartafol, sí que es ella la que manda, a mi me encanta tenerla en mi regazo y mirarla mientras mama, es un momento increíble del día que no cambiaría por nada del mundo.
    Hoy no me encuentro demasiado bien, a ver si me recupero un poquito.

    LadyA, yo es que aprieto el pecho y sólo caen un par de gotitas, ni siquiera un pequeño chorrillo. Hay momentos en los que duele mucho, pero yo sigo aguantando, estoy casi segura que le viene genial. Quizá tengas razón y sea que el sacaleches ya no es eficaz. No creo que deje de darla, sólo esperaré que el dolor remita un poco y la cosa mejore.

    Anónimo, eso intento. Desde luego ella decidirá qué es lo que quiere, yo mientras sigo porque es una experiencia maravillosa.

    ResponderEliminar
  7. Yo no puedo ayudarte mucho en este tema, yo sufri muchisimo cuando a los dos meses tuve que dejar la lactancia. Al principio todo nos fue de maravilla y mamaba genial, pero por las noches me vaciaba los dos pechos y se quedaba con muchisimo hambre, asi que refuerzo de bibi, y lo unico que consegui fue que la niña no quisiera teta, y com la costaba mas que el bibi pues dijo adios a la teta, ay lo que llore, yo que tenia tantas expectativas de darla todo el tiempo que pudiera...

    En fin reina, yo creo que cuando tenga otro me informare mucho porque es lo mejor para ellos. Dale pecho cuando te lo pida, yo no lo dejaria¡¡¡

    ResponderEliminar
  8. Te cuento mi experiencia por si te sirve. Amamanté a mi hijo 15 meses. Y no lo hice más porque él decidió que no le apetecía mamar más, con todo el dolor de mi corazón. Si yo usaba el sacaleches, no sacaba ni una gota, pero cuando él mamaba, tenía la boca llenita de leche. Con el carácter de mi hijo, créeme, si no hubiera sacado de allí nada, hubiera mandado la teta a freir monas.
    Pero iba creciendo, comía mucho con ese tiempo y la teta empezó a pasar desapercibida. Yo le seguía durmiendo en brazos, o al lado de él en la cama, así que mamar no era indispensable para tener contacto.
    También tuvimos un ingreso hospitalario complicado que no ayudó en absoluto a mantener una lactancia.
    Todo se unio y él decidió no mamar más. Pero tu si tienes leche, y por eso tu hija chupa, no lo dudes. Otra cosa es que ella lo necesite menos. Déjala que ella decida Suu.

    ResponderEliminar
  9. Llego un poco tarde y ya te han dicho lo que yo pensaba, que debes dejar que sea ella quien decida. Si algún día no quiere, pues no pasa nada, al final será la naturaleza la que decida qué pasará, no le des más vueltas.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo en esto no te puedo ayudar Suu.Alba tomó teta 1 mes, yo no soportaba el dolor y la niña ni siquiera se saciaba...tu eres muy valiente,y si crees q estas haciendo lo mejor sigue asi.

    ResponderEliminar
  11. Suu, te lo he dicho antes. Todo suma:

    - la producción de leche se ha ajustado al número de tomas que ella hace; así que, si mama poco, sale poco, pero sale. Recuerda que mientras haya un bebé que succiona, hay producción.

    - la extracción con sacaleches nunca es tan eficaz como la que hacen nuestros bebés. Sabes que amamanto en tándem a dos niñas, una de 3 años y 10 meses, y otra de 22 meses, y casi nunca he conseguido sacar nada con el sacaleches. Y ellas siguen mamando. Así que recuerda siempre que la cantidad de leche que extraigas o no, no es indicativa de la producción de tus pechos.

    - Entre el 5º y el 7º mes empieza de nuevo la producción del calostro, para el nuevo bebé. El calostro sale tan sólo a gotitas, y su color es mucho más amarillento. Te has fijado en el color de las gotitas que salían?

    - La lactancia debe durar, si es placentera, lo que a las dos os apetezca. Si tú quieres seguir, y ella también, no veo por qué habría que dejarlo. Eso sí: ten muy claro que, cuando nazca el peque, si la mayor aún tetea, hará más tomas que el recién nacido (de veras te lo digo), porque estará encantada con el nuevo caudal de leche! Jajajaj!! Pero eso también tendrá ventajas para el pequeñín. Ya te lo explicaré en privi, que no quiero acapararte el post, que ésta es tu casa!!

    Un beso, y muchos ánimos!

    ResponderEliminar
  12. Espero que os mejoréis todos pronto!!!

    No sabía nada de lo de la saturación de los pekes. Me has dejao bizco!

    ResponderEliminar
  13. Menchuuu, siento mucho que te ocurriera eso, espero que para la próxima vez puedas pedir ayuda a alguien. La daré el pecho hasta que ella diga basta, sólo espero que tarde en hacerlo.

    Belén, debe de ser muy duro cuando te levantas una mañana y tu hijo ya no quiere. Sé que no es indispensable darla el pecho para nuestro roce, pero es que me encanta darla el pecho, mirarla a los ojos, decirle cosillas y que sonría y que como se le escapa la teta corriendo deje de sonreír. De verdad que es maravilloso mirarla y ojala que todavía tarde en abandonarla.

    Mama (contra) corriente, si yo la dejo que ella decida, jamás la obligaré a que lo haga y excepto que yo no pueda aguantar el dolor, siempre la ofreceré su tetita.

    Patry, siento que tuvieras ese problema, quizá con ayuda de alguna matrona hubiérais mejorado. Nosotras, por ahora, seguimos adelante.

    Ebony, me he fijado en el color de la leche y sigue siendo blanquecina, no ha tornado a amarilla, pero cuando nació mi Bichito tampoco tornó, nunca la vi amarillenta. Lo que sí puedo decirte es que no es aguada, sino es muy blanca, es decir, que sí que es diferente. Además parece como más consistente.
    Me encantará que mi Bichito mame más. De verdad que me parece el momento más maravilloso del día y eso que me duele, imagínate cuando ya no me duela y no sólo tenga a una sino también a mi Embri.
    Muchísimas gracias de nuevo, contar con alguien que pueda asesorarme es muy importante para mi.

    Papalobo, estás cosas no las sabes a menos que te ocurran y por desgracia mi Bichito lo ha padecido desde que era un bebé de 6 meses y me alegro que te hayas enterado por mi. La saturación de los peques es como la de los mayores, sólo que a ellos les cuesta un poquito más por la poca maduración de su sistema pulmonar. Hacia los 3 años estos broncoespamos desaparecen.

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando