martes, 28 de diciembre de 2010

26ª Semana de Embarazo

Con un día de retraso y mientras mi Bichito duerme, os cuento qué tal ha ido la semana.

El PUPPE sigue su ascenso por la piernas y ya ha llegado a la parte trasera del muslo, pica, pero no tanto como la otra vez. Cuando me ducho acabo con agua fría en las piernas y no me he echado ninguna de esas cremas con cortisona ni nada, sólo Nivea de la caja blanca y no se ha puesto demasiado peor. Los picores nocturnos son bastante aguantables, pero visto el ascenso decidí acercarme ayer a la doctora de cabecera y pedirle que me mandara al dermatólogo dadas las lista de espera. Ella también me mandó Polaramine (para quien no lo sepa es un antihistamínico que no pienso tomar hasta que no me aguante)

Hace poco han instaurado un nuevo programa informático para las consultas, por lo menos el pediatra y mi doctora de cabecera lo tienen. Ahora te hacen el volante y te preguntan a cuál de los teléfonos que tienen registrados tienen que llamarte y en unos días te llama un administrativo para darte la cita. Así no tienes que pasar por ventanilla y esperar esas dichosas colas que se montan. Del centro de salud a mi casa hay 5 minutos en coche, pues cuando entraba en el garaje me llamaron para darme cita. INCREÍBLE!!!

Aunque mi volante iba sellado como Preferente, me dieron la primera cita que tienen, el 2 de febrero de 2010, que dado mi estado y que he ido con tiempo no me parece mal. Le expliqué al administrativo lo que me ocurría y me dijo que al tener un volante preferente los médicos valoran y si creen necesario me llaman para adelantar la cita. Ya os diré qué es lo que ocurre, pero por ahora hasta el 2 de febrero no tengo cita. Si me encontrara peor iría directamente a la consulta de la dermatóloga que me atendió en el embarazo de mi Bichito.

Peso: 64,5 kilos (desnuda y en ayunas ayer). 200 gramos, no está nada mal, aunque yo me veo como un tonel y como toda clase de guarrerías, dulces, pizzas, hamburguesas, asados... os podéis imaginar, pero es lo que más me apetece, las grasas. Sé que estas Navidades voy a engordar mucho. Resignémonos a lo evidente, voy a engordar mucho y me va a crecer la barriga.

Además me salen llagas en la boca y en la lengua y me dijo la doctora que son normales en el embarazo, me mandó un spray para que no se descarnaran demasiado. Yo pensé que sería por falta de alguna vitamina, pero me dijo que son muy normales. Fijaros que yo pensaba que no podían haber más enfermedades y cosillas en el embarazo dado el que había pasado con mi Bichito, pero, sin embargo, con mi Embri está siendo todo totalmente distinto y con cosas nuevas, excepto por el PUPPE que ha aparecido pero con mucha menos virulencia que en el embarazo anterior.

Para la hemorroide me mandó la doctora una pomada y yo no noto demasiada mejoría, pero lo que sí noto es que no se me ha puesto peor, así que vamos muy bien. Mi Embri sigue boca abajo desde la semana 12 que yo sepa y encajado, por lo que tengo todos los genitales inflamados. Debe de estar muy a gusto, lo único que me da es que va a tener la cabeza deformada de llevar tanto tiempo ahí encajado, ¿qué pensáis vosotros?

Con el pecho me está pasando algo rarísimo y es que me hace como cosquillas y me pone muy nerviosa. Además chupa y chupa y chupa y yo tengo la sensación de que no sale nada, pero mi Bichito se pasa ahí los minutos sin parar de mamar. El calostro debe de estar muy rico. Me da la sensación de que cuando suba la leche se va a poner las botas y los ojillos se la van a salir de las órbitas. Qué ganas tengo de que llegue ese momento. El dolor ha desaparecido por completo, sólo esa sensación que a veces me pone los pelillos de punta y que tengo que apartarla porque me pongo un poco nerviosa.

La ciática bien. Mi matrona siempre pensó que era pseudo-ciática, que es lo que suele darnos a las embarazadas, pero el otro día dudó y se lo comenté a la doctora ayer. Me estuvo mirando y me dijo que ciática no era, así que genial, seguiremos con lo que me hace la matrona que alivia un montón, de hecho la izquierda ya no me duele.

Mañana voy a mi ginecóloga a por el resultado de la curva corta. Como no me han llamado espero que no tengan que hacerme la larga.

Y las Navidades bien, comiendo y cenando muchísimo. Ya os contaré qué tal lo hemos pasado y lo bien que se ha portado mi Bichito, porque tengo el salón infantil lleno de juguetes.

22 comentarios:

  1. Que bien te encuentras!! además no te quejas de nada, si te leyera mi marido me diría: ves como no es para tanto!!

    Yo también me estoy poniendo como un tonel, intento no comer marranerías pero es que no hay forma!! lo único es que yo he decidido esconder la báscula porque creo que tiene algún tipo de complot contra mñi, no puede ser que los números suban tan rápido.

    Besitossssssss

    ResponderEliminar
  2. Madre mia como pasa el tiempo¡¡¡dentro de nada la semana 30¡¡
    Me alegro de que todo vaya mas o menos bien.
    Ya nos contaras esas navidades.

    ResponderEliminar
  3. Estupendo! Salvo por la PUPE te veo fantástica... ¿Vamos a por la 27? ;P

    ResponderEliminar
  4. Hola Suu, te leo mucho pero no he escrito nunca, enhorabuena por tu familia, y por el embarazo. Queria darte un consejito para la hemorroide que a mi me funciono muy bien en mi segundo parto. Aunque parezca una locura moja una gasa con oraldine (el colutorio, si) y pontela sobre la hemorroide, escuece un poco, aguanta la gasa todo lo que puedas, y despues la quitas.
    A mi me lo puso la matrona en el mismo paritorio, yo pensaba que era una locura, pero funciona...
    Feliz 2011

    ResponderEliminar
  5. Vaya embarazo debes estar pasando entre el puppe, la ciática y las hemorroides pero oyes ya va quedando menos para tener a tu peque.

    ResponderEliminar
  6. Estás hecha una champion, Suu... ya aguantas todo lo que se te viene encima con una entereza y una valentía digna de admirar, de verdad.

    Espero que pases las fiestas sin ninguna molestia más (que ya son suficientes) que a mí me han puesto la ortodoncia de los dientes de abajo y también estoy de aftas hasta las narices.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  7. Simplemente yo, pues mejor de lo que esperaba, la verdad. Quizá sea porque aunque las cosas molestan no puedes quejarte ni tumbarte en demasía dado que tengo un Bichito correteando a mi alrededor. Lo de la báscula es algo que sí quería hacer. El otro día comparé los pesos de mi Bichito con este y aunque empecé en este segundo embarazo con 1 kilo más, voy con 1 kilo de menos en la misma semana. Salvo que en aquel entonces ya había pasado la Navidad y ahora todavía no. Y haremos balance en 4 semanas...

    Mamá (contra) corriente, pues yo creo que sí.

    MamaDeJulio, fíjate que ayer mismo no sabía en qué semana estaba y tuve que mirar el blog para ver cuál me tocaba!!! Menudo descontrol, pasan las semanas voladas!!!

    Leia, pues aún con el PUPPE estoy contenta, la verdad es que comparando cómo lo pasé con mi Bichito, esto es sólo el aperitivo. Dado que no me dieron corticoies hasta la semana 30, cuando ya no podía más y ahora aguantaría perfectamente hasta el final del embarazo, estoy encantada. Hasta eso está saliendo bien, porque es que me tiemblan hasta las rodillas sólo de pensar que pudiera terminar como la otra vez. Besitos de barriga a barriga.

    Hola Marisa, bienvenida y muchísimas gracias por leerme. La verdad que ahora la hemorroide está mejor, pero me apunto el remedio por si me da la lata. Gracias!!! Feliz 2011!!!

    Mis chicos y yo, pues la verdad es que no creo que esté pasando mal embarazo, simplemente tengo achaques más o menos normales. Quizá sea que lo comparo con el anterior y claro, esto es un caminito de rosas!!!

    Crisis, muchas gracias, siempre consigues sacarme una sonrisa!!! No me digas que te han puesto la ortodoncia ahora, pero chica si no vas a poder casi ni comer!!! Pobrecita, espero que no te estén saliendo muchas llagas. Ánimo y muchos besitos!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola, Suu, me alegro de que, dentro de lo que cabe estés bien. En cuanto a lo que te pasa cuando le das el pecho a tu Bichito, creo que podría ser la agitación del amamantamiento. Te dejo un link que espero que te ayude http://www.llli.org/Lang/Espanol/LVAugSep03c.html Perdona, aunque te leo casi todos los días, no tengo mucho tiempo para escribir. Un abrazo y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  9. Vaya con los picores!!!! espero que pronto pasen y no necesites mucho tratamiento.

    ResponderEliminar
  10. Atenea, muchísimas gracias por la información. Pensé que era una mala madre o que era rarísima. De verdad que me sentía a veces fatal e intentaba pensar en otras cosas y no prestarla atención. Es cierto que a veces se me hace un mundo el tiempo que está mamando. Me alegra saber que es algo físico, que no me ocurre a mi sola y que dentro de poco espero que se pase. Por suerte por ahora vamos aguantando y veré si puedo controlar esos instintos. Un millón de gracias, no sabes el peso que me has quitado de encima, con lo mal que me sentía alguna noche!!!

    Belén, ay los picores!!! Ojala se quiten, aunque más o menos los voy aguantando.

    ResponderEliminar
  11. bueno las tipicas cosas,que ya te queda poquito jeje,de peso estas genial,te dejo mi msn que e privatizado unos dias
    marta2985@hotmail.com

    ResponderEliminar
  12. Espero que se te pase pronto el PUPPE, debe ser lo más molesto. Ánimo y a por la 27!

    ResponderEliminar
  13. Me alegro que vaya yendo todo mas o menos bien, yo estoy fatal...haber si me voy recuperando, besos

    ResponderEliminar
  14. Hija, te pasa de todo en los embarazos, menos mal que lo llevas con filosofía. Yo no creo que se le vaya a deformar la cabecita por estar encajado, se supone que se les deforma cuando pasan por el canal del parto, no?

    ResponderEliminar
  15. La lotería no te habrá tocado, pero de síntomas de embarazo parece que te han tocado todos! ;P

    Me lo llevo a Bebés y más, que me ha gustado.

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. M@rt@, yo creo que sí que son los típicos achaques que se irán pasando para aparecer otros, jajajajaja.

    Cartafol, pues sí, menos mal que no me encuentro del todo mal.

    Laky, yo creo que son los típicos achaques, lo que pasa que yo los enumero y parecen muchos. Mi Bichito nació con un lado de la cabeza más aplastado por la postura en la barriguita. Dentro de tres meses lo descubriremos.

    Armandilio, yo creo que son los típicos achaques, lo que pasa que yo los enumero y parecen muchos. Llévatelo, no hay problema. Feliz Año!!!

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando