sábado, 31 de diciembre de 2011

Echando la vista atrás...

Cuando llega el final del año, echas la vista atrás para valorar lo que este año ha sido para ti.

Si echo la vista atrás lo único que tengo en mi cabeza son las sonrisas de mis hijos, las carcajadas, los ratos jugando, los momentos que hemos pasado los cuatro juntos. Me acuerdo del día que nació mi Pequeñín, del momento que llegué a casa y vi a mi hija, gigante para mí en ese momento, cuando se agarró al pecho y sus ojos se hicieron grandes cuando del pecho empezó a salir abundante leche. Recuerdo cuando compartimos cama los cuatro, cuando mi hija empezó a interactuar con su hermano... tengo tantos recuerdos maravillosos de este año, que llenan de amor mi vida. No quiero olvidar estos recuerdos y quiero tener muchos más.

En este año me he convertido en una persona distinta, en una madre más segura, más sensata, más tranquila, más serena. En esta segunda maternidad he experimentado sentimientos increíbles, que me han hecho madurar y sentirme bien conmigo misma.

Termino el año más enamorada de mi marido que nunca, es una persona excelente, que me completa totalmente y, por encima de todo, es el mejor padre del mundo. Este año él también ha cambiado, como hombre y como padre. Ha dejado atrás miedos y se ha adecuado a las nuevas situaciones que nuestros maravillosos hijos nos han hecho pasar. Es la persona idónea para construir juntos esta familia que cada día es más fuerte y es más grande.

Hoy, que echo la vista atrás, sólo puedo estar agradecida por esta felicidad que me embriaga, por estos momentos que la vida me hace disfrutar. No quiero perderme ni un segundo de la vida de mis hijos, poder disfrutar de ellos y con ellos.

Me emociono al mirarles mientras juegan y ver lo felices que son. Tenerles es el mejor regalo que la vida puede darme y voy a disfrutar cada momento junto a ellos.

Para el 2012 sólo puedo pedir que sea tan magnífico como este 2011 que hoy acaba. Tengo una familia maravillosa y, por suerte, la salud no nos falla. Aunque mi Pequeñín ha pasado momentos duros con esa flema, ya está mucho mejor y está dentro de lo normal dada la época del año.

Sólo me queda desearos felicidad a vosotros para este 2012 y que en este año se haga realidad alguno de vuestros sueños. Esta noche mi Bichito comerá las uvas con nosotros y brindará junto a sus papás. Cuando termine el 2011 y empiece el 2012 tendremos otro año por delante para cumplir sueños y dejarnos llevar por la felicidad que nuestros hijos nos dan cada día.

Jamás he sido tan feliz y eso, como mucha gente me dice, se me nota.

Aprovecho para daros las gracias por seguirme cada día, por leer mis historias, nuestro día a día. Sin vosotros este blog no sería lo mismo. Espero que sigáis pasándoos por aquí esta nuevo año y ojalá se unan muchos más, es un placer escribir sabiendo que estáis al otro lado.

Gracias a este blog he hecho una grandes amigas 2.0, con las que comparto muchas experiencias y con las que hablo a diario. He tenido la suerte de descubrir lo hermosas personas que son y a alguna conocerla personalmente. Espero que este nuevo año podamos de nuevo vernos y disfrutar de otro fin de semana tan estupendo como el que pasamos. Y ojalá que podamos ser muchas más.

Y ahora sólo me queda desearos una feliz salida y entrada de año y que este nuevo año os depare momentos tan hermosos como a mí me ha regalado el 2011 que hoy acaba.


Un millar de besos y que podáis celebrarlo en familia. Nos vemos el año que viene,
Suu

viernes, 30 de diciembre de 2011

Últimas compras, últimas comidas

A punto está de acabar el año y esta semana se caracteriza por hacer las últimas compras. Yo ya he comprado el cordero para hacerlo en Fin de Año, unas velitas para la mesa y algunas cositas más.

Hoy vamos a ir a comer con unos compañeros de mi Facultad, como cada año, aprovechamos esta comida para volvernos a ver, dado que a lo largo del año cada vez nos es más difícil coincidir.

Por la tarde iré a comprar alguna cosilla que me falta, ultimando detalles. Y mañana lo dedicaremos a arreglar la casa, decorar la mesa y tener todo a punto para despedir el año.

Este año celebramos, por diversas circunstancias, pasaremos Fin de Año y Año Nuevo en casa. En Fin de Año sí que lo pasaremos con la familia, pero el Año Nuevo hemos decidido quedarnos en casa y pasarlo comiendo sobras y disfrutando junto los cuatro. Estoy segura que lo vamos a pasar genial y vamos a divertirnos mucho los cuatro.

Además, tengo muchísimas ganas de comerme las uvas con mi hija, de tenerla en mi regazo cuando el año termine y empiece el siguiente. Pero antes de eso, tengo que acabar con los preparativos de la cena de Fin de Año y ultimar algunos detalles que nos faltan.

Así que estos días están siendo intensos, haciendo las últimas compras y limpiando la casa para que todo esté medianamente recogido. Y vosotros, ¿estáis igual? ¿Preparando los últimos detalles para la cena de Nochevieja?

jueves, 29 de diciembre de 2011

1 habitación = 1 cama + 1 cuna

Desde la noche del domingo mi Pequeñín duerme en la cuna, que antes fue de su hermana, en la habitación de ambos. Las noches han sido dispares, una regular, una muy buena, otra mala y la de hoy, buena. Lo único es que cuando se despierta cerca de las 7 ya no hay quien le acueste y aquí estamos su papá y yo viendo cómo juega.

Una de las cosas que me daba más miedo era que se despertaran entre ellos. Pero mi hija es la dulzura personificada, porque cuando se va a acostar y su hermano está durmiendo, hace el símbolo de silencio, un "shhh" y habla muy bajito. Si tú hablas vuelve a hacerte el gesto y con un susurro te dice: "Pequeñín está durmiendo". Así que ella no despierta a su hermano e intenta no hacer ruido. La única vez que no le ha dejado dormir fue ayer, que yo intenté acostarle porque no se había echado la siesta y ella se despertaba en ese momento. Por supuesto, vino a ver a su hermano y como es tal la adoración de mi Pequeñín por su Bichito, la sonrisa y las carcajadas inundaron la habitación. Si es que la ve y se le iluminan los ojos.

Pero lo que yo creía que ocurriría y no ha ocurrido es que mi Pequeñín despierte a mi Bichito. Él se despierta y lloriquea, hace ruido, porque hasta su padre se despierta. Le doy el pecho en la habitación y el tío hace sonido de gusto, ese ronroneo de placer. Pues ella ni se inmuta, sigue durmiendo plácidamente, mientras yo me tenso pensando en que se despierta y tengo que lidiar con los dos a la vez. Después de 4 noches, no ha ocurrido todavía ninguna.

El balance es bueno, aunque mamá está agotada. No es lo mismo dar el pecho sin moverse un ápice de la cama, tumbada, con tu almohada en la cabeza, que si mi Pequeñín tarda más me puedo dormir, si tarda menos, le dejaba echado y me dormía en seguida. Sin embargo, en la mecedora, él tarda más, a mí me da la luz en la cara y me desvelo, por lo que cada vez que me llama luego me cuesta mucho dormirme.

Si la cosa sigue así, mi Pequeñín y mi Bichito se quedarán juntos en la habitación y en medio su mamá mirando sus dulces caritas mientras duermen. Eso sí, cuando vuelvo a mi habitación, me parece tan grande...

Para que quede constancia y no se me olvide, mi Pequeñín, con 9 meses y un día se ha empezado a poner de pie. Va reptando a cualquier sitio y en cuanto encuentra algo donde apoyarse, se pone de pie y eso que no lleva zapatos, lo hace con el pijama, que escurre un montón. Qué bonito es verles crecer.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Ganador cheque regalo Chiribambola

Más tempranero que el gordo de Navidad ha sido el sorteo de Chiribambola!!!

La noche anterior mi Pequeñín se despertó dos veces, la primera para comer a eso de las 4:00 y luego a las 7:00 para ya quedarse conmigo. Esta noche se ha despertado 4 veces!!! La última a las 6:00 y pensaréis que está aquí conmigo, pues no. Se ha quedado dormido mientras sus padres se han desvelado y aquí estamos, desayunando y cada uno con su ordenador.

A mí me da que tanto flash ayer le ha debido trastocar, porque a lo largo del día sólo se echó dos siestas de 20 minutos. Pero queréis que os diga una cosa, mereció la pena, me he traído a casa un CD con 105 fotos preciosas. Fotos lindísimas, de esas con las que te gustaría empapelar toda la casa.

Bueno, que me lío y se me olvida anunciar el ganador. El ganador del cheque regalo por valor de 50€ es para....
Resultados del sorteo:
  • Cheque de 50€ para Chiribambola: 31 Peke

Podéis ver el sorteo completo aquí.

Y ahora a disfrutar del día y que os hagan muchas bromitas, jijijijijiji!!!

martes, 27 de diciembre de 2011

Listado sorteo de Chiribambola

Aquí os dejo la lista de participantes del sorteo de Chiribambola. Si veis algún error, por favor, poneros en contacto conmigo:

  1. Susana Medina
  2. Lidia
  3. Sam
  4. LadyA
  5. María
  6. Potxi - Vanessa
  7. Mamá de una bruja
  8. Eloísa
  9. Kelika
  10. La Teta Reina
  11. Y por fin mamá... - Carmen
  12. Elisabet
  13. Mis chicos y yo
  14. Lole - laloleblog
  15. Sandraloves - Sandra
  16. Los mundos de matilde
  17. Anita kpy
  18. Palacios iciar
  19. Princesa Fol - Cartafol
  20. Estanjana
  21. Isabel Pérez
  22. Maite
  23. Asci
  24. María José
  25. María Ortega
  26. Carlos
  27. Mar de Color
  28. Nuria
  29. Susana
  30. Mamá Encantada
  31. Peke
  32. Maps56
  33. Espoana
  34. Yaiza
  35. @Mousikh
  36. Davidu21Laura
Muchísima suerte a todos. Mañana, en cuanto tenga un rato, publicaré el ganador del sorteo.

Ahora voy a ducharme corriendo que tenemos que prepararnos para la sesión de fotos!!! Qué nervios!!! Llevo dos cambios para los niños y uno para mí, jajajajaja, pero qué coqueta soy!!!

Os deseo a todos un buen día. Hasta mañana!!!

lunes, 26 de diciembre de 2011

Primera noche sin mi Pequeñín

Ayer fue, al final, la noche elegida para que mi Pequeñín pasara de dormir con sus papás a dormir con su hermana, pero él en la cuna y ella en la cama. Fue, por casualidad, que la fecha coincidiera con el mismo día que cumplía 9 meses.

No costó que se durmiera, principalmente porque se duerme tomando tetilla, le eché y se quedó en su cuna tranquilamente. A eso de la 1:30 de la mañana le escuché, lloriqueaba y me buscaba. Fui a por él y le di el pecho en la mecedora que habíamos pasado a su habitación. Mientras, pensaba en lo solo que se ha debido sentir cuando se ha dado cuenta que estaba encerrado y que mamá no estaba a su lado. Por suerte, yo he ido en seguida, así que tampoco había que martirizarse.

Si cuando dormimos juntitos las tomas han sido rápidas y se ha vuelto a dormir en seguida, ésta se me ha hecho eterna. Se me caían los ojos. Ha durado más de media hora. Al final se ha dormido, pero en cuanto le he movido, ha buscado de nuevo la teta. El chupete me lo había dejado en la cuna, así que hasta que he encontrado otro, ha lloriqueado un poquito, pero cuando se lo he puesto ha apoyado rápidamente su cabeza en mi hombro y ha cerrado sus ojitos. Sin embargo, en cuanto le he puesto sobre la cuna, ha abierto los ojos de par en par. Le he mecido, dándole palmaditas en el culo, hasta que se ha vuelto a dormir. Me he ido sigilosa, intentando no despertar a ninguno de mis dos angelitos.

Eran las 2:30, me he ido a la cama rauda y veloz y no llegaba a las 3 horas cuando mi marido me ha dicho que mi Pequeñín estaba despierto. Misma operación, le he dado el pecho durante 30 minutos o más, porque dejaba descansar los párpados y en una de esas casi me quedo frita, le he pedido a mi marido un chupete para que no me pasara lo de la otra vez y cuando se había dormido, le he puesto el chupe. En cuanto le he movido para apoyarle en mi pecho a dicho que nanai. Le he echado en su cuna y nada, lo de mecerle esta vez no valía, así que he avisado a mi marido y él se ha quedado durmiéndole.

Yo me he debido quedar dormida, porque cuando me he despertado, escuchaba a mi Bichito. Me he levantado y la pobre se había meado. Las veces que se ha meado en la cama se pueden contar con los dedos de una mano, pero también el cambio puede que le afecte a ella. Esperemos que haya sido una noche esporádica y no le ocurra más a menudo. La he tapado, la he dado un beso y mi marido se ha llevado a mi Pequeñín al salón a intentar dormirle. Ya no sé si le ha dormido o qué, sólo sé que cuando ha venido mi marido a la cama eran 7:30 y yo escuchaba a mi Pequeñín, le he dicho que me lo trajera, era la hora que él suele levantarse así que no había muchas expectativas de que se volviera a dormir.

Efectivamente ha comido tetita y nos hemos levantado los dos. Tanto mi Bichito como su padre se han quedado dormidos y descansando. Para ser la primera noche, no ha sido tan mala. Mi Pequeñín se ha despertado 3 veces y esto junto a mí lo hace casi siempre. De hecho, cuando se ha despertado a las 5:30, rara vez es la que se queda durmiendo, por lo que no ha sido nada diferente. Bueno sí, que no estaba durmiendo a mi lado.

Ojalá esta noche sea bastante mejor y podamos todos descansar porque tenemos que estar muy guapos que mañana nos vamos a ir a hacer unas fotos de estudio los cuatro. Ya os contaré mañana qué tal nos ha ido y cómo han quedado las fotos.

Recordaros que hoy es el último día para apuntarse al sorteo de Chiribambola, podéis hacerlo aquí.

Contaros que Papá Noel ha dejado muchas cosas para mi Bichito y mi Pequeñín, muchísimas y que esta semana tendremos que hacer un poco de limpia de los juguetes del año pasado. Han disfrutado muchísimo. Como anécdota, cuando mi Bichito se despertó ayer por la mañana, me dijo: "Oh, me he dormido!!!" Qué graciosa es, con lo chiquitina que es. Pero lo hemos pasado muy bien y estamos deseando que llegue la noche de Reyes, en la que mi Bichito se ha pedido una bici y otra para mi. ¿Nos traerán lo que hemos pedido? Qué nervios!!!

Y vosotros, ¿qué tal lo habéis pasado estos días? ¿Qué tal os fue cuando pasasteis a vuestro bebé a la cuna?

domingo, 25 de diciembre de 2011

We Wishlist A Merry Xmas

Esta es la segunda vez que participo en este concurso y, como el año pasado, si tuviera la suerte de que me tocara sería mi regalo de Reyes para mi marido.

Podéis leer las bases del sorteo AQUÍ y os pongo a continuación lista "Whishlist" de Fnac de este año, espero que haya suerte!!!

TOTAL                                                                                                       2001,80€

Ojalá este año haya suerte y pueda hacerle este estupendo de regalo a mi marido. Suerte a todos!!!

viernes, 23 de diciembre de 2011

Feliz Navidad

Ya están aquí, ya ha llegado!!! El pistoletazo de salida lo dio ayer la lotería, que, en nuestro caso, no hemos dejado de ser menos pobres, sino un poco menos ricos.


La Navidad ya no se acerca, sino que ya está aquí. Hoy es la fiesta de Navidad de mis hijos y su padre les ha puesto esta mañana su disfraz de Papá y Mamá Noel. Guapísimos los dos, os lo aseguro, pasarán el día disfrutando y despidiendo a sus compañeros y a sus profes hasta el año que viene.


Mañana iremos a la Fiesta de Navidad que organiza el trabajo de papá, con animadores, un Papá Noel dándoles los regalos, chuches y música, donde nos lo pasaremos genial. Después a comer por ahí y a echarnos una enorme siesta para disfrutar juntos la Nochebuena. La Navidad la pasaremos en casa de mi mamá, que ha comprado una manta para que mi Pequeñín pueda estar en el suelo sin coger frío. Mi sobrino y mi hija disfrutarán juntos viendo los regalos que Papá Noel habrá dejado en el árbol. Le encantará, estoy segura y va a disfrutar muchísimo, porque aunque no es momento de explicarle muchas cosas, este año ha sido consciente de la fiesta y las celebraciones, de los Reyes y de Papá Noel.


Mañana nos iremos dejando un vaso de leche y unas galletas para Papá Noel y un barreño con agua para los renos en la terraza, por si cuando volvamos de cenar llega dormida. Estoy deseando ver su cara por la mañana cuando encuentre los regalos que Papá Noel les habrá dejado. Pocas cosas son tan maravillosas como ver crecer felices a tus hijos.


Sólo me queda desearos unas Felices Fiestas a todos y que podáis disfrutarlas en compañía de vuestros seres queridos. Hoy me siento especialmente afortunada por poder tener a mi familia a mi lado, a mis hijos conmigo y disfrutarla los cuatro juntos. Eso es lo más maravilloso y fantástico y ojalá que vosotros seáis tan afortunados como nosotros. Gracias mi familia, sois lo que más quiero en el mundo!!!


Ahh y no os olvidéis de apuntaros al sorteo de Chiribambola, que tenéis hasta el 26 de diciembre a las 23:59. Podéis hacerlo aquí.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

Cabreada con mi Pediatra

Como todos sabéis los miércoles que puedo asisto a un grupo de mamis en mi centro de salud. Este grupo cada vez es más extenso, porque a medida que las mamás del centro de salud van dando a luz, nuestra matrona las habla de este taller y muchas son las que se unen. Es genial, somos un grupo muy heterogéneo y nos ayudamos unas a otras, lo que es importantísimo para nuestro desarrollo como personas, como mujeres y como madres.

Esta tarde hemos organizado la fiesta de Navidad en la que asistiremos con nuestros hijos. Yo he vuelto a hacer un roscón de reyes para que tomemos todas un trocito, nada más navideño que esto. Además vamos a tener dos juegos:
  • Quién es quién: hemos mandado una foto de cuando éramos pequeñas al marido de una compañera y tenemos que adivinar quién es cada una. Estoy segura que nos divertiremos mucho!!!
  • Amigo invisible: cada una de nosotras va a llevar un regalo y sacaremos un papel para ver a quién tenemos que regalárselo. Estoy deseando ver a quien le voy a dar mi regalo y lo que me van a regalar a mi!!!

Alguna mami no va a poder venir y quiere participar, por lo que el otro día quedé con una compañera para que me diera su regalo, yo lo llevaría y le traería el suyo. Me contó que estaba empezando a dar cereales a su bebé de 4 meses y medio por consejo de nuestra pediatra. En seguida pensé que estaría con lactancia artificial, pero me dijo que no, que ella sólo le daba el pecho. ¿Cómo? ¿No puedes o no quieres darle el pecho por algún motivo? Y me dijo que no, que ella sí quería, pero que la pediatra, la misma que la de mis hijos, la que me soltó con apenas 16 meses de mi hija que ya no necesitaba mi leche, la que me dijo cuando nació mi hijo que la leche que yo tenía no estaba hecha para mi hija, esa, la había dicho que dado que estaba con lactancia materna exclusiva, tenía que introducir cereales a su hijo a los 4 meses y medio y fruta a partir de los 5 meses. TOMA YA!!! Me paso por el forro las recomendaciones de la Organización Mundial de La Salud (OMS), pero no sólo esas, si no también las de la Asociación Española de Pediatría (AEPED) a la que supuestamente, y dejarme que lo dude, pertenece.

Ayer tuve que ir yo a que me recetara unas cosas para mi Pequeñín y salí con un cabreo que no veas y es que esta mujer, cada vez que abre la boca sobre temas de alimentación, sube el pan. Me dijo que mi hijo, al que denominó lactante (sí, sí, lactante, porque su principal fuente de alimento es la leche y si puede ser la de su mamá, que está confeccionada espedíficamente para él, maravilloso), tiene primero que tomar sus purés de verduras, sus purés de frutas, sus cereales y después, de postre, si tiene hambre y quiere y no está lleno, tetita de mamá. Yo creo que me puse de color verde, porque discutí con ella. Al final, lo único que conseguí es llevarme un cabreo monumental y crear más mal rollo con ella sobre este tema.

Lo único que me queda es intentar difundir este mensaje por todos los medios posibles y como este es mi blog, pues hale, aquí os lo dejo bien clarito. Para los que tengáis la mala suerte de tener un pediatra que tira por tierra las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y las de la Asociación Española de Pediatría con respecto a la alimentación complementaria:

Se recomienda lactancia materna en exclusiva hasta los 6 meses de vida del bebé, alimentación complementaria hasta el año, dando primero pecho y después alimentos, introducidos poco a poco (podéis leer más aquí) y continuar con la lactancia materna hasta los dos años de vida. A partir de este momento, hasta que la madre y el bebé quieran.

Es una verdadera lástima que mi mayor enemigo sea la pediatra de mis hijos…

martes, 20 de diciembre de 2011

Biberón Calma de Medela

Hoy quiero hablaros del biberón Calma de Medela. No sé si lo conocéis, yo lo he conocido hace poco y creedme si os digo que estoy encantada con él. Bueno, yo sola no, sino mi Pequeñín. Primero voy a explicaros un poco en qué consiste Calma y luego os cuento nustra experiencia.

Para crear esta tetina, Medela estudió el comportamiento de los bebés al mamar y estas investigaciones demostraron que subiendo y bajando la lengua, el bebé regula el vacío y con ello, no sólo el flujo sino también la cantidad de leche. Con esta tetina, el bebé mantiene su técnica de mamar aprendida intuitivamente en el pecho de la madre. Os adjunto el vídeo para que podáis ver el funcionamiento de Calma.


Las tetinas convencionales no fomentan el comportamiento natural de los bebés: la leche fluye por sí sola, el bebé ya no puede regular el flujo de leche, debiendo modificar su comportamiento de succión, llega a ser "perezoso" y no vuelve con ganas al pecho de la madre, ya que debe trabajar más para conseguir leche. La tetina Calma fue concebida especialmente para el proceso de lactancia.

La tetina es totalmente distinta a cualquier tetina normal como podéis apreciar en la imagen:
1.- Flujo de leche: es regulado por el vacío producido por el bebé y el sistema de control del flujo de leche.
2.- Estabilizador: ayuda para que el bebé coja la tetina de forma adecuada, impidiendo el colapso de la tetina.
3.- Sistema de regulación de aire: el biberón es aireado, independientemente de la fuerza con que se haya cerrado.
4.- Tapa universal: cierra y conserva la higiene durante el transporte.
5.- Caperuza protectora: protege Calma.

La lactancia materna es siempre lo mejor para el bebé, aunque algunas veces no es posible dar el pecho de forma natural. Calma es una alternativa a la lactancia para las madres que desean alimentar a sus bebés con su leche materna.

  • Permite a los bebés mantener su comportamiento de alimentación natural apendido en el pecho.
  • Los bebés pueden tragar, respirar y hacer pausas con regularidad.
  • Ayuda a una transición fácil del pecho a la tetina y de nuevo al pecho.
  • Un tamaño es suficiente para el periodo completo de lactancia, como en la naturaleza.
  • La solución integral de alimentación para su bebé (se recomienda utilizar la tetina cuando esté establecida la lactancia).

Además, el pasado septiembre, Calma ha ganado el Premio a la Innovación en la Kind & Jugend, la feria líder mundial de equipamiento infantil y juvenil.

Si queréis más información podéis hacerlo aquí y aquí.

Una de las cosas que más me angustiaba de mi vuelta al trabaja era que mi Pequeñín se destetase porque prefiriera las tetinas convencionales dado que no tenía que trabajar y que en todo momento salía flujo de leche. Hablé con sus cuidadoras y acordamos que las papillas se daban con cuchara y la leche materna en el biberón. Sin embargo, y dado el problema de mi hijo con la leche de fórmula, esta premisa hubo que cambiarla. La leche hidrolizada está bastante mala, por lo que hay que introducir un par de cacitos de cereales para "engañar" su sabor. Por desgracia, yo no consigo sacarme suficiente leche para satisfacer las necesidades de mi Pequeñín. Como sabéis Eloísa me ayuda en esta tarea, pero, aún así, por la mañana tenían que darle una papilla y a veces un poquito de biberón.

Después de este problema, apareció uno con las tetinas. Empezó a rechazarlas y yo lo achaqué a algún tipo de alergia, por suerte me equivoqué y Medela me animó a probar la tetina Calma. Así que llevé a su escuela infantil una botella-biberón de Medela con 270 ml de leche materna y la tetina Calma. Cuando volvía a buscarles y pregunté a sus cuidadoras, estaban encantadas. Al principio se extrañaron al ver la tetina, pero a mi hijo le encantó. Se tomaba su bibe tranquilo, mamando como lo hace en el pecho de mamá, regulando el flujo de leche y pudiendo descansar cuando quería. Le gustó mucho y desde entonces su leche materna la toma con su tetina calma. Pensábamos que le resultaría extraño una tetina diferente y, sin embargo, fue perfecta, porque en ella sólo tiene que mamar como lo hace con mamá, de manera intuitiva. Ya no quiere las otras tetinas y por la mañana se toma toda su papilla.

Yo lo recomiendo a todas las mamás que se extraen leche materna y se la dan a sus hijos. Ojalá hubiera conocido Calma cuando me incorporé a trabajar, porque habría tenido una preocupación menos. Tanto mi hijo, sus cuidadoras, como nosotros, estamos encantados con Calma, mi hijo no engulle sino que es él el que decide la cantidad a tomar para saciar su hambre. Y os puedo asegurar que es mucha, porque se toma sus 270ml de leche de mamá y después un cacito de puré de verduras.

Y vosotros, ¿conocéis Calma?

lunes, 19 de diciembre de 2011

De Fiesta en Fiesta


Ayer hicimos la fiesta de la comunidad y, como siempre, lo pasamos genial. La animación fue espectacular, pintacaras, globoflexia, malabares y todo esto regado con algo de picoteo que compré el día anterior.

Lo pasamos muy bien y, lo más importante, los niños disfrutaron muchísimo. Me encantan estas fiestas, ver a los peques ilusionados, cada uno con su cuenco de gusanitos (que no sé qué narices tienen, que a todos les chiflan), alucinados mirando el espectáculo. Verles me hace recordar cuando mis padres formaban parte de la comisión de fiestas del camping. ¿Nunca os he contado que mi familia iba todos los fines de semana y vacaciones a un camping? Algún día lo haré, pero es como un pueblo, pero en vez de casa, una caravana grande, llamada móvil. Pues mis padres siempre estaban metidos en esos berenjenales y mi hermano y yo disfrutábamos mucho gracias a ellos. A mí no me importa organizar estas cosas, disfruto viendo a mis hijos, y a los hijos de los demás, riendo, jugando, divirtiéndose y con esas caras repletas de ilusión.

Pero no sería posible sin mi marido, al que, sin él querer, le meto en todo esto. Aunque, dejarme que os diga, es súper detallista. Todo lo que a mí me falta, lo complementa él. Y os pongo un ejemplo, después de tener la animación contratada y la comida comprada, ayer por la tarde, estaba echándose la siesta cuando, de repente, se levanta y me dice: "la calefacción". Se viste raudo y veloz y baja al local con dos radiadores de casa para intentar que los niños no tengan frío. Además, después de disfrazar a los dos, cuando baja con mi Bichito a la fiesta viene con suelo de goma Eva para que los niños cuando se sienten no lo hagan en el suelo y cojan frío. Y como esto, muchas otras cosas. Gracias a su ayuda, las fiestas salen perfectas. Así que hoy sólo puedo decirle: “Gracias mi amor”.

Mi Bichito y mi Pequeñín fueron disfrazados de Mamá Noel y Papá Noel respectivamente y estaban guapísimos, los más preciosos del mundo (amor de madre, por supuesto). Menos mal que no se lo mancharon porque el miércoles tenemos la fiesta de Navidad del taller de Mamis del centro de Salud, el viernes la de la guarde y el sábado la del trabajo de Papá. Van a utilizar más este disfraz que mucha de la ropa que tienen en el armario. Espero usarlo también el día de Navidad cuando vayamos a casa de mi madre. Menos mal que tengo secadora, porque estoy segura que se lo manchanrán.

Así que ya veis qué semana tenemos, de fiesta en fiesta, celebrando la Navidad.

Y vosotros, ¿cómo andáis de celebraciones?

sábado, 17 de diciembre de 2011

Hidratación y salud

El pasado mes de noviembre, a finales, tuvo lugar el II Congreso de Hidratación. En él se puso de manifiesto la importancia de la hidratación en la salud.

Para una buena hidratación de nuestro cuerpo es necesaria la ingesta entre dos y dos litros y medio de líquidos diarios. A veces nos obcecamos en ingerir toda esta cantidad en agua, pero tenemos que ser conscientes que podemos tomar otro tipo de bebidas que nos hidratan.

A lo largo del día yo paso por muchas fases. Por ejemplo, en el trabajo, siempre tengo mi botella de agua, que relleno una o dos veces al día, pero también a lo largo del día tomo infusiones, leche, zumos, refrescos, etc.

La verdad es que mantenerse bien hidratado es importantísimo, sobre todo para que nuestro rendimiento no se vea mermado. El consumo de líquidos a lo largo del día es imprescindible para sentirnos bien y que nuestro cuerpo y nuestro cerebro, funcionen correctamente.

Tenemos que tener especial cuidado con niños y ancianos, debemos de ofrecerles líquidos que ayuden a que su hidratación sea la correcta. Y nosotras, debemos de estar más atentas a nuestra hidratación cuando estamos embarazadas y lactando. Recuerdo la sensación de sed cuando nació mi Bichito, me tiraba el día entero bebiendo, tomando diferentes bebidas para calmar la sed.

Cuando hacemos ejercicio físico, sudamos y perdemos líquidos de nuestro cuerpo, si no los ingerimos de nuevo, corremos el riesgo de deshidratarnos. Y en verano, con las altas temperaturas, debemos de preocuparnos para que nuestra hidratación, y la de nuestra familia, sea la correcta.

Aunque no tengamos sed, tenemos que ingerir líquidos para que nuestro nivel de hidratación sea el adecuado. Si no es así, podemos sufrir una deshidratación en mayor o menor medida. Algunos síntomas de la deshidratación son los siguientes: náuseas, falta de fuerza o disminución del rendimiento, fatiga mental y física. Así que debemos estar muy atentos para que estos síntomas no hagan aparición en nuestro cuerpo y estemos correctamente hidratados.

Y tú, ¿cómo consigues estás bien hidratado?

viernes, 16 de diciembre de 2011

Sorteo de la mano de Chiribambola

Para acabar la semana os traigo un sorteo. Quiero presentaros a Áurea y su proyecto Chiribambola. Os dejo con sus palabras:

Desde que comencé a hacer mis propias creaciones como hobby hasta ahora ha pasado mucho tiempo…pero siempre con el mismo espíritu.
Chiribambola ofrece productos únicos, detalles originales, que se traducen en regalos muy especiales, pensados tanto para los más pequeños cómo para los que no lo son tanto.

Prima el amor a los detalles y el buen trabajo hecho a mano. Ya no sólo es cuestión de diseño sino de mimar cada objeto por su singularidad utilizando materiales de calidad cuidadosamente escogidos.

Todo lo que sea necesario para que esos regalos que hacemos con tanto cariño lleven una marca personal, un valor añadido, que haga sentir a sus destinatarios lo especiales y únicos que son para nosotros.

¿Y cómo surgió Chiribambola? A Áurea siempre le han gustado las manualidades desde pequeña. Fue haciendo cosillas cuando sus amigas comenzaron a tener hijos y empezó a regalarlas cosas hechas por ella misma. Tuvieron tanto éxito que tuvo varios pedidos. Así que poco a poco, con mucho trabajo, mimo y mucho apoyo por parte de sus amigas, nació Chiribambola. Su proyecto surgió por sí sólo, con mucha ilusión.

Y hoy viene a presentárnoslo en este sorteo. Tiene muchas cosas y muy diferentes, así que en vez de sortear algo específico ha decidido sortear un cheque regalo por valor de 50€ para que podáis gastarlo en su tienda. Los gastos de envío corren a cargo de ella.

Y para participar, ¿qué tenéis que hacer? Pues muy sencillo:

1.- Tenéis que entrar en su tienda www.chiribambola.com y elegir en qué te gastarías el cheque regalo por valor de 50€.

2.- Dejar un comentario en esta entrada contándonos qué has elegido y por qué.

3.- Dejar en el comentario tu nombre y un mail de contacto. Si no quieres dejarme el mail, puedes mandármelo al siguiente correo construyendounafamilia@gmail.com

El sorteo está abierto desde ahora mismo y hasta el 26 de diciembre a las 23:59. El martes 27 de diciembre publicaré la lista de participantes y el día 28 realizaré el sorteo por la web Sortea2. De esta forma creo que llegará para Reyes.

Espero que os guste tanto como a mí, me encantan las Matrioscas, sobre todo esta azul, es preciosa y me he enamorado de la colcha azul.

Mucha suerte a todos!!!

jueves, 15 de diciembre de 2011

Yupyyyyyyyyyy… y Control Semanal de Peso: Semana 10


Ains, qué beso más gordo voy a dar a mis hijos cuando los vaya a recoger esta tarde a la guarde!!!

Ayer les dividimos, mi marido se llevó a mi Bichito a ver a un amigo y yo a mi Pequeñín al grupo de mamis. El tráfico no les dejó llegar hasta última hora, cuando yo ya daba el pecho a mi Pequeñín en la cama. Como ocurre cada vez que voy al taller, mi Pequeñín no se echa siesta, no me queda tiempo material entre dar de merendar a mi Bichito, dar el pecho y la fruta a mi Pequeñín y guarrear comer yo. Así que sobre las 21:00 se durmió profundamente. Pobrecito mío, se le caían los ojos. Cenamos nosotros y acosté a mi Bichito. Pensé que me iba a dar más problemas para dormirse después de la noche anterior, pero se tomó su tetita y se acostó plácidamente. Nosotros nos acostamos sobre las 23:30.

Totalmente dormida he sentido en los pies a mi Pequeñín y golpes en la mesilla (a los pies de la cuna tengo la mesilla). Debía de andar buscándome, pero se equivocó de lado o es que quería escaparse, eran las 3:00. Ración de tetita y a dormir, pensé que me costaría más, pero a las 3:30 estábamos de nuevo todos dormidos. Cuando a las 6:05 ha sonado el despertador, ni lo he escuchado, se ha levantado mi marido a apagarlo. Creo que me habría quedado en la cama dos horitas más, pero si hacéis cómputo he dormido 5:30, guauuuuuuuuuuu!

Como os podéis imaginar estoy como una rosa, contenta, feliz, llena de energía y deseosa de acabar mi jornada laboral para recoger a mis hijos y darles un súper achuchón. Además hoy mi Pequeñín y yo nos vamos a ver a mi compi del trabajo y disfrutaremos de un ratito juntas, la echo mucho de menos, y mi Bichito y su padre creo que se irán a hablar con los Reyes Magos.

El otro día me quejaba de la agenda que tenía en estas fechas hace unos años, pero aunque he cambiado las cenas por comidas y las noches por tardes, la de ahora no tiene nada que envidiarle. En el semanario de tareas de mi nevera no hay ni un hueco libre, mañana un cumple, el sábado tengo que hablar con los Reyes Magos y comprar la comida de la fiesta, el domingo la fiesta de Navidad de la comunidad. A la siguiente semana tenemos un par de fiestas más y el sábado ya es Nochebuena, así que no sé en qué momento pensé que nuestra vida social había disminuido. Por suerte, el viernes de la semana que viene cogemos vacaciones y estaremos los cuatro juntitos!!!

Hace tres semanas que no hago control de peso y la verdad es que hasta ahora estaba en el mismo peso, sin embargo, esta mañana me he pesado al salir de la ducha y horror, 400 gramos más. Claro que las celebraciones, las cenas más copiosas y el estrés (que en mi genera ansiedad y, por tanto, engullo en vez de comer) han hecho su aparición en el numerito de la báscula. He pensado dejarlo un poco de lado estas Navidades, pero creo que si no intento controlarme un poco entre fiesta y fiesta, cogeré todo lo perdido. Quería perder 6 kilos en 6 meses y llevo 2.5 en 10 semanas, lo que está muy bien. ¿Cómo lo lleváis vosotras?

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Menuda nochecita hemos pasado

Me caigo de sueño, así, tal cual. Los ojillos se me cierran y creo que si parpadeo un poco más despacio, me quedo dormida. Me duele la cabeza, pero sobre todo, la mayoría de los músculos de mi cuerpo. Aunque lo que más me duelen son las piernas.

Terminé la comida de ayer y me fui a casa, les echaba de menos y tenía ganas de verles, además no era lo mismo sin mi compañera de trabajo. Antes me pasé por mi empresa a recoger la cesta de navidad. No eran ni las 18:30 cuando llegué a casa. Me recibieron con los brazos abiertos, mi Pequeñín no se había dormido y en cuanto le puse al pecho, se quedó frito. Ains mi niño, tenía mono de tetita. Tuve que despertarle para que volviera a dormirse después del baño y la cena.

Yo no sé si fruto del cambio de rutina o que también mi Bichito a empezado a toser, pero a eso de la 1:30 se ha puesto a gritar “Yo no quiero dormir”. Y erre que erre con que “Yo no quiero dormir”. No conseguía abrir los ojos y tampoco atinaba a darle un codazo a mi marido, que descansada plácidamente a mi lado. Por suerte, mi Pequeñín dormía al otro lado sin imutarse. Farfullé algo y la dije que se durmiera, pero no había manera, no quería a dormir. No sé en qué momento conseguí que mis músculos me hicieran caso, para alargar el brazo y despertar a mi marido, pero el pobre estaba igual de dormido que yo. Se levantó y la dijo que se durmiera, pero fruto del sueño, ni siquiera se le ocurrió acercarse. Aún así, ella siguió diciendo que no quería dormir y nosotros cabrados porque nos robaba los minutos que su hermano nos regalaba.

Me levanté a tocarla por si acaso tenía fiebre y aunque no era así, sudaba como un pollito. Hablé con ella y no había manera de hacerla cambiar de opinión. Me fui a la cama y siguió, no paraba de repetirlo, además ahora hacía ruiditos como si estuviera lloriqueando. Desde allí la grité que se durmiera, aún sabiendo que quizá mi Pequeñín se despertaría, pero es que me pesaban hasta las pestañas. Al final se volvió a levantar mi marido y negoció con ella, Epi y Elmo tenían sueño y con ese ruido no podían dormir, así que o se quedaba tranquila en la cama o se venían con nosotros. Ay, sin sus muñecos!!! Decidió que lo mejor era quedarse tranquila en la cama abrazada a ellos.

Ya eran las 2:30, hora de la toma de mi Pequeñín, pero hoy, especialemnte hoy, cuando mi Bichito no quería dormir, él ni se inmutaba. Cada noche me despierto sobre esa hora y antes que él, así que estaba totalmente desvelada y no me podía dormir. Sé que si le hubiera acercado al pecho, ni siquiera habría intentado cogerlo, estaba profundamente dormido. Empezó a dolerme las piernas, a tener calambres, así que tuve que levantarme. Me preparé un vaso de leche y escuché de nuevo a mi hija. Me acerqué a verla y vi que seguía sudando, no tenía fiebre pero decidí darla apiretal. La abracé un rato, la besé y se durmió plácidamente. Eran las 3:30 y mi Pequeñín no se había despertado. Me eche a su lado e intenté darle el pecho, aunque poco , comió entre sueños y ya pasadas las 4:00 debí de quedarme dormida, pero seguían doliéndome las piernas.

A las 5:50 mi Pequeñín ya tenía hambre y ya no ha vuelto a dormirse. Esta vez su padre se tenía que levantar para jugar con él y esperar hasta las 7:30 para despertar a su hermana., yo tenía que venir a trabajar.

Tanto mi marido como yo estamos cansadísimos y es que cuando se juntan varias noches de poco sueño, parece que el día se hace más cuesta arriba. Ahora no consigo concentrarme y me cuesta el triple hacer alguna tarea.

Ains, hijos míos, por favor os pido, dejarnos dormir un poco!!!

martes, 13 de diciembre de 2011

De comida

Pues eso, que hoy tengo comida de compañeros de trabajo.

Me he puesto vestido y me pintado el ojo. Estoy algo nerviosa porque no seré yo la que vaya a buscar a mis hijos, no iré a dar la teta a las 15:15 a mi Pequeñín. Y aunque su padre es totalmente suficiente, no puedo dejar de estar intranquila. He retrasado la primera extracción de leche en una hora y la segunda la retrasaré en dos, de esta forma no creo que tenga problemas en la comida. Pero por el horario de mis compañeros, hay que comer a última hora, a eso de las 15:30, por lo que ni siquiera llegaré a la merienda de mis hijos.

Estoy nerviosa, no voy a negarlo. Mi hijo es muy pequeño y está acostumbrado a que mamá le vaya a buscar a las 15:15 y le dé su ración de tetita antes de recoger a su hermana. Estoy segura que cuando vea a su padre se pondrá súper contento, pero imagino que cuando le vayan a dar un bibe a la hora que voy yo, se extrañará. Mi Bichito brincará de alegría e intentará ser la primera en salir de su clase, en cuanto vea a su padre, le dedicará una amplia sonrisa y le dará un enorme abrazo. Se alegrará muchísimo al verle.

Y yo me acordaré mucho de ellos, de los tres. Ya me pasó cuando me fui a cenar, pero era distinto, dejé a mis dos hijos en la cama, durmiendo y volví antes de que mi Pequeñín quisiera comer. Esta mañana me he ido antes de que ninguno se despertara y volveré tarde, pasaré el día sin ellos y me da mucha penita.

Además no tendré a mi compi, que la echo mucho de menos. Como ya os dije la operaron hace casi dos semanas y tardará todavía unas cuantas en volver. Pero me da mucha pena que no esté conmigo, porque aunque estoy segura que será una comida amena y divertida, no será lo mismo sin ella. Así que mi niña, ya puedes ponerte buena pronto que te echo mucho de menos y me acuerdo mucho de ti.

Recuerdo la cantidad de cenas y comidas a las que asistía en estas fechas. Los fines de semana llenos de celebraciones, incluso días entre semana. Comidas que acaban bien entrada la noche, cenas que terminaban de día. Menuda vida social. Pienso en ello y me da una pereza!!! La simple idea de repetir lo mismo de hoy una sola vez más, se me hace cuesta arriba. Si tuviera la tercera parte de la agenda de entonces me daría vértigo sólo echarla un vistazo.

Me siento extraña sin mi familia. Quizá esté como una cabra, pero estoy deseando volver a casa. ¿Os pasa lo mismo a vosotros?

lunes, 12 de diciembre de 2011

Grandes sensaciones

Menos mal que me cogí toda la semana. Mi Pequeñín no levantó cabeza hasta el viernes, una semana de antibiótico, ventolín, pulmicor, aerosoles, cebolla, cama levantada y nada. El pobre sigue con una tos que no se va, con esa maldita flema que no echa. Pero el sábado empezó a encontrarse mejor y, aunque sigue tosiendo, vuelve a ser mi Pequeñín de siempre.

Que se pusiera malo nos ha hecho cambiar varios planes, queríamos haber ido al centro de Madrid a enseñarle a mi Bichito la Plaza Mayor y Cortylandia, que pisara el kilómetro cero y que comiéramos un bocadillo de calamares. Íbamos a ir a una fiesta el viernes y tampoco pudimos. De hecho mi Pequeñín iba a empezar a dormir en la habitación con su hermana y hemos tenido que posponerlo hasta que se encuentre mejor. Pero, por suerte, la que se lo ha pasado pipa ha sido mi Bichito. Se fue a la pelu (pilu como ella dice) con mi madre, al cine con su papá, al circo mundial y al circo de Teresa Rabal. Bailó, cantó, aplaudió y se lo pasó genial.

Como este sábado mi Pequeñín estaba mejor, decidimos que era el momento de poner el árbol. En cuanto pusimos los villancicos mi hija empezó a bailar. Nosotros no somos creyentes, pero nos apuntamos a todas las fiestas. Todavía es pronto para explicarle el significado de los villancicos e imagino que será complicado hacerle entender por qué celebramos esta fiesta si nosotros no somos creyentes, pero esperaremos a planteárnoslo cuando llegue el momento. Mientras disfrutaremos del árbol, los villancicos y las fiestas, que desde que soy madre disfruto mucho.

Siempre había pensado que en Navidad debía de haber un niño en la familia, para ver todo desde sus ojos, desde su ilusión, desde su ingenuidad, desde su felicidad. Atrás han quedado esas Navidades tristes, en las que echar de menos a los seres queridos parecía lo más importante. Me acuerdo de mi padre, de mi abuela, pero ahora la felicidad de mi hija me embarga. Estaría mirándola todo el rato mientras mira obnubilada las luces del árbol, mientras observa todo con esos ojillos de primeras veces, esa felicidad, esa alegría y esa pasión.

Esta semana ha sido de “primeras veces” y eso se ha traducido en nerviosismo, en algunas rabietas que otras, en momentos muy felices y algunos un pelín tensos. Pero son situaciones que hay que pasar, que hay que intentar superar y entender que son normales. Ayer tuvo una rabieta de 45 minutos en su cama porque no quería agua, así, como os lo digo. Repetía y repetía “No quiero agua”, hasta la costaba coger aire. Entré, la cogí el agua y lo subí al cambiador. Acto seguido decía “Quiero agua”, se la di y después de 45 minutos llorando, se calmó, tomó a su Epi y su Elmo y se quedó dormida.

Fue una semana apasionante para ella, con muchas cosas nuevas, con emociones incontrolables que al final generaron una explosión que la costó media siesta. Pero la respetamos y la entendimos, sabíamos por qué era y que tenía que pasarla, sólo podíamos acompañarla como buenamente pudimos. Después durmió poco más de una hora y se despertó tranquila, con ganas de seguir disfrutando del día junto a sus padres y su hermano. Aprovechamos el momento para hacer los dibujos para el trabajo de papá, les pintamos las manos y los pies con témperas y los pusimos sobre un folio. A los dos les encantó y nos reímos mucho los cuatro. Una gran forma de acabar estos días juntos.

Y hoy, la vuelta ha sido dura, estoy segura que para todos, pero con la ilusión que dentro de 11 días volveremos a coger vacaciones los cuatro y volveremos a estar 9 días juntos de nuevo. Qué ganas tengo!!!

miércoles, 7 de diciembre de 2011

Mi Bichito en el cine

Ayer mi marido se llevó a mi Bichito al cine. Yo tenía muchas ganas de haberla llevado y me moría de envidia mientras la vestía para irse con su papá, pero como bien dijo mi marido: "Tú, tienes la teta". Yo creo que hay que dejar que el vínculo entre padre e hija se afiance aún más y estas "primeras veces" son importantes. Así que me pareció bien que fuera él el que la llevara por primera vez al cine.

Y allí que se fueron los dos, dejándonos a mi Pequeñín, malito el pobre, y a mi en casa haciendo un roscón de Reyes y compartiendo juntos la mañana. Os pongo la foto del roscón recién sacado del horno y antes de rellenarlo con nata. Ya sólo queda un cachito pequeño y eso que era súper grande!!! Mi madre ha venido expresamente a comer un cachito cuando la mandé ayer la foto. Dice que estaba buenísimo!!!

Eligieron una película con canciones, con bailes y muy divertida. Mi Bichito sólo tiene 28 meses y ahora es cuando se empieza a quedar embobada con los dibujos. La película duraba 100 minutos y la vieron entera. Me dijo que la encontró moviendo el culo cuando los pingüinos bailaban.

Se lo pasó bien, disfrutó, aunque se le hizo un poco larga. Pero es genial, porque así podremos llevarla algún que otro día. Ya tengo ganas de encontrar otra película del estilo para poder llevarla yo, creo que siempre me ve con mi Pequeñín y un momento madre-hija nos vendrá muy bien.

Hoy iba a llevarla, junto a su hermano, a cortylandia, pero mi Pequeñín ha pasado una noche horrible. Le ha dado un ataque de tos a eso de las 3:30, después de comer tetita, que no hemos pegado ojo. Ya a las 4:30 he decidido darle ventolín y claro, se ha activado y no veas qué marcha tenía, no había forma de que se durmiera. A las 5:30 más o menos se ha dormido, al rato ha sonado el despertador de mi marido y a las 7:00 ha dicho mi Pequeñín que ya no dormía más. Así que yo apenas he pegado ojo y él tiene unas ojeras enormes.

El día ha sido durillo, porque mi Pequeñín estaba muerto de sueño pero no quería dormirse. Yo he intentado dormirle varias veces, pero él no quería y se enfadaba conmigo. Menos mal que mi Bichito se ha portado muy bien. A la hora de la siesta, cuando por fin mi Pequeñín se ha dormido y yo he ido a tumbarme a su lado. Justo cuando he cerrado los ojos he oído a mi Bichito beber agua, tres, dos, uno, "Mamáaaaaaaaaaaaaaaaaaa". Así que para arriba, a disfrutar del rato que nos ha brindado mi Pequeñín. Hemos estado rascándonos la espalda y diciéndonos lo mucho que nos queremos. Después hemos jugado y hemos merendado.

Mañana se llevan a mi Bichito al circo mundial, seguro que la gusta mucho. Luego iremos a buscarla y a comer juntos por ahí. Espero que mi Pequeñín se ponga bien, el pobre no se encuentra nada bien y tose mucho. Menos mal que me pedí esta semana de vacaciones, a ver si se recupera pronto. Nos han aconsejado probar la cámara en vez del nebulizador. Veremos a ver si le funciona, porque lo de los aerosoles no le gusta nada de nada.

Nos falta poner el árbol de Navidad. Parece que no encontramos el momento idóneo para hacerlo. Empiezo a echar de menos las lucecitas, que estoy segura que en un par de días tendré ganas de apagar.

Y vosotros, ¿cómo lleváis la semana?

lunes, 5 de diciembre de 2011

No es alergia, ¿quizá intolerancia a la proteína de la leche?

Después de hacerle el test de provocación hace dos semanas, le empezamos a dar leche de fórmula a mi Pequeñín. Le daban por la mañana en la guarde y yo un poquito con la papilla de cereales por la noche.

Sus cacas empezaron a ser cada vez más raras, con grumos, verdes y blandas, hasta que se convirtieron en líquidas. He tirado más bodys ahora que cuando era recién nacido.Y pasó de hacer 1-2 cacas diarias a 4-5.

El viernes tuve que salir de trabajar y llevarle al pediatra porque empezó con fiebre, una otitis, pero ya que estaba allí le pregunté qué pensaba. Me recomendó volver a la leche hidrolizada y si mejoraban las cacas, pues era de la leche. Y eso hemos hecho, esperando a llevarle hoy al alergólogo para hablar sobre el resultado de la prueba.

Después de esperar hora y media en el hospital, menos mal que se ha venido mi marido conmigo, porque a ver yo con dos niños y tanto tiempo de espera. Nos ha dicho que alergia a la proteína de la leche, no tiene, que dado el cuadro me deriva a aparato digestivo para comprobar si es intolerancia a la proteína de la leche, mientras, que sigamos con la leche hidrolizada. Como a la par que introducimos la leche de fórmula lo hicimos con los cereales con gluten, pues la diarrea podría venir de ahí también. Si las cacas siguen líquidas, hay que retirar de nuevo el gluten, aunque ya ha empezado a hacerme menos y tirando a blandas.

Además yo ya no tengo que hacer restricción de leche y él no tiene porqué tomar cereales sin trazas. Nos han dado cita para el especialista del aparato digestivo el próximo 2 de enero, después de las fiestas. Ya os contaré qué nos dicen en nuestra próxima visita. Pero parece que esto no ha acabado.

Por lo demás todo más o menos, aunque mi Pequeñín lleva desde el viernes con fiebre. Tiene una otitis y moquitos, que se le empiezan a bajar al pecho. Como os podéis imaginar, no hemos pasado a mi Pequeñín a la habitación con su hermana y vamos a esperar a las vacaciones de Navidad, siempre que se encuentre bien, claro.

Hoy se ha llevado mi madre a mi Bichito una peluquería especializada en niños y ha venido hasta con un diploma. Lo hemos colgado en la habitación y está preciosa. Le han hecho dos coletas y cortado muy cortito el flequillo. Con esa cara tan linda, está para comérsela.

Esta semana se presenta emocionante y vamos a disfrutar un montón juntos. Mañana, mi marido se lleva por primera vez a mi Bichito al cine, en jornada matinal. El miércoles llevaré a mis hijos a ver Cortylandia y pasear por el centro de Madrid. El jueves llevarán a mi Bichito al ver el Circo Mundial y el domingo el Circo de Teresa Rabal. Tenemos que poner el árbol, hacer algún dibujo para el trabajo de papá y decorar unas bolas para la escuela infantil de ambos. Además, los únicos días que trabaja mi marido son hoy, y ya ha trabajado, y el miércoles.

Tenemos una semana intensa y divertida y vamos a disfrutar muchísimo juntos. Y vosotros, ¿qué planes tenéis?

viernes, 2 de diciembre de 2011

Suerte mi niña y Ganador del sorteo Mi Medusa

Antes de anunciar al ganador quería contaros una cosilla y quiero dar ánimos a una gran amiga.

Venir a trabajar cada día se hace menos difícil cuando ella está, porque ella es una gran persona, una gran mujer, una gran madre, pero sobre todo para mí, es una gran amiga. Llevo toda la noche pensando en ella y acordándome de lo nerviosa que estaba ayer cuando nos despedimos. Hoy la operan y es una operación un tanto complicada. Si me viérais ahora mismo estaría como el animalito que ilustra este post, cruzando todos y cada uno de los dedos de mi cuerpo. Ella tenía mucho miedo, pero quiero mandarle desde aquí muchísima suerte y que me ayudéis a darle muchos ánimos:
“Mi niña, ya verás como todo sale bien. Aquí te estoy esperando para volver a reírnos juntas. En cuanto te encuentres mejor, me acerco a verte y contarte un montón de cosas, aunque tenga que inventarlas. Sabes que eres una gran amiga para mí, que me encanta esos momentos que pasamos juntas, nuestra complicidad, nuestras diferencia de opiniones y nuestro respeto. Pero sobre todo cuando nos reímos, que lo hacemos mucho. Desde mi sitio veo los ascensores y parece que vas a entrar por la puerta en cualquier momento. Te voy a echar mucho de menos. Te quiero, mi niña. Muchísima suerte”.


Y ahora lo que todos estáis esperando, el ganador del Sorteo de Mi Medusa es….

Felicidades a la ganadora!!!
Resultados del sorteo:
  • Bolso y camiseta de Mi Medusa: 29 Cuca

Podéis ver todo el sorteo aquí.

Anoche me despedí de mi Pequeñín, porque cuando venga mi marido esta tarde sacaremos la cuna y la meteremos en la habitación de mi Bichito. Mi hija está encantada de que su hermano se vaya a dormir con ella y cuando la hemos preguntado se ha puesto hasta nerviosa por tenerle con ella. Por lo menos mi Pequeñín será muy bien recibido. A ver como pasamos la primera noche…

Desearos a todos un buen fin de semana. Para los que tengáis puente como yo, que disfrutéis. Yo me he lo he cogido entero, así que aprovecharé para hacer unas cuantas cositas navideñas con los niños y no sé si me dejarán algún momento para escribir. Pero si puedo lo haré y os contaré cómo nos están yendo los días. Besitos!!!

jueves, 1 de diciembre de 2011

Listado de participantes del sorteo Mi Medusa

Antes de poner el listado os voy a enseñar lo que Silvia de Mi Medusa ha tenido el gusto de mandarme para mi y para mis hijos. Son el bolso Victoria Mediano, precioso y en directo mucho más bonito y vivo de lo que imaginaba, la camiseta niña de jirafas, que es una monada y que estoy deseando ponérsela a mi Bichito y la camiseta de elefante para mi Pequeñín, que yo no sé cómo lo ha descubierto, pero a mi me encantan los elefantes. Cuando lo abrí ya era tarde y no pude enseñárselo a mi Bichito, pero estoy segura que a partir de ahora va a ser su camiseta preferida. Además, creo que va a intentar ponerse también la de su hermano y si no, al tiempo.

Y ya que iba a mandarme un regalo y yo tengo que hacer próximamente uno, la encargue un espejo. Silvia me mandó fotos de dos modelos para que yo pudiera elegir cual era el que más me gustaba y ella lo terminaba. Al final, y dado mi poco poder de decisión, la dejé a la experta y cuando me llegó ayer a casa, me encantó.

Cada cosa que me mandó es una preciosidad, con mucho mimo y detalle. Se nota el cariño que pone en cada creación y estoy deseando que mis hijos se pongan sus nuevas camisetas y yo estrene el bolso. Para ver la cara de la afortunada que recibirá el espejo, todavía quedan unos días.

Ahora la lista de participantes, si alguien ve algún error que me lo comunique, que yo lo rectificaré encantada. Eso sí, tiene que ser a lo largo del día de hoy, que mañana hacemos el sorteo. Ahí va:

  1 Leia Organa
  2 Pipileta
  3 MamadeEstrella
  4 MamaGormiti
  5 Mis Chicos y yo
  6 La Teta Reina
  7 Chimos
  8 Magda
  9 Kelika
 10 Drew
 11 Tricius
 12 MamaEncantada
 13 Montse
 14 Mluz
 15 Virginia
 16 Carol
 17 Bea
 18 Andrea
 19 recostico@yahoo.es
 20 Smoby
 21 LaMamaDeUnaBruja
 22 Hazlo Especial
 23 Silvia
 24 Eloísa
 25 Rebe
 26 @Mousikh
 27 Mariajo
 28 Bobina
 29 Cuca
 30 Susana
 31 Belén
 32 Patricia
 33 Bren
 34 Rafa
 35 María
 36 Gloria
 37 Mª Ángeles
 38 Teresa
 39 Jeny
 40 Paris
 41 RocíoV

Mañana a la 13:00 me toca hacer el sorteo, recordar a los que os habéis apuntado a los otros dos sorteos tenéis que comprobar la lista de participantes y el sorteo de mañana de Estanjana y su blog Yo madre (sorteo a las 11:00) y Cartafol y su blog Historias de un príncipe y cuatro princesas (sorteo a las 12:00).

Gracias a todos por participar y mucha suerte y digo a todos porque tenemos un chico en el concurso, yupyyyyyyyyyy!!!

martes, 29 de noviembre de 2011

Diciendo adiós

Foto sacada de internet, no es ni mi casa ni mi Pequeñín
Cada noche cuando voy a acostarme me encuentro a mi Pequeñín en mi lado de la cama, estirado, como esperándome para que le eche en su cuna, que está pegada, en sidecar, junto a mi lado.

Cuando le acuesto le doy un beso y me duermo. Le miro y cierro lentamente mis ojos, lo último que veo antes de dormir, es a él. Y no sé si es por esto o por qué, pero desde que mi Pequeñín duerme con nosotros, es decir, desde que mi Pequeñín nació, me cuesta acordarme de cuándo fue la última vez que tuve pesadillas.

Quizá la seguridad en mi misma que me ha terminado de dar esta maternidad, la fuerza con la que afronto los días, las semanas, los meses, la felicidad que siento al tener una familia tan maravillosa, me han servido de cura de mi enfermedad. Ya no tengo miedo a dormirme, ya no tengo pavor al despertame si tengo una mala noche, ahora me levanto con fuerza, cansada por las pocas horas de sueño, pero con muchas ganas de acabar mi jornada laboral para reencontrarme con mi hijos y con mi marido.

Y a qué viene todo esto, pues voy a explicaros. Esta semana, cuando le doy un beso a mi Pequeñín, antes de acostarle, le digo adiós. Mi marido me ha pedido, porque cree que es el momento adecuado, llevarle a la habitación con su hermana. A mi Bichito la llevamos cuando tenía poco más de 7 meses y fue un acierto, empezó a descansar mejor, a hacer menos tomas nocturnas y pasó de despertarse 3-4 veces mínimo a 1 ó 2. Nunca hubo ningún problema, no lloró, no se encontró mal, ni nada. Cuando me llamaba yo acudía y ella en seguida asimiló el cambio.

Pero mi Bichito no es mi Pequeñín. Mi Bichito era una niña más independiente, más adaptable y menos exigente. Sin embargo, y desde el primer día que nació, mi Pequeñín necesita mucho más. Recuerdo la primera noche que pasó en casa, mi marido me pidió que le metiera en la cama porque mi Pequeñín no dormía a menos que estuviera pegado a mi. Desde ese momento hemos dormido los tres juntos y en un par de ocasiones, incluso los cuatro.

Pero mi marido cree que ha llegado el momento y entre otras cosas es porque mi Pequeñín se ha caído de la cama. Se despierta silencioso, y aunque por mi lado está la cuna, por el de mi marido una barrera y por los pies le ponemos una muralla de almohadas y cojines, 6 en total de gran tamaño, pues no me digáis cómo, pero las salta y se ha caído un par de veces y a punto ha estado de caerse otras tantas.

Así que aprovechando que habría que ponerle la barrera a la cuna, mi marido me ha sugerido que podíamos llevarle a la habitación con su hermana. Yo, particularmente, creo que no está preparado y que se va a despertar muchas más veces que cuando está a mi lado. Pero cierto es, que lo mismo pensé con mi Bichito y me equivoqué, la mayoría de las veces nuestros hijos nos sorprenden.

Así que este viernes, y aprovechando que yo he cogido el puente completo por si pasamos alguna mala noche que otra, mi Pequeñín dormirá con su hermana en la habitación de ambos. Si en cualquier momento mi Pequeñín no está de acuerdo, lo pasa mal o se despierta muchas más veces de las que lo hace a mi lado, hemos acordado volver a traerlo a la habitación con nosotros y esperar a repetirlo de nuevo, tantas veces como sean necesario, dentro de un mes o dos, hasta que mi Pequeñín esté preparado para acomodarse en la habitación junto a su hermana.

Pero a mi no deja de darme una pena enorme, me cuesta perder este momento tan maravilloso, acostarme junto a él cada noche, que él sea lo primero que vea cuando me levanto y lo último cuando me acuesto. Pero creo que esta paternidad es de ambos y si mi marido me ha pedido que probemos, creo que debemos probarlo. Lo que tenemos claro es que lo más importante es respetar a mi Pequeñín y si no está de acuerdo, volveremos a intentarlo más adelante, cuando sea el momento adecuado para todos.

Y aunque segura de lo que vamos a hacer, me siento tristona y sé que más aprensiva que de costumbre. Hoy he leído una poesía que está en la guarde, que leo habitualmente cuando voy a buscar a mis hijos, pero hoy me he emocionado. Así que, aunque pensaba que no me estaba afectando, sí lo hace.

Ya os contaré la semana que viene, si mis hijos me lo permiten, cómo va el cambio de habitación para todos.

Ahh y no os olvidéis que mañana es el último día para apuntarse al sorteo de Mi Medusa. Tenéis toda la información aquí. No olvidéis que también se hace en dos blogs más, en el de Historias de un principe y cuatro princesas y en Yo madre. El jueves publicaré la lista de participantes y el viernes haremos el sorteo. Suerte a todos y los que no lo hayáis hecho todavía, apuntaros!!!

lunes, 28 de noviembre de 2011

Hacía tanto tiempo...

Como os conté el viernes, me fui de cena con las compañeras del grupo de mamis. Hacía muchísimo que no me arreglaba y decidí ponerme un vestido. Increíblemente, y gracias al peso que he perdido, entré en un vestido negro que me quedaba genial. El problema serían las medias, ¿dónde tenía yo medias? Pues las encontré, de hace un montón de tiempo, de cuando mi marido era novio y no marido. Medias color carne, con su liga de silicona y todo, botas negras, abrigo negro y bolso negro. Iba monísima.

Sólo quedaba lo más difícil, el maquillaje. Cuando abrí el neceser había hasta telarañas. La mitad de las cosas estaba secas, un poco de maquillaje, una sombra gris y rimel, me costó un poco acordarme, pero al final creo que me maquillé bien.

Acosté a mi Pequeñín, di el pecho a mi Bichito en su cama, un beso a mi marido y me fui dando un paseo al restaurante. Estaba nerviosa, hacía tanto tiempo que no salía sola, sin mi marido, sin mis hijos. Era una sensación rara e iba pensando en ellos mientras caminaba, en sus sonrisas, en sus ojos, en sus rostros. La cena estuvo genial, entre amigas, comiendo, bebiendo, charlando. Nos reímos mucho y disfrutamos de lo lindo. Después 5 de las 17 nos fuimos a tomar una copa, bailar un poco y continuar charlando.

Llegué a casa a las 2:30, madre mía qué horas!!! Mi Pequeñín todavía no se había despertado, mi marido me recibió con un ojo abierto y otro cerrado y un besito. Me acosté y al ratito se despertó mi Pequeñín, le di el pecho y a dormir. Dos horas después se volvió a despertar, tetita y a dormir. Otra hora después se despertó de nuevo, eran las 6:30, le di el pecho y ya no quería dormir más, así que mi marido se salió con él y yo me quedé descansando. Ay que bien me vinieron esas dos horitas hasta que los gritos de mi Bichito me despertaron!! Les avisé y fueron a la cama para despertarme los tres a besos.

Aunque muy cansada, es maravilloso despertarse así, junto a tu familia. Como hacía buen día, nos fuimos un rato al parque de atracciones, que hacía un porrón de años que no iba, a comer por ahí y después a descansar a casa que teníamos por la tarde un cumpleaños de una amiguita de mi hija en la urbanización. Nos quedamos dormidos y llegamos tarde al cumple. Lo pasamos muy bien también.

Y ayer aproveché para hacer comiditas, hice, por primera vez, masa de empanadillas y las rellené. Las primeras me salieron fatal, pero al final no se me dio mal del todo. Después de comer, un bizcocho de naranja para merendar y galletas de mantequilla para la profe de mi Bichito que está malita.

Ha sido un fin de semana muy completo y he disfrutado mucho tanto de mi familia como de esa cena. Creo que mi marido y yo deberíamos salir un día a cenar, quizá para mi cumpleaños. Pero para eso todavía quedan 3 meses...

domingo, 27 de noviembre de 2011

Violeta, de Cefa Toys

Me he apuntado a varias campañas de Bloguzz y en ésta también me han seleccionado.

Cefa Toys lanza una gama de juguetes interactivos y nos sorprende con estos dos peluches, Scout y Violeta. Estos peluches se conectan al ordenador y son personalizables con el nombre del niño, su color, animal o comida favorita.

A nosotros nos llegó Violeta, dulce y suave como caracteriza a los peluches. Tanto a mi hija como a mi hijo les encantó. Persolanizar el peluche es facilísimo, viene con un conector USB para conectarlo al ordenador y el programa de configuración es muy sencillo. Nosotros elegimos el nombre de mi Bichito, el color amarillo, el gato y el chocolate. Escogimos varias melodías y la lista que reproduce Violeta la puedes cambiar siempre que quieras.

Tiene un botón de abrazo en la barriguita, en el que Violeta describe algunos sentimientos. Mi Bichito la abraza cuando le pide un abrazo y le da besitos, la encanta cuando la llama por su nombre. El botón de melodías lo tiene en su mano izquierda y mi Bichito ha empezado a tararear las canciones que canta Violeta, lo hace junto a ella y es genial ver cómo va utilizando la memoria. En su mano derecha se encuentra el botón de actividades donde Violeta a veces cuenta del 1 al 5, relaciona colores con objetos o hace sonidos de animales. El botón de canciones de cuna está en su pie derecho y puedes escoger que duren las melodías 2, 5 ó 10 minutos.

Yo creo que aunque personalizable debería contar con muchas más canciones para poderse descargar, porque para una niña de 2 años y medio empieza a quedarse corto. Aunque mi Bichito baila al son de las melodías y está encantada con su nueva amiga.

Lo único malo, es que cuando elegimos el chocolate como alimento mi Bichito no paraba de pedir chocolate, así que ahora hemos elegido Manzana, una opción más sana y saludable. Esperemos que el mensaje subliminal surta efecto y me pida manzanas para merendar en vez de chocolate.

Violeta se ha hecho un hueco en nuestra casa y mi hija juega cada día con ella. Cuando mi Pequeñín intenta cogerla, mi Bichito no le deja y eso que a mi Pequeñín Violeta le fascina. Aún así, mi Bichito sigue acostándose con su Epi, aunque éste haya sido relegado por Violeta durante el día.

Creo que de cara a estas Navidades, Violeta y Scout formarán parte de muchas cartas a los Reyes Magos, por lo que estarán próximamente en muchos hogares.

viernes, 25 de noviembre de 2011

Esta noche me voy de cena!!!

Con mis compis del taller post parto o grupo de mamis. Tengo un montón de ganas de ir, me hace muchísima ilusión y todas son unas chicas encantadoras y estupendas, así que lo pasaremos genial, estoy segura.

Hemos quedado a las 22:00 a unos 500 metros de mi casa, así que me dará tiempo a acostar a mis dos hijos, incluso a darle tetilla a ambos, vestir e irme a cenar. Esta noche no tendré que tener cuidado a la hora de elegir traje porque no tengo que dar el pecho mientras ceno. Me hace mucha ilusión, porque después de quedarme embarazada he ido con alguna amiga a comer o de comida de Navidad el año pasado, pero de cena no. Yo creo que no me he saltado nunca la cena de mis hijos. Es la primera noche que salgo sin mi familia y, aunque me dará mucha pena darles un besito de buenas noches, me iré muy contenta a disfrutar de unas buenas raciones, una cervecita e incluso una copa de vino y todo amenizado con una buena charla en buena compañía.

Va a ser una cena muy agradable, divertida y voy a disfrutar mucho junto a mis compañeras de taller post parto y nuestra matrona. Tengo muchas ganas que llegue la noche. Además creo que todas iremos muy ilusionadas. La mayoría es su primer hijo y aunque algo nerviosas, estoy segura que le sacaremos partido a la cena. Va a ser genial!!!

Hoy también quiero recordaros el sorteo de un bolso y una camiseta de Mi Medusa, tenéis hasta el miércoles mara apuntaros. No os olvidéis. Además podéis apuntaros en dos blogs más. Tenéis toda la información aquí.

Y ahora desearos un buen fin de semana a todos y que lo paséis muy bien.

jueves, 24 de noviembre de 2011

Ecografía Abdominal, Test de Provocación y Control Semana de Peso: Semana 7

El martes llevé a mi Bichito a la ecografía y después de bastante rato haciendo la ecografía, apretándola para encontrar el ovario izquierdo, haciéndola incluso daño, por fin nos dieron el resultado: No aparece el quiste. Nos pusimos súper contentos y eso que por mucho libro que llevamos y por mucho contar caracoles, la ecografista hundía mucho el aparato en las ingles de mi Bichito y le hacía bastante daño. Pero se portó genial y salimos de allí muy contentas. Ahora a esperar que llegue el informe a casa y llevárselo al pediatra.

Y ayer fuimos al hospital al test de provocación de mi Pequeñín. Como se despertó a las 6:00 me levanté a darle de desayunar dado que a partir de las 6:30 me había dicho que ya no podía tomar nada. A las 8:30 estábamos en el hospital y después de ver que el prick test era negativo y la prueba cutánea también, le dieron 5ml de leche. 45 minutos después, a las 9:45, le dieron 10ml, 45 minutos después 20ml, a las 11:00 40 ml y ya a las 11:45 le dieron 90ml. En ninguna le salió ningún tipo de reacción. En la última les pedí si podía darle teta, porque mi pobre Pequeñín tenía muchísima hambre. Cada vez que le sentaba, él se echaba para atrás e intentaba poner posición para comer teta y al quitarle, se enfadaba. Menos mal que me llevé el fular, porque aunque no comiera estaba pegatido a mamá y él estaba muchísimo más tranquilo. Me dieron otro bibe de 90ml que se acabó en un santiamén. Pobrecito mi Pequeñín. A la 13:00 le revisaron y al ver que todo estaba bien, nos mandaron a casa con la recomendación que tome algo de leche artificial hasta que le vea el alergólogo. Si tiene algún tipo de reacción hay que llevarle inmediatamente al hospital para que le vean. Tenemos cita el 5 de diciembre.

Anoche le di unos poquitos cereales con leche de fórmula y esta noche ha estado bastante intranquilo. Tendré que observarle a ver si ha sido una noche esporádica o si le ocurre todas las noches. Además acabo de darme cuenta de que la leche que le di era a partir de 1 año. ¿Dónde narices tengo la cabeza? Por eso, seguramente, se ha quejado esta noche. Ahora en la guarde van a darle para desayunar todos los días leche de fórmula con cereales y ya para comer mi leche. Espero que todo vaya bien y no me llamen con alguna reacción alérgica.

Y respecto al control de peso, esta semana he cogido 200 gramos, lo cual está muy bien después del atracón del fin de semana. Aunque creo que es a partir de hoy cuando se van a ir viendo los excesos, por lo que creo que la semana que viene cogeré más, ojalá me equivoque. Y vosotras, ¿cómo lo lleváis?

martes, 22 de noviembre de 2011

Aclaraciones y Ecografía abdominal

Hoy quiero hacer una aclaración con respecto al post de ayer. Algunas os habéis sentido un poco desplazadas por no haber sido invitadas. Lo que se trataba era de una reunión de amigas. Nosotras no sólo comentamos en los blogs, sino que hablamos por teléfono, nos mandamos correos y compartimos un día a día continuo. Somos amigas 2.0, que nos hemos conocido por la blogosfera hace más de un año y que desde entonces hemos entablado una fuerte amistad.

Somos un grupo reducido de la blogosfera y somos muy amigas. Hace ya tiempo que queríamos estar cara a cara, para poder abrazarnos y estar juntas. Algunas de este grupo tenemos la suerte de vivir en la misma provincia e intentamos vernos más a menudo. Un buen ejemplo es Eloísa, a la que suelo ver una semana sí y otra no, para darnos muchos achuchones o La Teta Reina, a la que últimamente veo cada semana o Treinteañera con hijo, que veo muy asiduamente. Además, algunas somos las que nos hemos visto este verano y hemos compartido juntas nuestras vacaciones.

Quizá el problema es que le pusimos un nombre a este encuentro de amigas. Como éramos unas pocas y todas blogueras, nos gustó el I Congreso de Mamis Blogueras. Pero no se trataba de excluir a nadie ni de incluir a otros, sino se trataba de una reunión entre unas grandes amigas, que comparten su día a día, que hablan a diario por mail, por teléfono, por wasap, que se preocupan la una de la otra y que querían conocerse. Era una reunión de amigas, más que un encuentro bloguero.

Si alguien se ha sentido rechazada o excluida, pido que nos perdone porque no era nuestra intención hacerlo, ni mucho menos. Creo que sería una gran idea conocernos todos, pero eso debería hacerse en un lugar adecuado, no en un local de reducido tamaño como puede ser el de mi comunidad. Desde aquí invito a algún organizador de eventos para que piense en la publicidad que podría obtener de nuestros blogs para que haga realidad el I Congreso de Blogueras, al que, por supuesto, me encantaría ir.


Y ahora cambiado totalmente de tema, hoy llevo a mi Bichito a repetirse la ecografía abdominal. La última vez no la encontraron el ovario izquierdo que es donde tenía el quiste folicular. Espero que hoy vean el ovario totalmente limpio. Mañana es el test de provocación de mi Pequeñín y estaremos toda la mañana en el hospital. Ojalá vaya todo bien.

Me encuentro un poco intranquila, cualquier prueba que le hacen a mis hijos genera en mí un pequeño nerviosismo. El jueves os contaré qué ha ocurrido en ambas pruebas y también el control de peso de los miércoles, que como os podéis imaginar me he saltado durante todo el fin de semana (hmmm, qué rico aquel brownie con helado de vainilla y chocolate caliente por encima).

lunes, 21 de noviembre de 2011

I Congreso Mamis Blogueras

Esto era lo que rezaba la pancarta que con mucho cariño, mi familia, Cartafol y sus dos princesas, decoramos el sábado por la mañana.

El viernes dormí muy inquieta, no paraba de pensar en que faltaban unas pocas horas para tener a mis amigas conmigo, en mi casa, para achucarlas, para mirarnos a los ojos, para cotorrear todo lo que podíamos y más.

Tan nerviosa estaba que a las 5:30 ya no podía dormir. A las 8:00 recogí a Cartafol y a sus princesas mayor y mediana en la estación. Volvimos a casa por la Castellana, como me había recomendado mi marido, para que vieran algunos monumentos de Madrid, desde el coche, pero algo es algo. Compramos porras, churros y chocolate y nos fuimos a casa a desayunar. Allí esperaba mi familia, mi Bichito nerviosa y pasó mucha vergüenza cuando las vio. Pero se fue soltando poco a poco y disfrutando de la compañía de sus invitadas.

Como no esperábamos a nadie hasta las 12:30 o más, mi marido y la princesa mayor estuvieron recortando folios y haciendo la pancarta, luego todos nos pusimos a decorar el cartón.

A las 12:30 llegó Eloísa con su familia, después La Teta Reina con Boliche, que traía a Estanjana y Estanjanito, La Mamá Vaca y Alex y a toda la familia de Mi Pequeño Koala al completo. Así que todos para arriba, que mi casa es pequeña, pero hay hueco. Llegó Mamá sin complejos y su familia y Mis chicos y yo con su peque, a lo largo de la comida se incorporó su marido. Y por último, Treinteañera con hijo y con su marido. Por suerte, contamos en la urbanización con un local donde nos ubicarnos todos la mar de a gustito mientras nuestros peques correteaban.

Estuvimos comiendo, bebiendo, riendo, jugando, charlando, corriendo. Fue un día maravilloso, increíble, impresionante. Tener a mis amigas a mi lado, con las que comparto cada día risas y lloros, ha sido una experiencia única. Muchas fue la primera vez que nos vimos, pero deciros que es como si nos conociéramos de toda la vida es poco, porque realmente nos conocemos. Llevamos tanto tiempo hablando, conversando a diario y compartiendo mucho juntas, lo bueno, lo malo, todo.

Tuvimos varias ausencias, Leia, London, Papá Lobo, @Mousikh, Laky, Mamá de una bruja y sus respectivas familias. Por suerte, a Mamá de Julio y a Julio nos acompañaron en la comida del domingo en un centro comercial.

Al final del día, llevé a Cartafol y sus princesas al aeropuerto y me emocioné muchísimo al despedirme de ella. Han sido dos días muy intensos y llenos de emociones. Mi hija estaba descocada con sus princesas. La princesa mayor cuidaba muchísimo de mi Bichito y la mediana jugaba con ella y la enseñaba a pintar “sin salirse”.

Los niños se lo han pasado en grande, con sus nuevos amiguitos. Y mi Pequeñín también, porque aunque se mueve poco, va de brazo en brazo disfrutando de cada mamá y regalándonos un montón de sonrisas.

Ha sido un fin de semana muy especial a la par que estresante. Gracias a todas por venir a vernos, por recorrer todos esos kilómetros para estar con nosotros. He disfrutado muchísimo de vosotras y de vuestros hijos. Ha sido maravilloso teneros cerca, poder hablar cara a cara, disfrutar de vuestra compañía y daros todos esos abrazos y besos que no puedo daros todos los días. Gracias a los papás por ayudarnos, por contribuir a estos dos días fantásticos.

Chicas es fantástico teneros como amigas. Mi otra familia 2.0. GRACIAS!!!