miércoles, 5 de enero de 2011

¡¡¡Ay madre, que vienen los Reyes!!!

Esta noche es una noche mágica, nadie lo puede negar. Las caras, los nervios, es alucinante lo divertida e importante que es esta noche para los niños.

Recuerdo esta noche con mucho cariño. Preparábamos el salón con 3 cubos de agua para los camellos, 2 copitas de anís para Melchor y Gaspar y una de coñac para Baltasar y polvorones para los pajes y los Reyes. Mi hermano y yo nos acostábamos relativamente pronto, nerviosos, histéricos y casi sin poder dormir, diciendo "Duérmete, duérmete, que si no no vienen los Reyes". Éramos muy buenos ese día y hacíamos todo lo que nos decían Papá y Mamá. La primera en despertarme solía ser yo, había años que ni había amanecido e iba corriendo a buscar a mi hermano que dormía en la habitación contigua al salón. Era entonces cuando los dos despacito y agazapados entreabríamos la puerta del salón, echábamos una ojeada y volvíamos a cerrar corriendo. Nos mirábamos ilusionados, temblando, el salón estaba repleto, había de todo, lleno de juguetes y de cosas nuevas esperando a ser abiertas. Entonces íbamos los dos corriendo a la habitación de nuestros padres a pedirles si podíamos entrar al salón. No podíamos ir sin ellos, si no los Reyes Magos se enfadaban y el año siguiente no nos traían nada. Y entonces mi madre y mi padre abrían la puerta y podíamos comprobar la de cosas que nos habían traído. El salón estaba llenísimo, no parábamos de dar saltos de alegría y recuerdo algunos juguetes que marcaron mi vida como fue Tristón (que cuando veía el anuncio me ponía a llorar) y un bebé que era un recién nacido que todavía no tenía ni los ojillos abiertos.

Recuerdo la ilusión, la alegría, esa pasión por todo y a la vez por nada, el sentimiento te llenaba, te desbordaba y costaba reaccionar. Fue una pena cuando me enteré, perdió toda su magia, pero fue una gran noche y día de Reyes mientras duró. Es uno de los recuerdos más bonitos que tengo de mis padres juntos, sobre todo de mi padre abriéndome las cajas y montando los juguetes. También recuerdo cómo mi madre me leía la carta de tres folios a letra igualita que la de ella (qué listos los Reyes, cómo imitaban su letra!!!) de cómo nos habíamos portado y qué debíamos mejorar. Esta carta siempre estaba metida dentro de la bolsa de carbón, que no podía faltar dado que no éramos tan buenos. A mi me encantaba, porque el carbón de Reyes me chifla, todavía lo como cada Navidad. Un año faltó y recuerdo que lloré, mi mamá me prometió que me lo compraría y entonces seguí abriendo regalos. Uff, qué recuerdos, se me empañan los ojos sólo de pensarlo. Al día siguiente, después de comer, íbamos de casa en casa recogiendo regalos, los abuelos, los tíos y demás lugares. Es el recuerdo más bonito que tengo de mi padre, para él la Navidad era especial, yo no sé si por las copas de más o por qué, pero cantábamos villancicos, me subía en sus hombros para ver a la cabalgata y era cuando más feliz le veía. Es una pena que no esté aquí para conocer a sus nietos, aunque el pequeño Embri llevará su nombre. Para mi fue estupendo y me encantaría que también lo fuera para mi familia.

Sin embargo, en casa de mi marido la noche de Reyes no era así. Los Reyes llegaban justo cuando tomaban los postres de la cena, por lo que abrían los regalos esa misma noche y después de jugar un poco tenían que acostarse. Para mi pierde toda la magia de la noche. Sin embargo, ahora que mi tengo a mi Bichito quiero que seamos mi marido y yo los que disfrutemos de ello, en casa, tranquilos, vivir la magia de los Reyes, de esa noche tan especial, esa noche y esa inocencia que por desgracia tiene fecha de caducidad.

El año que viene me gustaría cenar en casa, acostarla con su beso antes de dormir y enseñarla como hice en Papá Noël la magia de la Navidad. Ver su cara de asombro, esa que no tiene precio y disfrutar cada momento de su felicidad, de la pasión que ponen los niños a las cosas. Me gustaría que fuéramos nosotros los que disfrutáramos de coger caramelos en las cabalgatas, de llevar a nuestros hijos a la cama y poder ver esas caras de alucine, de emoción, ese no poder controlar las lágrimas de la alegría y ser nosotros los que lo compartamos con ellos.

El problema está en ¿quien decide qué tradición seguir? Mi marido tiene su tradición y yo la mía, ¿por qué ha de seguirse la que yo quiero? Todavía no hemos hablado de cuán importante es para cada uno esa noche y si alguno estaríamos dispuestos a cambiar esa tradición. Este año ha quedado en el aire y eso que no me encuentro bien, llevo desde Fin de Año con la tripilla chunga, con diarrea intermitente y me dan pinchazos cuando como. Pero imagino que el año que viene tendremos que hablarlo con tiempo, llegar a un acuerdo y decidir qué rumbo tomaremos a partir de ese momento.

Este año ya hemos roto la primera mini-tradición que teníamos desde que estamos juntos mi marido y yo. El día de Reyes comíamos en casa de mi madre. Pero este año no, este año quiero disfrutar estando con mi hija y jugando con ella a todos esos juguetes que la traerán, dado que en casa (a menos que la compre alguna totería esta tarde, que ahora que lo digo creo que haré) se lo trajo Papá Noël.

Pero para discutir qué es lo que haremos en la noche de Reyes todavía tenemos un año, así que a disfrutar de esta noche, de la magia de los Reyes que al fin y al cabo marcan el fin de las Navidades. Os deseo que os traigan muchas cosas y mucha suerte a todos aquellos que jueguen mañana a la lotería.

Un beso muy grande a todos, escribir esto me ha hecho recordar la sonrisa de mi padre y mi felicidad cuando podía compartir con él esas noches y mi vida. Te quiero Papá. Aprovechar esos momentos tan maravillos que podéis vivir con vuestros hijos y que gracias a mi Bichito ha hecho que las Navidades, y en especial esta noche, vuelvan a teñirse de alegría.

¡¡¡FELIZ NOCHE DE REYES!!!

24 comentarios:

  1. Mañana es, para mí, el mejor día del año. Qué ilusión!
    Ayer mi niño ya estaba histérico así que no quiero ni pensar lo que va a ser hoy!
    Que se porten bien los Reyes con vosotros

    ResponderEliminar
  2. Que bonitos recuerdos Suu!! no me extraña que te guste tanto la navidad, tus padres se esforzaron mucho en hacerosla especial. Me has dado una buena idea con la carta.... veremos a ver si Melchor no le escribe a mi Bichejo....

    Tienes toda la razón, ahora son tus hijos, tu familia y has de disfrutar tu de ellos. Es tuderecho y el de tus hijos recordad su infancia como lo haces tu ahora. Y es tu momento de vivir la ilusión de nuevo a través de los ojos de tus peques, es impresionante de veras. Este año A ya se acuerda del año pasado y está super nerviosa!!

    Muchísimos besitos preciosa y feliz noche de Reyes!!

    PD: nosotros tb tenemos ya nombre!! a ver si saco tiempo para mandarte un mail y hablar contigo, me encanta tu elección!

    ResponderEliminar
  3. Seguro que tu marido te entiende y que no le importa adaptarse a nuevas tradiciones. Al fin y al cabo es por aumentar la magia para tu bichito. Cada familia vive las navidades de una forma diferente y lo bonito es que traigais lo mejor de cada casa para vuestra propia familia.
    Felices reyes!

    ResponderEliminar
  4. Debo ser de las pocas que pasan de los Reyes bastante! jijiji. En mi casa todo lo "gordo" lo traía Papá Noel, los Reyes sólo traían algún detallito y además por esas fechas ya andaba yo con el cabreillo de tener que volver al cole en breve. Así que todos esos nervios e ilusión que tu describes los pasaba yo la noche del 24 al 25.

    A mi tu tradición me gusta mucho más y pienso que debeis hacer lo que a vosotros os parezca. Ahora la familia nuclear sois vosotros así que quien no quiera amoldarse no pasa nada, pero que tampoco os lo impongan a vosotros.

    Que os traigan muchas cosas!.

    ResponderEliminar
  5. Felices Reyes !!!
    k lo paseis genial y os dejen muchos regalos...
    Bsts !!!

    ResponderEliminar
  6. A mi también me gusta vivirla como tu, en casa, y por la mañana...así es la tradición luego vestirse corriendo y llevar todos los regalos de mis padrs y hermano para su casa y allí seguir abriendo, que allí hay abundancia,jajaja...
    A celebrarlo lo mejor posible y con esta ilusión tan grande que trasmites con tus letras.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. TRISTÓN! Ese fue el primer regalo que le hicimos con nuestro dinero (dos niñas de 10 y 8 años)a mi hermano Luke cuando nació... es el único peluche que permanece encima de la cama de un hombretón de 25!

    Qué maravillosa es la mañana de Reyes!

    ResponderEliminar
  8. yo en mi casa era exactamente como lo has descrito!
    nos levantabamos e ibamos a la habitacion de mi madre...y ella ya venia con nosotros a ver todo!!!
    era tan emocionante y genial! de hecho dejaba a veces hasta arena en el suelo y decia! mirad, de los camellos! jejej
    y si no se tomaban las 3 copas de champange que dejabamos para los reyes,...deciamos. mira! no se lo han bebido! (claro, mi madre no bebe jamas...jejej)
    en fin, que era genial! y yo a mis hijos les quiero transmitir lo mismo!
    de hecho yo sigo teniendo esa emocion...aunque ya todo sea menos magico para los mayores..

    yo creo que deberiais llegar a un acuerdo, pero si te sirve de algo, me parece mucho mejor tu manera de vivir los reyes, que la de tu marido! porque para jugar medio rato..ya tienen el dia entero siguiente para jugar no=??

    un besote y que lo disfruteis como tu quieras!!
    muaac

    ResponderEliminar
  9. Buf! que nervios.
    A mi me pasa como a ti. Era todo un acontecimiento. Que nervios pasabamos por dios! jajajajaja
    En casa de mi marido también eran más sosos pero mi cuñada y yo les estamos metiendo bastante caña con el tema.

    Lo que no hagan por los niños...

    Nosotors hoy ración doble de cabalgata. Miedo me da.

    Que lo pases muy bien Suu y que os traigan muchas cositas los Reyes.
    Yo creo que por aquí hemos sido todas muy buenas, verdad?

    ResponderEliminar
  10. Que recuerdos mas bonitos eh!!! YO tb los recuerdo asi, y creo que tu tradicion es mejor para los niños que la de tu marido.POr la razon de q todos esperamos a los reyes el dia 6, pasamos la noche nerviosos.....esa es la ilusion!!!
    Aqui en casa siempre lo hemos hecho asi, pero desde q estaba mi novio aqui que han sido 5 años y pico, el siempre me daba sus regalos el dia 5 d noche y yo a el pos tb.Un beso y q te traigan muuuuchas cosas.

    ResponderEliminar
  11. Pues a nosotros nos pasa un poco igual con la familia de mis suegros hoy y con la mía mañana aunque por mi familia y en mi casa los regalos fueron en papa noel ahora también le caerá algo en mi casa un par de libros con sonidos que creo que le van a encantar y el próximo año pues... creo que habrá que cambiar tradiciones porque me pasa un poco como a ti, pero eso ya será otro año.

    ResponderEliminar
  12. Es normal que las costumbres se vayan cambiando. Nosotros también las hemos ido cambiando, a favor del peque claro, a medida que ha ido creciendo.
    Feliz Noche.

    ResponderEliminar
  13. Joe chica esta entrada me ha llegado dentro eh! , me he emocionado jaja de verdad.
    nosotros hacemos como conte en mi blog pero el dia que tenga hijo/s me gustaria que pasara como a ti cuando eras pequeña de hecho le enseñaré este post a mi marido (seguro que el tambien se emociona jaja)a ver que le parece que hagamos asi.
    Pero eso ya son plabaras mayores porque ni siquiera estoy embarazda y estoy planeando esto jajaja , de todas formas le enseñare la entrada a mi marido jaja
    feliz noche de ryes! ( ;

    ResponderEliminar
  14. Nosotros desde que nacio julito la noche de reyes se pasa en casa.
    La tradicion la queremos crear nosotros, despertandonos siempre los tres juntos por la mañana ese dia y que el peque encuentre en el arbol sus regalos y los abra con nosotros.
    Si esa tradicion se rompe, sera porque papi trabaje, como ocurrio el año pasado, pero como le toco de tarde, podimos abrir los regalos juntos.
    Asi que me parece genial lo que has decidido.
    Feiz dia.

    ResponderEliminar
  15. Me encantan tus recuerdos de la infancia. Yo tuve pocas oportunidades para vivir con ilusión el día de Reyes, mis padres no creían en ello y si alguna vez hicieron un regalo fue por no ir a contracorriente. Por eso los Reyes me traen más tristeza que otra cosa. Espero que el día de mañana, cuando tenga hijos, sepa hacerlo tan bien como tus padres.

    ResponderEliminar
  16. De momento os queda un año entero para eso, ya lo hablaréis pero yo entiendo perfectamente que quieras ese día para vosotros solos, a veces las familias no entienden que haya momentos de nuestros hijos que queramos disfrutar sin compartirlo con ellos pero es cuestión de hablarlo, si vosotros lo tenéis claro...

    ResponderEliminar
  17. LAKY, que disfrutéis muchísimo y que os traigan todas esas cosas que os hacen mucha ilusión!!!

    Simplemente yo, seguro que ya ha escrito Melchor a tu pequeña!!!! Debe de estar nerviosísima. Lo estoy yo y mañana no espero encontrarme nada, jajajajajaja!!!! Saca tiempo de donde sea y dime cómo se va a llamar al final!!!

    Yo misma, creo que es una tradición que debemos decidir los dos, son ambos nuestros hijos. Claro que a mi me gusta más la mía, para que te voy a engañar, jajajajajaja. Felices Reyes para ti también.

    Mamá (contra) corriente, esto depende de la familia y de las tradiciones y aunque yo intento regalar juguetes en Papá Noël y ropa en Reyes, no dejo de olvidarme lo que para mi suponían los Reyes Magos. El año que viene lo decidiremos con tiempo y espero que consigamos ponernos de acuerdo. Feliz Noche de Reyes a vosotros también!!!

    Virgini@, que os traigan muchas cosas!!!

    Cartafol, a mi también me gusta más la mía, pero claro, es la mía, imagino que a mi marido le gusta la suya. Hace un año hablamos sobre el tema y no llegamos a ninguna conclusión, así que como este año a mi no me importa, he aplazado el tema para las próximas navidades. Quizá hagamos una tradición nueva nosotros y se acabó. Besitos!!!

    Leia Organa, lo que quise yo a Tristón, madre del amor hermoso. ¡¡¡Tristón sólo quiere un amiguito, que le de mucho amor!!! Lo que lloré yo con ese anuncio. Me alegro que todavía lo conserve tu hermano, es de admirar.

    Hadasycuscus, verdad que era súper emocionante. Lo recuerdo con muchísimo cariño, era una noche muy especial. El año que viene ya os contaré qué hemos decidido.

    ResponderEliminar
  18. Yo siempre he vivido los Reyes como tu, levantarse por la mañana con la emoción de ver los regalos esperando a mis padres porque hay que ir todos juntitos y ahora lo hago con mi hijo y aunque el ya sabe que los regalos los ponemos nosotros lo vive con igual ilusión y nervios, incluso seguimos dejando leche y galletas, por que nos encanta toda esa tradición.
    Espero que tengáis un maravilloso día de Reyes y que el año que viene podáis también hacerlo como quieres, porque las cosas habladas con tiempo seguro que se comprenden mejor.

    ResponderEliminar
  19. Cuando era chiquita tenía mucha ilusión... buscaba el pasto y el agua para los camellos, y ponía los zapatos para los reyes. Cuando me levantaba iba corriendo a ver los regalos y a ver si la pileta de mi fondo tenía la misma cantidad de agua que el día anterior (para mi sorpresa, siempre los camellos tomaban mucha agua de la pileta y quedaba bastante más vacía, jeje).
    Que no se pierda la ilusión =)
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  20. Que bonito post Suu, es normal que te guste tanto la navidad con tan bonitos recuerdos.
    A mi cada vez me gusta menos pero no se porque, me gusta por vivir unos días en familia pero ya esta.
    No te preocupes de que tradición elegir para el año que viene aun te queda mucho tiempo para decidir.
    Un besote y que disdruteis del gran día.

    ResponderEliminar
  21. Anatema, es muy importante seguir con las tradiciones, estoy segura que es muy emocionante para todos.

    Berenice, qué bonitos y grandes recuerdos tienes. Nunca los olvides!!!!

    Elena, joo, siento mucho que cada vez te guste menos. Espero que este año hayas disfrutado y que las próximas Navidades sean aún mejor.

    ResponderEliminar
  22. No había leído este post tuyo, no se por qué el móvil se lo ha saltado, me ha emocionado leer lo que has escrito de tu infancia, es bonito que tengas esos recuerdos con tu padre. Un besazo!!

    ResponderEliminar
  23. María, me gusta mucho que te hayas emocionado, gracias.

    ResponderEliminar
  24. Teta, si cierro los ojos soy capaz de verme nerviosísima. Pasarlo bien en la cabalgata, yo este año he decidido no ir, un mal golpe y me veo pasando la noche de Reyes en el hospital y eso sí que no. Buenas no, buenísimas!!!!

    Patry, me alegro que compartamos recuerdos. Espero entonces que tu novio te regale muchas cosas esta noche.

    Mis Chicos y yo, bueno, digo yo que habrá que hacer consenso y ver cuál es la mejor opción y a partir de ahí continuar.

    Belén, ya lo sé, este año no me preocupa, el año que viene ya veremos qué decidimos.

    Sariita, me alegro que te haya emocionado tanto la entrada y sobre todo que te haya gustado lo suficiente como para llevarlo a cabo. Y no te preocupes, seguro que los Reyes Magos esta noche te traerán un lindo regalo para el 2011.

    MamáDeJulio, a mi también me hubiera gustado, pero ya el año pasado tuvimos alguna conversación en la que mi marido no estaba de acuerdo. Este año yo no he preparado nada y he preferido ni mentarlo, el año que viene nos sentaremos y hablaremos del tema. Para mi es importante que seamos nosotros los que hagamos la tradición y disfrutemos de esta noche los cuatro juntos.

    Mamá mimosa, entiendo que te traigan tristeza, dado que la mayoría de los niños vivían esta noche con mucha ilusión, pero estoy segura que te han brindado otros miles de recuerdos fantásticos. Todavía estás a tiempo de crear tu propia tradición y empezar a forjar recuerdos felices para la noche de Reyes. Ánimo!!!

    MamáDeUnaBruja, estoy segura que llegaremos a un acuerdo. No sé si lo daremos por la mañana o por la noche o lo que sea, pero desde luego debe de ser nuestra tradición, son nuestros hijos y yo quiero disfrutarlo con ellos. Pero para eso nos queda todavía un año...

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando