viernes, 16 de septiembre de 2011

La vuelta al cole y Arnidol

La semana 37 del calendario ha sido la elegida para la vuelta al cole, unos una semana antes u otros, tan afortunado como nosotros, que volvemos la semana que viene. Pero el mes de septiembre siempre se ha caracterizado por el comienzo de un nuevo curso.

Mi Bichito y mi Pequeñín empezarán el lunes y, por tanto, comenzaremos con nuestras nuevas rutinas. Atrás quedarán las vacaciones, comer tarde, acostarse a última hora y disfrutar de todas las horas de sol posible.

Poco a poco tendremos que amoldarnos a esta nueva etapa en la que nosotros nos repartiremos la tareas como podamos y como nuestros horarios nos lo permitan e intentaremos estar con nuestros hijos el mayor tiempo posible.

Intentaremos aprovechar las horas de sol del día y bajaremos a la calle después de merendar a que mi Bichito corra, juegue con la arena, se suba a su moto y disfrute con sus amiguitos. Y dentro de nada, a lo largo de este nuevo curso, mi Pequeñín empezará a gatear, a inspeccionar todos los rincones del parque y después a andar.

Espero que las profesoras, tanto de mi Bichito como de mi Pequeñín, tengan también a mano una barrita mágica, porque con los peques estoy segura que habrá más de un chichón. En el bolso, como desde que mi Bichito empezó a gatear, llevaré mi gel stick de Arnidol, mi barrita mágica, por si alguno de mis peques o de sus amiguitos se dan un pequeño golpe. Porque a veces es imposible evitar la caída, pero podemos ayudarles a bajar la inflamación y calmar un poco el dolor.

El próximo lunes, afrontaremos la vuelta a la guarde de mi Bichito y el comienzo de ella de mi Pequeñín con un poco de tristeza, porque separarnos va a ser muy duro.  Pero iremos con alegría y con una gran sonrisa y esperaremos que nuestros hijos se adapten lo mejor y lo antes posible.

11 comentarios:

  1. Espero que el lunes os vaya lo mejor posible!! supongo que le viaje bien, no?

    ResponderEliminar
  2. MamáDeUnaBruja, ya os lo contare mañana, estoy un poco nerviosa y creo que por eso me ha costado mucho dormirme. Al final adelantamos un poco el viaje y aprovechamos la siesta y asi llegar lo antes posible para poder preparar las cosas de la entrevista con la profe de mi Pequeñin.

    ResponderEliminar
  3. Ánimo Suu! espero que los peques se adapten bien.

    ResponderEliminar
  4. Jo...me acuerdo yo de mis vueltas al cole de pequeña....que mal lo pasaba!!!

    ResponderEliminar
  5. Espero que a tus niños les vaya muy bien en el cole. Cómo crecen, cuando te quieres dar cuenta ya son tan autónomos como para ir al colegio ¿verdad?

    Laura

    ResponderEliminar
  6. Qué haría yo sin la barra de Arnidol cuando los picos envenenados de las mesas se lanzan a por la cabecita de mi peke? Como dice mi abuela, es manode santo, jeje

    ResponderEliminar
  7. Jo! parece que va a ser más duro para ti que para tu peque! Te acostumbras a estar siempre juntos y luego,...
    Esa "barrita mágica" como la llamas, ¿funciona tan bien como decís?
    sauldos!!
    Leti

    ResponderEliminar
  8. Belén, muchas gracias.

    Bea, yo me acuerdo de una única vez y aunque me dio un poco de pena, no recuerdo que llorara.

    Laura, uff, el año que viene le toca a mi Bichito afrontar el colegio, si es que cada día es más mayor.

    Lowendal, qué verdad es esa!!! Si es que los picos de las mesas a los niños son como las columnas de los garajes a los coches!!!

    Leti, funciona muy bien, de verdad que sí. Además una sola barrita te dura mucho, mucho, mucho. Yo que tú la probaría. Al principio, yo también era un poco escéptica, pero cuando lo vi me quedé impresionada de lo bien que funciona.

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando