lunes, 19 de septiembre de 2011

Malos momentos

Después de escribir el śabado sobre nuestra lactancia en tándem, el domingo tuvimos una crisis. Yo le di el biberón que tenía que darle antes de ir a la guarde, se tomó 180ml, se durmió y yo intenté sacarme leche. Después de hora y media conseguí sacarme 100ml entre los dos pechos. Craso error, no debí de estar tanto tiempo. Mi Pequeñín se despertó y al rato quería tetita, pero o no había lo suficiente porque no había dado tiempo a que me subiera o no salía como a él le gustaba. Así estuvimos todo el día, cada hora u hora y media. Qué ocurrió, que al caer la noche y ser la hora de acostarse, estaba demasiado nervioso y no estaba a gusto con el pecho. Así que le hice un bibe y se tomó 100ml. Yo sentía mi pecho como dos pimientos fritos, totalmente vacíos. Encima estaba nerviosa y triste porque hoy tenía que llevar a mis hijos a la guarde. Cuando se durmió, mi amor propio quedó por los suelos, desapareció mi autoestima y me quedé muy triste.

Por suerte tengo a Eloísa para que me eche un cable, me mande un correo explicándome lo que ha pasado y me suba la moral. El problema es que yo hoy no estaba muy animada. He pasado muy mala noche, a penas he dormido y cada vez que me despertaba miraba a mi Pequeñín y se me partía el alma, no quería llevarle hoy a la guarde.

El día ha sido muy duro, durísimo, pero sobre todo para él. Hemos ido los cuatro, le hemos dejado en su clase y nos hemos despedido. Me ha mirado y le he dicho adiós. Se me han llenado los ojos de lágrimas, pero no podía llorar, mi Bichito tenía que verme alegre y feliz. Después mi Bichito ha ido a su nueva clase, con su profe del año pasado, la ha dado un abrazo y ha entrado. Ha tenido su profe que darla la vuelta para que nos dijera adiós.

Tres cuartos de hora después estábamos de nuevo en la guarde. La directora ha ido a por mi Bichito y yo he ido a por mi Pequeñín. Cuando me he asomado le he visto en brazos, no paraba de llorar. La chica me ha dicho que los primeros 15 minutos ha estado bien, pero que después no ha parado de llorar. Le ha tenido en brazos y ni con esas se calmaba. Ha tardado bastante en calmarse, menudo sofoco tenía mi Pequeñín. Llorábamos juntos, qué pena me ha dado. Sé que ha sido muy duro para él y me da mucho miedo y mucha tristeza llevarle mañana. No quiero, pero sé que tengo que hacerlo.

Mañana os contaré como ha ido, yo ya llevo toda la tarde dándole vueltas y con un nudo enorme en el estómago.

15 comentarios:

  1. Suu lo siento muchísimo guapa, espero que mañana vaya un poquito mejor. Un besito y mucho animo guapa...

    ResponderEliminar
  2. Si es que es muy pequeñito. Es una p---ada, pero es lo que hay, el mundo que nos ha tocado vivir y solo te queda el consuelo de recuperar todo el tiempo posible estando juntitos a todas horas siempre que podáis. Eres una mamá estupenda, nunca lo dudes ;-)

    ResponderEliminar
  3. Siento que esté siendo tan duro. Espero que poquito a poco os vayáis haciendo y recupereis el tiempo perdido cuando estéis todos juntos en casita.
    Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  4. Jo Suu lo siento mucho. Espero q poco a poco vaya mejorando.

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  5. Suu, cariño, cuánto lo siento. Qué mal lo estás pasando. Yo también te deseo que todo vaya mejor hoy porque os lo mereceis todos.
    Eres una mamá maravillosa con verdadero amor hacia tus peques y con el deseo de hacerlo todo por ellos.
    No todos los días son perfectos. Lo estais haciendo muy bien.
    un beso enorme Suu.

    ResponderEliminar
  6. María, uff, no sé, yo también lo espero. Llevo dándole vueltas, tantas que desde las 4 no puedo dormir. Pero no me queda otra, no quiero que sufra. Gracias por los ánimos.

    Eloísa, pues sí, es muy pequeño. Es una mierda tener que dejarle y ojalá no tuviera que hacerlo, pero es lo que hay y no puedo darle muchas más vuelta, porque me quita el sueño. Ojalá hoy se quede más tranquilo.

    Carol, muchas gracias, yo también espero que hoy vaya mejor. Es un niño muy risueño y se me parte el alma verle llorar tanto.

    MamáDeJulio, gracias, yo también lo espero.

    Raquel, espero que hoy vaya mejor y ojalá no llore. Yo le quiero mucho y me encantaría poder explicarle las cosas, pero es tan pequeño. Gracias por tus palabras, muchísimas gracias. Besitos.

    ResponderEliminar
  7. Ánimo Suu, son momentos difíciles pero espero que pronto podías adquirir una rutina y todos estéis más tranquilos.

    ResponderEliminar
  8. Mucho ánimo Suu, lo tenéis que estar pasando muy mal, espero que pronto lo vayáis superando

    ResponderEliminar
  9. Suu espero que todo vaya mejor. Te entiendo perfectamente, el año pasado cuando tuve que dejarle lo pase fatal pero este año está siendo aún peor. Lleva 2 semanas y pico y aún se queda llorando todas las mañanas. No sé si vamos a conseguir que no llore, yo lo estoy pasando fatal, estoy toda la mañana pensando en el y se me parte el alma pensar en lo que le estoy haciendo pasar pero no puedo hacer otra cosa.
    No consuela que a otros les pase lo mismo, pero bueno, yo te lo cuento, muchos mucho animos.

    ResponderEliminar
  10. Suu, de lactancia no me atrevo a opinar, pero pensaría que los nervios y angutia que tienes ahora mismo pueden ser la causa de la "crisis", seguro que pasa.
    Por lo demás, no te imaginas cómo te entiendo. Me pongo en tu piel y estaría igual. Pero no te tortures, daros tiempo y verás como todo va bien. El pequeñín neceesita acostumbrarse al cambio. Tengo amigas que han llevado a sus hijos a la guardería con 5 meses y todo les ha ido bien. Así que ánimo.
    MAMARECIENTE
    www.megustasermama.blogspot.com

    ResponderEliminar
  11. Belén, ojalá sea verdad y mañana se quede mejor. qué mal se pasa.

    Mis Chicos y yo, se pasa fatal, tengo el corazón encogido y unas ganas de llorar increíbles. Cuando está conmigo y le veo con esa carita tan feliz me siento fatal por dejarle allí.

    Mamá Encantada, yo lo pasé también con mi Bichito cuando era una bebé y lo pasamos muy mal. Sin embargo, el año pasado pasó tres días malos, después fue tan tranquila. Y este año está más feliz que una perdiz. Pero mi Pequeñín, ay, madre, qué pena me da. Es tan pequeño que se me encoge el alma cada vez que lo pienso. Espero que el peke pronto deje de llorar y disfrute yendo a clase. Cuando no se pueda hacer otra cosa, sólo queda animarnos y esperar que se adapten lo antes posible.

    MamáReciente, yo también creo que los nervios y la angustia tuvieron algo que ver. Sé que se adaptará con el tiempo, pero cada día es como una pequeña tortura para los dos. Muchas gracias por los ánimos

    ResponderEliminar
  12. Ay! querida, que pena me da leer esto, después de tanto tiempo desconectada me hubiera gustado leerte más alegre, pero chica, es lo que hay, con lo de las guarderías poco podemos hacer.

    De poco te va a servir que te diga yo nada, pero ya verás como poco a poco se irá adaptando.

    Y con lo de la teta, esas crisis, como nos hacen polvo, eh...
    No te desanimes, si tu eres la number one de la teta, por dios!!!!!!
    Ya verás como en unos días os ajustais ;D

    Un beso enorrrrrrme guapa!

    ResponderEliminar
  13. MamáDeUnaBruja, muchas gracias.

    Teta, pues si lees justo el post anterior, el de la lactancia en tándem, te hubiera animado y te habría gustado. Pero ahora mismo es lo que hay, ya sabes cómo va esto, sólo hay que pasar los días y esperar que poco a poco vayamos adaptándonos a estar separados. Besos a ti también

    ResponderEliminar
  14. Ay Suu...cuanto lo siento, se me encoje el alma de imaginarme el momento, ya verás que pronto pasará todo y será de lo más normal! Un beso gigante guapetona.Arriba esos ánimos.

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando