martes, 20 de septiembre de 2011

Muy poquito a poco

Y es que ayer os contaba los malos momentos que estábamos pasando en todo lo que entraña el inicio de la guardería.

El día de hoy ha sido más de lo mismo, pero de forma intermitente. Se ha quedado una hora y cuando le he recogido estaba en brazos de una de las cuidadoras, dormido, con el chupete puesto y todo lo de alrededor de los ojos rojo. Había llorado y mucho, pero de forma intermitente, lo que significa que algo mejor, pero muy poquito a poco.

Dejarle en la guarde está suponiendo un trauma para los dos. Yo apenas consigo conciliar el sueño, me despierto, le miró y no puedo contener las lágrimas. Hoy llevo desde las 4 despierta. Sabía que iba a ser duro, pero no recordaba que tanto. Ahora que vuelvo a pasarlo, recuerdo esa sensación horrible, cómo si te arrancara algo que forma parte de ti. Por mi cabeza han pasado un millón de cosas, todas inviables o imposibles. La realidad es que tiene que ir y por más vueltas que le dé, lo único que voy a conseguir es perder el sueño, pero no puedo evitarlo. Siento un enorme vacío cada vez que le dejo, por suerte, su hermana tiene ese toque que hace que me vaya con una media sonrisa.

Hay que decir que cuando hemos salido del coche y estábamos esperando a que abrieran las puertas, mi Bichito ha cogido a su padre y le ha llevado a la puerta y él le ha preguntado: "¿Has visto algún amiguito?", pero ella ha llegado a la puerta principal, se ha colocado la primera y ha esperado a que la directora abriera. La gusta mucho ir y eso que sólo estuvo ayer tres cuartos de hora. Cuando hemos llegado a dejar a mi Pequeñín y lo ha cogido su profesora, ha dado un paso hacia la clase y mientras movía la mano les decía a los bebés: "Adiós" y tiraba de su padre para ir a su clase. Después de dejar a mi Pequeñín con su profe contento y sonriendo, hemos llevado a mi Bichito a su clase. Se ha abierto paso, se ha puesto la primera en la puerta y cuando su profe la ha dicho "Entra", ella ha entrado tan contenta. Mientras yo hablaba con su profe ya nos hemos despedido de ella desde lejos.

Hoy mi Bichito se ha quedado 3 horas y le han sabido a poco. Si no fuera porque mañana tenemos que llevarla a hacer una ecografía para ver cómo sigue el quiste folicular del ovario, se quedaría el día completo.

Así que, cuando cruzo las puertas de las guarde, me voy con un sabor agridulce, pero con el estómago encogido y con mucha pena por mi Pequeñín. Ojalá hubiera otra solución y pudiera ser yo la que disfrutara de todos los momentos que les va a regalar a sus profesoras. Me encuentro un poco baja anímicamente, espero que pronto pueda contaros que mi Pequeñín ya no llora y que ríe como siempre lo hace. Porque aunque yo sea su madre puedo deciros que jamás he visto a un niño tan risueño como él, con esa sonrisa de "Gusanitos Risi" que tiene y siento una gran pena cuando le veo llorar, porque él nunca llora.

12 comentarios:

  1. Suu, ya veras como dia a dia ira mejorando hasta que llegue el dia que se quede tan contento con su profe! Ya veras! Y de repente ese dia se te olvidará todo lo mal que lo pasaste, al igual que te paso con tu bichito!

    ResponderEliminar
  2. Ay! Para q luego digan q tan pequeñitos no se enteran d nada!!!! Pobrecito el y pobre tu... Solo d pensarlo m da pena a mi, asi q no puedo ni inaginarme como lo estas llevando.
    Poco a poco!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Es que es tan pequeñín... pero ya verás como al final va a ir contento como su hermana aunque claro, hasta que llegue el día lo estáis pasando mal, así que un abrazo gordo.
    Lo del quiste me lo había perdido, a ver que tal mañana, por cierto cuando le hicieron la eco que tal lo llevó?? es que a mí eso me preocupa un poquito.

    ResponderEliminar
  4. Gemma, espero que sea lo antes posible, porque lo estamos pasando muy mal. Tú sabes como es mi Pequeñín, que está riéndose todo el rato, a carcajada limpia y verle llorar, con los ojos rojos, me parte el alma, tengo el corazón roto.

    Juliete, que no se enteran? de verdad que ya me lo ha dicho un montón de personas. Pero en serio creen que un bebé, que lleva seis meses sin separarse de su mamá, va a un sitio extraño, que no es su hogar, con gente extraña y no lo nota? Prefiero no contestar, sólo espero que nos adaptemos los dos lo antes posible, porque a mi se me saltan las lágrimas durante todo el día.

    MamáDeUnaBruja, si es que es muy pequeño, pero espero que nos adaptemos pronto. Hace algo más de un año un pediatra la palpó el hígado y el bazo y dijo que lo tenía más grande de lo normal, así que la hicieron una eco. El hígado y el bazo estaban perfectamente, pero tenía un pequeño quiste ovárico izquierdo de carácter folicular, de 1,5 cm de diámetro máximo. así que me dijeron que al año la harían otra eco de control. La tumbaron y la sujeté con mucho cariño y aunque se puso un poco nerviosa cuando le sujetó la enfermera, yo la iba explicando poco a poco todo lo que hacían y fue muy bien.

    ResponderEliminar
  5. Bueno, ves?ya un poquito mejor que ayer...tranquila cariño, mucha paciencia que todo llega. Sé que son momentos duros, y más verlo así, llorando...se te hace un nudo en el estomago de la impotencia, pero mañana será aún mejor día...igual ni llora!!!
    Vopy a leer lo del quiste del ovario de tu niña, no tenía ni idea!!!

    ResponderEliminar
  6. Poco a poco Suu, como bien dices... Te mando un abrazo fuerte y mucho animo!! Esta época pasara y el peque se quedara contento con su seño. Un besito fuerte

    ResponderEliminar
  7. A ver si pronto os adaptáis los 2 y ves a tu pequeñín sonreír de nuevo. Te mando mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
  8. París, uff, qué duro se nos está haciendo a los dos. Ojalá hoy no llore.

    María, muchas gracias, espero que pase pronto, cuanto antes mejor.

    Lulu, gracias, ojalá nos adaptemos los dos rápidamente y estos días sean un mal recuerdo

    ResponderEliminar
  9. Ay Suu, como te entiendo, es como si lo escribiese yo misma, que mal se pasa, anda que no me plantee yo cosas que eran inviables. Que rabia da dejarlos asi y no poder hacer nada. Yo me despertaba por las noches como tu y me ponia a llorar de pena pero tambien de rabia y de impotencia. Este año él lo está pasando mal pero yo creo que lo llevo algo mejor, no es fácil pero no queda otra

    ResponderEliminar
  10. Aguanta Suu, da mucha impotencia tener que dejar lo que más queremos en manos de otras personas. Con todo lo que los hemos deseado, lo que los queremos y la necesidad que tenemos de protegerlos, es muy duro.
    Vamos contra nosotras y nuestros instintos, pero no hay más, si encontraramos otra opción no se si lo haríamos. Yo estoy como tú uy es muy duro.
    Un beso enorme, te comprendo muy bien guapa
    Aguanta que la cosa se normalizará

    ResponderEliminar
  11. MamaEncantada, se pasa muy mal y es una pena no poder hacer nada. Espero que pronto se le pase a tu peque y que poco a poco vaya tan bien como mi Bichito. Ánimo y muchos besos.

    Raquel, si es que me da una cosa cada vez que voy a dejarle, parece como si le estuviera abandonando. En fin, es lo que hay y hay que pasarlo y espero que pronto deje de llorar y que lo pase bien en la guarde y sea el niño feliz que siempre ha sido. Besitos

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando