jueves, 22 de septiembre de 2011

Vamos a mejor

Y es que mi Pequeñín hoy sólo ha llorado de forma intermitente al principio, lo cual hace que yo me sienta mucho mejor y esté algo más tranquila. Esta vez le he llevado un poco de mi leche para que se la dieran y allí ha dormido 25 minutos al principio y otros 35 antes de que yo llegara, porque le he despertado. Se ha tomado 130 ml y en cuanto le he cogido y me ha visto, aunque estaba adormilado, me ha regalado una amplia sonrisa y un ruidito de gustirrinín. Ya se ha quedado despierto y yo le he hecho unas cuantas carantoñas, no podía resistirme a esos ojos tan preciosos y esa sonrisa desdentada que me tiene enamorada. Ha comido tetita al llegar, pero no quería demasiada. Cuando le he dado el puré de verduras le han dado varias arcadas, así que esperaremos a después para volver a probar o quizá ya el fin de semana. Mañana se queda todo el día, de 9:00 a 15:45, como su hermana. La cual, por cierto, sigue en la guarde, hoy se ha quedado a comer y a dormir también allí. Estoy segura que se lo ha pasado genial, porque en cuanto su profe ha abierto la puerta, ha ido con los brazos abiertos para darle un abrazo y un beso de buenos días. No, si al final voy a tener que tener celillos de ella. Es un chica estupenda y majísima. Estoy encantada de que sea la profe de mi Bichito y ojalá, el año que viene, vuelva a 1º y mi Pequeñín esté con ella.

La tarde de ayer fue bastante bien, muchísimo mejor de lo que nunca me hubiera esperado, tal y como te la imaginas en tus mejores sueños. Pasamos la tarde y a las 19:45 me dispuse a bañarlos. La semana pasada le pedí a mi madre que les comprara unos pulpitos para el baño que había visto en un catálogo, pues no podía haber acertado mejor. Son ventosas y se colocan en una plataforma. A mi Bichito le encanta, tanto que si está jugando en la calle y le dices: "Vamos a bañarnos y a jugar con los pulpitos", deja todo y se sube a casa. Así que cuando la dije que nos íbamos a subir a jugar con los pulpitos, no hubo ningún problema, subimos y nada más entrar en casa, ya se estaba desnudando. Yo hice unos poquitos cereales a mi Pequeñín, me preparé una ensalada, un sanjacobo para mi Bichito y me dispuse a dejarlo todo preparado: la trona en su sitio, un cambiador en el suelo del baño, la ropa, la crema, los pañales y la hamaca, agua en la bañera y niños en el baño. Preparados, listos, ya.

Desvestí y bañé a mi Pequeñín, mientras mi Bichito me ayudaba con la esponja. Cuando terminé le puse sobre el cambiador y metí a mi Bichito con sus pulpitos. Mientras ella jugaba, yo le daba crema a mi Pequeñín y le vestía. Una vez estuvo listo, le puse en la hamaca, le dejé una llaves mordedoras y bañé a mi Bichito. Cuando estuvieron listos los dos, saqué las pinturas a mi Bichito para que pintara mientras yo le daba los cereales a mi Pequeñín, llegaba el momento crítico, darle de mamar en la habitación los dos tranquilos. Así que se me ocurrió una idea, hay un cofre de pinturas que a mi Bichito le gusta mucho, pero no suele utilizarlo y cuando lo ve siempre quiere cogerlo, así que la dije que mientras yo acostaba al Pequeñín, ella podía jugar con el cofre. Quedó encantada y así hicimos. 25 minutos después aparecí en el salón y lo tenía todo recogido, la encanta meter y sacar las cosas del cofre. Lo guardamos, pusimos la mesa y cenamos. Se lavó las manos, la boca, los dientes, hizo pis, comió tetita y a las 21:30 estaba acostada. No me llamó, se quedó dormida y yo pude tumbarme en el sofá contenta, satisfecha y un poco incrédula de que todo había salido a pedir de boca. Imagino que no todos los días serán así, pero da gusto empezar algo con buen pie. Lo único malo es que mi marido se sintió un poco desplazado y es que él nos había echado mucho de menos. Desde aquí he de decirle que las tardes sin él no son tan bonitas, que le echamos mucho de menos y que estamos deseando que llegue el sábado para disfrutar mucho los cuatro juntos. Ánimo cariño, un par de tardes más que el fin de semana está a la vuelta de la esquina.

Esta tarde bajaremos a la calle y disfrutaremos del buen tiempo, antes de que empiece a hacer menos calorcito. Ojalá se me dé tan bien como ayer la hora del baño y acostarnos. Mañana es mi último día sin empleo y sueldo y a partir del lunes volveré al trabajo. Disfrutaré la mañana con una amiga e iré al médico, tengo un lunar un tanto irregular que me ha crecido (antes era una mancha) y que me gusta más bien poco. Mañana os cuento qué tal nos ha ido el día. Disfrutar también vosotros del buen tiempo.

8 comentarios:

  1. Qué organización!!! me has dejado con la boca abierta! qué bien que la tarde saliera así...
    Me tengo que agenciar unos pulpos de esos, la mascota de la guarde de la bruja es un pulpo y estoy de oirla todo el día "pupo pupo"... vamos que en cuanto acaben las fiestas me voy a buscarle unos ;)

    ResponderEliminar
  2. Que bien!!! Oye que bien pensado tenías todo!! Me alegro mucho, a ver si hoy va igual de bien! Un besito preciosa

    ResponderEliminar
  3. Qué buena idea lo del cambiador en el suelo para poder estar pendiente de cada uno. Cómo nos volvemos de prácticas las mamás eh, se nos ocurre de todo con tal de llegar atodo y a todas partes. Felicidades por tatan organización y por llevarlo siempre todo de la mejor manera. me doy cuenta que no dejo nunca de felicitarte, por una cosa o por otra, has visto?
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Que guay!!! Suu cómo lo llevas de bien!!!! Hay que valer, madre mía y yo que con una a veces me agobio....
    Un abrazo (a mí me queda una semana sin trabajo y sin sueldo)

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado Im-Presionada!!!
    Yo con PequeñoJedi tengo ya mis más y mis menos en cuanto a sacarlo del baño (es un bebé nutria) pero sobretodo para que se termine la tetita de la noche...

    Por cierto... has empezado con los cereales para Pequeñin, nosotros comenzaremos la semana que viene con las frutas. ¿Algún consejo? Porfiporfi.

    ResponderEliminar
  6. animo, animo y más animo.
    mamareciente

    ResponderEliminar
  7. MamáDeUnaBruja, la verdad es que cuando las cosas salen rodadas te quedas alucinada tú misma. Ni en mi mejores sueños habría imaginado que saliera todo tan bien. Esos pulpos son chulísimos, si quieres te digo donde los compré, estoy segura que seguirán. Mi hija tiene que darles un beso antes de guardarlos a cada uno!!!

    María, es que si no te organizas te puedes volver loca!!! ayer mi Bichito estaba un poco más rebelde, pero a las 21:30 estaba en la cama, aunque esta vez la costó dormirse. Pero oye, aún así, fue una gran tarde.

    Paría, muchísimas gracias!!! Pensé en poner un colchón de una minicuna, porque el cambiador a mi Bichito ya le queda un poco pequeño, pero tiramos un colchón y no pudo ser, pero con el que tengo me estoy apañando bien.

    Raquel, pues no me he agobiado yo veces con mi Bichito!!! Pero es que cuando no te queda otra, no te queda otra y hay que afrontar las cosas como vienen y hacerlas lo mejor posible. Fíjate que creo que me organizo mejor en tensión y momentos críticos como este, jajajajaja. Debes de estar agobiadísima como yo, qué pocas ganas de trabajar!!!

    Leia, jajajajaja. Gracias!!! Mi Pequeñín tampoco lo termina del todo, por suerte mi Bichito se toma lo suyo y los que deja su hermano y ella más feliz que una perdiz. Respecto a las frutas decirte que yo a mi Pequeñín ya le he dado plátano, pero entero, es decir, que lo he pelado, lo he partido por la mitad y se lo he ido dando. Yo lo tenía sujeto en mi mano y él apretaba mi mano hacia su boca. Y le encantó. La verdad es que poco más puedo decirte, sobre todo espero que le guste y poquito a poco. He empezado con los cereales para que puedan darle de desayunar y no le den tanto biberón, me da miedo a que se me destete de lo tragoncete que es. De todas formas, cualquier pregunta, yo encantada de echarte una mano!!!

    MamaReciente, muchas gracias!!!

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando