jueves, 27 de octubre de 2011

Operaciones

Leia ayer se sorprendió cuando dije que estaba operada de sinusitis y me acordé que nunca os he contado las operaciones que me han hecho. Así que ahí van unas cuantas:

Como muchas sabéis yo cuidé de mi abuelo con Alzheimer. Era muy grande, creo que por el 1,80 más o menos y rondaba los 100 kilos. El problema era que le fallaban las piernas y de vez en cuando se caía al suelo. Por aquel entonces, yo no llegaba ni a 50 kilos y levantar un peso casi muerto hizo que el músculo que pasa por encima de la boca del estómago, se abriera. Diagnóstico: hernia epigástrica. Anestesia local, operación en un hospital de día y ya no me ha dado ningún problema. Sólo me queda una marca como un ombligo en la zona de la boca del estómago. Poco estética, pero qué le vamos a hacerle.

La segunda vez que me operaron fue porque me queda ronca, con la voz muy grave y sin habla habitualmente. Yo lo atribuía al tabaco y a que hablo un poco alto y no me equivoqué. Tenía un Edema de Reinke, pero además pólipos y nódulos en las cuerdas vocales. Una vez que dejé de fumar, me intervinieron con anestesia total y tampoco me volvió a dar problemas.

Ambas fueron en el 2005, con 25 años. Desde que empecé a salir con mi marido y antes de casarnos, en el transcurso de menos de 2 años, me operaron 4 veces. Por suerte, después de casarnos y cuando ya sí le correspondían días por hospitalización, ya no han tenido que intervenirme nunca más. Según sus compañeros, me pasó por chapa antes de casarnos. Por suerte, no hemos tenido que volver a retocar ninguna.

Mi tercera operación fue para quitarme la miopía, fue en enero de 2006, con 26 años. Un operación rápida, de unos pocos minutos y que hace que el mundo se abra de nuevo ante tus ojos. Recuerdo que después de operarme iba andando y diciendo: “Ahí pone…”, “Y ahí…” “Mira las hojas de los árboles, cómo se mueven”. Mi marido me miraba extrañado, pero para mí fue una revelación. Animo a todas aquellas personas que puedan someterse a esta operación que lo hagan, porque los resultados son magníficos.

5 meses después, en Mayo de 2006, me operaron de la rodilla derecha. Años atrás me había caído haciendo sky bike (esquí con una bicicleta con esquís) y había arrastrado una lesión que me obligaba a ir a rehabilitación mes sí, mes no y que hacía que me fallara y que me cayera al suelo con mucha facilidad. Fue la primera vez que me pusieron anestesia epidural y me hicieron una ligamentoplastia, es decir, que me pusieron un ligamento del banco de donantes para sujetar mi rodilla. Desde entonces he sido otra, pasé de no poder hacer apenas ejercicio, de tener que llevar una rodillera a todas partes, a andar perfectamente y poder hacerlo durante mucho tiempo e incluso a correr. De vez en cuando duele, pero estoy contentísima de cómo me ha quedado la rodilla. Además las cicatrices son mínimas.

Después de la recuperación de la pierna y de seis meses de rehabilitación, fui un día a que me revisaran la operación de las cuerdas vocales porque había vuelto a fumar y otra vez me quedaba ronca. Fue entonces cuando mi otorrino me preguntó si me dolía la cabeza. Me dolía siempre, tenía jaquecas y migrañas, pero había aprendido a vivir con ello. Me cogía catarros y bronquitis muy a menudo, que yo achaqué de nuevo al tabaco. Estaba dos semanas con antibiótico, terminaba la caja y una semana después, otra vez de nuevo por una nueva infección. Me enseñó que tenía un moco que bajaba desde la nariz hasta el estómago, perenne y que se infectaba con mucha facilidad. Diagnóstico: sinusitis crónica del maxilar derecho. Así que en marzo de 2007 me volvieron a operar de la parte derecha, haciéndome un orificio para que drenara el moco y me limpiaron el maxilar y los senos. Un mes después estaba lleno de nuevo, así que volví a entrar en quirófano y fue donde descubrieron un hongo que estaba alojado en una de las cavidades del maxilar. Se había comido parte del hueso, así que me hicieron el agujero más grande y tiraron alguna pared para que no volviera a generarse. Ahora ya no tengo los dolores de cabeza de antes, ni me pongo mala tan a menudo, pero sigo teniendo sinusitis y una vez al año suele infectarse. Tengo que tener mucho cuidado y limpiarme cada día con una pera y unos polvos para dejar limpias mis cavidades y que no se llenen.

Y ahí están mis seis operaciones en 3 años. Siempre he tenido la sensación de que mi sistema inmunológico no es demasiado bueno y mis embarazos no han sido buenos tampoco. Por suerte, en los últimos 4 años sólo he tenido que estar en el hospital ingresada dos veces, y en ambas me he traído conmigo dos preciosas criaturas.

Y vosotros, ¿habéis tenido que pasar por quirófano alguna vez?

17 comentarios:

  1. Yo nunca habia entrado a quirofano, hasta que en el mismo año entre tres veces. Una embarazada de 26 semanas meoperaron de apendicitis (todo salio bien), luego la cesarea y por último una miomectomia.

    Luego tres años despues la segunda cesarea

    ResponderEliminar
  2. Hija mía...Conozco a mucha gente, pero jamás a una persona que tuviera tanta afinidad a los médicos y a las operaciones originadas por causas distintas...

    Yo por ahora no he tenido que pasar por quirófano y la única vez que estuve ingresada fue hace exactamente 8 meses cuando nació mi pequeño quitagrapas...

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Ay madre, me sonaba alguna pero no todas!! yo gracias a dios y toco madera no he pasado nunca por ello.

    ResponderEliminar
  4. Ufff!! chica y yo me quejo!
    Siempre habia dicho; que tenia mucha suerte no me habia roto ni un dedo y en menos de cinco años casi vivia en el hospital, me quitaron un tumor(benigno) en el cuello, luego transfusiones de sangre cada dos por tres por culpa de un mioma que me hacia "desangrarme" cada mes con la regla, una miomectomia, la cesarea, un quiste pequeñito en la cara con anestesia local, sin contar las dos anestesias generales de las fiv. Esperemos que nos quedemos lejos de los hospitales un buen tiempo, nosotros ya hemos "cumplido". Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. La que fue más comprometida fue la de la rodilla no?? Tengo un par de amigos que despuñés de operarles no se han quedado demasiado bien. Pues me alegro de que en los 4 ultimos años no haya habido nada nuevo!! jajaja A mi me operaron con 8 ños cuando me partí el húmero para meterme un clavo y a los 22 para quitarme las amigdalas, espero seguir así ;)

    muchos besos corazon!!!

    ResponderEliminar
  6. Uf!! Yo solo he entrado una vez en quirofano y fue hace 15 dias (y por suerte me vine con un regalazo)... Pero me daba un miedo (y me da...)!!
    Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. por dios suu! ya paras eh? que ya has cubierto el cupo con tanta operacion!!!
    yo le tengo un respeto enorme al quirofano, operaciones etc...toco madera porque la primera vez que me pusieron suero intrevenoso fue en el parto de martina...
    asi que toco madera nuevamente.
    ya como has cubierto el cupo para ti y toda tu familia ahora todos sanisimos y perfectos!
    por cierto super buena idea la de teñir el bizcocho de rojo! la proxima vez lo tendremos en cuenta! besitos! tienes ya disfraz??
    (yo sigo sin disfraz para ninguno si te sirve de consuelo...jejej)

    ResponderEliminar
  8. vayaaa y yo q pense q ya habia pasado por muchas! jaja. Yo tambien me opere para corregir la miopia, es indescriptible la sensacion cuando VUELVES A VER! ves todo a ALTA DEFINICION q alusinas! jaja

    ResponderEliminar
  9. Dembora, joo, pues menudo curriculum tienes tú también, madre mía!!! Imagino que debiste pasarlo muy mal cuando te operaron de apendicitis embarazada. Me alegro que todo saliera bien.

    Pipileta, bueno a los médicos no es que tenga afinidad ni tampoco a las operaciones, cuando te pasa, te pasa y no hay más vuelta de hoja. Estar en el hospital y traerte a tu pequeño es la mejor experiencia del mundo!!! Besos

    Cartafol, jajajaja, es que menudo curriculum tengo!!!

    Y por fin... mamá, joer, tú también, madre mía!!! Eso, eso, que se queden bien lejos!!! Un abrazo

    Maria, sí la más complicada fue la rodilla, sobre todo por la recuperación. A los hombres se les hace de otra manera, se les quita un trozo del cuádriceps y se les trenza para formar el ligamento. Pero estéticamente queda bastante mal y a las mujeres se nos pone uno del banco de donantes. Yo también conozco gente que se ha quedado regular y otra mucha que no se opera por si acaso. Pero yo tenía menos del 50% del ligamento cruzado anterior y no me sujetaba la rodilla, de tal forma que me caía al suelo mientras andaba. Algún día me falló en unas escaleras de caracol y el golpe que me pegué fue muy grande. Vaya, que si no me opero lo mismo tengo un disgusto más grande. Besos!!

    ResponderEliminar
  10. Juliete, jeje, esa es la mejor forma de entrar en un quirófano, por lo menos traerte a la personita más preciosa del mundo. Besos!!!

    LA TETA REINA, ya te digo!!! Por lo menos desde que me casé no me han tenido que volver a intervenir, lo que es una suerte porque iba a 2 operaciones por año.

    Hadasycuscus, sí, ya he parado!!! He cubierto el cupo tuyo y el mío, jajajaja. Toca madera, toca madera, que es genial que no hayan tenido que hacerte nada. Pues nada, cuando patentéis la tarda no olvidéis mandarme un cachito, jajajaja.

    Mamá Blue!, lo de la miopía es increíble. Nadie que no sepa lo que es perder parte de la visión puede comprenderte. Recuerdo que yo veía los árboles sin definir y de un día para otro veía cada hoja, cómo se movía!!! Fue impresionante.

    ResponderEliminar
  11. Madre mía que de operaciones!! yo por fortuna no he tenido que pasar por quirófano nunca y la única vez que he tenido que estar ingresada ha sido cuando nació mi enano, aparte de eso lo más que he tenido ha sido un quiste pequeñito en un codo y otro en el tórax que me los quitaron con cirugía menor en el ambulatorio, aunque luego si acumulo gran cantidad de achaques

    ResponderEliminar
  12. Mae mía Suu, y yo me quejaba!!!

    Yo también he pasado varias veces por un quirofano pero, joer, tu te llevas la palma!

    En fin, lo mejor son tus dos ultimos ingresos ¿no? jeje.

    ResponderEliminar
  13. Pues vaya ttela contigo también jaja, algo más?
    Yo he entradao bastantes veces también, desgraciadamente, y todo en un pequeño espacio de tiempo, igual que tu.
    Empecé en diciembre del 2004 y paré en 2008, pero luego volví en agosto de 2010 para la cesárea de Maria, así que cicatrices...varias, pero bastante bien hechas. La más evidente els la del cuello,me operaron de un cáncer de tiroides, pero no era solo eso, ahi tenía de todo, así que se lo llevaron todo, me vaciaron, y por eso digo yo que desde entonces no dejo de pisar quirófanos, porque al quitarme lo que era mio...me dejaron bien jodida jajaja.
    Es como ir quitando piezas a un coche...que al final no arranca, pues yo lo mismo, y desde entonces ya tengo alguna discapacidad, auqnue no lo aparento, están ahí.
    Como dice TETA, vaya catálogos!!! jajaja
    Un besote guapa,por cierto, y yo que no te imagino ni fumando ni con voz tan grave...jajaja te imagino tan chiquita, dulce y con voz de pito (suave) jajajaja que curioso no?

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando