martes, 13 de diciembre de 2011

De comida

Pues eso, que hoy tengo comida de compañeros de trabajo.

Me he puesto vestido y me pintado el ojo. Estoy algo nerviosa porque no seré yo la que vaya a buscar a mis hijos, no iré a dar la teta a las 15:15 a mi Pequeñín. Y aunque su padre es totalmente suficiente, no puedo dejar de estar intranquila. He retrasado la primera extracción de leche en una hora y la segunda la retrasaré en dos, de esta forma no creo que tenga problemas en la comida. Pero por el horario de mis compañeros, hay que comer a última hora, a eso de las 15:30, por lo que ni siquiera llegaré a la merienda de mis hijos.

Estoy nerviosa, no voy a negarlo. Mi hijo es muy pequeño y está acostumbrado a que mamá le vaya a buscar a las 15:15 y le dé su ración de tetita antes de recoger a su hermana. Estoy segura que cuando vea a su padre se pondrá súper contento, pero imagino que cuando le vayan a dar un bibe a la hora que voy yo, se extrañará. Mi Bichito brincará de alegría e intentará ser la primera en salir de su clase, en cuanto vea a su padre, le dedicará una amplia sonrisa y le dará un enorme abrazo. Se alegrará muchísimo al verle.

Y yo me acordaré mucho de ellos, de los tres. Ya me pasó cuando me fui a cenar, pero era distinto, dejé a mis dos hijos en la cama, durmiendo y volví antes de que mi Pequeñín quisiera comer. Esta mañana me he ido antes de que ninguno se despertara y volveré tarde, pasaré el día sin ellos y me da mucha penita.

Además no tendré a mi compi, que la echo mucho de menos. Como ya os dije la operaron hace casi dos semanas y tardará todavía unas cuantas en volver. Pero me da mucha pena que no esté conmigo, porque aunque estoy segura que será una comida amena y divertida, no será lo mismo sin ella. Así que mi niña, ya puedes ponerte buena pronto que te echo mucho de menos y me acuerdo mucho de ti.

Recuerdo la cantidad de cenas y comidas a las que asistía en estas fechas. Los fines de semana llenos de celebraciones, incluso días entre semana. Comidas que acaban bien entrada la noche, cenas que terminaban de día. Menuda vida social. Pienso en ello y me da una pereza!!! La simple idea de repetir lo mismo de hoy una sola vez más, se me hace cuesta arriba. Si tuviera la tercera parte de la agenda de entonces me daría vértigo sólo echarla un vistazo.

Me siento extraña sin mi familia. Quizá esté como una cabra, pero estoy deseando volver a casa. ¿Os pasa lo mismo a vosotros?

14 comentarios:

  1. Seguro que lo pasas fenomenal. A mi me toca el jueves y estoy como tu, me da mucha pereza y no me apetece tanto como me apetecía antes.

    ResponderEliminar
  2. Me pasa exactamente lo mismo.

    Yo tengo cena la semana que viene y me da una pereza...donde mejor estoy es en casita con mi family.

    ResponderEliminar
  3. Pues claro, me marcho con mucha ilusión pero luego me da un bajón en la comida y estoy deseando volver a casa...que "tontas" llegamos a ser a veces ( en sentido cariñoso de la palabra). Espero que lo pases bien, seguro que si y despreocupate un poco aunque sé que es dificil

    ResponderEliminar
  4. No te puedes imaginar como te entiendo...Yo cuando por razones profesionales he tenido que comer con clientes o compañeros, estoy como ausente, pensando en que estará haciendo o como se encontrará...

    Son etapas en la vida que hay que ir cubriendo...La mia de mujer libre-cirra-bares ya terminó...

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Si Suu, te comprendo, me pasa lo mismo, los dìas que trabajo paso toooda la tarde fuera y estoy intranquila pensando en mi pequeña, salgo del trabajo y voy corriendo con la idea de llegar pronto y abrazar a mi hija y estar con ella. Pero ànimo! es solo una comida y veras que el tiempo se va volando, disfruta tu tarde aunque sea un poco dificil y se pasara mas ràpido. Besos!!

    ResponderEliminar
  6. A mí me pasa igual, también corro para dar teta a las 3 y media (pero yo no me saco leche ¿la perderé?)
    Bueno eso que a mí me pasa lo mismo, todo el rato pienso en mi familia y solo estoy tranquila cuando estamos todos juntos.
    Disfruta lo que puedas que van a estar genial, no te preocupes y verás cómo va a ser la vuelta a casa!!! qué alegria cuando vuelvas!!!

    ResponderEliminar
  7. Claro que me pasa, es mas a lo mejor pienso que me apetece salir pero no he salido por la puerta y ya estoy queriendo volver....

    Espero que lo hayas pasado bien

    ResponderEliminar
  8. Echar de menos a la familia es lo más normal, al menos a mí me pasa lo mismo, eso sí, a pasarlo bien.
    un saludo

    ResponderEliminar
  9. Yo era de las que comía con el movil encima de la mesa por si surgía algo y mi marido me mandaba algún mensaje. Fíjate si pensaba en la peque. Este viernes me voy de cena con mis excompañeros. Es la primera vez que lo hago desde que tengo el pequeño, que ya es grande, y me apetece... un montón.

    ResponderEliminar
  10. MamaEncantada, sí que lo pasé bien, pero qué pereza más grande!!!

    Mamareciente, jeje, parece que no soy tan rarita!!! Desde luego, como en casa, en ningún sitio.

    Princesa Fol, sí, yo también creo que somos un poco “tontas”, jajajajaja.

    Pipileta, uff, espero que no tengas que hacerlo muy a menudo. Ánimo y muchos besos.

    Mami Wendo, pues no sé pasó tan rápido como creía. Me fui pronto a casa para terminar el día con mi familia. Besos y mucho ánimo!!!

    Raquel, no es que la pierdas, la producción de leche se ajusta a la demanda de tu peque. Si sigue mamando, no hay problema, porque si quiere más, mamará más por la tarde. Es la maravilla de la naturaleza, se ajusta a las necesidades del demante. Cuando entré por la puerta me abrazó mi hija, mi hijo se enganchó a su teta, la echaba de menos y mi marido me dijo lo guapísima que estaba. Hay algo más maravilloso que eso??

    London, jeje, estonces no son tan rara, lo que es un alivio. Besos.

    Elva, es que no hay nada como la familia. Lo pasé bien, fue una comida amena y agradable. Pero esperaré otro año para repetirla, jajajajaja

    Silvia, yo le eché un vistazo, pero sabía que mi marido no me llamaría a menos que hubiera habido algún problema gordo. De hecho tenía una llamada perdida y me asusté, pero luego era de otra persona. Disfruta del viernes, estoy segura que lo pasarás muy bien y, además, es importante que lo hagas y que sepas que puedes hacerlo.

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando