lunes, 12 de diciembre de 2011

Grandes sensaciones

Menos mal que me cogí toda la semana. Mi Pequeñín no levantó cabeza hasta el viernes, una semana de antibiótico, ventolín, pulmicor, aerosoles, cebolla, cama levantada y nada. El pobre sigue con una tos que no se va, con esa maldita flema que no echa. Pero el sábado empezó a encontrarse mejor y, aunque sigue tosiendo, vuelve a ser mi Pequeñín de siempre.

Que se pusiera malo nos ha hecho cambiar varios planes, queríamos haber ido al centro de Madrid a enseñarle a mi Bichito la Plaza Mayor y Cortylandia, que pisara el kilómetro cero y que comiéramos un bocadillo de calamares. Íbamos a ir a una fiesta el viernes y tampoco pudimos. De hecho mi Pequeñín iba a empezar a dormir en la habitación con su hermana y hemos tenido que posponerlo hasta que se encuentre mejor. Pero, por suerte, la que se lo ha pasado pipa ha sido mi Bichito. Se fue a la pelu (pilu como ella dice) con mi madre, al cine con su papá, al circo mundial y al circo de Teresa Rabal. Bailó, cantó, aplaudió y se lo pasó genial.

Como este sábado mi Pequeñín estaba mejor, decidimos que era el momento de poner el árbol. En cuanto pusimos los villancicos mi hija empezó a bailar. Nosotros no somos creyentes, pero nos apuntamos a todas las fiestas. Todavía es pronto para explicarle el significado de los villancicos e imagino que será complicado hacerle entender por qué celebramos esta fiesta si nosotros no somos creyentes, pero esperaremos a planteárnoslo cuando llegue el momento. Mientras disfrutaremos del árbol, los villancicos y las fiestas, que desde que soy madre disfruto mucho.

Siempre había pensado que en Navidad debía de haber un niño en la familia, para ver todo desde sus ojos, desde su ilusión, desde su ingenuidad, desde su felicidad. Atrás han quedado esas Navidades tristes, en las que echar de menos a los seres queridos parecía lo más importante. Me acuerdo de mi padre, de mi abuela, pero ahora la felicidad de mi hija me embarga. Estaría mirándola todo el rato mientras mira obnubilada las luces del árbol, mientras observa todo con esos ojillos de primeras veces, esa felicidad, esa alegría y esa pasión.

Esta semana ha sido de “primeras veces” y eso se ha traducido en nerviosismo, en algunas rabietas que otras, en momentos muy felices y algunos un pelín tensos. Pero son situaciones que hay que pasar, que hay que intentar superar y entender que son normales. Ayer tuvo una rabieta de 45 minutos en su cama porque no quería agua, así, como os lo digo. Repetía y repetía “No quiero agua”, hasta la costaba coger aire. Entré, la cogí el agua y lo subí al cambiador. Acto seguido decía “Quiero agua”, se la di y después de 45 minutos llorando, se calmó, tomó a su Epi y su Elmo y se quedó dormida.

Fue una semana apasionante para ella, con muchas cosas nuevas, con emociones incontrolables que al final generaron una explosión que la costó media siesta. Pero la respetamos y la entendimos, sabíamos por qué era y que tenía que pasarla, sólo podíamos acompañarla como buenamente pudimos. Después durmió poco más de una hora y se despertó tranquila, con ganas de seguir disfrutando del día junto a sus padres y su hermano. Aprovechamos el momento para hacer los dibujos para el trabajo de papá, les pintamos las manos y los pies con témperas y los pusimos sobre un folio. A los dos les encantó y nos reímos mucho los cuatro. Una gran forma de acabar estos días juntos.

Y hoy, la vuelta ha sido dura, estoy segura que para todos, pero con la ilusión que dentro de 11 días volveremos a coger vacaciones los cuatro y volveremos a estar 9 días juntos de nuevo. Qué ganas tengo!!!

19 comentarios:

  1. Veo que Bichito se lo pasó de miedo!! que pena que no pudierais ir los cuatro y disfrutar todos, espero que vaya mejorando Pequeñín y dentro de nada ya es Navidad! Besos y buen lunes

    ResponderEliminar
  2. Que dias mas buenos para tu bichito!!!! como ha disfrutado!! me alegro del que el peque este mejor... dentro de poco, otra vez vacaciones, bien! Muchos besos!!

    ResponderEliminar
  3. Con las rabietas hay que tener mucha paciencia...Si/no, blanco/negro...En fin, que me alegro mucho que tu Pequeñín esté mejor.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. K biennnnnnnnnn felices fiestas wapa !!!

    ResponderEliminar
  5. Que bien que tu Bichito haya disfrutado tanto. Y que Pequeñin vaya mejorando aunque haya pasado una semana tan malito!!!

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, te he dejado un premio en mi blog

    ResponderEliminar
  7. ¿Sigues sin animarte para la fisio respi? Cuenta conmigo para resolver cualquier duda que tengas. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Qué bien se lo ha pasado Bichito!! si es que las primeras veces son increibles, más para mamá que para ellos ;)
    A ver si el Pequeñín remonta ya esta semana
    Besos a los cuatro!

    ResponderEliminar
  9. A VER SI SE ACABAN ESTOS VIRUS, MOCOS, TOSES, VENTOLINES....VAYA RACHA QUE ES EL INVIERNO!
    yo ya reconozco que con la mayor, ya no se pone tan mala como cuando era mas pequeña, asi que hay una luz siempre al final del tunel! jejej
    toquemos madera!!!
    besitos

    ResponderEliminar
  10. Como te entiendo, yo también estoy viviendo con mi bichito este año muchas cosas nuevas y eso es lo que mas me gusta de todo; navidad, ferias, la playa... ver como descubre todo y lo contenta que se pone es lo que me hace mas ilusión. un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ayyy Bichito que son muchas emociones para un cuerpo tan pequeño!!

    Espero que pequeñín mejore un poquito, porque el pobre menuda rachita lleva :(

    10 días y bajando.... en casa papi tiene vacaciones esta navidad también! y aunque se que de lejos no va a ser la navidad mas bonita de mi vida me muero de ganas de estar aunque sea los 5 juntos y tranquilos en casa

    ResponderEliminar
  12. Bichito se lo pasó de lujo por lo que veo, me alegro de que al final el pequeñín se recuperase un poco

    ResponderEliminar
  13. Princesa Fol, ya te digo que se lo pasó de miedo!!! Yo también espero que mi Pequeñín se cure del todo. Besos

    Maria, se lo ha pasado pipa!!! Voy tachando los días para coger vacaciones de nuevo.

    Pipileta, la verdad es que no suele durarle tanto, pero se mezclaron muchos sentimientos y claro, la pobre estalló.

    Virgini@, igualmente!!!

    MamaEncantada, a ver si pronto deja de estar malito, porque el pobre no para!!! Y mi Bichito está hecha una campeona, menuda semana que tuvo!!! Gracias por el premio, a ver si puedo pasarme, que no tengo tiempo nipara respirar.

    Anónimo, le llevé el lunes donde me recomendó su pediatra y le sacaron bastantes mocos. La otra vez que le llevé sí que tuvo su efecto, pero esta vez no.

    ResponderEliminar
  14. Lamamadeunabruja, yo creo que las primeras veces son especiales y da gusto verles disfrutar. Ojalá mi Pequeñín empiece a estar mejor…

    Hadasycuscus, que se acaben ya!!! (y eso que ahora es cuando empieza el frío). Mi Bichito no se ha puesto mala desde hace, uff, vamos, que ni me acuerdo. Me remonto a enero con la gripe A, con eso te digo todo.

    Y por fin... mamá dijo..., me encanta verla cada vez que ve algo nuevo, es indescriptible el brillo de sus ojos, sus facciones, su alegría. Me encanta mirarla, psaría horas y horas sólo mirándola

    London, jeje, ya te digo y tanto. Ojalá mi hijo se ponga bueno del todo!!! Y vosotros a disfrutar también, que os merecéis unos días juntitos en familia y tranquilos, en la medida de lo posible.

    Mis Chicos y yo, se lo pasó pipa!!! Menuda semana para ella.

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando