viernes, 20 de enero de 2012

Y nos vino a visitar…

La fiebre. Cuando llegué a casa y mi Bichito se despertó estaba más mimosa que estos días atrás. Se echó en el sofá y sus ojos estaban llenos de lágrimas. Hmm, mala pinta, me dije y la puse el termómetro. Tenía 37,8, así que decidí bajar a la farmacia y empezar a darla el antibiótico. Llegó su padre, bajé a por el antibiótico que me costó un poco encontrarlo y cuando subí estaba como una rosa, jugando, saltando y sin fiebre. Esperaremos.

Al final del día empezaron a caérsele lágrimas sin llorar, síntoma de que mi hija tiene fiebre y así era. Antibiótico, apiretal y a dormir.

A las 2:30-2:45, como cada noche, me despierto cuando mi Pequeñín me reclama su primera toma nocturna, pero esta vez me desperté sola. Aproveché para darla los aerosoles a mi Bichito y el antibiótico y, a partir de ese momento y durante una hora, mi hija ha estado tosiendo sin parar cada 2-3 minutos. En esa hora mi Pequeñín se despertó, le di su toma, le acosté, pero la tos de su hermana le terminó despertando y tenía ganas de juerga. Casi eran ya las 4:30 cuando he despertado a mi marido para que durmiera a mi Pequeñín y yo poder descansar una horita más. Ilusa de mí, mi pobre hija decía Mami en sueños, con lo que era imposible conseguir conciliar el sueño. Entre Mami y Mami, me quedaba traspuesta, hasta que ha sonado mi despertador.

La duelen las costillas de toser y creo que por eso me llama, pero está cansada y se queda dormida de nuevo. Cuando salía de la ducha la he vuelto a escuchar, así que la he metido en la cama con su padre por miedo a que despertara a mi Pequeñín.

Esta tarde la llevaré a que la pediatra escuche sus pulmones y valore si ha empeorado o si el antibiótico empieza a hacer efecto. Mientras hoy se quedará con mi madre, a la que, por cierto, torea que da gusto. Además lo sabe perfectamente e intenta retrasar la hora de echarse la siesta todo lo que puede y la pide, con esa carita con la que no puedes negarla nada, que la deje ver 3, 4 ó 5 capítulos de Dora.

Claro que no me ha de extrañar, porque si yo hacía con ella lo que quería siendo mi madre cómo no lo va a hacer mi hija siendo su abuela. Y es que ayer recordé el día que me operaron de la sinusitis en la que expresamente no podía dormirme para observar la reacción de mi cuerpo al antibiótico. Mi marido, entonces mi novio, se quedó conmigo en el hospital y mientras yo intentaba dormirme, él me hacía cosquillas e intentaba por todos los medios que se le ocurrían que no me durmiera. Recuerdo que una de las veces le miré, con un cabreo de tres pares de narices y le dije: “Tenía que haberse quedado mi madre, que con ella hago lo que quiero”. Pues esto mismo es lo que debe de pensar mi Bichito, aunque creo que ya mi madre va a empezar a ponerse seria, porque en cuanto entré el otro día por la puerta me dijo: “Tu hija me torea”, clara evidencia de que mi hija hace lo que quiere con su abuela.

Buen fin de semana a tod@s, nosotros nos quedaremos en casita en familia curándonos las toses y disfrutando pintando algunos dibujos y jugando los cuatro juntos en familia.

31 comentarios:

  1. Vaya, que mala pata. A ver si el antibiotico empieza a hacer efecto y Bichito empieza a remontar.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Chica, ayer entre unas cosas y otras no pude bloggear, ni para escribir, ni para leer, ni para comentar y no sabía lo de las crepitaciones...Espero que todo quede en un mal rato y que lo antes posible se recupere.

    Animo guapa...

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Pobrecita mi Bichito, menos mal que hoy es virnes y en nada estas con tu nena en casa todo el finde, espero que vaya mejorando, a ver que os dice la pediatra. Un besito

    ResponderEliminar
  4. Suerte, que se recupere pronto. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pobrecilla, espero que ahora con el antibiótico vaya mejorando y descanséis todos el fin de semana para coger fuerzas, que esta semana fué regular para vosotros. BEsos

    ResponderEliminar
  6. Seguro que el antibiotiico le hace efecto pronto y se recupera enseguida.

    ResponderEliminar
  7. Soy Treintañera, que se ha publicado con otro nick

    ResponderEliminar
  8. Pobre Bichito, espero que se recupere pronto. Menos mal que ya llega el finde y podéis pasarlo juntos.

    ResponderEliminar
  9. Espero que la cosa mejore cielo, al menos ya es viernes y mañana no hay despertador.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. jajjajajaja suu, nada nuevo que los nietos hagan lo que les da la gana con los abuelos,salen con un master de la barriga para saber como camelarlos.Por más que tu digas por aqui si el niño dice para allá ya sabes para donde tirará la abuela.

    espero que mejoreis en el finde,descanseis un poco y bichito se ponga sanita del todo.
    Nosotros tb andamos medio pachuchos, con unas diarreas esporádicas que cuando hace va directo a la ducha de la que se lia.Iba a llamar esta mañana al pèdiatra pero el tio está como una rosa, ya veré cuando haga caca,ufff

    besiños

    ResponderEliminar
  11. Suu, espero que mejore pronto con el antibiótico...Ya te comenté que Alex pasó una neumonía con 15 meses y estuvimos 3 semanas con ATB, hasta que el pulmón quedó limpio...

    ResponderEliminar
  12. Ay pobrecita,ojala que se mejore prontito!!
    Si es que las abuelas..hacemos lo que queremos de ellas jaja


    Besotes

    ResponderEliminar
  13. aiss madre esos mocos que fastidio van a dar,si que lan cojido pero bien,pobreta mi niña espero que mjore prontito

    ResponderEliminar
  14. Ay! Pobre... lo siento mucho! Mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  15. Solo espero que se recupere pronto, y que el finde os sirva de cura y descando. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Muchas gracias a tod@s, mi hija ya está mucho mejor, tanto que hoy ha ido a la guarde. Gracias de nuevo por vuestro cariño

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando