viernes, 13 de abril de 2012

Sacarse leche es un arte

Lo afirmo después de más de 6 meses extrayéndome dos veces todos los días. Para mí no es sencillo, no se trata sólo de enchufarme el sacaleches y que salga cuarto de litro en 10 minutos. No, ni mucho menos, ya me gustaría.

Para mí sacarse leche ha consistido en un periodo de aprendizaje, de conocimiento de sí misma y de mis posibilidades, de probar diferentes extractores, de aprender a estimularme, de aprender a utilizar distintos extractores, de aprender a sacarme manualmente y de paciencia, mucha paciencia. Para mí sacarse leche es un arte y como todo arte, hay que ir aprendiendo poquito a poco.

La primera vez que me extraje leche fue cuando mi hija tenía 5 días. A mí la leche tardó en subirme con mi primer embarazo, pero cuando lo hizo fue de golpe, de tal forma que tuve que acercarme al hospital porque no podía ni subir ni bajar los brazos, tenía que tenerlos abiertos. En cuanto me vieron me dijeron que tenía que comprarme un extractor por las dimensiones que tenían mis pechos y a ser posible, eléctrico, porque tenía una ingurgitación mamaria. Ahora que ha pasado el tiempo y he aprendido, creo que deberían de haberme enseñado a aliviarlo de forma manual.

Mi marido y yo nos fuimos a una farmacia de guardia y me dieron el que tenían en ese momento, un Mini-electric de Medela. Y con ese me saqué leche, me funcionaba bien, la verdad y nunca me planteé comprarme otro. Me extraía a la vez que mi hija mamaba, aprovechando así el reflejo de eyección. El ruido es un poco fuerte, por lo que primero tuve que acostumbrar a mi Bichito a ese sonido, pero una vez que lo hubo hecho, todo fue bien. Ella mamaba del pecho del que más me costaba que saliera leche con el extractor y mi marido me ayudaba a sacarme del otro. Congelé bastantes botecitos y bolsas de leche para luego darme cuenta que cambiaba de sabor y de olor debido a que la leche materna tiene un componente para digerir las grasas, ya que al sistema digestivo del bebé no está preparado todavía para digerirlas, y tuve que tirar toda la que había guardado. Aquel día decidí que no me extraería jamás.

Entonces nació mi Pequeñín y con él la superproducción de leche. Esta vez tenía el mejor sacaleches del mundo, mi Bichito, que sacaba todo lo que su hermano no quería. A tal punto fue así, que en 5 días engordó 1 kilo. Luego, poco a poco, se fueron regulando las tomas de ambos, aunque me aparecieron 3 mastitis que superamos gracias a los prebióticos y a la extracción que hacía mi Bichito. Yo me ponía con fiebre y con una placa en el pecho que tornaba la piel de la zona afectada de color rojo y sólo tenía que ponerla a ella con la mandíbula inferior en línea con la placa que se me había formado para que me la disolviera sin necesidad de tomar ninguna medicación.

Cuando llegaba el momento de empezar a trabajar, me daba mucha pena privar a mi hijo de 3 tomas de lactancia materna y fue cuando me enteré que calentando la leche a 62º (justo cuando salen esas pompitas alrededor), la leche no cambiaba tanto su sabor. Hay que decir que hay niños que toleran este cambio de sabor y que no es necesario calentarla antes de congelarla, por lo que es recomendable hacer la prueba: sacarse la primera vez, congelarla, descongelarla al cabo de una semana y después dársela a tu hijo para ver si no la rechaza. Y, por supuesto, cambié de idea y decidí volver a sacarme leche.

Como estuvimos de vacaciones un mes justo antes de incorporarme al trabajo, no tuve tiempo de hacer un banco de leche, por lo que pensé que me sacaría en el trabajo y al día siguiente se lo llevaría. Fue entonces cuando descubrí que el mejor sacaleches con mucha diferencia es nuestro hijo. En 2 extracciones sacaba, con suerte, lo que él se tomaba en 1 y como yo no quería que le dieran biberones de leche de fórmula, les pedí que le dieran papilla de cereales con leche de fórmula en cuchara. Aparecieron unos granitos alrededor de su boca y ahí su alergia a la proteína de la leche se hizo latente (por suerte, ahora ya intolerancia).

Fue entonces cuando le pedí a mi matrona que me dejara el extractor Swing. Muchas eran las mamás y amigas a las que había escuchado hablar de él y quería probarlo. Desde que lo probé, aparqué mi Mini-electric. No hay color, la extracción del Swing es mucho más suave, además es de doble fase. Y, ¿qué es eso? Pues que primero estimula el pecho y luego extrae, obteniendo así mejores resultados. Además el motor es muchísimo más silencioso y yo noté muchísimo la diferencia entre uno y otro, tanto en su extracción cómo en la cantidad que conseguía extraerme para mi Pequeñín.

Yo me extraía dos veces al día, 10 minutos en un pecho, 10 en el otro y luego 5 en uno y 5 en otro. Total 30 minutos cada vez, dos veces al día. Encima tengo que estar cargando y comprando pilas, porque en el baño de mi trabajo no hay enchufe. Un auténtico coñazo.

Fue entonces cuando recordé que cuando mi Pequeñín estuvo ingresado yo probé el extractor doble Symphony y me puse a buscar información. Este extractor es de uso hospitalario y se encuentra en la mayoría de las maternidades, además, Medela ofrece un servicio pionero para que podamos alquilarnos uno en la farmacia. Pero a mí esto no me servía porque yo necesitaba que fuera portátil y no demasiado grande para traérmelo al trabajo.

Y descubrí el extractor de uso doméstico Freestyle. Doble fase, portátil, pequeño, fácil de transportar y de utilizar, pero sobre todo y más importante, doble. La extracción doble incrementa la extracción gracias al reflejo de eyección, algo que ya había aprendido con mi hija y que utilizaba extrayéndome del otro pecho mientras ella mamaba. Encima se reduce sustancialmente el tiempo de extracción, el flujo aumenta lográndose un vaciado mucho más rápido. De tal manera que yo ahora en 10 minutos ya he terminado con el sacaleches y así no notan demasiado mi ausencia en el trabajo. Por suerte, el extractor Freestyle viene con una batería recargable que dura bastante más que las pilas recargables convencionales y que además se carga en el aparato y así yo no tengo que estar poniendo y quitando las pilas del cargador.

Además el extractor Feestyle viene con el bolso CityStyle y una neverita con un acumulador de frío para llevar el extractor y transportar de forma correcta la leche materna extraída y 4 botellas-biberón.

Algo que a mí me ha ido genial para conseguir un poquito más de leche, es extraerme de forma manual después del extractor. Coloco el embudo dentro de la botella-biberón, de tal manera que la extensión de recogida es mayor y mucho más sencillo de acertar, y lo apoyo en el baño y presiono uno y otro pecho intercalándolos. Cuando empieza a salir menos, masajeo ambos pecho en círculos y repito de nuevo un par de veces más. De esta manera obtengo entre 20 y 50 ml más dependiendo del vaciado con el extractor.

Ahora que mi hijo va tomando otros alimentos y no es él el que estimula mi pecho por las mañanas, yo he ido disminuyendo mi producción y saco muy poco, sólo para un chupito antes de comerse el puré de la comida o los cereales del desayuno. Además ya estoy algo cansada de tanta extracción y estoy empezando a sacarme una vez en la mañana en vez de dos.

He probado alguna que otra marca y ninguna me ha dado el mismo resultado que Medela, de hecho con una no obtuve ni resultado. No he probado ningún extractor manual de Medela, sí lo he hecho de otra marca y no saqué ni una gota. En resumidas cuentas y después de haber probado varios extractores y durante varios meses, con muchas extracciones, este es mi consejo:
Si vas a irte un fin de semana por ahí, y tus extracciones son muy esporádicas, con el extractor Mini-electric te vale para vaciarte el pecho. Si tus extracciones son más habituales, el extractor Swing es mucho más suave, efectivo y cómodo. Pero si tus extracciones son diarias como me ocurre a mí, yo te recomiendo uno doble, porque ganas en tiempo y en cantidad con mucha diferencia. La inversión es mayor pero el beneficio que se obtiene lo compensa, bajo mi punto de vista. Si vas a extraerte en casa, puedes alquilarte el Symphony, pero si necesitas que sea portátil hazte con un Freestyle, no te arrepentirás.

Realmente creo que sacarse leche es una arte y que hay que ser paciente e intentarlo para coger soltura, para acostumbrar a nuestro pecho a ese tipo de extracción. Cuando empecé me las veía canutas para conseguir 120ml con el Mini-electric en dos veces. Luego, con el Swing y su tecnología doble fase, pasé a 150-200 ml. Y después con el doble me extraía entre 250-300ml.

Siempre me extraía más en la primera extracción que en la segunda, con una diferencia de casi el doble. Además, siempre se consigue más en dos extracciones que en una. La extracción manual abarata los costes, por lo que os animo a que probéis antes, muchas son las mujeres que conozco que funcionan con la extracción manual y que, además, la prefieren y consiguen más que con un extractor. 

Otra cosa que también descubrí es que los lunes extraigo más cantidad que los viernes y es que el fin de semana he tenido el mejor extractor y estimulador que tengo, mis hijos.

43 comentarios:

  1. Has hecho una gran entrada sobre este tema, como no les puede dar pecho a mis hijos desconocia todo esto pero me parece de gran ayuda todo lo que has contado, quien sabe si en un futuro lo necesite, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis Mellizos y Yo, muchas gracias. Si necesitas algo ya sabes donde encontrarme ;) Besitos

      Eliminar
  2. Y tanto que es un arte..!
    Yo me frustro mucho, tengo el eléctrico y el manual de Avent y me cuesta muchísimo conseguir 100 ml... Mi nena tiene casi 5 meses y me extraigo leche desde que ella tiene 2 y medio... Creo que no lo hago bien...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Laura, bueno, la cantidad no es lo importante. Hay mujeres que se extraen más que otras y eso no significa que tengan más leche, simplemente que cada mujer es distinta. Depende mucho de cuándo lo hagas, de cuánto tome tu pequeña, del descanso, de la estimulación. Muchas veces es más sencillo cuando acaba de mamar y justo ponerse el sacaleches, porque en ese momento la estimulación es total.
      Cualquier duda puedes escribirme a construyendounafamilia@gmail.com

      Eliminar
  3. Te ha quedado estupendo, he aprendido muchísimo. Yo tengo el extractor manual de Medela. Lo que yo hacía, como al principio la peque no mamaba mucho, era sacarme del segundo pecho, del que ella ya casi no tomaba. Con el manual, (y mucha paciencia) solía sacar unos 60-90ml sólo del segundo pecho.
    También lo usaba si notaba una subida de leche, y la niña estaba durmiendo. En esos momentos, sacaba unos 100-120ml, creo que nunca logré sacarme más. Como casi nunca necesitaba la leche, si en algún momento hacía falta echaba dos bolsas en un biberón, y ya está.
    También apuntaba si la leche era de por la mañana o por la tarde, e intentaba darle la bolsa que tuviera de esa franja.
    Gracias por tu información, si tengo otro bebé, ya sé qué extractor me voy a comprar. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, muchas gracias!!! Pues sí que sacabas cantidad!!! Yo he conseguido esas cantidades en dos veces.
      Yo también hacía lo mismo de apuntar las franjas, pero pronto me quedé sin nada en el congelador y eso que tenía ayuda de Elo!!!!
      Besitos y me alegro mucho que te haya gustado el post.

      Eliminar
  4. Qué buena entrada!! Esto es todo un mundo. Ya sé a quién voy a recurrir cuando me toque a mí y tenga alguna duda ;)
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Unaterapeutatemprana, sí que es un mundo, no te voy a engañar. Además el mismo sacaleches no funciona de la misma forma en una mujer que en otra. Misterios, jajajajaja.
      Cualquier duda ya sabes donde encontrarme.
      Besitos

      Eliminar
  5. Ole Suu!!...yo he usado el estractor eléctrico, que aún anteayer lo metí en su caja y lo guardé porque lo tenía guardado en un neceser y la verdad iba siendo hora de retirarlo...jajaja...lo he usado mucho con la princesa mediana, porque comencé a trabajar y me sacaba la leche de noche y a media mañana para dejarle...Muy buen post Suu.Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa Fol, ya era hora!!! Madre mía guapa!!! Me alegro que te guste mi post :)
      Besitos

      Eliminar
  6. Sí que es un arte, yo en dos lactancias (y la primera fue hasta los 20 meses) no tuve narices de sacarme leche, cierto es que no tengo demasiada paciencia pero me desesperaba estar enganchada un buen rato para sacarme 4 gotas. En mi caso acudí a la leche de fórmula, pues 240ml de leche artificial al día no es gran cosa, el resto ya se lo doy yo como corresponde.
    Te felicito por lo bien que lo has llevado. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nereida, bueno, es que al principio hay a mujeres que les sale muy poco, pero hay que ser paciente y poco a poco, excepto que seas una excepción o que ese sacaleches en sí no se te ajuste de forma correcta, se consigue una buena cantidad.
      Ya estoy un pelín cansada, pero a veces pienso, ya no me saco más y siempre lo hago.
      Besitos

      Eliminar
  7. Te ha quedado un post genial, útil y muy completo! Si tengo alguna amiga que necesite info sobre extractores la remitiré aquí! Yo empecé con el manual de Medela, pero me era muy poco práctico (aunque sí que sacaba 90-100 ml). Después me compré el mini-electric, pero no lo usé una barbaridad (es cierto lo del ruido), lo justo para que Peque tomase sus papillas con mi leche, el resto de tomas las hacía del contenedor original, o sea, yo misma. Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, muchas gracias!!! Perfecto, sería genial poder ayudar a cualquier mujer que lo necesite. Yo no he utilizado manuales, quizá porque como en el hospital me dijeron eléctricos, sólo probé uno y no me salió ni una gota!!!
      Besitos

      Eliminar
  8. Y tu dudando de como te iba a salir la charla, pero si eres una experta, menuda leccion nos has dado.
    Yo tengo el Swing de Medela, me lo recomendó la matrona de los cursos de preparacion pero no me sirvió de mucho. Despues de sacarme mas de 1 hora no llegaba ni a 20ml.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MamaEncantada, jajajaja, muchas gracias!!! No se debe estar tanto tiempo. Más o menos y aproxidamente 10 minutos en un pecho, 10 en otro, 5 en el otro de nuevo y 5 en el otro y ya. Lo que hay que tener es paciencia y perseverancia y a la semana, aproximadamente, que habrá subido un poco la producción porque le estás diciendo a tu pecho que genere más, te saldrá algo.
      Besitos

      Eliminar
  9. Yo uso el Avent, que es combinado manual y eléctrico. Frente a los de Medela le veo la GRAN ventaja de que tú regulas la intensidad de la extracción, no hay dos fases como en el de medela sino que tú eliges el ritmo que te dé la gana.
    En mi caso también he tenido que aprender, y tras reincorporarme esta semana al trabajo, me estoy sacando 4 veces al día. Me saco 20 minutos por la mañana (saco unos 90 ml), 20 minutos a las 12 de la mañana (150 ml), 20 minutos a media tarde (150) y 15 minutos por la noche (60 ml). Es agotador, pero bueno, me quedan 3 semanas para llegar a los 6 meses y estoy segura de querer llegar a los 6 meses de LME. Ya os contaré!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiempos, los de medela también se regulan en intensidad, tanto en la fase de estimulación como en la fase de extracción por lo que te animo a que lo pruebes, estoy segura que acabarás encantada y cambiarás de idea y de sacaleches. Porque dos fases no son dos niveles, sino son una fase de estimulación, que lo que hace es estimular el reflejo de eyección y una fase de extracción, que lo que hace es extraer la leche y en ambas fases puedes regular la intensidad.

      De todas formas tienes más información aquí:
      http://www.medela.com/ES/es/breastfeeding/research-at-medela/2-phase-expression.html

      Eliminar
  10. Genial el post. Desde luego que a mi me has convencido de lo útil que es un extractor doble si te vas a sacar leche a menudo. Yo tengo el mini eléctric y no es que me saque mucha leche pero claro es que ahora me saco de forma esporádica para alguna cosa puntual. En Septiembre cuando me toque volver al trabajo tendré que cambiar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Treinteañera, dentro de unos días me voy de vacaciones, si quieres pruebas el doble mientras yo no lo estoy usando y me cuentas qué te parece.

      Besitos

      Eliminar
  11. Qué útil la entrada! yo probé varios, porque con la ingurgitación al principio, las mastitis después, y más tarde mi incorporación al trabajo, pues me ha hecho bastante falta. Fíjate que al final el que más he usado ha sido el manual de avent, y es que el sitio donde me sacaba leche en el trabajo es poco discreto, y el ruido que hacía el electrico me daba corte...además que con este regulaba muy bien la intensidad y el ritmo, me gustaba. En cuanto a la cantidad, pues a veces nada, a veces un montón...mi reflejo de eyección era tímido y caprichoso, je.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamá novata, me alegro que te resulte útil. Pues el swing apenas hace ruido y el Freestyle tampoco, pero si el de avent es el que te funcionaba, pues perfecto.

      Eliminar
  12. desde luego que es un arte y si no sabes hacerlo terminas lastimada! muchas gracias por esta entra... guapa os deseo un feliz fin de semana! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mami Wendo, muchas de nadas :)

      Creo que es interesante ser consciente de que no todas las mujeres somos iguales y a lo que una le cuesta un triunfo a otra es como si nada.

      Besitos

      Eliminar
  13. si que lo es,un arte que yo no podria hacer.eres una super mama

    ResponderEliminar
  14. Vaya entrada interesante! Ya podía haber leído algo así antes de tener a mi hija mayor. La mayor parte lo fui conociendo por propia experiencia (y cabezonería). Yo me apañaba con el sacaleches Avent y manualmente. Cojí tanta práctica que a mano me sacaba mucho más y más cómodo. Eso sí al final acabas un poco harta de tanta extracción, yo al menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, muchísimas gracias!!! Cada mujer debe de estudiar y ver qué le funciona mejor. Yo también estoy un poco harta, pero cuando pienso ya no me saco más, pues a mitad de la mañana me da pena y vuelvo a sacarme. Además el otro día pude ver la expresión en la cara de mi Pequeñín cuando vio su biberón de leche materna (único biberón que bebe, el agua en vaso adaptado y los cereales en cuchara) y no podré olvidar cómo se tiró a él, cómo lo cogió y rápidamente se puso a tomarlo con una ilusión!!!

      Y claro, cada vez que me acuerdo no puedo evitar ir al baño y sacarme leche, aunque sólo sean 100ml.

      Besitos

      Eliminar
  15. Que interesante esta entrada Suu, seguro que ayuda a muchas mamas, yo probé primero el manual de medela creo recordar que también tenia lo de las 2 fases y despues el swing, y claro la diferencia era abismal con el swing me sacaba el doble de cantidad en la mita del tiempo y sin acabar con dolor de brazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis Chicos y yo, yo también espero que ayude a muchas mamás y si hay alguna que tenga dudas, que se ponga en contacto conmigo. Yo los mauales no los he probado, he probado uno de Avent y es que no me salió ni una gota.

      Eliminar
  16. para mi también ha sido imprescindible mi sacaleches, y además probé el de la misma marca que tu!
    me lo dejó mi cuñada y esta muy bien.
    pero luego llegaron las heridas en los pezones y era demasiado doloroso.
    compramos uno eléctrico algo más moderno y ha sido nuestra salvación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leia, no entiendo muy bien tu comentario. Si los míos eran todos eléctricos?

      Eliminar
    2. Leia, por cierto, sé que tú también eres una mujer a un sacaleches pegado, jajajajajajaja

      Eliminar
  17. estupendo post suu, ayudas a un montón de mamás.
    Yo tengo el mini electric de medela y me fue muy bien, porque tb fui una mamá pegada a un sacaleches hasta que peluchin tuvo 3 meses, después tb lo utilicé pero mucho menos.
    Con los manuales nunca me entendí muy allá, o lo hacía mal o no me funcionaban, tenia una de chico y otro ni recuerdo la marca pero fatal. Lo que hacia cuando esta mal del pecho ( y que se me estropeó el mini y estuve unos dias sin él) era extraérmelo manual en la ducha y con chorros de agua caliente, unas veces lo aprovechaba y otras lo tiraba pero me aliviaba mucho.
    Un mundo lo de la extracción de la leche y tu lo controlas muchísimo, vas a tener que montar un consultorio con lo bien que lo haces....:)

    Yo me acordaré para el siguiente embarazo de este post y no descarto probar el swin (o para esas ya habrá algo más revolucionario con lo rápido que avanza todo).

    besiños guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaiza, a mí el swing me funciona muy bien, pero esto es cuestión de probar.

      Respecto a la extracción en la ducha está genial para descargarte, el problema es que no sueles poder aprovecharla por el agua. Pero cuando tienes mucha presión en las mamas es una gran manera.

      Besitos

      Eliminar
  18. Pues sí que es un arte sí! Yo estaba peleada con los extractores de leche, se me daba fatal y no lograba sacarme más de 10 ml. Un día la matrona me enseñó como hacerlo de forma manual y la verdad es que se me dio algo mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, la forma manual es muy útil y una vez que tienes práctica sacas un montón. Yo me pongo primero el sacaleches y luego lo extraigo de forma manual, como para sacar el último juguillo y así es como más consigo.

      Besitos

      Eliminar
  19. Hola Suu...qué tal? Un día de estos tendrás que escribir una publicación solamente acerca de: "la "soledad" de las extracciones en el baño del trabajo".... jajajaja así me siento yo con mi sacaleches de Medela.... media horita allí sentada en el bater, sacándome la leche para mi pequeña luego tomarla con cuchara en la guarde..... :-)

    Un besote, eres una campeona de la lactancia!! Angela

    PD: Por cierto te has enterado acerca de la fiesta de la lactancia 2014? ( se festejará la semana mundial de la lactancia materna en el parque juan carlos I ).....Supongo que sí.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angelarole, hola!!! Yo como me llevo el teléfono y me extraigo doble con el top de extracción, la verdad es que de soledad nada, jajajajaja:
      http://www.construyendounafamilia.com/2014/06/5-consejos-para-no-desesperar.html

      Sí me he enterado, es este domingo en el parque juan Carlos I, pero yo no voy a poder ir, tenemos una escapada a la montaña reservada desde hace meses.

      Muchas gracias por la parte que me toca y muchos besitos

      Eliminar
  20. Hola Suu

    No se si aun leerás tu blog, recién lo acabo de descubrir, esta estupendo.

    Estoy por iniciarme en la extracción, solo me falta el sacaleches (que aun no me ha llegado) y tengo todo para comenzar.
    Por lo pronto me gustaría saber como comenzar, no se si tengo que usar guantes, algún tapaboca, si el espacio donde vaya a extraer tiene que estar "impecable". Que hacer luego de extraerla, la conservación, etc. Me gustaría, de ser posible, que me relates tus inicios.

    Gracias, un saludo!

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando