sábado, 9 de junio de 2012

Para niños y mayores

A veces ocurren cosas curiosas, pero una no se imagina algunas situaciones.

Como ya os he dicho yo siempre tengo a mano mi Arnidol, de hecho no tengo uno sólo, sino que llevo uno en el bolso/mochila y otro está en el botiquín. Normalmente suelo llevar el mismo bolso, pero cuando cambio echo las cosas de uno a otro.

El otro día estaba en el trabajo cuando el jefe se dio un trastazo. Fue bastante grande y el porrazo fue tal que empezó a salirle un chichón y un moratón en la frente y en la pierna. Al ratito apareció una compañera en mi mesa:

Compañera: “Como sé que tienes hijos, ¿no llevarás en el bolso de madre ese que tienes una barrita, morada, que se aplica en los golpes y que hace que desaparezcan? No puedes imaginarte el golpazo que se ha dado el jefe y cómo lo tiene”.
Yo: “Arnidol?? Sí, claro, espera, siempre lo tengo a mano”.

Rebusco en mi bolso y según mi compañera me narraba el golpe del jefe yo me iba dando cuenta que ayer, como me dolía la pierna y tiene poder antiinflamatorio, se me olvidó echarlo de nuevo en el bolso después de aplicármelo en la rodilla para que me calmara un poco las molestias. Vi la imagen de la “barrita mágica” encima de la mesa.

Yo: “Esto... ayer lo utilicé y no lo he echado al bolso esta mañana. Lo siento”.

Cada vez que me cruzaba con el jefe, sólo podía mirarle el huevo que tenía en la frente, en vez de ser un hombre con un chichón, yo sólo veía un chichón enooooooooorme y a mi jefe detrás. Qué mal me sentía, sabía perfectamente que si le hubiera llevado el Arnidol, no tendría ni la mitad, de la mitad, de la mitad, del chichón y el moratón. Qué rabia!!!

Así que ahora, cada vez que cambio de bolso me cercioro que llevo el Arnidol, porque nunca se sabe cuándo vas a necesitarlo. No sólo funciona con los chichones de los niños, también con los de los mayores… y con mi rodilla!!!

22 comentarios:

  1. Me paso igual que a ti, durante un tiempo llevaba el Arnidol a todos lados! Mano de Santo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lianxio G, yo también lo llevo, pero ese día lo dejé en la mesa. Ay, qué mal me sentí!!!

      Eliminar
  2. Verdad, verdadera! mi madre dice que parece que me llevo comisión porque siempre estoy recomendandolo jajaja pero es que creo de verdad que funciona, para mi todo un descubrimiento. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y por fin... mamá, jajajajaja. Desde que lo conocí yo también lo recomiendo y era una escéptica hasta que lo probé por primera vez.
      Besitos

      Eliminar
  3. Y tanto que sí.... Durante mucho tiempo lo utilicé para calmar mis dolores de huesos (sobre todo en los nudillos de las manos) antes de mi diagnóstico. No es que me los quitase pero al menos los hacía más soportables.

    Y por cierto, también me lo he dejado algún día en casa justo cuando más lo he necesitado....

    Ale, buenas noches. Mañana será otro día.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, pues yo no lo había utilizado, pero me lo eché en la rodilla y me calmó, de verdad.
      Creo que dejárselo en casa cuando más se necesita es una tónica, jajajajaja
      Besitos

      Eliminar
  4. Uff, yo tuve un accidente de trabajo hace 9 días. Ni di parte ni nada (jamás he estado de baja ni pedido un día), pero aún me duele el golpe y lo tengo negro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones incorrectas, lo siento, cómo te encuentras? Has probado a echarte Arnidol en el golpe? Actúa mejor cuanto antes lo apliques, pero baja el moratón.
      Besitos curativos

      Eliminar
  5. Desde luego no puede falta en ningún bolso de mamás, porque bata que lo olvidaras para que te haga falta, como a tí. Pero si el del golpe es el niño...la miada asesina del padre está asegurada. Aunque ya podría haberlo cogido él no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Gallina Pintadita, bueno, en el trabajo es complicado que alguien lleve Arnidol, por eso me lo pidieron a mí, porque mis niños son ya pequeños. Espero que no vuelva a olvidárseme!!!
      Besitos

      Eliminar
  6. A mi me gusta ir a patinar, y no se porque nunca me acuerdo de echarlo en la bolsa de los patines, y más de una vez después de un golpe he pensado, porque narices no tendré aquí el arnidol?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis Chicos y yo, anda que tú también!!! Ojalá cuando yo era pequeña y patinaba hubiera existido Arnidol, porque lo habría llevado en la bolsa junto a los patines!!!

      Eliminar
  7. Yo lo tengo, pero nunca a mano. Soy un desastre!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. yo misma, jajajajajajaja. Otra que se le olvida!!!
      Besitos

      Eliminar
  8. Yo también lo llevo siempre encima pero nunca se me ha ocurrido dármelo yo, como siempre piensas que es para los niños. La próxima vez que me de un golpe lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Treintañera con hijo, pues nada, aplícatelo cuando te duela la rodilla como a mí o nos demos un golpe, porque también lo notas!!!

      Eliminar
  9. La semana pasada me di un golpazo al cerrar el maletero del coche en toda la nariz. Se engancho la puerta con las gafas de sol, imagínate como se me puso la cara, un poema. Fue porque la tarde, me puse varias veces arnidol y al día siguiente pude salir a la calle sin q todo el mundo me mirase

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MamaEncantada, ay pobre, lo siento mucho. Estas mejor? A veces no nos damos cuenta que también podemos aplicárnoslo nosotros y que nos calma como a nuestros hijos.
      Besitos curativos

      Eliminar
  10. Se ha convertido en un "must have" en mi bolso :)

    ResponderEliminar
  11. Y en el mío! Yo no salgo de casa sin Arnidol, cuando cambio de bolso compruebo varias veces que lo he cogido....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Matemática pura, yo a tanto no llego, pero sí que miro cuando nos vamos de viaje.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando