lunes, 2 de julio de 2012

Rosas Blancas

El viernes, estuvimos en la fiesta del agua en donde lo pasamos genial mis hijos, mi madre y yo, empapándonos, mojando a las profes y, sobre todo, a la directora. Fue muy divertido y los peques se lo pasaron pipa, aunque a mi Pequeñín el agua fría de la manguera no le gustó ni un pelo!!!

Después nos fuimos a casa, yo me caía de sueño y tuve que tomarme un café para no quedarme dormida y prepararme para la cena. Me arregle e incluso me pinté, acosté a mi Pequeñín y justo antes de irme llevé a mi Bichito a la cama. Cerré la puerta con mis hijos durmiendo en sus camas y mi marido ya tumbado en el sofá. La hora y el lugar propicios, a 5 minutos andando de casa, para que una mamá se vaya completamente tranquila a cenar.

La cena riquísima, la compañía aún más y cuando la primera mamá se iba, aparecieron con un par de ramo de rosas blancas. Yo sabía que lo habíamos comprado, pero no para mí, sino para la mamá que lleva la organización de las charlas que se incorpora a trabajar de turno de tarde y no podrá asistir más, pero al enterarse el otro día que yo también me despedía, me regalaron otro a mí, dos docenas de rosas blancas, mis favoritas. Yo no soy de estas cosas, ya obtengo mucho a cambio de cada una de ellas emocionalmente, me han dado mucho, me han hecho sentirme muy útil, más viva. Son unas mujeres maravillosas, que comparten mucho conmigo y que cada momento que vivimos juntas ya es un regalo. Pero ahí estaba yo, con el ramo de rosas, intentando abrir la tarjeta con mis manos temblorosas y leerla:
“Gracias por tu trabajo, tu cariño y tu esfuerzo. Las mamis del ensanche”.
Me emocionó mucho, a punto estuve de llorar, contuve las lágrimas como pude y respiré hondo, en mi mente se agolpaban las reuniones pasadas, aquél día de hace un año en que se terminaba el taller post-parto y se me ocurrió preguntarle a nuestra matrona si no podríamos seguir reunióndonos. Un año después ahí estábamos, más unidas que nunca y sosteniendo un ramo dándome las gracias. Miré a mi alrededor, cómo habíamos crecido, todo lo que hemos conseguido. Además nuestra matrona nos trajo unos detalles a cada una de nosotras con una tarjeta, un gran esfuerzo porque íbamos 28 mamás. A mí me tocaron dos, qué frases tan bonitas y tan bien escogidas, me llegaron al alma:
“No te lamentes por el ayer, no adelanta nada llorar por la leche derramada. 
Debemos ser conscientes de los errores y aprender a cargar con el cántaro.
Despégate del pasado y vibra en el presente”.
“Amigo, el verdadero espíritu de la amistad está en revelar el error al otro y demostrar sin problemas cuán próximo estás de él”.
Las leo de nuevo y me emociono.

Después fuimos cuatro las que nos acercamos a tomar un coctel al nuevo bar del barrio, ese al que no vas a ir con tus hijos jamás, pues ahí. Me tomé un mojito, qué de años hacía que no bebía y nos invitaron a un tequila, sal y limón. Por lo menos hacía 10 años que no me tomaba un chupito, ¡madre mía! Llegué a casa a las 3 de la mañana, cansada, feliz pero algo triste sabiendo que las voy a echar mucho de menos, aunque siempre estaré detrás de la pantalla apoyándolas, ayudándolas en cada cosa que hagan e intentando verlas cada vez que pueda. 

Como los niños no saben de horarios, allí estaban mis hijos a las 7:30 de la mañana, deseosos de abrazar por la mañana a su madre, cosa que sólo hacen los fines de semana. No pude evitar levantarme de mal humor, que pagué con mi marido por no dejarme dormir, pero que suavicé después con un café. Entré con ellos en el salón y vi el precioso ramo que alegraba mi casa y mi corazón.

Gracias chicas por este tiempo, por dejarme compartir con vosotras, por quererme, por ayudarme y por disfrutar con cada cosa que hacemos. Como ya os dije me siento orgullosa de ser una “madre fundadora” de aquel pequeño grupo que empezó con 10 mamás y del que ahora somos 110 y seguimos sumando. Siempre podréis contar conmigo, no lo olvidéis jamás. Aquí estaré, detrás de la pantalla.

Yo no soy de estas cosas, pero coñe, ¡qué ilusión hacen!

¡¡¡GRACIAS A CADA UNA DE VOSOTRAS!!!

20 comentarios:

  1. Enhorabuena por ese grupo, cada mamá, esas rosas y esa familia maravillosa que estás construyendo.
    Me alegro de que disfrutases.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo misma, muchas gracias.

      La verdad es que lo pasé genial, fue muy emotivo y disfruté mucho junto a mis mamis.

      Besitos

      Eliminar
  2. Que flores tan bonitas!! Y bien merecidas porque estoy segura de que ese grupo ha ayudado muchisimo a muchas madres. Un besazo preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, preciosas!!! A mi Bichito la encantaron y puso a todos sus muñecos apoyados en el jarrón.

      Ellas también me han ayudado a mí, ha sido mutuo.

      Besitos

      Eliminar
  3. Ohhh! Es precioso! Estos detalles le alegran a una la existencia, di que sí! Enhorabuena!
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, muchas gracias. La verdad es que cuando las miro me lleno de emoción y es que una no está acostumbrada a estas cosas. Gracias.

      Besitos

      Eliminar
  4. ¡¡Qué precioso detalle!! Tú mereces eso y mucho más, porque es inmenso todo lo que das a muchas mamis día tras día, empezando con tus sonrisas y tus palabras y siguiendo por todo lo demás. Te envío un gran abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elo, verdad? Ains, tú que me conoces bien sabes lo que me costó no llorar, de hecho cuando las he visto este finde me ha costado mucho no derramar una lagrimilla.

      Besitos preciosa y nos vemos esta semana

      Eliminar
  5. Disfrútalas Suu que sin duda alguna telas mereces. Un beso grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La Gallina Pintadita, gracias preciosa.

      Besitos

      Eliminar
  6. un ramo precioso, que rosas más bonitas.
    Cuando se hacen las cosas bien,se da lo que se puede y con todo el cariño tiene su recompensa...o debería de tenerlo vaya! en tu caso la tiene...
    besiños y sigue mirando tu regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaiza, gracias, son preciosas. Aunque no siempre el trabajo y el esfuerzo de una es reconocido, cuando lo es es muy gratificante.

      Besitos

      Eliminar
  7. Enhorabuena Suu, son bien merecidas!

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena!! por cierto te mando un email para lo del concurso. Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PaulayVicky, gracias preciosa. Estoy deseando, hablamos por mail.

      Besitos!!!

      Eliminar
  9. Enhorabuena Suu, tu empeño merece esas flores desde luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamá sin complejos, muchas gracias preciosa.

      Eliminar
  10. Que bonito detalle. No me cabe duda de que te lo merecias, Suu.

    Un beso gordo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teta, la verdad es que fue un detalle precioso y me hicieron mucha ilusión.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando