viernes, 6 de julio de 2012

Una pesadilla

Ando con bastante trabajo, por lo que no tengo demasiado tiempo para actualizar. Salgo de casa, voy al trabajo, del trabajo a la rehabilitación, de la rehabilitación a darle la tetilla a mi Pequeñín, recojo a mi Bichito y a casa a merendar. Llega papá, un par de besos, unos cuentos, unos juegos, nos ponemos el bañador y nos bajamos a la pisci.

Que bajemos a la pisci no significa que me meta y es que el agua está congelada, muy fría para mi gusto. Si yo me meto mi Pequeñín también, si yo no me meto, mi Pequeñín tampoco, así que mejor en la toalla jugando y sequita mientras vemos cómo mi marido y mi Bichito se congelan. Y es que cualquiera le dice que no a mi Bichito, que baja emocionadísima con eso de ir a la pisci. Su padre le ha comprado un chaleco, porque con los manguitos a penas puede mover los brazos, chaleco tipo salvavidas y está enseñándola a moverse en el agua.

Es lo que tiene el verano, que te falta tiempo para todo porque hay tantas cosas que tienes que hacer y de las que te tienes que ocupar… Para la semana que viene tengo previsto otro sorteo genial que prepararé el fin de semana en las siestas de los peques y cómo dicen las mamás artesanas que lo patrocinan “hasta aquí puedo leer”.

Pensaréis que el título de hoy es más de lo mismo, de mi problema con el sueño, que quitarme un par de cosillas que llevaba no ha valido de nada, pero no, la pesadilla no es mía, es de mi Bichito.

Anoche la pobre soñó con mosquitos y hormiguitas, que tenía la cama llena. Pobrecita, yo la escuchaba y me daba una pena horrible, pero su padre estaba junto a ella, bueno, más bien debajo de ella, estaban los dos en el suelo y ella encima de su papá y así se durmieron un rato. Después se tumbaron juntos en la cama y se durmieron otro ratito y, ya casi cuando había amanecido, ha aparecido en la cama mi marido hecho un cuatro, con una mano en los riñones y otra en la cabeza. Creo que la próxima vez se vendrán ellos a la cama y yo iré a reunirme con las hormigas y mosquitos imaginarios, pero cuando tienes mucho sueño las neuronas no se han despertado todavía y, en vez de eso, se tumbaron en el suelo siendo mi marido el colchón de mi Bichito.

Hoy tenemos todos mucha falta de sueño, ayer mi Pequeñín no me dejó dormir hasta casi la 1, mi Bichito ha tenido pesadillas y a las 6 de la mañana ya estaba de nuevo mi Pequeñín pidiendo teta. Lo increíble de todo es que ni los lloros de primera noche y del alba de mi Pequeñín despiertan a mi Bichito, ni los gritos de mosquitos y hormigas colonizadores de mi Bichito a mi Pequeñín. Yo, que estando en la otra habitación, no he podido pegar ojo hasta que mi Bichito se ha relajado con su padre y se ha dormido, me cuesta mucho entender que él a escasos 20 centímetros no se haya enterado de nada. Pero oye, mucho mejor, porque ya me veía a mi marido a dos manos, jajajajajajaja.

No es la primera vez que mi Bichito tiene una pesadilla con hormigas, con su padre juega muchas veces a hacerse cosquillas de hormigas y mi marido tiene un hormiguero. Vuestros hijos, ¿qué pesadillas tienen?

Hoy tenía que haber llevado a mis hijos de deportistas y como siempre les recojo corriendo, no leo los carteles. Me siento fatal, porque no lo leí y hoy no los he llevado disfrazados, espero que me perdonen algún día. Veremos a ver lo que me dice mi Bichito cuando llegue, menuda bronca me espera!!!

Buen fin de semana a todos y muchos besitos!!!

P.D.: No olvidéis apuntaros al Sorteo de Monsters with love.

5 comentarios:

  1. Menuda nochecita toledana!!! seguro que todos dormis hoy mucho mejor jajaja. Espero que la peque no tenga mas pesadillas, pobrecita. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maria, ya te digo!!! Vaya nochecita!!!

      Besitos y buen fin de semaa

      Eliminar
  2. Peque no es de tener muchas pesadillas, pero alguna vez comienza a medio llorar en sueños y me da taaaanta penita!!! Lo suelo calmar un poco y con eso se le pasa, pobrete, a saber qué le atormentaba en sueños...
    Un besito!

    ResponderEliminar
  3. P. tuvo una época de muchas pesadillas, pero se le fueron pasando (afortunadamente) y ahora es algo ocasional. A ver si podéis descansar el finde.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. No se si será por la edad pero david no ha tenido pesadilas aún. tu bichito lo tuvo que pasar fatal y tu marido...ojú. que lastima de hombre. espero que la cosa no se repita. un besito

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando