miércoles, 26 de septiembre de 2012

Rabietas de mi Pequeñín

Recuerdo la primera rabieta de mi Pequeñín, no había cumplido todavía el año, pero andaba cerca. Ya no recuerdo el motivo de la rabieta, pero sí recuerdo su reacción, empezó a darse golpes por todos los lados y tuve incluso que inmovilizarle para que se calmara, porque no había nada que yo hiciera que consiguiera tranquilizarle y él no paraba de darse cabezados. Lo que me salió fue sujetarle los brazos al cuerpo durante unos segundos y obligarle a permanecer inmóvil y se fue relajando poco a poco. Entonces le cogí de nuevo, le abracé, le besé y lloré junto a él. Recuerdo aquello nítidamente porque me impresionó ver un niño tan pequeño con esa rabieta.

Desde aquella se han sucedido muchas, algunas más violentas que otras, pero cada vez se hace más plausible el carácter que tiene. Y está mal que yo lo diga, pero el jodío niño se parece tanto a mí, con ese pronto y ese arranque de ira, que me da un poco de rabia. La cosa es que yo con los años y la paciencia he conseguido apaciguarme bastante, pero él rezuma mala leche por cada poro cuando se cabrea. Y es lógico, todavía no tiene por qué controlar ni cómo algunas de sus emociones, pero es muy temperamental y nos monta cada una…

Cuando la rabieta más grande de tu hija es la más pequeña de tu hijo, te asustas. Mi Bichito jamás se dio un golpe, jamás se violentó, alguna vez por ahí suelta tiró algo contra el suelo, pero es que mi Pequeñín, ante la primera llevada de contraria, tira lo que tiene en la mano y suele intentar hacer blanco contra el que le regaña. Llora, grita y patalea, se da golpes contra los sitios, se tira contra uno de los laterales de la tienda de campaña o contra el suelo, muerde si te tiene cerca e intenta pegar. Encima tiene fuerza, por lo que si te alcanza con algún juguete te hace daño y si te muerde o te da, tres cuartas de lo mismo. Si intentas consolarle, malo, si te vas, peor, a veces uno no sabe qué hacer, si dejarle que se tranquilice solo o intentar abrazarle, pero si te acercas seguramente te lleves un mordisco o un manotazo. Es muy efusivo con todos sus sentimientos y luego es un niño muy amoroso, cariñoso, sonriente, risueño, pero como le niegues algo que quiere, te la forma fijo.

Suerte que estas rabietas sólo las tiene él, aunque con mi Bichito no nos libramos de muchas otras cosas y es que el cole le encanta, pero el cansancio en ella está haciendo mella. Desde que llegamos a casa ayer a las 16:00 hasta las 17:00 que se durmió porque estaba agotada, estuvo llorando, la desperté a las 18:00 y no paró de llorar hasta las 21:00 que volvió a acostarse. Lloraba por cada cosa, hicieras lo que hicieras, todo le parecía mal.

Hoy me siento mal y un poco triste porque ayer les chillé a los dos, perdí esa paciencia que yo sí debería tener y la misma rabia que invade a mi Pequeñín, la desplegué con ellos. Pasamos la tarde en casa, escuchando lloros y rabietas, enfadada con ellos y malhumorada. Espero que hoy se presente mejor la tarde y podamos disfrutar en familia e intentar borrar la tarde de ayer en la que las lágrimas y las malas caras se apoderaron de nuestra casa.

¿Alguno de vuestros hijos tiene tanto carácter? ¿Cómo manejáis estás situaciones?

61 comentarios:

  1. Ainsh que mala sensacion se le queda a una después de esas tardes verdad?, a mi me funciona muy bien en esos casos salir a que nos de el aire, aunque claro ayer llovia y ademas tu tienes 2 y embarazada. Ya veras como esta tarde va mucho mejor. Abril tiene mucho mucho carácter y los enfados son grandes pero es verdad que no recuerdo ninguna rabieta en la que se haya golpeado aunque si que las he visto en mis sobrinos y alguna amiga y he de decir que me han impresionado. Pequeñin es un chico con caracter pero poco a poco conseguirá ir asimilando lo que le pasa y controlando esos arrebatos, mientras tanto muuuuuucha paciencia! Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, malísima. Ayer yo no me encontraba para salir a la calle y encima hacía mal día. Espero que hoy podamos disfrutar juntos porque ayer las pinturas no sirvieron nada más que para pintarme el parquet, jajajajaja.

      Pequeñín todavía es muy pequeño y creo que le costará mucho asimilar sus emociones, pero le ayudaremos siempre.

      Besitos

      Eliminar
  2. Te entiendo, mi hija tiene 16 meses y cuando se enfada pega y muerde, y si no hay nada o nadie que pegar o morder se pega a ella misma... y tengo que darle un grito para que reaccione y pare... Es duro, pero como tú bien dices, no saben controlarse y hay que enseñarles que esa conducta no les conduce a nada... Y la mala leche de una, y todo lo que hemos conseguido relajando el carácter a base de años y experiencias, está reflejado en estado primario en nuestros hijos... Así que paciencia y ánimo... Yo estoy en mi primera hija, el segundo por probabilidad me toca tranquilo no? jajjaja besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UnaMamaDiseñadora, a veces le miro y me da tanta pena, pero sé que si me acerco malo, así que aguanto el tirón y espero a que se calme, otras no puedo evitarlo y me llevo un buen manotazo.

      Por esa regla de tres mi tercero será tranquilo, no??? Dónde tengo que firmar??? Jajajajajaja

      Eliminar
  3. Esas tardes son malas para todos, para nosotros, para ellos, para todos, pero todos tenemos alguna de vez en cuando.
    Mi peque tambien tiene genio, todo lo que cuentas de mi pequeñin me suena menos lo de pegarse, pero tira cosas, intenta morder...yo tampoco se muy bien que hacer, como dices si le abrazas malo, si le dejas malo... yo digo que entra en modo bucle y hasta que consigue salir del bucle no hay nada que hacer.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MamaEncantada, sí, son malas para todos. Yo también hay momentos en los que decido dejarle y que sea él el que se tranquilice solo, porque está en un punto en el que sabes que como te acerques estalla fijo.

      Besitos

      Eliminar
  4. jo, mi tarde de ayer fue clavadita... con lo del horario reducido, la niña no echa siesta en el cole, pero tiene dos horas desde que come hasta que la recogemos. Total, imposible que se duerma. Pero claro, sólo duerme por las noches 9-10 horas, y se está despertando varias veces por la noche, así que está agotada. El resultado, si además lo juntamos con que todavía se está adaptando al nuevo cole... explosivo.
    Si además le añades nuestro cansancio (yo ya me despierto por mí misma 3-4 veces por el embarazo, más las que me despierta ella), nuestra paciencia... justita.
    Yo ya no intento calmarla, porque cuando está así ya no vale. Si consigues pillarla justo antes de que salte, a veces sí que conseguimos calmarla, pero tampoco siempre.
    Yo o la dejo en el cuarto en el que esté y me voy, o la mando a su cuarto y le digo que salga a jugar conmigo cuando esté más tranquila. Si ha pegado, o tirado algo al suelo, cuando se tranquiliza lo comentamos, y hacemos que pida perdón y dé besos a quien haya pegado.
    Dependiendo del día, tarda más o menos...
    Agotador, pero con menos de tres años, las emociones... son "asín". Mucho ánimo, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, qué malas son estas tardes!!! Mi Bichito tiene comedor y sale súper contenta, pero entre que sale y la hora de la matronatación, ahora mismo hay hora y tres cuartos y claro, cuando llegamos a casa con mi Pequeñín y nos sentamos a merendar ella ya no puede más y lo que quiere es descansar y dormirse. Pero yo no puedo dejarla mucho tiempo, porque si no se duerme demasiado y luego no hay quien la acueste por la noche. Y así entramos en una dinámica en la que está tan cansada que no se aguanta ni ella misma y veo que no es la única. Pobrecitos...

      Eliminar
  5. Uf es que esas tardes marcan y luego te sientes fatal..., ánimo que seguro que hoy va a ser un día mejor.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tricius, es que a veces una reacciona de la peor manera posible. Esper que hoy disfrutemos todos juntos de una tarde tranquila llena de risas y juegos

      Besitos

      Eliminar
  6. Anteayer yo perdí totalmente los papeles, creo que ya lo sabes, me arrepiento un montón...pero ellas también saben que hicieron mal y que yo me salí de mis casillas por ellas...ya sé que no es una excusa, pero bueno con algo tengo que consolarme porque me arrepiento de como me he comportado, como les he gritado y como las he pagado con la princesa mayor sin tener porque ir más contra ella que contra las otras...
    Las rabietas es algo que nos acaba con la paciencia, la princesa pequeña empieza a tener alguna, pero creo que es más de cansancio que de propia rabieta, llora, grita y luego se calma, te pide besos, abrazos....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa Fol, yo no sé qué llevo peor, si el llanto continuo que me desquicia el alma o la rabia y la mala leche. Ayer me descontrolé, no aguanté y me puse nerviosa, poniéndoles más nerviosos a ellos y como resultado más lloros y más rabia.

      Hoy espero que todos estemos más tranquilos y espero que vosotras también podáis disfrutar de una tarde espléndida

      Besitos

      Eliminar
  7. Pues los míos los dos se ponen así, uno porque es sensible y el otro porque tiene muchísimo carácter. A A, sin embargo, le calmo más rápido ue a P. es más explosivo pero se le pasa antes. Pobre Bichito, el cole es agotador.
    Paciencia tesoro. Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo misma, jajajaja, me río por no llorar porque no me puedo imaginar hacia donde tirar.

      Intento tener paciencia, pero es que hay veces que la pierdo por completo.

      Besitos

      Eliminar
  8. No le he pegado...que no se me malinterprete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Princesa Fol, ok, no se te malinterpreta, pone pagado ;)

      Eliminar
  9. Hola!!

    Torbellino tiene bastante genio. Yo lo de la paciencia... simplemente lo llevo mal. Aun tengo que aprender a controlarme muy mucho.

    Yo cuando el se tira al suelo da patadas etc... directamente paso de el. Si lo hace en la calle, ya me quedo mas cortada porque los padres y la gente se queda mirando y me quedo un poco cogida, pero vamos, la ultima fue en el parque y a la tercera que se tiro al suelo porque no le cuadraba la situacion, lo cogi de un puñado y me lo lleve a casa.

    Vamos, que yo lo que hago es hacer como que lo ignoro (las voces y las pataletas como tu sabes, es imposible de ignorar..).

    Si das con la tecla, pasate por mi blog y avisas.

    Me sumo como seguidora tuya!!

    Te invito a pasar por mi blog si puedes y quieres.. Practicamente, Acaba de nacer.- tiene 3 meses de vida. jejejeje

    yaestoyaquimama.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alba Mª, yo hay veces que le dejo tranquilo hasta que se calme porque no hay otra.

      Me alegro que te animes a seguirme, en cuanto pueda y me acuerde me paso por tu blog.

      Besitos

      Eliminar
  10. Desde que llegó el Patito mi casa es un caos. La Princesa es como tu Pequeño y Bichito es como MOflins, la una se pasa el día gritando y la otra el día llorando por todo.....unido a un bebé que tampoco para de berrear, a mi me falta la paciencia por todos mis poros, no se salva ni uno y me siento fatal porque no estoy siendo la madre calmada y comprensiva que solía ser, estoy fallando.

    Si averiguas como controlarlo me lo dices!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. London, es tan complicado... Yo a veces tengo la misma sensación que tú, que fallo como madre, pero es que no tengo esa paciencia que otras personas tienen y esa calma y, a veces, me pierdo. Pero lo intento y cuando me doy cuenta bajo el ritmo y les pido perdón, pero a veces me desquicio.

      Besitos y ánimo

      Eliminar
  11. Qué te voy a contar!! si la mayor mala leche tiene mucha, claro luego la ves con esa cara angelical y no te lo puedes creer...
    Fórmula no tengo ninguna, dejar que pase, eso sí me consuelo pensando que si yo no puedo con ella no va a poder nadie, vamos que no creo que en el futuro se deje manduconear por nadie y eso me gusta ;)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MamaDeUnaBruja, pues no diría yo que tu bruja mayor con esa cara de ángel tiene ese genio, pero seguramente tampoco lo dirías tú del comedor de pepino, jajajajajajajajaja.

      Besitos

      Eliminar
  12. No te preocupes, de esas tardes que cuentas yo también tengo algunas, creo que es normal.

    Por cierto, te he dejado un premio en mi blog.

    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, sí, será normal, pero te sientes tan mal y derrotada...

      Gracias por el premio!!!

      Besitos

      Eliminar
  13. Ays Suu, cómo te entiendo en todo. Iván ha tenido rabietas y bueno, como en todo, la peor época la de los 2-3 años, pero Antía no te cuento cómo es con lo pequeña que es todavía, increíbles el carácter y la mala leche que tiene, cómo se enrabieta, si solo tiene 14 meses! yo también pierdo la paciencia algún que otro día y me arrepiento, pero somos humanas, a veces nos sobrepasan las situaciones, es inevitable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nereida, o sea que será peor de los 2 a los 3???? Jajajajaja, madre del amor hermoso!!!

      Sí, a veces las situaciones me sobrepasan y no soy capaz de controlar mis emociones.

      Besitos

      Eliminar
  14. Bueno, pues ya me has leído. Yo también acabé llorando con la primera rabieta de mi hijo. Espero que la niña no saga igual... El problema con Leo es que a veces muerde y pega sin estar (aparentemente) enfadado. Y no se conforma con nada! También sé lo que es escuchar lloros por todo, a veces parece que sólo se queja, se queja, se queja continuamente... En fin, paciencia es lo único que se me ocurre a mí. Mucha!!!!

    Besitos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichilla, mi Pequeñín también me muerde habitualmente o me tira del pelo o me da pellizcos y a su hermana también, a su padre creo que no y si lo ha hecho ha sido en contadas ocasiones. Además es que se descojona cuando le digo que no se muerde y a su pobre hermana la tiene aburrida.

      Paciencia, paciencia...

      Besitos

      Eliminar
  15. ay suu, es que al final todos , hasta los mas buenos y pacientes padres, tienen un mal dia!
    yo tengo muchos de ellos....de malhumor y chillidos (yo soy una histerica gritona) pero hija...hay dias que te desbordan por buenos que sean los niños.
    las rabietas es un problema, pero claro tambien hay que tratarlo como tal...porque con los años van a mas....asi que ya sabes, armate de paciencia y a pensar como se te pasan a ti! jejeje que si os pareceis, tambien sabras tratarlo!
    un besote guapa
    carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hadasycuscus, es que últimamente debe de ser que yo tengo demasiados malos días, porque vaya rachita llevamos.

      por mucho que se parezca a mí, siendo tan pequeño, no sé cómo tratarlas con él. con su hermana es muy diferente, pero claro, las rabietas de mi Bichito son simples arrebatos comparado con él.

      Besitos

      Eliminar
  16. Todos perdemos los nervios, lo bueno es darse cuenta e intentar que no vuelva a suceder.
    Uf, mi peque con un año ya tenía rabietas pero nada que ver con las que tiene ahora. También tiene mucho genio. Se puede golpear, morder lo primero que pille, seas tu o un mueble, se tira al suelo, grita, tira lo que sea... en fin. La verdad es que no las llevo todo lo bien que me gustaría, pero con la edad que tiene ya intento repetirla como un mantra que estoy con ella, que entiendo que esté así pero ahora no se puede lo que sea y se me deja la cojo y la abrazo. Y mucha paciencia, aunque eso ya lo sabes.

    Espero que hoy se os de mejor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, es que últimamente me siento un poco desbordada, quizá sea que cada vez tengo menos paciencia o que estoy más cansada, que todo pùede ser.

      Hablar con mi Pequeñín es prácticamente imposible porque se pone a gritar por encima.

      Besitos

      Eliminar
  17. Lo primero es felicitarte por el embarazo, que todavía no lo había hecho...Y es que me he tomado unos meses sabáticos...leyendo desde el móvil pero sin apenas comentar.

    En mi caso mi peque y yo tenemos el mismo carácter y claro o nos ponemos los dos a tranquilizarnos o aquello termina como el 2 de mayo...La verdad, es que llorar, lo que se dice llorar, no llora si no es por cansancio...El suele más bien protestar, gritar, chillar y por último lanzarte lo primero que tiene en la mano...Yo lo intento ignorar cuando se pone en ese plan, porque lo único que quiere es llamar la atención...y poco a poco lo vamos logrando...Claro pero eso soy yo porque nos conocemos...otro sale "escopeteao" por la puerta...

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pipileta, gracias, tomarse unos meses sabáticos es muy bueno y relajante.

      Yo no voy a salir corriendo a ningún sitio, pero a veces ganas no me faltan, por lo menos de meterme en una habitación y ponerme el sonido de las olas o los pajaritos. Cualquier día de estos me da la ventolera y lo hago, jajajajaja

      Besitos

      Eliminar
  18. Uff, es que debe ser muy difícil, comprendo que se pierda la paciencia. Pero tu hijo no te guarda rencor, que luego te llena de mimitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berlin30, yo desde luego la pierdo más de lo que me gustaría. Los niños no son rencorosos, están llenos de amor.

      Besitos

      Eliminar
  19. Yo, la verdad, es que no he sufrido muchas rabietas con mi pequeñurra y han sido bastante light. Tiene mas genio que yo, pero claro yo soy un poco sin sangre!jeje. Cuando ha tenido alguna, la he ignorado un poco y cuando se le ha pasado un poquito y esta mas tranquila, la abrazo y la beso y la escucho...pero ya te digo que han sido contadas. Es normal perder de vez encuando la paciencia, pero no pasa nada, lo bueno es detectarlo e intentar tranquilizarse. Llevas muchas cosas a la espalda y todos tenmos malas rachas...don´t worry! Maiasaura( en griego buena madre)

    Besitos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya y Telita, pues es que mi hija es como la tuya y yo sólo pierdo la paciencia cuando no para de llorar, porque me pongo muy nerviosa. Sin embargo, mi Pequeñín tiene un carácter y una mala leche, que ojito cuando te la monta no estar en su campo de visión. Pero me da rabia perder la paciencia.

      Besitos y gracias por el piropo!!!

      Eliminar
  20. Peque se parece bastante a tu Pequeñín. Hoy mismo hemos tenido una mala tarde (creo que todo es por el cole, que este año lo lleva fatal). Por suerte hoy estaba zen a tope, pero si un día me pilla más cansada o con más preocupaciones, puede ser un desastre...Entiendo tu malestar, a mí también me pasa, pero hay que saber perdonarse.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, pues a ver si me pasas ese estado zen, creo que sólo lo conseguí una vez y fue cuando dándoles la teta en tándem se pusieron a hacerse un piquete de ojos.

      Besitos

      Eliminar
  21. Hola. Al igual que no hay padres sin hijos, no hay hijos sin rabietas. No creo que exista EL MÉTODO para las rabietas, pero nosotros lo que hacemos es dejar de hacerle caso e ignorarlo. No siempre funciona y no siempre tienes paciencia como la suya pero..... lo peor es cuando lo hacen en un sitio público. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ElSillóndePapá, yo tampoco lo creo, cada niño se comporta de manera diferente y lo que funciona para uno para el otro es mejor no utilizarlo si quieres salir ileso. En público la verdad es que todavía no he tenido la tesitura de pasar una de sus rabietas, pero imagino que todo llegará.

      Besitos

      Eliminar
  22. No se que decirte... Nahia se parece mucho a tu Bichito, es muy tranquila y con 26 meses jamas ha tenido una rabieta de llorar, gritar, no escucharme,.... Suele aceptar bastante bien todo. Algunas cosas le cuestan mas, pero la verdad es que nos entendemos bastante bien. Pero.... tambien tiene dias malos, y momentos malos, que por cansancio, aburrimiento o vete tu a saber lloriquea muchoooooo, por cualquier tonteria..... Y como tu dices no se si me estresa mas estar escuchando un lloriqueo continuo..... o unos cuantos gritos..... ;)
    Muchos besoss y muchaaaaaa paciencia!!!! Intenta respirar hondo y pensar en tu pizca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, es que tu nena es pura dulzura y claro, es como mi Bichito. Espero que Markel no haya salido como mi Pequeñín, porque de verdad que tiene un genio que madre mía. La paciencia a veces la pierda y mira que me molesta, pero es que hay momentos en los que les estrujaría a los dos.

      Besitos!!!

      Eliminar
  23. ayyy las rabietas,nosotros vamos unos meses muy mal y otros bien.....ahora con 28 meses estamos en una de ellas,grrr .Cuando se encabrita a veces se tira al suelo y se da cabezazos,ya lo hace menos y cuanto menos caso le hacemos mejor.
    Lo más habitual es que tire el chupete o los juguetes-cuentos que tiene en las manos y a los pocos segundos se le pasa la mala hostia,pone voz angelical y lo empieza a pedir.
    es dificil,dificil pero pasarán...espero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaiza, yo no sólo creo que pasan sino que evolucionan. A mí me resulta difícil manejar la frustración y la rabia, así que entiendo que ellos no sepan en absolutos, pero claro, eso no deja de asustarme.

      Eliminar
  24. El mío tenía las mismas rabietas que tu pequeñín y además el se pegaba a si mismo, lo único que se puede hacer en esos casos es ponerlos en un sitio donde no se hagan mucho daño cuando se dan cabezazos y dejarles que se les pase, to si intentaba calmarlo era peor pues se pegaba más. Intenta evitar las cosas que ya sabes que seguramente acabarán en rabieta y poco más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis Chicos y yo, la verdad es que suele manejarlo él mejor que nosotros. Si nos acercamos suele ponerse peor y chillar mucho más y más violento. Pero dejándole suele calmarse antes.

      Eso suelo hacer, prevenir, jajajajajaja, no nos queda otra!!!

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando