lunes, 22 de octubre de 2012

18ª Semana de Embarazo

El jueves me incorporé de nuevo a trabajar y me dio algún que otro mareo y, por suerte, ningún vértigo. Fue porque había dormido 4 horitas y estaba bastante cansanda. El viernes, más de los mismo, 3 horas de sueño y yo mareada a lo largo del día por la falta de descanso. También me da la sensación de que debe de bajarme un poco el azúcar, porque al comer noto que el mareo se me pasa un poco. Tengo el cajón lleno de galletas, barritas y almendras garrapiñadas. Hmm, qué ricas, voy a comerme una!!!

A parte de estas dos noches de sueño, el finde he dormido bastante mejor y parece que he aumentado el número de horas. Aunque tengo alguna pesadilla y me despierto por su culpa o porque la Pizquita me oprime la vejiga, estoy sobrellevándolas bastante bien. El viernes mi marido y yo, después de 2 años, salimos a cenar solos y a tomar algo al cumpleaños de uno de sus amigos y aunque muerta de sueño, disfrutamos mucho juntos. Esa noche también dormimos poquísimo, porque mi Pequeñín tocó diana antes de las 8. Por eso debo de sentirme más cansada, por el cúmulo de días durmiendo poquito. Tan cansada, que me quedo dormida en seguida y aunque me despierte a medianoche y ya no tenga sueño, me quedo en la cama descansando y tocando a mi Pizquita.

Ya sí la siento, cada día. Son pequeños movimientos, de vez en cuando, que hacen que me sienta llena de vida. Me dibuja una sonrisa en la cara o cuando me despierto a mitad de la noche, pongo mi mano en la barriguita como queriéndola sujetar y me concentro en sentirla mucho más. Casi siempre suele contestarme y hace que me sienta mucho más tranquila.

La barriga me ha crecido bastante esta semana y me encuentro muy hinchada. Ya no sólo por las panzadas que me doy a comer, que como bastante más de lo que lo hacía antes, sino que además el extreñimiento ha vuelto a hacer aparición y debo de incluir en mi dieta más fruta, más verdura y más fibra. A veces es complicado, sobre todo cuando ayer entre tu hija de 3 años y tú os zampáis para comer y para cenar los caracoles que ha hecho con tanto cariño tu madre. Riquísimos es poco, por cada caracol que yo me comía, ella engullía tres, impresionante. Luego mojando pan y comiéndonos el jamón y el choricito picante. Para nosotras una delicia, de verdad. Pero claro, hoy me siento como un globo, igual igual y el problema es que sigo teniendo hambre, por lo que no veo el momento de deshincharme.

La piel sigue picándome, aunque no tengo ninguna laceración, ni ninguna lesión visible. Sigo hidratándola como me dijo e intento ir a mis sesiones de PUVA, aunque de 3 días a las semana, la semana pasada fui 2. Es muy complicado ir una vez que ya estás en casa con los peques, pero hoy noto que me pica un poco más, así que esta tarde tendré que sacar un rato para ir al hospital. 

Peso: 55.900 kilos (+0,300 kilos que la semana 17ª).

Este miércoles voy al psicólogo y la verdad es que no me apetece nada contarle mis sueños, mis preocupaciones, mis miedos, mi vida. ¿Desde dónde empiezo? Consiguir la conexión con alguien como para ser sincera, como para no omitir nada, es muy complicado. Y no sé si podrá ayudarme, si podré llegar a alcanzar ese compromiso. Se me hace un poco cuesta arriba ir, si no fuera porque tengo una pequeña luz en mi interior que me dice que quizá pueda ayudarme, que quizá mejore, no iría.

Os deseo buena semana a tod@s. Besitos

19 comentarios:

  1. Cuanto me alegro de que vayas notando más a tu Pizquita, se disfruta tanto de su presencia.

    Espero que puedas conectar con tu psicólogo y que te de total confianza. Es la forma en la que puede ayudarte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, muchas gracias, es maravilloso sentirla.

      Me siento un poco reticente, la verdad y siento algo de miedo. Para mí es bastante difícil y eso que yo soy una persona abierta y extrovertida, pero no me apetece demasiado.

      Besitos

      Eliminar
  2. Que bien que ya la sientas!Tiene que ser tan bonito.

    He de decirte que yo iba al psicologo y cuando cuentas todo lo que te pasa por la cabeza con alguien que no te conoce ni te juzga pues es un desahogo y un alivio la verdad,yo salia de la consulta muy relajada.


    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jenny, es precioso y una se siente muy afortunada cuando la da una patadita. Estoy segura que cuando las patadas no me dejen dormir me arrepentiré de lo que he dicho.

      Pues no sé, la verdad es que no me apetece demasiado y me da cosa ir, pero, tengo que ir y creo que debo de ir.

      Besitos

      Eliminar
  3. Si las pataditas son geniales... menos cuando ocurren a las 4 de la mañana en dirección vejiga, jeje.
    Me alegro de que estés mejor. Yo también estoy con hambre feroz y mono de dulce, supongo que compensando por los meses anteriores. Y las pesadillas me han vuelto. No todas las noches, pero sí que de vez en cuando tengo una noche entera de una tras otra, y me levanto estresadísima y agotada.
    Espero que el psicólogo te ayude. Yo fui una temporada hace tiempo y me ayudó bastante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, dentro de nada seguro que ambas nos estamos quejando, sobre todo cuando el pie se pone en la costilla. Entonces no soy la única que parece una muerta de hambre.

      Yo hoy he tenido muchos sueños, me encantaría estar una noche tranquila y dormir plácidamente.

      Mañana iré y ya os contaré.

      Besitos

      Eliminar
  4. qué bien que te encuentres mejor....y come pero cosas picantes nooo,jajajjaj
    vaya saque que tiene tu bichito comiendo esas cosas.
    Cuando las patadas sean ya de marcar gol te arrepentirás de lo dicho,jajjjajj, parece que te traspasan las costillas...
    Espero que vaya muy bien el miércoles.
    bicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaiza, gracias.

      Mi Bichito lleva dos noches que no para de comer. Ayer judías verdes con tomate y después pan con tomate, hasta 3 rebanas de pan!!!

      Sé que me arrepentiré, lo sé, porque recuerdo a cada uno de mis hijos, sobre todo el Pequeñín, que eso no era una portería era un partido de rugby.

      Besitos

      Eliminar
  5. No es que confíe mucho en los psicólogos, pero como tú misma dices puede que te venga bien y total, daño no va a hacerte.
    Me alegro de que Pizquita se vaya haciendo notar :-D

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, yo no sé si confiar o no, sólo sé que tengo que hablar con un desconocido y me da yuyu.

      Es maravilloso notarla.

      Besitos

      Eliminar
  6. Ánimo Suu! Tú prueba a ver qué tal, date un par de sesiones al menos, y luego decides... Me alegro mucho de que ya la notes! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichilla, espero que vaya bien, aunque una se nota un poco rara yendo y también se lo diré.

      Mi Pizquita se mueve poquito, la verdad, pero cuando la noto me hace mucha ilusión.

      Besitos

      Eliminar
  7. Viento en popa a toda vela, navega Pizquita, navega!, jejeje. Es que me ha encantado leerte mucho mejor: menos molestias, bastante más apetito, dormir... bueno, poco a poco, pizquita y tú conectadas, ainsss, qué bien. Lo de la consulta, bueno, tal vez ahora te siestas incómoda y después todo fluya y te pueda ayudar ¿quién sabe?, positivizaremos ;D.

    Muuuchos Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, si mi Pizquita navega, yo soy su barco!!!

      Positivizamos. Gracias. Besitos!!!

      Eliminar
  8. Me alegro de que Pizquita esté tan bien ;)
    Sobre el psicólogo, ya te lo dije, creo que es una decisión correcta. Espero que conectes con el profesional que has elegido. Y si no llegase a ser así (que a veces puede ocurrir), siempre puedes buscar otro. Ánimos!
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, muchas gracias.

      Parece que sí, que la decisión fue correcta, aunque esta noche apenas he podido conciliar el sueño.

      Besitos

      Eliminar
  9. Qué bien que estés notando más a la Pizquita y que lo del PUPE vaya mejor. Me alegro de verdad. Intenta dormir más, aunque ya me imagino que no será nada fácil con dos peques en casa, pero te lo tenía que decir, que me tienes intranquila. Ala, lo dicho, a cuidarse!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berlin30, gracias!!! Esta noche he dormido muy mal, espero que ahora cuando me acueste pase mejor noche. Muchas gracias por preocuparte por mí.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando