miércoles, 28 de noviembre de 2012

Destete sin elección

Quizá éste sea uno de los post más difíciles que voy a escribir, pero siento que tengo que hacerlo.

Para una madre como yo, que cree en la crianza respetuosa, que respecta los ritmos de sus hijos, que defiende la lactancia materna o, como diría mi marido, una friki de la teta, destetar a sus hijos sin elección es una de las decisiones más duras y difíciles que he tenido que afrontar.

Según recoge el Comité de Lactancia Materna de la AEPED:
La estimulación mamaria inducida por la succión tiene efecto sobre la liberación de oxitocina, que es una hormona que produce contracciones uterinas. Por ello debe evitarse esta estimulación durante la gestación en algunas situaciones especiales, como en embarazos múltiples, antecedentes de abortos o partos prematuros.

Yo no tengo antecedentes de abortos ni embarazo múltiple, pero lo único que podía separarme de dar el pecho a mis hijos eran ellos mismos o una amenaza de parto prematuro.

No ha habido elección, he tenido que destetar a mis dos hijos sí o sí, aún sabiendo que las contracciones no vienen por lactar, que tienen más que ver con la infección de orina y la falta de descanso. Pero no ha habido opción, porque mi Pizquita tiene tan solo 23 semanas.

Llegar del hospital aquel domingo, aterrada, muerta de miedo por la posibilidad de perder a mi hija y escuchar los gritos y llantos de mi hijo cuando su padre intentaba llevárselo a la cama, jamás podré olvidarlo. Esa necesidad mutua de compartir nuestro momento, nuestra rutina, nuestro amor nos desgarraba a los dos. Le pedí a mi marido que me lo acercara, que así ni él ni yo podíamos estar. Se acurrucó en mis brazos, cogió su tetita y a los cinco segundos le dije: "¿¿Otra??" y él, con una sonrisa en sus labios, canturreó: "!!!Otra, otra, otra!!!". Le puse en el otro pecho y cinco segundos después le dije: "Pequeñín, ya" y la soltó. Se dejó atrapar por los brazos de su padre, me dijo adiós con la manita y se fue a dormir tan contento.

Así hemos hecho cada día, intentando que no haga ninguna toma a lo largo del día, dándole el chupete, abrazándole, queriéndole y mostrándole el amor que siento por él, pero que no puedo amamantarle. Se lo he explicado cuando me pide, cuando se acerca a mí y me pide teta o me acaricia el pecho o me estira del pezón: "Mami no puede, está malita, pero cuando se recupere podrá volver a darte tu tetita". Él me mira, se echa sobre mi hombro, se mete su dedo gordo en la boca y se canturrea mientras le acaricio la cabecita. Es muy doloroso querer y no poder, obligarle a pasar por ello sin que él esté preparado, es tan pequeño...

Ayer le acosté yo y fue la primera vez que no tomó en todo el día. Sentí que algo en mi interior se resquebrajaba. Lloré mucho anoche, lo que me produjo muchas contracciones y un sentimiento de culpa horrible.

Mi Bichito no me ha vuelto a pedir, consciente de que mami está malita, no ha reclamado su tetilla en ningún momento, ni parece que lo añore a simple vista. Sin embargo, desde que estoy mala se mea encima repetidamente y hasta se ha hecho caca en un par de ocasiones. También le ha dicho a mi madre a la salida del cole algo así: "Cuando mi mamá se ponga bien, vendrá a buscarme al cole, ¿a que sí?".

Dejar de amamantar a mis hijos no ha sido una elección, por el bienestar de mi Pizquita he tenido que hacerlo y de una forma bastante radical. He tenido la suerte de que no he modificado el cuello del útero lo que me ha dado unos días para poder darnos un respiro e intentar que fuera un poquito menos traumático, sin embargo, a mí me está resultando horrible.

Me siento rota, abatida, me descubro sonriendo recordando mi último momento con mi Pequeñín. Fue esa misma tarde mucho antes de que empezaran las contracciones. Él estaba muy cansado porque era la hora de la siesta y estábamos comiendo con las amigas después de una mañana agotadora en una ludoteca en el evento que Medela preparó relacionado con la lactancia materna. Estuvo mamando mucho tiempo y se durmió en mi pecho. Podría hacer unos 6 meses que aquello no ocurría y yo me sentí exultante, enseñándole a mi marido la preciosa estampa de nuestro hijo durmiendo con la tetita en la boca y contándoselo a las amigas que nos acompañaban a la mesa. No cabía en mí de gozo, mi Pequeñín entre mis brazos totalmente dormido mientras se le escurría el pezón por su boquita. Y cada vez que sueño con ello, ya sea despierta o dormida, lloro de pena.

Hoy llevo desde las 4 de la mañana despierta porque he soñado con ese momento y pensar que no volverá a ocurrir, me angustia. Me pregunto si mi Pequeñín querrá tomar de nuevo teta, si dentro de unas semanas, cuando el peligro haya pasado, podremos volver a intentarlo. Quizá sea forzar las cosas y sea mejor esperar a dar a luz a mi Pizquita.

Cuando miro a mi Bichito me pregunto cuándo mamó por última vez y siento mucha tristeza porque me da la sensación de que ella ya no volverá a hacerlo nunca. Tenemos muchísimo momentos mágicos, únicos e irrepetibles, que nunca olvidaré, como la primera vez que la amamanté. Pero la miro y me da la sensación de que lo está pasando mal, que prefiere no hablarlo conmigo porque no me ve bien y me siento fatal por no sentarme con ella y explicárselo de una manera que pueda entenderlo sin que me ponga a llorar.

Encima mis pechos han crecido muchísimo debido seguramente a la falta de amamantamiento, me duelen mucho y tengo obstrucciones que sólo puedo intentar aliviar con masaje. Cuando me veo en el espejo o me ducho y me fijo en mis senos siento inútil esa parte de mi cuero que tan buenos momentos me ha hecho compartir junto a mis hijos. Aún teniéndolos llenos de mi preciado oro líquido en este momento los siento vacíos y yo siento que he fallado a mis tres hijos.

86 comentarios:

  1. Siento que tengas que pasar por esto y espero que la amenaza termine convirtiéndose en alegria dentro de unas semanas.
    Ánimo. Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Papalobo, muchas gracias, espero que pronto pueda hacer vida normal y en unos meses tener a mi pizquita recien nacida en brazos.

      Besitos

      Eliminar
  2. Jo Suu... yo no se qué decirte... estoy llorando a lágrima viva en mi trabajo. Solo puedo mandarte un millón de besos y decirte que eres la mejor madre del mundo. Ánimo campeona, dentro de nada esto se quedará en una horrible pesadilla de la que despertarás muy pronto, ya verás.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verosa, tus besos y tus palabras llegan. Espero que dentro de 3 meses me falte poquito para dar a luz.

      Besitos

      Eliminar
  3. Como cada mañana, me dejas sin palabras y con los ojos llenos de lágrimas. Me he ido en busca de una entrada feliz y me he leído el parto de Bichito, hazlo tú también para recordar que esta no es tu vida normal, y que poquito a poco podrás ir recuperándola.
    Ojalá el día de hoy pase rápido y fácil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrella, yo ayer no tenía mucha gana, la verdad, pero hoy voy a leerme algunas como la primera vez que dijeron Mamá o algo de eso, siempre me sacan una sonrisa!!!

      Besitos

      Eliminar
  4. no digas que has fallado a tus hijos porque no es verdad. A los mayores les has dado de mamar todo el tiempo que has podido que ha sido mucho y a tu pizquita la darás todo lo que ella quiera cuando nazca.
    Mucho ánimo y ya verás como en unos días lo ves todo de otra manera
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osonuda, sé que no los he fallado, pero me siento como tal. Los sentimientos son muy difíciles de dirigir.

      Sé que lo veré de otra manera, estoy segura, pero ahora me hace mucho daño todavía.

      Besitos

      Eliminar
  5. Mucho ánimo, no te sientas triste ni culpable, tus hijos están siendo criados con mucho más amor y cariño que la media, y siempre te lo agradecerán. Incluso, con el tiempo, te apreciarán más al entender que dejaste de darles el pecho por el bien de su hermana pequeña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lobo gruñón, quizá tengas razón y dentro de unos años, cuando ellos sean mayores lo entiendan. Para cuando llegamos a ello seguro que yo también lo veo de otra manera, ahora todavía me cuesta.

      Besitos

      Eliminar
  6. Todavía estoy llorando. Estoy en la misma situación que tú. Estoy embarazada de un pequeñín de 21 semanas y tengo una mujercita de 3 años y 9 meses. Mi pequeña princesa se está destetando quizás a base de que los primeros meses de embarazo me dolía a rabiar cada vez que mamaba. Quizás porque se está haciendo mayor y como ella dice el bebé también toma tetita aunque esté dentro de la tripa. Desde hace un mes o poco más toma pecho solo por la noche para dormir porque decía que no sabía dormirse de otra manera. Poco a poco ha ido dejándolo y para dormirse busca mis brazos, mi regazo o el calor de su padre. Comprendo tu melancolía, ahora las tomas se van espaciando en los días y casi no puedo recordar cada cuanto toma (cada dos o tres días, o incluso cuatro). Para poder mantener ese recuerdo en mi mente, este fin de semana decidí una foto de esa escena por si acaso era la última vez. Ya veremos al final cuando será la última vez.
    Mucho ánimo y seguro que merece la pena por esa pizquita de amor que crece en tu interior y dale muchísimos besos a bichito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, no es la misma situación. La situación que tú vives es la que he vivido yo con mi Bichito, un destete gradual, porque ellos quieren porque ellos eligen. Ese destete es normal, va en su fisiología y, aunque nos duela, debemos respetarlos. De ello hablé hace poco y los sentimientos, en mi caso, no son los mismos:
      http://www.construyendounafamilia.com/2012/10/el-destete-que-no-llega.html

      Al destete que tú sientes debes añadirle el miedo a perder a tu otro hijo, el pánico porque nazca cuando no debe y no porque lo sientes, sino porque hay riesgo de verdad. Al destete tienes que añadirle que te pida y tú tengas que decir que no, que debas darle el chupete y calmar su llanto porque no puedes darle el pecho porque la vida de otro de tus hijos corre peligro.

      Sí puedes entenderme, pero no es igual, te lo aseguro.

      Besitos

      Eliminar
  7. Siento todo lo que te está pasando, pero creo que no debes ser tan dura contigo misma. Quizá tu querrías que tus hijos tomaran pecho hasta mucho más mayores y coincido contigo en que si quieren teta y todo va bien no hay porque destetarlos, pero si las cosas no salen como tú habías pensado no es por tu culpa ni por tu elección. Ojalá yo hubiera podido amamantar a mis hijos tanto tiempo, no pude hacerlo pero lo disfruté mientras duró y creo que no debes ser tan negativa.
    Ahora tu prioridad (debe ser) es el bebé que esperas y piensa como te sentirías si por prolongar tu lactancia se pudiera adenlantar el parto. Tus hijos mayores están sanos y felices y seguro que cuando nazca la niña podreis retomar la lactancia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, mis sentimientos son muy difíciles de dirigir, pero son los que tengo y así los expreso. Sé que es duro lo que he escrito, sé que es difícil de comprender para muchas personas, pero son los que tengo y, ahora mismo, no los puedo cambiar. Pero lo harán, estoy segura. Creo que esa negatividad se tornará y pronto sonreiré, pero debo de pasar por esto y reafirmarme en lo que siento para poder evolucionar.

      Besitos

      Eliminar
  8. ¡Ánimo! Al menos, has disfrutado de esos momentos. Y cuando nazca tu Pizquita, volverás :)

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monstrua, por supuesto, y estoy segura que cuando nazca mi Pizquita volveremos a disfrutar.

      Besitos

      Eliminar
  9. No he podido evitar emocionarme, porque me pongo en vuestra situación... y lo tenéis que estar pasando mal.

    Por lo que cuentas parece que tu Pequeñín lo lleva mejor de lo esperado, que no quiere decir que no esté siento también duro para él.

    Mucho ánimo Suu. Es una elección dura, pero en la que no había otro remedio.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, lo estamos pasando mal, sobre todo yo. Me alegro que él lo lleve mucho mejor que yo, sin embargo, ayer estaba con fiebre y me lloriqueaba para que le diera el pecho. Saber que tienes algo que puede calmarle y no poder hacerlo es frustrante.

      Eso me digo yo cada momento, no hay otro remedio.

      Besitos

      Eliminar
  10. Hola tesoro! Estoy llorando, porque me pongo en vuestra situación y se me encoge el estómago. Mucho ánimo preciosa! Cuando nazca Pizquita, a lo mejor se reengancha Pequeñín.
    Un beso enorme lleno de cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo misma, muchas gracias preciosa. Pienso que mi Pequeñín se reenganchará y todavía no estoy segura de que mi Bichito no lo intente. Ayer hablé con ella y fue una conversación de lo más impactante.

      Besitos

      Eliminar
  11. Te entiendo, cuándo pienso en que Emma se destetará me da mucha pena perder esos momentos, y lo pasaría peor si fuese "forzado" como te ocurre a ti, pero desde luego que lo que no estás haciendo de ningún modo es fallar a tus hijos. Eres una gran madre Suu, tenlo muy claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, yo que he vivido el casi destete de mi Bichito nunca pude imaginar la desolación que llegaría a sentir si fuera sin elección. Gracias por ponerte en mi lugar y entenderme.

      Besitos

      Eliminar
  12. Son unas semanitas malas, pero como te dicen las chicas, a lo mejor cuando nazca la Pizquita se vuelven a reapuntar los nenes a la teta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones incorrectas, quizá vuelvan, me haría mucha ilusión, pero en ese caso sería elección suya.

      Besitos

      Eliminar
  13. Mi cielo, no puedo ni imaginar lo que sientes... pero de algo estoy segura... todos tus hijos se merecen una mamá feliz y por tu paz mental debes confiar en que el futuro traerá mejores cosas, como dicen por allí seguro que se reenganchan y sino, pues estarás disfrutandolo con la pizquita. desde aquí un abrazo lleno de mucha energía para que puedas tener fuerzas no solo para superar este mal trance (que de seguro lo superas ufff mas que sobrada) sino para que sigas siendo una madre admirable.
    Besos
    @mamiandbaby

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ana Rosa, yo también pienso que se merecen esa mamá, pero ahora misma la suya, que es la que les toca, tiene días en los que le gustaría desaparecer para que no vieran su estado de ánimo. Yo intento mostrarme lo menos abatida posible cuando están ellos, pero es arto complicado.

      Gracias por los abrazos, llegan.

      Besitos

      Eliminar
  14. Me has emocionado y recordado a mi. Mis peques se llevan algo más d 2 años y yo tuve la suerte d poder seguir con la lactancia todo el embarazo. La llegada d la peque y amamantar a 2 fue muy duro,...mucho. el mayor hace a penas un par d semanas q se desteto y en unos días cumplirá 4 años. La peque tiene 18 meses y d momento no tiene intención. Haces lo correcto, hace unas semanas cuando vi la necesidad d q mi niño se destetara m sentí egoísta y cruel pero ambos necesitábamos dormir, desde ese dia duerme toda la noche y yo no m doy 10 paseos a su cuarto, casi 4 años sin dormir...y lo necesitaba. Hay muchos mimos igual y el sabe q le adoro, le ja llevado el mejor q yo. Animo guapa! Es una necesdad....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, yo he pasado por lo que hablas, ya he pasado un embarazo mientras amamantaba a mi Bichito y cuando se empezó a destetar me dio muchísima pena, pero tenía que respetarla, como siempre lo he hecho. En este caso el respeto no ha sido posible, ha tenido que ser así, sin más y duele en el alma.

      Me alegro que haya madurado su sueño y que podáis dormir por las noches, el descanso es muy necesario.

      Besitos

      Eliminar
  15. Un abrazo muy fuerte, Suu, piensa que les has dado todo lo que has podido, todo. Explícaselo, para que lo entiendan y puedan compartir sus sentimientos ellos también contigo. Y si tienes que llorar, pues lloras delante de ellos. También tienen que aprender que las mamás lloran, sobre todo por cosas de éstas.
    Te quedan las memorias y tus niños, y sus risas, y los abrazos, y los besos. No les estás robando nada, no es tu elección, hay cosas que pasan y ya está. Eso hay que aprenderlo, y si su mamá está ahí para apoyarlos mientras lo aprenden, pues el dolor duele un poquito menos.
    Un beso muy gordo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, me centro en esos momentos, pero es que en este instante me duele hacerlo. Sé que podré y que será lo que me haga recuperar la fuerza, pero ahora me toca afrontar estos sentimientos negativos para, poco a poco, poder transformarlos.

      Me queda todo de mis hijos o casi todo, porque no puedo cogerlos y no puedo hacer muchas otras cosas. Sin embargo, el destete, es lo que más me está costando.

      Besitos

      Eliminar
  16. Suu, te mando un abrazo muy fuerte; siento que estés pasando por todo esto. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cristina, gracias y muchas gracias a todas por preocuparos por mí. Tened en cuenta que quiza la aptitud de mi Pequeñín cambie, quizá por eso esté triste en clase.

      Besitos

      Eliminar
  17. No tengo experiencia con la lactancia pero estoy segura que debe ser una de las mejores experiencias de la vida. Aún así, coincido con otras en que si en este momento no puedes amamantar no debes sentirte mal por ello, porque estás haciendo lo que es mejor (y absolutamente necesario) para tu Pizquita, al igual que has dado el pecho a Bichito y a Pequeñín porque era lo mejor para ellos. Tal vez pueden retomar la teta en unas pocas semanas, cuando pase el peligro, o tras elnaciento de la pequeña. Para mí eres un ejemplo de una super madre, no me imagino poder dar más amor (que se da con la teta y con otras muchas cosas) que el que tú les das a tus hijos. Rezo porque te mejores pronto y por que mientras tanto puedas sentirte más animada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berlin30, pues sí que es una de las mejores experiencias de la vida. Los sentimientos son muy difíciles de dirigir, son los que se tienen y hay que afrontarlos. Después ya irán evolucionando y pronto recuperaré la fuerza, pero ahora, son los que tengo y no puedo cambiarlos.

      Me encanta lo que has escrito, gracias, tus palabras me llegan al corazón.

      Besitos

      Eliminar
  18. Aixxx, Suu, sé lo importante que es la LM para ti y no sé si llego a imaginar lo mal que lo estás pasando...Pero ten clarísimo que a tus hijos no les has fallado, muy al contrario, estás sacrificando algo vital para ti para que tu niña llegue al mundo bien sanita. Lo haces por ellos, Suu. Eres la mejor madre que podían soñar. Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, sé que no les he fallado, pero siento que les he fallado. Es como siento, no puedo evitarlo, aunque yo me diga una y otra vez que no lo he hecho.

      Gracias por tus palabras llenas de cariño.

      Besitos

      Eliminar
  19. Creo que las hormonas te estan traicionando un poco. Quiza no hubieras querido hacerlo de golpe pero en algun momento los tendrias que destetar,no?
    No te lo tomes tan a la tremenda, realmente creo que tú le das más importancia de la que le dan tus hijos y si ellos te ven mal están mal pero no por la falta de lactancia ( o no solo por eso) sino por que te ven sufrir a ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, sí claro, en algún momento lo hubieran hecho, de hecho mi Bichito estaba en ello. Pero la cuestión no es esa, mi Pequeñín no se estaba destetando, ni tenía intención de ello. La cuestión es que yo siempre les he respetado y ahora no puedo, para mí es muy duro, para mis hijos también y tal cómo me siento lo expreso.

      El sufrimiento es difícil de controlar, aunque yo intento que ellos vean una madre feliz, pero a veces no es del todo posible.

      Besitos

      Eliminar
  20. Ufff nena, te entiendo y se me han saltado las lágrimillas, entiendo el vacío que debe quedarte reina, pero piensa también en tu pizquita, además, son sólo unas semanas y en nada, si el peque quiere, podrá volver a mamar, besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, pienso en ella una y otra vez, cuento los días que pasamos juntas y también pienso que quizá, cuando mi Pizquita nazca, mis hijos puedan y quieran retomar su lactancia.

      Besitos

      Eliminar
  21. Siente que estés pasando tan mal rato. A veces tenemos que hacer par nuestros hijos cosas muy dolorosas. Lo importante es que tu embarazo siga adelante !!!
    Asemos, a lo mejor en unos meses retoma la lactancia,..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mistrucosparaeducar, gracias, a veces no nos queda más remedio.

      Quizá se vuelvan a reenganchar.

      Besitos

      Eliminar
  22. Te leí ayer y lloré contigo, entiendo tu dolor y comprendo lo mal que lo tienes que estar pasando No hace falta que te diga que pasará y que es lo mejor para todos y demás, porque eso ya lo sabes, y como bien dices, lo que sientes no te lo quita nadie.
    Eres una campeona!!!Suu, te mando un abrazo fuerte, fuerte de verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lara, gracias por entenderme, para mí está resultando muy difícil, pero poco a poco iremos superándolo ambos.

      Muchos besitos y gracias por ese abrazote porque realmente llega.

      Eliminar
  23. suu siento mucho por lo que estas pasando yo tengo un bebe de 21 meses que aun mama y no me planteo para nada dejarlo ninguno de los dos esta preparado ojala esto pase pronto y piensa en el bebe que llevas dentro y relajate veras como todo pasa y quiza pronto esten todos juntos en tu teta.besos y mucho animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anonimo, nunca se sabe qué pasará en el futuro, verdad? El presente es lo importante en este momento y aunque no sé si mis hijos volverán a mamar, no cabe duda que lo que más me preocupa es el bienestar de mi Pizquita.

      Besitos

      Eliminar
  24. Te envío mucha fuerza y ánimo, sé que los necesitas. Tu situación es durísima. He leído que has hablado con tu niña, me alegro mucho, seguro que le ha ayudado(y a ti también). El pequeñín me tiene alucinada, se lo está tomando muy bien dadas las circunstancias, no?

    Lo estás haciendo genial, no lo dudes, sigue dándoles todo ese amor a tus hijos, a los 3. Lo superarás y ójala se reenganchen cuando nazca su hermanita.

    Cuídate mucho mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichilla, Pequeñín se lo está tomando bastante bien, lo único que estos días estaba malito y me pedía tetea lloriqueando y pellizcándome. Le he dado un poquito, eso que hacemos de unos segundos y parece que se queda tranquilo. Pero el pobre ha estado con mucho moco, echándolo por nariz y ojos y necesita consolarse. Es muy duro no poder dejarle todo lo que necesita, pero no nos queda más remedio.

      Mamá estará disponible para los tres cuando Pizquita nazca, siempre y cuando ellos quieran.

      Besitos

      Eliminar
  25. Jooouuu :( cuanto lo siento. No me quiero ni imaginar cuanto dolor... De verdad, te mando un beso tu abrazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamafeliz, muchas gracias, los abrazos y los besos llegan.

      Besitos

      Eliminar
  26. Cuanto dolor cuanta tristeza!!!!!lo siento mucho por ti,madre,mujer... Eres una valiente y una madre con mayúsculas. Mi niña dejó de mamar durante mi embarazo y luego volvió a los siete meses. Mientras le había cola caos con la leche que a veces me sacaba tras mamar la peque. Ahora maman en tándem,a ti seguro que se te forma luego cola jeje. Ánimo mujer,son momentos delicados y difíciles,muy muy duro,pero yo quiero pensar que dentro de catorce semanas tu ánimo será diferente,tus esperanzas nuevas,renovadas,y triples! Entre todas te arroparenos para que pases este tiempo lo mejor posible. Mucho ánimo wapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Almabril, ojalá mis hijos quieran reengancharse, si no quieren lo asumiré porque entonces esa sí será su decisión. El tándem es algo maravilloso, disfrútalo.

      Me acordaré de tu comentario dentro de 14 semanas, seguro que llegamos!!!

      Besitos

      Eliminar
    2. Seguro wapa seguro. Ánimo y arriba!!!!!!!!

      Eliminar
  27. Mucho ánimo Suu!

    Ya verás como cuando nazca tu Pizquita, podrás retomar la LM.
    Un fuerte abrazo !! Eres una madre genial!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, muchas gracias. Si ellos quieren retomarla mamá estará encantada.

      Besitos

      Eliminar
  28. Jolin, que pena me ha dado leerte. Pero ten animo, por que ese vinculo que habeis forjado aqui esta. Volveras a repetir muy prontito seguro.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jenni Peña, sí, dentro de algo más de 3 meses mi Pizquita nacerá y podré volver a amamantar a mis hijos.

      Besitos

      Eliminar
  29. Simplemente decirte que eres una campeona!!!!, que con todo el sacrificio que estas haciendo tus hijos estaran orgullosos de ti. Recuerda: despues de la tormente siempre llega la calma.
    Muchos besos y un abrazo fuerte y gordo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Colometa Llopis, muchas gracias, es lo que toca, cualquiera en mi situación haría lo mismo e incluso más que yo.

      Besitos

      Eliminar
  30. Ayer te leí desde el móvil y no me dejó comentar, se me llenaron los ojos de lágrimas y me hubiera gustado estar a tu lado para darte un largo abrazo y después estar a tu lado. Entiendo lo que estás pasando y ver a tu hijo así, uufff, se me parte el alma sólo de pensarlo :_(.

    Ahora voy a intentar positivar... estás haciendo lo mejor dadas las circunstancias y cuando tengas a tu linda Pizquita en tu pecho, tal vez haya una relactancia y entonces, llorarás, pero de inmensa Alegría.

    Muchísimos Besotes Linda!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, gracias por estar al otro lado, para mí es muy importante.

      Voy contando las semanas, una más, lo cual es importantísimo para ambas.

      Besitos

      Eliminar
  31. Q mal lo debes de estar pasando! tienes q pensar q es por el bien de todos, es mejor tener a mami en casa aunque sea sin tetita q no tener a mami en el hosputal por un parto pdematuro, estoy segura de que ellos lo entienden, quizas se vuelvan a enganchar cuando nazca el bebe y vuelvan a tener barra libre de teta.
    Un abrazo fuerte de animo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UnaMama ParaDos, sí se pasa mal, pero no queda otra. Si la teoría está muy bien, pero la práctica ya es más difícil.

      Besitos

      Eliminar
  32. Jo nena, cuantiiisimo lo siento. Solo de pensalo se me pone la carne de gallina y estoy llorando como una madalena. Ninguno de mis tres hijos se ha destetado aun y no quisiera estar en tu piel. Y al menos, me alegra pensar que eres consciente de que pasara, conseguiras sentirlo de otra forma, aunque siga doliendo. Un abrazo enorme. Lydia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yadill, gracias. Es una pena que haya sucedido así, esta siendo muy difícil para todos y siento mucha pena, pero no he tenido elección.

      Besitos

      Eliminar
  33. Tengo los ojos llenos de lágrimas cuando te leo.
    Para mi ha sido y sigue siendo muy doloroso abandonar la lactwncia, más que el diagnóstico de mi enfermedad, que ya es...
    Lo Unicaja q me consuela es pensar que he intentado hacer lo mejor en todo momento, incluido el proceso de deteste.
    Mucho animo y piensa lo mismo: hasts dnde pudimos sin riesgos: teta! Y a seguir disfrutando!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. UnaMamaConem, siento mucho que hayas tenido que abandonar la lactancia. Desconozco lo que te ocurre, pero desde aquí te mando todo mi cariño, mi fuerza y mi apoyo para sobrellevar estos momentos difíciles.

      Besitos

      Eliminar
  34. Me hiciste llorar,no quisiera estar en tu lugar,me encanta dar el pecho,y mi bb y yo sufrimos si no estamos juntitos,pero calma mami q inteligente tu niño q dejaba cuando le desias YA EH...Entendia bn y q vos x mala no lo hasias y deja d penar en q has fallado xq no es asi el con poco se conformaba y staba listo para su destete...pame

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pame, bueno aquello ya pasó, pero no quedó más remedio, corría vida mi Canija. Por suerte encontramos la manera :)

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando