lunes, 10 de diciembre de 2012

25ª Semana de Embarazo

Cómo explicar lo que me ocurre si ni los médicos lo saben. El viernes volvimos al hospital, pero esta vez con una contracción por minuto. No había cogido aire cuando ya me estaba viniendo otra. Aquello era rarísimo y nosotros ya estábamos muertos de miedo. Mi hospital no tiene unidad de neonatología, pero fuimos directamente por si podían ponerme algún tipo de medicación y parar lo que fuera que me estuviera dando. Yo he parido a mis dos hijos y jamás tuve contracciones tan seguidas.

Me monitorizaron y no habían pasado ni 5 minutos cuando rápidamente apareció el ginecólogo. Asustado, miró el monitor y me palpó el útero, blando. "Uff, menos mal", le oí decir. 5 minutos más tarde me pasaron a la sala, ya tenían suficientes datos, 8 contracciones en 8 minutos de intensidad oscilante entre 60 y 80. Allí había mucha gente, no sólo 1 matrona y 1 ginecólogo, sino también una auxiliar, otra matrona y lo más raro, 2 ginecólogos más. Me palparon la tripa, el útero, me midieron las contracciones y se dispusieron a ver qué ocurría dentro. Asustados los tres, se quedaron perplejos cuando mi cuello del útero estaba totalmente cerrado, no había borrado absolutamente nada, mi preciosa niña estaba bien y la placenta en su sitio. ¿Qué estaba ocurriendo? ¿Cómo era posible aquello? No paraban de decirse cosas los unos a los otros, sin saber qué me estaba pasando, preguntándome un montón de cosas y diciendo que aquello era rarísimo y que si no lo ven no lo creen.

Uno abogaba por darme el alta, el otro por dejarme ingresada y el último por monitorizarme un rato más y ver mi evolución. Se decantaron por la intermedia. Como estaba yo sola pasó mi marido y me acompañó. En la primera hora de monitores las contracciones se sucedían cada minuto, la siguiente hora se espaciaban a minuto y medio e incluso, alguna esporádica, se distanciaba a dos o tres minutos, mientras, yo me bebía 1 litro de agua para hidratarme, cosa que hago en casa porque dicen que la falta de hidratación puede producir contracciones. De pronto, pasaron diez minutos y no tuve ninguna, así que entré de nuevo a que me vieran. Análisis de orina negativo y vuelta a aguantar contracciones cada minuto sin apenas poder hablar. Volvieron a mirarme de nuevo y contra todo pronóstico no había modificado cuello de útero.

No saben lo que tengo, no saben lo que me ocurren, no se explican que con esa dinámica dolorosa mi cuello siga sin estar modificado. Lo cual es absolutamente genial, pero raro de narices. No sabían ni qué darme, ni qué hacerme. Así que dado que el útero es un músculo pensaron que para relajarlo lo mejor sería darme un diazepam, medicamento que he estado intentando no tomar para las pesadillas. No es inocuo en el embarazo, a mí me iba a dormir y a mi Pizquita también, altamente peligroso, aunque lo utilicen en pacientes con ansiedad o drogadictas. Me dieron el más bajo, me advirtieron de los riesgos, pero me recalcaron que las contracciones son aún más peligrosas que el fármaco, sobre todo porque pueden romperme la bolsa.

Me explicaron todo, absolutamente todo. Mantuvimos una amplia conversación, me aconsejaron que si notaba algo extraño o rompía la bolsa me fuera al hospital de referencia, que aunque ellos me trasladarían, no perdiera el tiempo. Cada vez que me den tan seguidas no debo demorarme sino debo salir corriendo al hospital. Querían llevarme allí el resto del embarazo pero debido a la Privatización de la Sanidad Pública los médicos del Hospital Infanta Leonor están de huelga indefinida, por lo que sólo pasan consulta los viernes. Están tan saturados que no podrían llevarme como ellos quieren, pero que ante cualquier problema acuda a urgencias.

Volvimos a casa, agotada de tantas contracciones, me dolía mucho el cuerpo y sintiendo, por fin, que se me iban espaciando. Me tomé la pastilla y el útero se relajó, dormí tranquila esa noche y el miedo pasó. Sin embargo, desde el viernes apenas puedo moverme. Por la mañana estoy algo mejor, pero por la tarde el simple esfuerzo de ir al baño me supone una contracción. He comido con mi familia sentada a la mesa el sábado y el domingo, pero la cena debo de hacerla recostada en el sofá.

Me quedan 12 durísimas semanas (una menos ya), aunque según algunas amigas a partir de la 30 iré sintiéndome mejor. Eso espero y deseo, porque es una situación extremadamente difícil. Mi Pizquita es demasiado pequeña para salir. Sé que hay bebés que han sobrevivido de tan pocas semanas, pero también sé que hay muchos que no. Tengo la suerte que a pesar de la cantidad de contracciones que me dan, no están siendo efectivas, lo cual será extraño, pero es mi único alivio.

De lo demás pues no sé ni cómo me encuentro, la verdad. La piel me pica, me pongo rosa al final del día, pero es totalmente secundario. No puedo ir al hospital a darme los rayos UVA a menos que tenga que salir al médico y aprovechar para meterme en la cabina 3 minutos.

El ganchillo sigue ayudándome a pasar los días. Os dejo fotos de mis últimas creaciones, el de mi Bichito, el de mi Pequeñín y el de mi Pizquita. El de mi Pequeñín terminado le he hecho la foto a él directamente y ahora mismo no lo tengo porque se han ido con los gorros a clase. Ellos están súper contentos y yo mucho más, porque mis hijos llevan algo que yo he hecho con mis propias manos. Increíble!!! Ahora estoy liada con el gorro de Elo, que hace poco fue su cumple.



Peso: 58,6 kilos (+0,300 kilos más que la semana 24ª). Desde que ha llegado la Navidad, el chocolate y los dulces han pasado a ser alimento indispensable en nuestra dieta diaria. Mal, lo sé, pero es que no hay quien se resista!!!!

Hoy mi madre me lleva al médico de cabecera, recogeré la baja de estas semanas, le enseñaré los informes de urgencias de la semana pasada e imagino que me seguirá dando la baja. Esta semana tendría que ir al ginecólogo privado pero va a ser que no, que cuanto menos me mueva mejor, así que ya iré a mi siguiente visita con la ginecóloga de la Seguridad Social el próximo lunes, para los resultados de la curva corta y de la analítica y esperemos que esta semana no visite más médicos y menos a los de urgencias, porque eso será que hemos pasado una semana tranquila.

Contracciones a lo largo del día tengo, pero son esporádicas o en grupos de tres o cuatro seguidas, me tumbo de lado, intento relajarme y respirar de forma relajada y le hablo a mi Pizquita para que nos tranquilicemos las dos. Aunque el sábado estuve un poco más triste de lo normal, seguramente también debido al efecto del diazepam, estoy animadilla. Mi familia me ayuda mucho, mis hijos y mi marido son el motor de mis días, mi madre me echa una mano, mis amigos se preocupan mucho por mí y vosotros me dais muchísimos ánimo cada día. Gracias de nuevo y os agradezco que mi familia esté en vuestros pensamientos.

Pasar una buena semana y disfrutar muchísimo. Besitos desde el sofá.

46 comentarios:

  1. uff suu, éste embarazo no es precisamente de los que se disfruten ni lo que esperabas,pero vas sumando semanas.
    como no vas a seguir de baja de la manera que estás? es imposible que te muevas,tu hasta que des a luz y pases la baja por maternidad no te ven el pelo por el trabajo,ahora solo preocúpate por estar bien.

    Los gorros preciosos,vaya velocidad que llevas,jajjajj.
    besiños tb desde el sofá, yo estoy reventada por peluchin que nos da unas noches terrotíficas,no sabemos que hacerle.Ya me empieza a doler la cadera y a pinzar la ciática y arte es del cansancio,de este embarazo tampoco llego trabajando hasta los 8 meses.Ya veremos que pasa.
    Besiños y come chocolate,no pienses que está mal qque no estás engordando nada para el reposo que tienes. Seguimos por aqui.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yaiza, menos mal que es el último, me llega a pasar en el primero y lo mismo de familia numerosa ni hablamos.

      Yo recuerdo con mi Pequeñín terminaba agotaíta, además mi Bichito empezó a andar y a descubrir y tener que ir detrás me dejaba baldada.

      Besitos y ánimo!!!

      Eliminar
  2. Hola! ante todo mucho ánimo! Si no borras cuello está genial! Es muy buena señal. Yo por el contrario no tenía dolores y mi cuello desapareció por arte de magia... Mi madre iba a por mis bajas, yo no me movía para ir al de cabecera, hazlo así también, seguro que te dan la baja sin problemas. De hecho me venía hasta la enfermera a casa a hacerme los análisis, así es que ese servicio lo hay y eso que vivo en un pueblo y las enfermeras son escasas pero mi hermana es enfermera y ella lo ha hecho en varios centros de salud en los que ha trabajado. Yo no me levantaba en casa ni para sentarme a la mesa, me compré una mesa de estas para el sillón y ahí comía. Yo como recomendación personal te diría que te fueras a uno de los siguientes hospitales: 12 de octubre, La Paz o Gregorio Marañón. Besos y ánimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noelia, es una cita de revisión, las bajas me las ha ido dejando abajo, pero a ésta tengo que ir. Yo conozco el departamento de neonatología del 12 de octubre y sería al que iría.

      Gracias por los consejos y besitos

      Eliminar
  3. Vaya tela!que raro todo,no?Bueno otra semana más guapisma q pasa, cuando tengas q tu pizquitas en brazos todo esto se te pasará, parece que aunque te duela ella tiene clarito q de salir nada de nada, es una nena obediente,jejej
    Muchos besos y aguantar los dolores que te queden como mejor puedas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Colometa llopis, pues sí qué es raro, pero por lo menos mi cuello del útero está intacto, largo y cerrado.

      Besitos y sí, no me queda otra que aguantar.

      Eliminar
  4. POr cierto! los gorros una cucada,e!jajaja
    besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Al menos no te han dejado ingresada, y el peque sigue en su sitio!

    300 gramos yo creo que no son para alarmarse. Yo me mido el peso en kilos directamente, y aún así, hace un par de semanas que no me peso.

    ¡Ánimo, ese ganchillo te está quedando estupendo! (Qué envidia... :))

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monstrua, sí, es un gran alivio y la peque sigue nadando en su piscinita privada.

      Sé que no es nada, pero sé que me estoy pasando con el chocolate, pero es que en Navidad es complicado negarse. Pero ya no sólo por mí, sino que mis hijos también están comiendo más de la cuenta.

      Gracias, la verdad es que me gustan cómo están quedando los gorritos!!!

      Besitos

      Eliminar
  6. Mucho ánimo preciosa, la verdad es que me dejas sin palabras por todo lo que te está pasando en este embarazo... A seguir con la cuenta atrás y confiar en que todo seguirá estando bien (tu pizca, principalmente). Es una campeona, y tú también, no lo dudes!! Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichilla, yo también me quedo sin palabras y parece que no somos las únicas y es que hasta los ginecólogos no se explican lo que me está pasando.

      Besitos y gracias!!!

      Eliminar
  7. ¡¡Ánimo Suu!!
    Semanita a semanita, los días van pasando, y tu Pizquita sigue ahí, bien agarradita... Qué paliza tiene que ser tanta contracción, con lo que duelen, lo cansada que dejan, y toda esa ansiedad... no me lo quiero ni imaginar. Pero espero que no evolucione, y aunque tengas contracciones todo siga "en su sitio".
    ¿Has probado a hacer meditación? Para las contracciones no sé, pero a mí para la ansiedad me funciona muy bien, últimamente hago mucha, sola o mientras duermo a la niña por la noche, parece que hasta ella también se relaja más fácilmente.
    Descansa y teje, que te estás volviendo ¡toda una profesional! ¿admites encargos?
    Un beso gordo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, uff, agotada, volví que me dolía todo, el alma y cada músculo de mi cuerpo, sobre todo la espalda que se me curva contracción tras contracción.

      He probado a ponerme música relajante y estoy pensando en hacer alguna guiada, aunque soy bastante escéptica.

      Te gustan??? Claro que se admiten encargos ;)

      Besitos y ánimo a ti también

      Eliminar
  8. Jolín Suu, la verdad es que vaya cosas más raras ocurren. Hay que proveerse de paciencia y que pasen pronto las 11 semanas.
    ¿Sabes hacer campanitas de ganchillo para el carricoche?
    ¡Me encantan los gorritos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones incorrectas, pues sí, mucha paciencia y a esperar 12 semanas más.

      En ganchillo sólo sé hacer esos gorros, jajajajajaja

      Eliminar
    2. Jeje estoy loca por encontrar a alguien que las haga :)

      Eliminar
    3. Suu, lo siguiente que voy a hacer es una braga para el cuello de los niños. Quizá después aprenda, jajajajajaja.

      Eliminar
  9. Mucho ánimo, Suu. Espero que con el reposo, poco a poco, las semanas vayan pasando sin más sustos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. DesastremaDre, eso espero yo también, gracias.

      Besitos

      Eliminar
  10. Mucho ánimo!Es la primera vez que comento, pero te sigo hace tiempo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catalano Bávara, gracias por seguirme y por estar al otro lado.

      Besitos

      Eliminar
  11. EN cualquier otra situación no me saldría alegrarme por esta situación, pero Suu, que tu niña esté bien y tu cuello cerradito es de las mejores noticias. Y los días siguen sumando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estrella, desde luego no borrar el cuello del útero es para alegrarse. Y seguimos sumando...

      Besitos

      Eliminar
  12. A pesar de los pesares lo importante es que tu Pizquita está agarrándose bien fuerte y entre las dos estáis consiguiendo lo que parecía imposible: que las contracciones no sean útiles y a pesar de los malos ratos que te (os) están costando se queden es eso, en el mal rato.

    Sigue cuidándote mucho, que ya sólo quedan 12 semanas más. CAMPEONAS

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, eso es verdad, es increíble pero es cierto.

      12 semanas más, ya vamos restando días ;)

      Besitos

      Eliminar
  13. Mucho ánimo Suu !!

    Seguro que todo irá bien.

    Felicidades por esas creaciones, son unos gorros guapisímos.

    Besotes

    Sonia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonia, muchas gracias, eso espero, que todo vaya bien.

      Me alegro que te gusten mis gorritos!!!

      Besitos

      Eliminar
  14. Qué cosas tan raras pasan a veces, pero mientras tu Pizquita siga ahí dentro pues mira qué bien.

    Mucho ánimo Suu!

    Y me encantan esos gorritos :)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, pues sí, a veces pasan cosas rarísimas!!! Por suerte mi Pizquita sigue ahí dentro y espero que siga por lo menos 2 meses y medio más.

      Los gorros los hago con mucho amor, gracias!!!

      Besitos

      Eliminar
  15. Tu pizquita es toda una luchadora y tú más,ai madre con esos dolores y aguantando como una leona. Una semana menos,un día menos...y una semana más y un día más que tu niña sigue ahí dentro. Resiste!!!!wapa debe ser durísimo por lo que estas pasando. Sigue con esa fuerza mental que hace que resistas y aguantes. Eres una heroína,y encima hacer gorros y te preocupas de los demás. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Almabril, sí que es una luchadora, sí. Desde luego que no quiere salir, a ver si mi útero la deja tranquila en su piscinita propia.

      Gracias por tus preciosas palabras.

      Besitos

      Eliminar
  16. Muchísimo ánimo, tu pizquita es una campeona, y en poco tiempo seguro que todo esto quedará a un lado y podrás disfrutar de tu maravillosa familia :) Ya queda un día menos, mientras tanto, mucho reposo y mismo :) ¿Como llevan los peques el destete? Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, muchas gracias!!! Sí que lo es, es una grandísima campeona. No sé cómo se está agarrando, pero lo hace divinamente.

      El destete lo llevan bien y yo lo voy llevando mejor, la verdad. Ya no lloro por ello, eso es porque voy superándolo, aunque sea muy despacito.

      Besitos

      Eliminar
  17. -12 Suu!! no quiero ni imaginar cómo lo pasasteis el viernes... pero lo importante es que tu Pizquita es tan campeona como su mamá... lo vais a superar y con nota! estoy segura!!!
    Los gorros son preciosos! te puedes sacar un sobresueldo vendiéndolos por internet (que oye, con familia numerosa no viene nada mal!)
    Mucho mucho ánimo preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verosa, bueno, pues la verdad que apesar del miedo y de lo asustamos que estábamos, en cuanto me midieron el cuello del útero nos quedamos muchísimo más tranquilos. Lo más importante es que mi Pizquita está dentro nadando en su piscinita, lo cual es maravilloso y nosotros seguimos restando.

      Me alegro que te gusten mis gorros!!! La verdad es que estoy con el de Elo ahora y lo he tenido que deshacer 2 veces!!! Voy a ponerme a llorar!!!

      Besitos curativos para Olivia y muchos besos para ti

      Eliminar
  18. Preciosa, sois unas auténticas Campeonas, tu Pizquita y tú!!!, me alegro mucho de que estés haciendo ganchillo, es muy entretenido y el ver los resultados, tan bonitos y a tus peques tan re guapos con ellos y calentitos tiene que ser para tí un auténtico subidón e inmensa alegría y esas cositas te vienen muy, pero que muy bien. Estamos contigo y con Pizquita!!!. A por una semana más!!! ;D.

    Muuuuchos Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, pues estoy súper entretenida y los gorros están quedando monísimos, jijijijijiji. Jamás han llevado nada que yo les haya hecho y me siento tan orgullosa cada vez que se los ponene...

      Una semana más.

      Besitos

      Eliminar
    2. Entretenida, orgullosísima, jejeje y haciendo unas cositas monisisisisimas =D. Bieeeeen.

      Eliminar
    3. Inma, ahora estoy haciendo una braga para el cuello de mi Pequeñín y después le haré una a mi Bichito. Ahora tengo que engañar a alguien para que me vaya a por lana!!!

      Besitos

      Eliminar
    4. Qué chulo!!!, seguro que alguna personita va encantada ;). Yo intento terminar la bufanda de mi peque para después ir a por gorro para el papá y gorro y braga para mí =).

      Ya nos enseñarás más y a lo mejor tengo que pedirte ayuda :).

      Besotes!!!.

      Eliminar
    5. Inma, hecha, está guapísimo!!! Ahora empiezo con la de mi Bichito!!!

      Besitos

      Eliminar
  19. Aixxx, corazón, muchos ánimos! Ya casi estamos a la mitad de otra semana más!!! Sigo contando contigo.
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, muchas gracias. Queda un poquito menos...

      Besitos

      Eliminar
  20. Madre mía, qué raro todo no? Menos mal que a pesar de lo raro que eso sea el útero está cerrado y Pizquita está bien. Hay que agunatr unas semanaitas más y después podrás disfrutar a tope y olvidar lo mal que lo has estado pasando. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Berlin30, sí que es raro, pero parece ser más un útero irritable que otra cosa. Por suerte vamos aguantando y restando semanas.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando