martes, 12 de febrero de 2013

Papá Comensal

Tenía tantas ganas de hacer cosas a partir de la semana 34 que tenía reservado cada día de la semana. No eran esfuerzos, no, se trataba de quedar a desayunar con una amiga, ir a ver a otra y hacer uso del programa Papá Comensal.

Ayer, otra mamá y yo del colegio fuimos al comedor de nuestros hijos para ver cómo funciona todo, que nos explicaran cada detalle, comer lo mismo que nuestros hijos y observar con nuestros propios ojos cómo llevan el comedor del colegio la empresa y los monitores.

He de decir que la alimentación de mis hijos me preocupa, como a todas las mamás, pero mis hijos comen muy bien y yo estaba segura que mi Bichito disfrutaba de ese momento junto a sus compañeros.

El comedor de nuestro colegio da de comer a más de 300 niños cada día. Separando por grupos los niños de Primaria y de Infantil, tienen su espacio distribuido por el comedor y los monitores tienen acceso a cada niño. Cada monitor recoge a su clase haciendo un trenecito y cuando llegan a su asiento ya tienen el primer plato servido. Después les ofrecen de nuevo si quieren repetir y les van pasando un trozo de pan. Luego los monitores sirven el segundo, vuelven a preguntarles si quieren más y a continuación el postre. 

Nos sentaron en una mesa de nuestra altura donde podíamos ver el comedor entero y muy cerca de los de Infantil. No avisamos sobre el día que íbamos, aunque nosotras habíamos decidido ir ayer lunes en el que menú constaba de:
Primer Plato: Judías Pintas con chorizo
Segundo Plato: Bacalao a la romana
Postre: Plátano

Me gustó mucho el ambiente que se respiraba, creía que iba a encontrarme muchísimo más ruido y descontrol. Sin embargo, todos los niños estaban sentados en sus asientos y comían mientras hablaban con los compañeros. La encargada del comedor nos fue explicando todo el proceso: cómo llega la comida al colegio, cómo separan los menús de alérgicos, el protocolo que tienen con ellos, los menús de dieta si los niños no se encuentran bien, etc. Fue contestando todas nuestras dudas, aclarando cada una de nuestras inquietudes y nosotras pudimos comprobar el buen funcionamiento del comedor del colegio. Quedé muy satisfecha, la comida estaba muy buena, la cantidad era óptima, el trato con los niños genial y los niños estaban atendidos en todo momento por los monitores.

Mi Bichito estaba de espaldas, pero podía verla lo mucho que las judías le gustaban. El pescado no es lo suyo, así que me mantuve espectante cuando se lo pusieron. Se lo comió, aunque he de decir que sí que miró más la comida, pero ella fue comiendo su pescado sin que nadie le dijera nada. Ella disfrutó mucho viéndome, de hecho se sorprendió cuando me vio aparecer, porque aunque yo se lo había dicho, no le dije el día en que iría. Pensé que comería peor estando yo y, sin embargo, disfrutó de la comida junto a sus compañeros, habló con su monitora contándola que yo era su mamá y la explicó que mamá tiene un bebé en la barriga. Ella me miraba y me hablaba y yo había cosas que la entendía y otras que no era capaz de escucharla. De pronto vi que la monitora estaba junto a ella agarrándola y me di cuenta que estaba sangrando. A menudo sangra por la nariz, suele ser una vez en semana, pero esta vez mami también estaba. Así que nos fuimos al baño a sonar y a dejar que la sangre saliera. 5 minutos después ella me llevaba de la mano feliz a mi asiento para que yo siguiera comiendo, dado que no había terminado. Un besito a mí, otro a su hermana y de nuevo con sus compañeros para hacer el trenecito de vuelta a su clase y a dormir un ratito.

La experiencia ha sido muy buena, de hecho se lo recomendaría a cualquier padre que tenga esta posibilidad. Aunque cuando vuelve a casa mi hija me cuenta lo que ha hecho en el cole, si ha dormido siesta, qué tal ha comido, es tranquilizador poder comprobar por uno mismo el día a día de nuestros hijos. Hace un par de semanas pude ayudar en el taller de padres y madres para la confección de los disfraces y gracias a ello eché un vistazo a la clase.

Ahora que he vivido ambas experiencias, que he comprado por mí misma un rato esporádico de la vida de mi hija, me siento contenta del ambiente que se respira en su colegio y de lo integrada y feliz que la veo en su día a día. Cuando ella me dice que se lo pasa bien, que la gusta ir al cole y que la comida está muy buena, sé que es así.

¿El cole de vuestros hijos tiene el programa de Papá Comensal? Si es así, ¿habéis hecho uso de él? Si no es así, ¿os gustaría?


Nota: Fui ayer a la matrona y tengo el cuello posterior, con 1-2 centímetros de dilatación, normal en una mujer multípara, pero lo tengo bajo. Me ha recomendado que siga haciendo reposo esta semana. Además me ha aconsejadp Técnicas Metamórficas para dormir mejor y voy luego a un grupo de relajación de embarazadas de un centro de salud cercano. Espero que pueda ayudarme a dormir y descansar, porque aunque hoy he dormido algo mejor, han sido a lo sumo 5 horas en 4 veces, lo cual mejora mucho mis últimas medias. 

30 comentarios:

  1. Me alegro de que lo pasaras bien y de que en el cole de tu peque os dejen tanto espacio para la participación como padres. Eso siempre tranquiliza. Ahora a descansar. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elo, ya sabes q con la profe de mi hija no estoy excesivamente contenta, pero con el cole si. La direccion y el Ampa esta muy implicado con los niños y creo que tienen muy buenas iniciativas. Me gusta, mas de lo que esperaba e imaginaba y yo creo que involucrar a los padres y dejar q participen enriquece mucho la enseñanza y, por supuesto, tranquiliza.

      Besitos

      Eliminar
  2. Qué bonito lo de papá comensal! me parece una idea estupenda! ojalá cuando Olivia vaya al cole haya algo parecido... me gusta mucho!
    A ver si con lo que te ha dicho la matrona, y esta semanita de reposo... conseguimos que Pizquita se quede ahí calentita otra semana mas... y vamos restando!! ánimo preciosa! todo va a salir bien! ya queda muy poquito! muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verosa, pense que no lo utilizaria, pero hablando el otro dia con una mama mientras haciamos el disfraz nos animamos a ir las dos y ha sido una experiencia muy grata y entiquecedora. Ojala estuviera en todos los comedores de los colegios.

      Hoy me encuentro mejor, he dormido algo mas y eso, se nota. Tengo menos contracciones y ahora mismo estoy esperando para aprender a relajarme con tecnicas metamorficas, mañana os cuento.

      Besitos

      Eliminar
  3. Me parece una propuesta super chula, en mi cole no la tienen, habrá que proponerlo. Y qué bien que haya sido una experiencia positiva, porque todo lo que se oye de los comedores escolares no es siempre tan bonito.
    Me alegro de que estés un poco mejor, por lo menos más animada. Yo hoy tengo unas ojeras que me llegan al suelo. Luego iré a la gine, a ver si acorto el cuello de una vez... o no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, si q lo es y creo que deberia instaurarse en todos los comedores de los colegios. Yo nunca he ido a comedor, pero si es cierto que a veces se habla mal de ellos. Yo, que he podido verlo y hablar con otros papas que han hecho uso del programa de Papa comensal, todos hemos salido muy contentos y satisfechos.

      Estoy mejor porque he podido dormir algo mas, unas 5 horas en 4 veces y eso, por narices, tiene que notarse. Siento q tu no hayas descansado bien. A ver q te dicen

      Besitos

      Eliminar
  4. Me parece una idea genial! Ojalá en la guarde de mi Peque hubiera algo similar. En casa come muy mal, pero en la guarde está hecho un campeón, y me encantaría disfrutar viéndolo con mis propios ojos :-) Me alegro mucho de que la vista a la matrona fuera bien, mucho ánimo guapa! Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamá desde un tercero, en la escuela infantil de mis hijos tampoco lo tienen, de hecho, allí comen en su clase.

      Yo puedo asegurarte que ayer aluciné con los peques de otras mamás que se quejan de que sus hijos no comen nada y en el comedor lo hacían perfectamente.

      No te lo pueden grabar un día???

      Besitos

      Eliminar
  5. Esta fenomenal poder participar en el cole de los niños. Da tanta tranquilidad que hasta ha conseguido que duermas algo más...
    Venga que ya queda una semanita menos para la 37. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osonuda, pena no tener más tiempo para echarles una mano en más cosas. Pues mira, visto por ese lado, quizá tengas razón.

      Sí, ya queda un día menos para la meta.

      Besitos

      Eliminar
  6. Joer, no son aquí ni las 10 y ha sido leer el menú y entrarme hambre :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Koalita, yo ya he comido y estoy a punto de tomarme un helado, hmmmm.

      Besitos

      Eliminar
  7. Me parece genial la idea del papá comensal, porque como dices nos preocupamos por lo que comen nuestros hijos y, cuando no los vemos, no acabamos de estar tranquilas. Mi hijo no va a comedor porque vivimos al lado del cole y a mediodía estamos en casa, pero de hacerlo me gustaría tener la oportunidad de visitarlos y ver cómo funciona. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nereida, la verdad es que visto el funcionamiento del comedor del colegio yo me he quedado mucho más tranquila y estoy contenta con el trato que tienen con los niños.

      Yo no llego a la hora de la comida y no nos queda más remedio que dejarles, pero he quedado gratamente sorprendida.

      Besitos

      Eliminar
  8. Me parece una idea estupend (ojalá también se haga en el futuro cole de Peque...).
    Me alegro de que hayas podido dormir un poquitito mejor :)
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, yo creo que es una gran idea y que deberían instaurarlo en todos los comedores de todos los colegios, ojalá el de Peque lo tenga.

      He descansado algo más y eso, se nota.

      Besitos

      Eliminar
  9. Qué buena idea que permitan a los papás ver cómo funciona el comedor, creo que debería hacerse en todos los coles. Es otra forma de implicar a los papás y que estos vean directamente como va.

    Espero que te vaya bien esta tarde y consigas descansar más.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, a mí también me parece una gran idea y que debería hacerse en todos los colegios. Además te presentas sin avisar y muchos son los papás que se apuntan cada semana.

      Me gusta que en el colegio de mi hija se implique a los papás y podamos participar en las actividades.

      Besitos

      Eliminar
  10. Me parece genial esa experiencia... ¡dice mucho del cole y del comedor! Ojalá más centros lo hicieran.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monstrua, para mi ha sido una gran experiencia, ojalá estuviera instaurado en casa comedor de cada colegio.

      Besitos

      Eliminar
  11. Te he dejado una cosita en mi blog, para que la recojas cuando quieras :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monstrua, donde exactamente??? No soy capaz de encontrarlo!!!

      Gracias

      Eliminar
  12. Joo que iniciatia mas buena!! Es genial ver desde dentro como comen y son atendidos los nenes!
    Espero que esos talleres de relax te ayuden a dormir un poco mas, y pizquita aguante un pelin mas dentro!!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gema, pues sí, a mí me ha gustado mucho la experiencia.

      Muchas gracias preciosa por tus buenos deseos.

      Besitos

      Eliminar
  13. Me parece una iniciativa genial que no conocía.
    Ojalá lo hubiera habido en mis tiempos, porque más porquería y poca cantidad de la que yo tengo comida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones Incorrectas, es genial, debería estar instaurada en todos los comedores de todos los colegios.

      Así que eras mal comedora... Yo también lo era, pero mis hijos comen bastante bien, menos mal!!!!

      Besitos

      Eliminar
  14. Cuanta razón llevas! Debería de tenerlo todos los coles! Mi hijo siempre ha comido de todo sin problema pero ahora me dice "mama así no lo hacen en el cole" y no veas como me estreso con eso! Desearía tanto poder ver como le sirven la comida que por cierto creo que el pobre se queda de hambre y no le ofrecen repetir como a tu Bichito!
    Por otra parte espero que esa técnica para ayudarte a descansar y el taller te ayuden a llevar mejor lo que te queda del embarazo!
    Mi ganchillo un poco aparcado he tenido y sigo teniendo a los peques malitos y sin tiempo ni ganas para nada, especialmente porque también tengo que ver lo del cumple del mayor!
    Saludos
    Emily

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emily, pues cómo lo siento que se quede con hambre, porque eso no debería suceder. Poder asistir y ver el funcionamiento del comedor, me ha servido para darme cuenta lo bien que comen los peques y lo tranquilos que están. Además no era una comida fácil, no eran macarrones y hamburguesas, buscamos una comida que a nuestros hijos le costara comerla. Por mi parte el pescado y por parte de mi acompañante las judías y nuestras hijas lo comieron perfectamente, aunque nosotras pensáramos que no sería así.

      Me ha gustado muchísimo la experiencia y animo a todos los comedores de los colegios a que la instauren, porque los papis se quedarían mucho más tranquilos.

      Siento que tengas a los peques malos, yo tengo en casa al papi que anda con fiebre. Ahora mismo no me apetece hacer nada de ganchillo, así que ahí lo tengo yo también, aparcado.

      Besitos
      Besitos

      Eliminar
  15. Genial lo del comedor!!!, qué gustazo haber podido ir, comprobar, disfrutar... me alegro mucho. Espero que ese grupo de relajación te ayude mucho y el cuello de tu útero, de momento, no vaya a más.

    Muchos Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, es una gran iniciativa y ojalá todos los comedores de los colegios la tuvieran instaurada.

      Yo también lo espero, gracias preciosa.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando