jueves, 21 de marzo de 2013

El parto de mi Pizquita

Tuve episodios de contracciones los días previos, contracciones de esas que crees que terminarán animándose, pero nada. Sobre todo las del viernes por la tarde, a punto estuve de llamar a mi madre, pero justo cuando fui a hacerlo, empezaron a espaciarse y desaparecer.

El sábado me levante con tan buena cara como los demás días, cada día mi marido me decía, qué buena cara tienes, hoy tampoco das a luz y yo me miraba en el espejo y me decía, no, hoy tampoco. Encargué el pollo asado como cada semana y a las 14:00 empezamos a comerlo. Creo que mientras ponía la mesa me dio alguna contracción fuerte, que mi marido intentó quitar importancia para que mis hijos no se asustaran. Comí, el pollo me sabía riquísimo y aunque alguna vez tenía que levantarme de la mesa por el dolor, mi marido en todo momento se encargaba de hacer alguna gracia para que mis hijos no estuvieran preocupados por mí.

A las 15:00 los acostamos la siesta y le di el pecho a mi Pequeñín. En ese momento empezaron las contracciones más fuertes, de hecho darle el otro pecho fue algo muy complicado porque me dolía mucho, pero él se puso a llorar al ver que me planteaba no dárselo y le di un poquito. Las contracciones eran fuertes, pero aguantables, como las del día anterior. Le pedí a mi marido que me llenara la bañera con agua caliente y que no sabía si llamar ya a mi madre o qué, vacilé unos minutos y, de pronto, se rompió la bolsa y me mojé, como si me meara encima sin mearme, así que avisamos a mi madre mientras me metía en la bañera para aguantar mejor el dolor.

Las contracciones se espaciaron un poco, dolían bastante, pero con respiración, movimientos y el calor de agua, las aguantaba bastante bien. De pronto empecé a tener ganas de empujar, mi madre se estaba retrasando mucho y yo sabía que a mi Pizquita la quedaba muy poco para salir. Mi marido la llamó y como estaba aparcando salí de la bañera y me vestí, mientras ella subía. Entonces las contracciones empezaron a doler mucho más, mientras me ayudaban a vestirme, mi marido me daba masajes en los riñones para sobrellevar el dolor. Pasé por la habitación de mis hijos para darles un beso en el culo y despedirme. Salíamos por la puerta a las 16:00 y yo sentía a la niña presionando y abriéndose camino para salir. Como el hospital está bastante cerca, intentamos llegar.

Desde mi casa hay dos formas de ir al hospital, por el pueblo y por la autopista. Por el pueblo vamos los días que hay tráfico, porque la autopista está colapsada, pero a mi marido se le ocurrió la brillante idea de ir por el pueblo un sábado a las 16 de la tarde. Y yo, que siempre, siempre, siempre le discuto por dónde tiene que ir, esta vez le dije que fuera por donde él quisiera, que él conducía. Tropecientas rotondas después y con contracciones de expulsivo, me di cuenta que nos habíamos equivocado. Menos mal que mi marido soltaba alguna gracia mientras yo me veía pariendo en el coche.

Paró el coche en la puerta de urgencias mientras yo contraía los músculos para que mi hija no saliera. Se nos había olvidado la tarjeta, pero la chica de admisión empezó a relatar mis datos mientras yo le decía, una silla, estoy en tensión para que no salga. No podía ni sentarme, sólo sujetarme con los brazos y el cuerpo en tensión porque si me relajaba mi hija nacería en ese mismo momento. Me fueron a pasar por historia pero le dije que corrieran que salía y dos celadores junto a mi marido me llevaron rápidamente por los pasillos a ginecología. Por protocolo mi marido no entró porque iban a reconocerme, la matrona que me vio entrar era aquella chica tan dulce que en dos de las tres ocasiones de contracciones me había atendido con tanto cariño. Cuando les dije que ya nacía, me llevaron al paritorio. Me quité las zapatillas, me bajé los pantaloness y me apoyé atravesada en la cama, con el culo apoyado sobre mis puños y entonces, al relajarme al fin, nació mi hija, mientras yo subía las piernas. Escuché no empujes, trae una circular muy apretada, respiré, empujé y dos segundos después tenía a mi hija mitad en mi barriga mitad en mi camiseta. Avisaron a mi marido, que no pudo ver cómo nacía su hija a las 16:20, 1 par de minutos después de entrar por la puerta del hospital. Pequeñita, con una vuelta de cordón bastante apretada en el cullo y en el brazo, algo morada, pero absolutamente preciosa. Las auxiliares me ayudaron a desnudarme del todo y poder tener a mi hija piel con piel.

Avisaron a mi marido que tenía que quitar el coche y entonces la enfermera me dijo que le diera a la niña para que se la llevara a la cuna y reconocerla. La dije que no, que no se la llevaba, que la niña estaba perfectamente y que no la separaba de mí, que si quería reconocerla podía hacerlo encima mía. Me dijo que no lloraba y que quería que llorara, que no tenía buen color. La matrona intervino la dijo que estaba recuperándolo porque venía con una circular muy apretada, que la niña respiraba perfectamente y que la dejara conmigo. Discutimos y yo la dije que no, que a lo sumo la dejaba que la cogiera mientras yo me colocaba correctamente sobre la cama, dado que estaba atravesada en la cama con medio cuerpo fuera y con la cabeza colgando. La cogió, mi hija lloró y me la devolvió. Quiso cortar el cordón de forma prematura cuando por el cordón recibe oxígeno además de por sus estrenados pulmones. Ya tumbadas las dos, el color de mi Pizquita era mucho más natural y ya entonces cortó el cordón que nos ha unido todos estos meses. Me habría encantado que lo hubiera hecho mi marido, como con sus otros dos hijos, pero las circunstancias no permitieron que así fuera. Como él dice, 2 de 3 es una buena media.

He de reconocer que estaba muy cansada, agotada físicamente, pero absolutamente enamorada de mi Pizquita, mi pequeña. Tan bonita, con esos ojitos que me miraban sin verme, con ese perfume tan increíble. Es absolutamente perfecta.

Yo me libré de la vía, de los monitores y de todo, sólo intervinieron para cogerla y punzar el cordón, cuando parí. La matrona vino a verme porque me recordaba de aquellas dos veces que me atendió, me dijo que había estado mirando mi informe y que jamás hubiera imaginado que habría llegado a la 39 con aquellas dinámicas que tenía. Me explicó que la peque salió con la bolsa y que lo que yo creí como una rotura de bolsa, fue una fisura superior. Si la bolsa se hubiera roto, la niña habría nacido en casa. También me comentó que si no llega a venir con la circular y la vuelta en el brazo, tampoco hubiéramos llegado al hospital. Fue un cúmulo de casualidades que me permitieron ser asistida con un parto totalmente natural en el hospital.

Yo me planteé el hecho de un parto en casa, pero mi marido prefería que diera a luz en el hospital y en mi hospital siempre me han respetado. Yo creo que si me hubiera quedado en casa mi hija habría nacido cinco o diez minutos antes. Tuve un parto natural maravilloso, un parto esprés, sin un sólo punto y excepto por la rapidez, muy tranquilo. Lo único que lo siento es por mi marido, que no pudo disfrutarlo como con los otros dos, pero que se alegra enormemente porque su hija está perfecta y yo me encuentro muy bien.

Pizquita se agarró al pecho en el paritorio y desde entonces apenas lo suelta. Tanto es así que el lunes nos dieron el alta habiendo cogido 30 gramos. Teníamos a las enfermeras anonadadas, porque no sólo no perdió sino que cogió peso. La primera noche fue un poco difícil, pero a partir de las 4 de la mañana y pegadita siempre a mí, descansamos un par de horas. La segunda noche fue mucho mejor y siempre y cuando esté pegada a mí, en mi pecho, ella es la niña más feliz del mundo entero.

Tenemos un montón de anécdotas que contarles a nuestros hijos, por ejemplo, que la hora de ingreso de mamá es 14 minutos después de que mi Pizquita naciera. Momentos maravillosos que hemos vivido y que hemos disfrutado al máximo juntos.

Ya somos 5, familia numerosa, y por fin hemos Construido nuestra gran Familia. Gracias por todo vuestro cariño y por compartirlo con nosotros.

47 comentarios:

  1. Es maravilloso!!! Enhorabuena!!! Que rápido y que bien todo, así da gusto. Pequeñita pero cogiendo peso rápido.

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena!
    Vaya diferencia de parto, el de pequeñin nos lo contaste por capítulos y este ha sido un relato express!! jejeje.

    ResponderEliminar
  3. Mi más sincera enhorabuena Suuper Mamá!!
    Me has hecho llorar, y eso es todo un problema pues te leo desde el curro. Jejeje!
    Yo no tuve un parto tan bonito, ni mucho menos tan respetado..qué envidia me ha dado leerte!!
    Me alegro que después de todo el embarazo que has pasado hayas tenido tan buen final.
    Muchísimas felicidades!!! Ahora a disfrutar de la pizquita bien arropada en su super mantita llena de amor!

    Un besazo muy grande de Sonsoles y Sofía.

    ResponderEliminar
  4. Ai pero que bonito y que subidón de alegría al leerte. Ole que alegría!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena de nuevo preciosa!! Ha sido un placer acompañarte y vivirlo todo contigo. Pizquita es preciosa!!
    Un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  6. Ay Suu, estoy llorando de la emoción. Qué parto mas bonito y que manera tan preciosa de contarlo y de vivirlo... jo, y no podeis estas mas guapas en esa foto.
    Sois una familia maravillosa, y estoy deseando conoceros algún dia!
    Ánimo con ese puerperio, y con las noches en vela, y a disfrutar todos juntos!
    Un beso grande grande!

    ResponderEliminar
  7. Que bonito!!! me alegro por ti que seria así de rapido e leido otro de tus partos y fue muy lento como el mio me falta uno por leer ya para otro dia pero me e emocionado al leerte y quería expresartelo. a mi me hubiera gustado saber mas del tema antes del parto de mi bichin pero que le vamos a hacer en el siguiente ya lo se y tambien sobre la lactancia. bueno ya se que me repito pero que bonito!!!
    http://desdemicasitaconamor.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. ¡¡Enhorabuena Suu!
    Vamos, que llegas a pedir un taxi, y sales en las noticias!
    Me alegro de que al final saliera todo bien, y tuvieras un parto natural, aunque tan apresurado. Y que la pizqui esté bien, que es lo más importante de todo.
    Y no me extraña que haya cogido peso, si tu pecho es todoterreno, tenía que tener montones de leche desde el primer día, ¡que suerte!
    Un beso grande a todos!

    ResponderEliminar
  9. ooh!!!que parto!!!de pelicula,jajaj...me laegra que todo fuera bien salió tan rapido porque tenia ganas de ver a esa madre luchadora que eres.
    Muchos besos y disfruta de tu familia numerosa,jeje
    besos

    ResponderEliminar
  10. Qué campeonas!! 39 semanas después de un embarazo tan complicado, parto natural, lactando desde el minuto uno... sólo tú podías hacerlo!! Me alegro muchísimo, ahora a seguir disfrutando de esa familia tan maravillosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Me he emocionado Suu.

    Me alegro mucho de que fuese tan bien, a poco más y en casa.

    Un besazo familia

    ResponderEliminar
  12. Enhorabuena! Es emocionante seguirte y haber ido leyendo día a día como aumentaba tu familia, tus ganas, tu ilusión como madre...te leo mucho y espero que cuando consiga ser madre me parezca, aunque solo sea un poquito a ti, porque es maravilloso leer como entiendes el concepto de maternidad, de lactancia y de cuidado de los hijos.
    Mi blog no tiene nada que ver con la maternidad (es de belleza), ya que no me ha llegado el momento de ser madre por distintos problemas, pero sueño con ser tan buena madre como tu algún día.

    Te repito: ENHORABUENA!

    10000 besos para ti y para tu pequeños.

    http://mimundopotinguil.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  13. Qué parto Suu! A mí me hubiese encantado uno así, jejeje...Me alegro de que ya seáis familia numerosa :)
    Muas!

    ResponderEliminar
  14. Que rapido y bien fue todo, no me lo podía creer porque casí miré los dos mensajes juntos!, el de que saliáis y la foto de Pizquita en tu teta !;) Felicidades por ese tan buen parto...ahora a esperar para verla. besos a los cinco

    ResponderEliminar
  15. Que suerte, yo pensaba que los partos así no existian, me alegro. Un beso

    ResponderEliminar
  16. Qué envidia de parto!!!
    La nuera de la mejor amiga de mi madre dio a luz en la ambulancia, no le dio tiempo a llegar al hospital siquiera. ¡Y primeriza!

    ResponderEliminar
  17. Que parto tan bonito y lo mejor, como lo cuentas, me ha encantado leerte, lo cuentas con una ternura y un amor increibles, no parece ni doloroso jaja, se te lee tan feliz¡¡¡ me encanta, te felicito Suu, por fin estais los 5 en casa, tu sueño hecho realidad, un besazo.

    ResponderEliminar
  18. Qué bonito leer este relato, lo he leido emocionada, y además rapidito, me alegro que estéis las dos perfectas y enhorabuena por vuestra familia. Un beso
    http://mamaalostreintaytantos.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  19. ¡¡¡¿¿¿¿¡¡¡Sin epidural!!!!!????!!! Madre mía, eres increible. Teneis que estar en una nube con vuestros tres peques tan sanos y maravillosos. Como siempre me he emocionado mucho al leer tu relato, estoy muy contenta de que todo haya salido tan bien despues del embarazo que has tenido. Un beso enorme FAMILIA.

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué emocionante! ¡qué parto más bonito!

    Me alegro mucho que todo haya ido tan bien, ¡aunque fuese exprés!

    Un abrazo fuerte,

    Verónico

    ResponderEliminar
  21. Muchísimas muchísimas felicidades. Desde luego que si te hubieses quedado en tu bañera, tu hija hubiese nacido en casa sin ninguna dificultad. ¡Qué milagro son los bebés! Después de todo lo que has pasado en el embarazo.

    Felicidades, enhorabuena y ahora a disfrutar de vuestra familia construida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Enhorabuena Suu, la verdad que leyendo tu parto me ha recordado mucho a mi tercero, casi doy a luz en el coche como tu, debido a una gran nevada que tuvimos por estas tierras... Desde que entré por la puerta hasta que tuve a mi tercera hija en brazos, solo pasaron 15 minutos... todo natural y rapidisimo, como tu.... Y sinceramente, fue del que mejor me recuperé.... Los terceros vienen ya muya aprendidos, tanto los bebes como que el cuerpo ya lo tenemos muy sabio.
    Muchos besos y felicidades por esa familia tan estupenda que habeis creado.

    ResponderEliminar
  23. Que emocionante, y que rapidez y facilidad de parto!! Felicidades a toda la familia y muchos besines!!!

    ResponderEliminar
  24. Enhorabuena!!!!
    Menuda historia para contar en un futuro!!! Jajaja

    ResponderEliminar
  25. qué bonito suu!!! qué afortunada eres, me alegra muchísimo saber que por fin está todo genial!!!!! besos a la super mamá y a la super nena que lo ha hecho taaan bien.

    ResponderEliminar
  26. qué bonito suu!!! qué afortunada eres, me alegra muchísimo saber que por fin está todo genial!!!!! besos a la super mamá y a la super nena que lo ha hecho taaan bien.

    ResponderEliminar
  27. Jo, Suu, me has hecho llorar.... Me daría con un cantico en los dientes si mi lentejilla tuviese un nacimiento la mitad de bueno que el de Pizquita.

    Disfrutad de la chiquitina, familia.

    Un besote enorme.

    ResponderEliminar
  28. Muchas gracias a todos por emocionaros con nosotros. Fue un gran parto, la verdad, lo único fue la rapidez, pero fue un parto muy tranquilo. Yo me siento muy feliz y mi Pizquita es tan bonita que no puedo dejar de mirarla y besarla y no soy la única!!!! En cuanto pueda os contaré cómo fue la llegada a casa y esta primera semana.

    Muchos besitos a todos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  29. Muchas felicidades super mami!!!! que increíble, apretando para que no saliera!!! al conttrario que el resto de mujeres del planeta, madre mia, que dominio tienes ya en esto de parir...
    me alegro que fuera todo tan bien y que pizquita sea tan preciosa y esté totalmente sana.

    Muchas felicidades!!!!

    Un fueret abrazo

    ResponderEliminar
  30. que bienn Suu, lo lei el viernes pero no pude comentar en ese momento.ahora tengo que volver a leerlo con calma para asimilarlo,jajaja.
    Pizquita estuvo aguantando hasta el final pero después le entró la prisa por ver que hay fuera de la barriga, qué rápidez de niña, si no llevas los vaqueros sale en el coche.

    Yo quiero un parto asi pero me deje llegar y colocar bien en la camilla...:) Papi peluchin al leerte me dijo: tu no me hagas eso ehhh,jajjajjjajja, le da un infarto al pobre.

    LO dicho, muchisimas felicidades y ya tienes lo que querías,tu gran familia sana y feliz.
    Moitos besiñosss

    ResponderEliminar
  31. Enhorabuena otra vez Suu!!

    Al final da igual lo que prepares, lo que planifiques o lo que pienses... la vida se impone y acaba siempre por sorprendente :)

    Estás construyendo una familia preciosa, disfruta.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  32. increible, es el parto más rápido que he leido hasta el momento. Casi lo tienes con un estronudo!!! Acabo de conocer tu blog pero cn tu permiso me quedo por aqui. Un beso

    ResponderEliminar
  33. Ay Suu, estoy llorando a moco tendido. Como me alegro de que fuese todo tan rápido y tan bien, y sobre todo de que vuestra Pizquita esté tan estupenda. Realmente fue espectacular cómo llegásteis al hospital justo en el último minuto. Os mando un besazo enooorme a toda la familia.

    ResponderEliminar
  34. Gracias a todos, fue un parto increíble y disfruté de cada segundo.

    Besitos

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando