martes, 2 de julio de 2013

Viajar en coche con niños

La primera vez que te enfrentas a viajar en coche con un bebé surgen un sinfín de preguntas e inquietudes sobre él. Con poco más de un mes nosotros nos fuimos con mi Bichito a la playa y seguimos todas y cada una de las recomendaciones de la DGT.

Cuando mi Pequeñín se unió a la familia, añadimos el reproductor DVD al coche al cambiar a un 7 plazas y seguimos viajando más o menos igual pero con dos niños.

Al añadir a mi Canija y que a principios de año descubrimos que mi Pequeñín se mareaba en el coche, la ecuación ha cambiado considerablemente. Se recomienda parar cada 2 horas y que tanto los bebés y los niños cambien la postura y se muevan, pero cuando llevas 2 niños y 1 bebé en el coche, parar y despertarles no es una buena idea.

Nosotros hemos decidido hacer la mitad del viaje de madrugada, de tal forma que mi Pequeñín duerme la mayor parte del trayecto y así no se marea. Salimos sobre las 6:30, aguantamos y no paramos hasta que mi Canija se despierte y es que rondando las 3 horas suele abrir los ojos porque está incómoda en la maxi-cosi y ese es el momento en el que paramos. Esta parada suele durar casi una hora porque entre que nosotros vamos al baño, luego llevamos a los niños, doy el pecho a mi Canija, desayunamos y corretean un poco por el bar en el que estemos, se nos va una hora. El resto del trayecto los peques lo hacen viendo una peli y el papi que esté entre sus dos sillas se dedica a poner el chupete a Canija, que si bien no lleva chupete, en el coche es la única forma de que se relaje un poco, y pendiente con la bolsa preparada por si mi Pequeñín vomita.

Normalmente cuando llego a las 2 horas de conducción siempre les miro y me pregunto si no será mejor para su espalda y para ellos parar, estirar las piernas y corretear un poco. Entonces me doy cuenta de que si les despierto antes y no aprovecho mientras están dormidos la segunda parte del viaje puede ser todavía más difícil porque puede que todo marche sobre ruedas o que se pongan a llorar los tres a la vez desquiciando a todo aquel que se encuentre en el coche. Así que les miro por los espejos y continúo hasta que se despierta mi Canija.

Y hasta aquí todo más o menos normal, hay viajes mejores y peores, pero hasta ayer todo había ido bastante bien excepto tres días en los que mi Pequeñín vomitó. Las dos sillas de mis hijos están detrás de los asientos delanteros, así que el papi que tenga que ir con ellos detrás va entre ellos. Mi marido está muy apretado y como yo suelo hacer la primera parte del viaje conduciendo pues esta vez decidí cambiarle en la parada. Yo me mareo y ayer contaba cada kilómetro que quedaba para llegar a casa. La bolsa iba de mi Pequeñín a mí y fue una experiencia bastante mala. La única forma en la que yo no me mareo es conduciendo, pero entre que nos acostamos tarde, sobre la 1:30, que mi Canija comió dos veces y que nos despertamos a las 5:30 para salir de madrugada, no llegué a dormir ni 3 horas y claro, los reflejos no son los mismos que si estás descansada y preferí que condujera mi marido. 

Una y no más. No sé cómo vamos a hacerlo pero temo el viaje al norte de la próxima semana. Ahora se me hace muy cuesta arriba porque está muy reciente, pero espero que sea mucho mejor que éste en lo que a mí respecta.

Con mi Pequeñín he probado la ventanilla bajada, el dvd, la ventanilla tapada, etc, etc y al final lo que parece que le funciona un poco es el dimenhidrinato, aunque también vomitó un día habiéndoselo tomado. Y yo tomaría, pero si no no podría conducir y esa sí que es una forma de que se me pase.

Os dejo aquí un enlace con las recomendaciones y consejos de la DGT para afrontar un viaje en coche.


Vosotros ¿cómo os apañáis? Hacéis paradas cada 2 horas o esperáis a que los peques se despierten.

12 comentarios:

  1. Viajar con niños, reproductor DVD... eso me recuerda a aquel viaje con mis sobrinos a La Coruña, durante el cual se empezaron a pelear y me reventaron una botella grande de agua encima. ¡Qué tiempos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones incorrectas, jajajajajajaja, una botella de agua encima. Viajar a veces es un poco complicado y cuantos más peques más difícil. Reconozco que cuando hay alguno que se pone a llorar mis nervios se disparan y cuando han llorado los tres dan ganas de tirarse en marcha!!!

      Besitos

      Eliminar
  2. El viaje más largo con la lentejilla ha sido de dos horas. La ida la hicimos de una tacada porque iba súper dormido. Eso sí, a la vuelta hubo que parar dos veces....

    Una faena que Pequeñín se maree. A ver si le atináis con el truco anti mareo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, aprovechar una de sus siestas para viajar es la mejor idea, ellos descansan y no se ponen nerviososo.

      Es una pena que Pequeñín se mareo, yo lo he sufrido y lo sufro y me dio mucha pena cuando me di cuenta.

      Besitos

      Eliminar
  3. Nosotros no hemos hecho viajes de mas de 2 horas la verdad. Como vivimos en Sevilla, la playa nos coge relativamente cerca (a hora y media poco mas). La ida la hacemos despues de cenar ellos, salimos a las 9 de la noche y en el coche se duermen. La vuelta la hacemos despues de su siesta y eso si es mas complicado. Ellos no se marean, asi que le hemos comprado un dvd de dos pantallas y listo!!

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maela082, aprovechar la siesta para viajar es un gran truco. Yo lo hago en viajes de menos de 3 horas y suelo no necesitar parar. Pero cuando es mucho más largo la cosa se complica y ya con mi Pequeñín es mucho más difícil.

      Mis hijos también llevan el dvd.

      Besitos

      Eliminar
  4. 3 vieajes que he echo con la floreta han sido de maximo 3 horas y se ha despertado casi a la llegada, hemos tenido suerte.
    Aunque sea un poco caotico viajar con ellos, luego merece la pena.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ser mamá de una Floreta, pues sí, has tenido suerte. Desde luego merece la pena, espero tener suerte en el próximo que son 650 kilómetros.

      Besitos

      Eliminar
  5. Aqui los viajes que hacemos no son muy largos, a lo sumo tres horas de ida y tantas de vuelta, las niñas suelen quedarse ko desde siempre a lo poco de arrancar. solo viajamos una vez con las tres mucho trayecto y lo hicimos de noche así fueron durmiendo todo el camino.
    Tenemos la suerte que no se marea ninguna, porque eso si es una faena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bailarete, en trayectos relativamente cortos aprovecho sus siestas.

      Lo del mareo es complicado, hace poco se mareo a los 5 minutos de entrar en el coche y se vomitó entero. Me da mucha penita por él.

      Besitos

      Eliminar
  6. Nosotros por suerte tampoco hemos tenido que hacer demasiado trote en coche, lo máximo han sido unas 3 horas y media entre ida y vuelta. Como tenemos la familia cerca, la montaña y la playa también, no nos ha sido necesario... Pero entiendo tu lío! Aunque nuestros viajes no sean largos, lo que a mí me cuesta más es el tema de colocar las sillas de coche, mue vuelvo loca comprobando mil veces que estén bien puestas para que a los peques no les pueda pasar nada!
    Eva

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, 3 y media y cerca de todo, eso es genial!!!! Yo la verdad es que a veces me desespero y es que a Canija el coche no le gusta nada y Pequeñín se marea. Espero que los próximos viajes vayan mejor!!!

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando