lunes, 12 de agosto de 2013

Vivir en vertical

Qué diferente es cada bebé. Lo que te vale para uno, con el otro no sirve absolutamente para nada y viceversa. Cada bebé te sorprende, te encandila, te enamora y aunque anden, hablen o besen, cada cosa nos ilusiona como si fuera la primera vez.

Yo con Canija estoy descubriendo otra forma de ser, otra personita maravillosa que me sonríe y me maravilla cada segundo de su vida. Si se ríe, si repta, si balbucea sílabas sin sentido. Aprendo cada día cosas nuevas de ella, desarrolla sus capacidades y habilidades mientras la miramos embobados y nos revela su increíble personalidad. Es un bebé risueño, que no llora nada y que se ríe e interactúa con todos nosotros en cada momento.

Hay cosas de ella que me llaman mucho la atención entre ellas sus ganas de intentarse incorporar. Si la dejas en la hamaca o la apoyas en cojines o encima tuyo o en la silla del coche, ella intenta por todos los medios levantarse. Da mucha grima verla con su cabecita en tensión intentando incorporarse por todos lo medios. Yo la llevo siempre en mi súper mochila, mi emei, y va pegadita a mí, pero es bajarla y tumbarla o recostarla y ella vuelve a intentar ponerse de forma vertical. Podría contar con mis dedos el número de veces que la he llevado en el cochecito porque ella prefiere ir verticalmente y conmigo es como más cómoda va.

El coche no le gusta nada, desde que nació. Cuando la sientas ella va todo el trayecto intentando levantarse y yo la veo con la cabeza hacia delante e intentando verticalizarse y me siento fatal, me encantaría parar el coche en ese instante e ir andando. Pero hay veces que no queda más remedio, que hay desplazamientos que debemos hacer en coche y verla me da muchísima cosita. Canija no llora nada excepto en el coche. Hay gente que jamás la ha escuchado llorar y sólo la ha oído cuando ha ido en el coche con nosotras. A mí me encantaría poder llevarla a todos los sitios subida en la emei pero hay lugares a los que mis piernas no llegan.

Pequeñín también ha sido porteado desde su nacimiento y jamás me ocurrió lo mismo, él no intentaba levantarse por todos los medios.

¿A vuestros bebés les pasaba lo mismo, preferían estar en vertical e intentaban por todos los medios levantarse?

25 comentarios:

  1. Es verdad que cada bebé es un mundo.

    Qué gracias Canija, pues ya tiene claro que esa posición le gusta más.

    Cómo anecdótico lo que recuerdo con Minerva es que bien chiquitita si te cogía un dedo con cada mano tenía fuerza suficiente para incorporar e incluso ponerse de pie. Estos peques nos sorprenden siempre.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, jeje, Canija también lo intenta. De hecho cuando la pones en la hamaca ella se agarra al arco de juegos e intenta levantarse. Ya lo hací con 1 mes, imagínate ahora q casi tiene 5.

      Y cuando coge mis dedos hace lo mismo que Minerva.

      Besitos

      Eliminar
  2. Iván fue porteado tarde pero recuerdo que lo tuve que pasar a la silla a los 3 meses. Mi niña fue porteada desde el nacimiento y siempre ha querido ir erguida, también controló muy pronto la postura, nunca le gustó ir acostada y no le gustaba ni el capazo ni la sillita. Y no debería sorprendernos, la postura natural es ir erguidos bien caminando, bien en brazos, es la más fisiológica, como pasar del útero a los Brazos :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AventuraEmbarazo, he leído sobre ello y sé que la postura natural es ir en vertical. Pequeñín fue porteado y él no intentaba tanto erguirse, Canila desde el minuto 0 que la apoyas. No deja de sorprenderme el hecho de ni siquiera observar el mundo desde esa perspectiva, que al fin y al cabo tiene muchas cosas que descubrir.

      Besitos

      Eliminar
  3. Pues si...a los cuatro meses y medio saqué la silla de paseo un poco inclinada y fue la unica forma que fuera un poco en cochecito. Siempre salia a pasear con carro y mochila, el carro más que nada para meter las cosas de la compra, ya que ella terminaba en la mochila casi siempre. Nunca ha querido estar tumbada, de bebé se dormia en vertical encima nuestro y bien dormida la podias pasar a la cuna, pero no antes. Y lo del coche, pues lo mismo, solo va tranquila si se duerme, sino, es una batalla para intentar salir de la silla. La unica diferencia con canija es que ella si que es llorona, para protestar, llora, y protesta mucho jajaja. Hoy cumple un añito, que rápido ha pasado!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catalano Bávara, felicidades, a ti como mamá y a la peque por su cumple.

      Sí que son parecidas. Yo he sacado el carro con el capazo creo q cuatro veces, cuando era muy bebé, para apoyarla mientras comía o salímos a cenar. Al final decidí que mejor comía con ella.

      A mí lo que más me inquieta es en el coche, porque es el único sitio donde no puedo ayudarla. Escucharla llorar me duele en el alma y lo pasamos las dos realmente mal.

      Besitos

      Eliminar
  4. Es tremenda verla!!una cosa es leerte y otra haberla visto ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bailarete, yo lo cuento pero la verdad que verla alucina.

      Besitos

      Eliminar
  5. Ay que de tiempo sin pasar... hoy desayunando solita y con el móvil puedo, jejeje.

    Siempre nos sorprenden estos peques y Canija creo que ya hacía prever que sorprendería y mucho, me encanta!!!.

    Muchísimos Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, y tanto que sorprende!!! Nos tiene a todos anonadados y además es tan bonita y risueña que no puedes dejar de mirarla y hacerla una carantoña.

      Besitos

      Eliminar
  6. Jejeje!! Me la puedo imaginar. Tengo una amiga con su hija de 6 meses que ha pasado por lo mismo que dices tu... Jiji. No hay nada que hacer, se levanta desde que era un piojo. Creo q es mas habitual d lo q creemos. Mua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adormir, por lo que he podido leer en los comentarios y cuando lo he contado por ahí vas a tener razón y es más habitual de lo que creemos.

      Es una pasada verla y a mí me llama muchísimo la atención.

      Besitos

      Eliminar
  7. La lentejilla también prefiere ir en vertical. La única excepción en que tolera ir recostado es precisamente en el coche; es poner en marcha el motor y en cuestión de un par de minutos se queda frito.

    Eso sí, el carro de paseo se va a quedar prácticamente sin estrenar, al contrario que todas las opciones de porteo que tenemos en casa, que van a llevar buen tute. También intenta levantarse cuando te agarra los dedos pero aún no tiene suficiente fuerza; es lo que tiene haber salido demasiado pronto del horno ;-)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Susana, yo el carro lo tengo de adorno, jajajajaja. Lo bueno es que estáis disfrutando del porteo, que tu bebé siendo prematuro lo que más necesita es el piel con piel.

      Qué suerte q se duerma en el coche, mi Canija es todo lo contrario.

      Besitos y espero que todo vaya sobre ruedas

      Eliminar
  8. Para que veas... con la cantidad de gente agorera que dice que si los coges nunca sostendrán la cabeza o que si los llevas todo el día encima nunca aprenderán a hablar. Yo creo que, dado que Canija va todo el día contigo, lo que la pasa es que no quiere perderse ni un minuto de ese interesante mundo que hay a su alrededor.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elo, pues la mía ya gatea y empezó con poco más de cuatro meses.

      Ella disfruta estando conmigo y pegadita y desde su posición ve todo lo que le rodea y se empapa de este nuevo mundo para ella.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando