jueves, 19 de septiembre de 2013

Viendo cambios

Mi mundo gira ahora mismo en la adaptación de los peques a la guarde. Si bien la semana pasada Pequeñín parecía que lo había superado, ayer se agarraba a mí muy fuerte y no quería entrar en su clase. Fuimos a dejar a Canija antes por si se trataba de un tema de celillos o algo, pero que va, él lo que quería era quedarse con mamá.

Llamé a la guarde, pregunté cuando fui a recoger a Canija y me dijeron que tenía ratos en los que se acordaba de mí y lloraba diciendo mami. Para mi hijo es tremendamente dura la separación y sé, sobre todo porque él me lo dice, que se divierte y que hace muchas cosas en la guarde, pero cuando ayer llegué a por él se tiró y me dio un abrazo fuertísimo, por suerte Canija no me acompañaba si no la habría estrujado. Acordamos llevar hoy a Elmo pero ha preferido llevar unos cuentos de animales, sin embargo, al entrar lo ha pasado fatal y despedirse de mí ha sido muy duro para ambos. Es un niño muy alegre y verle llorar de esa manera me parte el corazón, me encantaría poder quedarme con él y con su hermana en casa...

Canija ayer se quedó bien, se consuela en los brazos de su profe y la sonríe, realmente creo que la gusta, lo que me deja más tranquila. Vi cambios en ella, de hecho no les despierta a las 10:30, sino que les deja descansar hasta que ellos mismo se van despertando y le vi ofrecer un bibe a una peque que lloriqueaba aunque no era por hambre. Creo que empieza a darse cuenta que lo importante con bebés es respetar sus ritmos. Me alegra poder haber compartido con ella estos días y quizá mi presencia y mis consejos le hayan servido para darse cuenta que llevo algo de razón. La directora habló ayer con la coordinadora de nivel y por lo visto recibió de buen grado sus consejos, creo realmente que les está llegando y espero que se adapten ellas a los peques y no al revés.

Hoy he llevado mi calienta biberones de leche materna de Medela para la guarde, me quedo más tranquila sabiendo que en todo momento la profe de Canija tiene la posibilidad de calentar su comida porque, si bien la guarde tienen calienta biberones, ayer tardaron 15 minutos en traerlo. Mejor allí que en mi casa, aunque mi marido tenga que calentarlo, él tiene el fuego a mano para hacerlo al baño maría.

Hoy mi Canija se queda hasta las 12:00, tiempo más que suficiente para que su profe le dé un bibe de mi leche. Ojalá vaya bien y coma, si no, el sobrante se lo llevan a mi Pequeñín, que recibe con los brazos abiertos y con una sonrisa en la boca. Es una suerte que me hagan el favor y no desperdicien nada, para mí es muy importante porque me cuesta mucho sacarme la leche. Tengo pendiente hablar de este tema y del banco de leche que he hecho este verano para Canija.

Y vuestros peques, ¿cómo llevan la adaptación? Bichito desde el principio ha ido super bien, de hecho los sábados y los domingos me pregunta si puede ir al cole...

25 comentarios:

  1. Aqui estamos total mente adaptadas, ya somos también más mayores y aunque nos cuesta levantarnos tan temprano lo llevamos bien...verás como todo va genial! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bailarete, me alegro muchísimo. Ojalá todo vaya bien, aunque me da a mí que nos va a costar mucho.

      Besitos

      Eliminar
  2. Mi niña muy bien, solo ha tenido dos días de adaptación y yo casi lo prefiero, la adaptación me parece crearles falsas esperanzas y alargar algo que se tiene que producir de todas maneras. Ayer precisamente hablaba de ello en mi blog ;).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandra, me alegro mucho, aunque yo no soy de tu mismo pensamiento. Creo que la adaptación es un proceso en el que van tomando conciencia, en el que poco a poco se adaptan al nuevo lugar. Creo que gracias a esta adaptación mi Canija se consuela en los brazos de su profe y creo que gracias a esta adaptación Pequeñín no llora todo el día.

      Imagino que cada uno lo ve con el prisma que quiere. Yo prefiero cogerme vacaciones y hacer esta adaptación paulatina.

      Besitos

      Eliminar
  3. Nosotros vamos haciendo bastante mejor de lo que pensaba, aunque con los días Peque va mostrando que en realidad lo que quiere es quedarse con nosotros...Aixx...
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, me alegro mucho de que vaya mucho mejor. De todas formas es que con mamá no se está en ningún sitio, verdad?

      Besitos

      Eliminar
  4. Nosotros ahí vamos también, a ratitos, la entrada a clase sigue bien, se pone en su fila, agarra al compi y chu, chu!!! nos dice adiós y nos lanza besitos, un amor... luego su maestra nos cuenta que en clase hay veces que se pone muy nervioso, se queda embobado cuando leen los cuentos, en el patio hay veces que se va con la hermana, en fin poco a poco...
    Raquel ella sigue tan feliz, le gusta y al fin hemos conocido a la maestra nueva, muy jovencita y recién llegada del viaje de novios, transmite una energía y unas ganas de trabajar con ellos...
    ay! un banco de leche, el sacaleches y yo no llegamos a congeniar, tengo ganas de que nos cuentes, oye! quien sabe igual nos animamos por el triplete ;) jijijiji
    Besitos y pasadlo bien.
    Mariluz

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mariluz, sí, poquito a poco. Hay veces que lo pasan mal cuando se acuerdan de nosotros :(

      Me alegro que Raquel esté contenta y que su profe transmita tanto, eso también es muy importante.

      Jeje, el sacaleches, ese gan amigo/enemigo...

      Besitos

      Eliminar
  5. Si es que la adaptación es dificililla, me acuerdo de mis tiempos y recuerdo mi jeto lleno de lagrimones jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones incorrectas, los peques lo pasan realmente mal, a veces son capaces de transmitirlo y otras parece que todo va fenomenal, pero ellos sienten ansiedad por la separación.

      Besitos

      Eliminar
  6. Mi peque lo lleva fenomenal, no ha llorado ni un sólo día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Moda infantil, me alegro mucho y qeu siga así!!!

      Besitos

      Eliminar
  7. lo siento, no entiendo nada: calientas la leche materna?? O_o
    nunca había escuchado nada igual.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isabel, no se la voy a dar de la nevera o del congelador.

      Besitos

      Eliminar
  8. Suu me ha llamado la atención el comentario de que te encantaría poder quedarte con ellos en casa, porque es algo que todas las madres hemos pensado en muchas ocasiones, y muchas veces te he leido como estás angustiada ante la separación de ellos, y te entiendo perfectamente. Yo soy informática (creo que como tú) y tengo 2 peques de casi 4 años y 16 meses. Cuando estaba embarazada del segundo me quedé sin trabajo y, como económicamente podíamos permitírnoslo, decidí dejar de trabajar para poder estar con ellos hasta que fuesen un poco más mayores. Tengo que decir también que vivo a 40 km de Madrid, así que el ir y venir del trabajo me supone al menos 3 ó 3,5 horas cada día, y llegar a casa cada día a las 8 como pronto. Por una parte estoy encantada de poder verles crecer, de poder cuidarles cuando están malitos y poder disfrutarles cada día. Pero por otra, siento que estoy perdiendo mi profesión y mi independencia, y a veces se hace muy duro, porque no sé si después de 3-4 años sin trabajar podré (o querré) volver a encontrar trabajo como informática. No me malinterpretes, estoy muy contenta de poder estar en casa, y no me arrepiento de nada, pero no puedo evitar pensar si en el futuro me arrepentiré de haber renunciado a mi otra vida de trabajo fuera de casa, independencia, etc.

    Tú que opinas? Si pudieses dejarías de trabajar? Crees que luego podrías volver a encontrar trabajo? Crees que después de probar la "buena vida" con tus hijos volverías a trabajar? Si es una excedencia en el trabajo supongo que es todo más fácil porque después puedes volver, pero si tienes que plantearte renunciar a tu profesión, merece la pena? Para mí de momento sí, pero espero no arrepentirme en el futuro....
    Un beso para todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, yo le he pensado, incluso lo he hablado con mi marido, pero es cierto que necesitamos ahorrar estos años. Yo tardo poco más de 30 minutos, quizá ahora tardaré más, pero pasamos la tarde completa los dos con ellos, cosa que creo que también es muy importante.

      He estado de excedencia casi dos meses, me habría gustado cogerme un año más. Dos o tres meses no me valen porque mi Pequeñín va a la escuela infantil que también va mi Canija. Podría alegar enfermedad de Canija para no perder la plaza pública, pero la verían cada día al llevar y al recoger a Pequeñín. Así que al final decidí incorporarme.

      Yo dejaría de trabajar, aunque no sé si encontraría después tal y como está el mercado. Además si me echan (y os tengo que contar la papeleta que me encuentro yo el lunes) mi sueldo bajaría considerablemente tal y como está ahora el mercado.

      Para mí sí merece la pena y aunque me lo he planteado tenía que haberlo hecho antes para buscar otra forma de ingresar dinero y haberme podido quedar con mi Canija.

      Besitos y gracias por tu comentario y tu reflexión

      Eliminar
  9. A Bruno le ha pasado lo mismo. La semana pasada se quedaba fenomenal y esta se queda todos los días llorando y diciendo cole no, cole no. En clase la semana pasada estaba bien y participaba y esta menos y cada poco dice mama teta, pobrecitos, lo mal que lo pasan. Ellos y nosotras que yo me voy con una cosa en el pecho cuando salgo de allí... A ver si poco a poco se van adaptando.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osonuda, pobre Bruno!!! Pequeñín también y esta es horrible. Ayer también desde que salíamos de casa me decía cole no. A Pequeñín le llevan la leche de mamá que Canija no se toma y como no quiere comer pues imagínate lo contento que está cada vez que ve a la directora entrar en su clase.

      Yo lo estoy pasando fatal. Mi marido dice que se me pasará, yo lo espero....

      Besitos

      Eliminar
  10. He descubierto tu blog y lo leo y me veo tan reflejada...... que duro es ser madre trabajadora. Yo también tengo reducción de jornada y me cuesta muchisimo separarme de mis pequeños y dejarles al cuidado de otros. Aun se me hace un nudo en el estomago cuando pienso cuando dejaba a mi niña en la escuela infantil llorando, creo que aunque eso se acaba superando y se queden contentos, yo no lo supero.
    Tu te has planteado coger una excedencia? yo estuve unos meses y preferí coger reducción a largo plazo, sé que tampoco es fácil renunciar a tu profesión y a tu trabajo yo no he podido hacerlo y de momento me conformo con la solución de compromiso, mañana trabajo y tarde niños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi mundo como mamá, creo que muchas somos las mujeres que estamos en esta situación. Yo también recuerdo esos momentos, recuerdo la angustia y recuerdo sus ojos mirándome.

      Sí me lo he planteado y de hecho el verano lo hemos pasado juntos de excedencia. Pero tendría que cogerme ahora un año completo porque si no perdería la plaza pública, escuela a la que va su hermano. He reducido una hora más para que sólo estén los justo y necesario, 7 horas y vamos a ver cómo nos apañamos, si no habrá que reinventarse...

      Besitos

      Eliminar
  11. ay! las primeras veces de vuelta al cole, guarde..etc..nunca sabes como se lo van a tomar!
    pero mira, para bien o para mal, los niños se adaptan a todo!
    estoy segura que en nada entrara contentísimo!
    ademas el chico de la casa..tiene que hacerse notar! jejeje
    un besote guapa
    carol

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, eso espero. Pequeñín tiene un vínculo muy especial conmigo y estoy segura que lo que más le cuesta es separarse de mí. Hasta este año era su padre en el que le dejaba, pero yo creo que lo que peor lleva es despedirse de mí. Pero es que Canija no come apenas en la escuela infantil, así que he preferido quitarme otra hora de trabajo y dejarla con la tripita llena. Yo me voy más tranquila y espero que pronto Pequeñín se quede más tranquilo.

      Besitos

      Eliminar
  12. Me he emocionado leyendo tus post, están tan llenos de sentimiento... especialmente me ha gustado el de "llegó el día" transmites muy bien cómo te sientes y haces que los que te leemos nos pongamos en tu piel y muchas veces nos sintamos identificados. Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ropa bebés, muchas gracias, gracias por empatizar conmigo. Suelo escribir con el corazón y me alegra mucho que os llegue, gracias.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando