martes, 1 de octubre de 2013

Señores Hosteleros


Cuando elijo sus instalaciones para comer, hospedarme o lo que sus servicios ofrezcan, lo hago esperando obtener el mismo trato que cualquier otra persona. Sin embargo, este año, me he encontrado con respuestas dispares, pero, sobre todo, con cuchicheos y malas caras.

Soy madre de 3 hijos, de 4 años, 2 años y 6 meses. Son niños bastante pequeños, que ocupan más bien poco espacio, por lo que si podemos apañarnos y dormir en una habitación doble con dos camas de matrimonio, por qué darme una familiar y cobrarme mínimo un 20-30% más. Al fin y al cabo si llevara dos niños de 11 años, que comen y hacen gasto en el buffet, ustedes no me cobrarían más y, sin embargo, por un bebé de 1 mes quieren hacerlo. Juntando 2 camas de 135 entramos perfectamente dos adultos y 3 niños pequeños, en ningún momento les pido nada más, no entiendo su fijación por darme otra habitación más cara si nosotros estamos perfectamente con esta distribución.

Deberían revisar sus políticas de alojamiento, entre otras cosas porque querer cobrar a un niño de 2 años entre 7 y 12€ por desayunar me parece excesivo. Lo único que consiguen es que no nos hospedemos en sus instalaciones y busquemos otros lugares más económicos y con tarifas más acordes a los pequeños de la casa.

Mis hijos comen cada vez más, pero yo hago 5 ó 6 comidas al día, por lo que con un plato me apaño y es por esta razón por la que con dos menús de adulto nos apañamos los 5. En casa comemos un plato, tanto mi marido como mis hijos como yo, con las cantidades adecuadas a cada uno de nosotros, por lo que ninguno estamos acostumbrados a comernos dos platos completos, ni siquiera mi marido. Si yo creyera que mis hijos se quedan con hambre, no se preocupe que les pediría otro plato, pero si creo que compartiendo con ellos el menú tenemos de sobra, no quiero que me miren mal, ni que cuchichen con el otro camarero, ni que me miren por encima del hombro, ni que hagan comentarios fuera de lugar. Ustedes no saben si nosotros hemos ido a comer el aperitivo a algún otro sitio antes de pasar por su local o si nos acabamos de comer un gofre/helado/plátano/teta o lo que nos ha venido en gana o si simplemente no tenemos más hambre y con eso tenemos de sobra, por lo que le pido que ante todo no me juzgue.

Por desgracia, este año hemos tenido la mala suerte de visitar algunos lugares en los que los hosteleros nos han juzgado y nos han mirado con mala cara. De hecho en alguno incluso he visto los codazos y las caras de desaprobación. Eso en algún restaurante donde hemos podido estar, porque incluso en otros no nos hemos ni sentado porque en la propia carta obligaban a consumir medio menú a los niños. Hubo un lugar que nos obligaba a consumir dos medios menús, uno para mi Bichito y otro para mi Pequeñín, de 4 y 2 años respectivamente.

Siento muchísimo si les molesta que les pida otro plato, otro cubierto y otro vaso para mis hijos, pero no pienso pedir comida que sé que se va a quedar en el plato o que se va a tirar sólo porque no me juzguen. No voy a pagar por algo que nos va a sobrar, que no nos vamos a comer, sólo por el hecho de aumentar la cuenta al final de la comida. He visto cómo otras personas les han pedido calentar un puré/biberón y les han traído un plato y una cuchara con una sonrisa y sin ningún gesto de desaprobación en su cara. No comprendo por qué nos diferencian a nosotros.

Quiero que sean conscientes que no volveré a sus establecimientos. Y ahora mis 3 hijos tienen 4, 2 años y 6 meses y nos apañamos con dos menús, pero cumplirán años y el día que salgamos no nos hospedaremos o comeremos en sus instalaciones. En muchas ocasiones y dependiendo del lugar al que vayamos, tenemos que pedir un plato más, así que ese futuro cada día está más cercano. Y a nosotros no nos importa pagar por algo que vamos a comernos, pero pagar por algo que vamos a dejar en el plato y tirar la comida, como que no.

Así que señores hosteleros, les pido RESPETO ante cualquier familia que decida visitarles y NO NOS JUZGUEN, ya no sólo por educación, sino porque además acaba de perder,  no sólo 2 clientes, sino 5 futuros clientes.

Atentamente,
Suu
Madre de familia numerosa

34 comentarios:

  1. Estas cosas mejor con nombres y apellidos, Suu. Igual que se publican por ahí listados de restaurantes "amigables" con los niños, también deberían publicarse listados de sitiosa los que mejor no ir con niños. La verdad es que aquí nos queda mucho por recorrer y parece que los niños si no consumen, directamente molestan.. En fin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elo, sé dónde están, pero no sé cómo se llaman, aunque debería haberle hecho una foto a aquella carta en la que ponía obligatorio consumir medio menú a niños menores de 7 años.

      Por normal general suelen mirarnos mal cuando pedimos dos menús para los 5, sea dónde sea, pocos son los lugares que no nos dicen algo o nos hacen alguna aclaración. Ya nos hemos ido de algún sitio e incluso hemos puesto alguna reclamación.

      La próxima vez me fijaré en el nombre y los apellidos del lugar.

      Besitos

      Eliminar
  2. A mí eso no me ha pasado nunca, la verdad, y eso que siempre pedimos para dos y comemos los tres. Y como la pequeña coma como la mayor, comeremos los cuatro en breve. Pero si la mayor con un trozo de filete tamaño moneda de dos euros y tres patatas fritas ha comido... como para pedirle algo sólo para ella.
    Pero en fin, la cara rara me la llevo cuando pregunto si me pueden hacer algo que no lleve gluten, y pregunto cuatro veces para cerciorarme...
    La verdad es que hay sitios en los que son bordes, y sitios en los que son majos. Y en los que son bordes, cualquier excusa les vale para mirarte mal, y en los que son majos... pues es un gusto.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, no es lo mismo ir con un hijo en edad de comer que con dos. A mí hasta que Pequeñín no empezó a comer no me miraban mal, de hecho me preguntaban: ¿Le traigo un plato? Cuando me han preguntado esto y le he dicho, dos, por favor, ya me han mirado raro.

      Imagino que por el gluten las caras deben de ser un poema.

      Besitos

      Eliminar
  3. Pues es la primera vez q escucho un caso igual... Nosotros tambien nos pedimos siempre dos menus y de ahi come nuestra niña y solo faltaba q alguien se nos quejara xq.... Arde troya!!!jiji! Un besazoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adormir, como le he dicho a Teresavet no es lo mismo un niño que dos, aun así una vez quisieron cobrarme 3 euros por compartir mi comida:

      http://www.construyendounafamilia.com/2012/08/cobran-3-por-comensal-por-compartir-mi.html

      Besitos

      Eliminar
  4. A mí me parece que llevas razón, pero en parte. En establecimiento hostelero está para ganar dinero, como todos, y tener que lavar los cubiertos de dos niños que van a compartir dos menús con sus padres muy rentable no es, aparte de que estás ocupando una mesa cuando con otras personas la cuenta podría ser mucho mayor. Ya sé que se me van a tirar al cuello por lo que acabo de poner, tú pides que no te juzguen, yo creo que deberías hacer lo mismo con el dueño de un negocio que ve que está trabajando para 4 personas pero va a ganar como si sólo fueran 2. A mí no me parece mal que pidas según las necesidades de tu familia, pero creo que hay que mirar ambas partes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por esa regla de tres, en las tiendas no deberían déjate probar la ropa si no te la vas a comprar porque alguien puede quererla y la estás ocupando tu o sólo permitir un acompañante por cliente. Por desgracia eso que comentas pasa más de lo que debería. Muchos creen que montar un restaurante es sólo servir comida y el trato al cliente que se lo de su madre que pasa r eso lo parió. Luego se quejan amargamente porque no llenan, pero ninguno se queja fe lo mediocre que es.

      Eliminar
    2. Yo pienso igual que tú. Entiendo que Suu esté molesta, pero personalmente no creo que sea una especie de boicot a las familias con hijos o algo así, sino más bien de rechazo en general del empresario ante una actitud que considera antieconómica. Si yo y mis cuatro amigas ocupamos una mesa grande en un restaurante a primera hora y pidiéramos dos menús para todas (porque somos de poco comer, o nos hemos comido un helado antes, o nos lo vamos a comer después, o lo que sea) tampoco creo que nos trataran demasiado bien. Y si encima pedimos vasos, cubiertos y platos para todas no me quiero ni imaginar...
      Por otro lado, hay sitios en general que, o bien no entienden muy bien lo del sector 'servicios' o es que les da igual. Vamos, que te tratan mal igualmente y se te queda una cara de lerdo curiosa. Hace no demasiado tiempo fuimos a un Peggy Sue's (que no sé si conocéis, es una especie de franquicia, como McDonald) donde hay que reservar mesa para una hora determinada. Nos sentamos tarde y, justo después de pedir (sino me hubiera ido directamente) nos comunicaron ''muy amablemente'' que teníamos quince minutos para comer, porque 'iban retrasados' y había 'clientes esperando'. Una y no más, por supuesto...

      Eliminar
    3. Papalobo, está bien eso de mirar la paja en ojo ajeno pero.... también hay clientes que piensan que porque están pagando ya tienen derecho a todo, y no es así. Que el trato al cliente está muy bien, pero nadie trabaja gratis. Yo veo normal que te sirvan en base a lo que pides, si te apañas sólo comiendo dos menús para cuatro personas pues tendrás que apañarte también con los platos en que te sirvan y pedir sólo los cubiertos, pero pedir el servicio completo me parece un abuso. Estoy completamente de acuerdo con Bella Galilea.

      Eliminar
    4. Agnes, y si vas y tiras un vaso te cobran por lavar la mantelería y ponerte otra? Y si cae al suelo, van a cobrarte por el tiempo que la camarera tarda en arreglarte de nuevo la mesa? Ganar dinero a costa de qué, de un pésimo servicio porque llevas niños?

      Por esa regla de tres, según lo que dices, que las personas que vayan a comer solas no se sienten, porque en muchos lugares las mesas para cuatro están ocupadas por una única persona. Y no se te ocurra pedir un vaso de agua porque estás haciendo que el hostelero lave un vaso que tú no vas a pagar.

      Yo no juzgo al hostelero, es su negocio, él verá lo que hace, lo que le pido es que no me juzgue, no me mire mal, no le dé codazos a su compañero y me atienda con la misma sonrisa con la que atiende a los demás clientes.

      Besitos

      Eliminar
    5. Papalobo, opino como tú. Creo que el trato al cliente en muchos lugares deja mucho que desear, parece que los niños molestan y a mí esa aptitud me saca de quicio.

      Besitos

      Eliminar
    6. Bella Galilea, pues yo con mi madre lo he hecho. Qué pasa si te sientas con tus amigas y te tomas un refresco nada más, también tienen que mirarte mal? O si no te apetece en ese momento nada, tienes que consumir algo por narices porque estás allí? Hasta ese punto hemos llegado? No, no creo que la solución sea esa.

      Yo pido por lo que consumo y no creo que deba de pagar por más porque llevo 3 hijos, no me parece normal. Tú puedes sentarte con tus cuatro amigas, pedir 4 refrescos y tiraros hablando 1 hora. El hostelero gana poco en vuestra mesa si además os pone un aperitivo, el beneficio es menor en vuestra mesa que en la mía y, sin embargo, lo vuestro es “normal” y obtenéis una sonrisa al iros y lo mío no y suelo recibir malas caras y gestos de desaprobación.

      Besitos

      Eliminar
    7. Agnes, la cosa es que yo no quiero más derecho que nadie, exijo el mismo servicio que se le da a otros. Según lo que dices no se te ocurra pedir un vaso de agua si después de tomarte un refresco que entra en el menú, tienes sed. O si se te cae el cubierto al suelo límpialo porque es un abuso pedir otro. Y así hasta el infinito. No creo que sea un abuso, de hecho yo suelo intentar utilizar lo que tengo en la mesa, como el plato del pan o cosas así e incluso estaría dispuesta a pagar 1€ por el servicio de mis hijos de pan, plato y cubiertos, pero es que una vez llegaron a intentar cobrarme 3€, eso sí que me parece un abuso:
      http://www.construyendounafamilia.com/2012/08/cobran-3-por-comensal-por-compartir-mi.html

      Besitos

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Moda infantil, yo no me quejo de que se aprovechen, que haberlos haylos, me quejo del servicio, me quejo de las miradas de desaprobación, me quejo de no obtener el mismo servicio que otros clientes.
      Besitos

      Eliminar
  6. Pues yo puedo dar nombres... por ejemplo el restaurante del CosmoCaixa de Barcelona. Es tipo buffet y obligan a pagar menú infantil.... Nosotros fuimos una vez y nunca más.... Como tu bien dices, pagar 10€ para que coman un poco de patatas o un puñado de pasta es un robo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LadyA, lo de los precios por ciertas cosas ya me parece increíble. Entiendo que hay niños que comen más que otros, pero yo he tenido discursiones con gerentes de hoteles porque me han querido cobrar por Pequeñín hace un año 12 euros por desayunar y eso es demencial.

      Imagino que no volverás…

      Besitos

      Eliminar
  7. Entiendo tu enfado, si te sirve de consuelo, como dicen las demás, creo que el empresario lo que juzga es su 'no ganancia', y no entra en más sensibilidades. Lo mejor es el boca a boca para que la fuerza que podemos hacer los padres (somos muchos y cada vez más conectado) repercuta en mala publicidad para ellos. entonces, con la misma preocupación en mente (ganar dinero) tendrán que cambiar sus políticas comerciales y ofrecer productos adaptados a sus clientes. Me he reído mucho con l o de "comer un gofre/helado/plátano/teta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta, pues si fuera así, que no lo creo, no lo hace bien. Como le he comentado a Bella Galilea si tú vas con 3 amigas, os pedís un refresco, además os ponen un aperitivo y os tiráis 1 hora, el beneficio para el hostelero es menor en vuestra mesa que en la mía. Sin embargo, a vosotras os atienden con una sonrisa y a mí me miran mal y si no me crees cuando quieras probamos.

      Besitos

      Eliminar
  8. Pues pienso igual que en muchos sitios no saben tratar al cliente, en otros sí, nosotros pedimos 2 menús y comemos los 3, y aún así a veces sobra, dependiendo del hambre que tenga, pedimos uno y medio, porque si antes hemos estado picoteando ni te cuento... en muchos sitios tipo macdon y burgerk sólo piden los niños, los padres no y además tienen zona de juegos y no te miran mal y ganan lo mínimo, no entiendo porque en restaurantes donde hay mucha más ganancia ponen tantas reservas... y ni te cuento si vas con dos perros, ya puedes ir buscando "sitios amigables" pues hasta en la terraza molestas a veces.

    Saludos empáticos,

    Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verónica, como ya he comentado no es lo mismo 1 niño que 2. A mí con mi hija normalmente no me han mirado mal, pero en cuanto pedía otro plato para Pequeñín ya la cara cambiaba. Te puedo asegurar cuando fuimos a la playa, paramos en la estación de servicio de la A3, creo que la 124, aunque no me hagas mucho caso, y comimos con 2 menús e incluso nos sobró. Comimos fenomenal, riquísimo todo, barato los platos de la carta y un gran servicio, de hecho con los niños fueron muy amables. A la vuelta decidimos parar en el mismo sitio y estoy segura que no será la única vez que paremos allí. Por supuesto, hemos hablado con más gente de este lugar, porque nos trataron fenomenal, estaba hasta arriba y en ningún momento nos pusieron mala cara, al contrario.

      Besitos

      Eliminar
  9. Nosotros, normalmente también pedimos 2 menús para los 5 y mis hijos tienen 7, 5 y 2 y nunca nos han puesto ninguna pega, ni nos han mirado mal y te aseguro que nos movemos y viajamos mucho
    Tampoco he pagado, de momento, nunca hotel por ellos y hasta el año pasado íbamos a habitaciones dobles, ahora tenemos que coger triples que sino estamos muy justos y nunca han pretendido cobrarme el desayuno de mis hijos, ni en España ni en Europa.
    Espero que la próxima vez tengas más suerte
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osonuda, voy a tenerte que pedir la guía de viajes, porque no ha sido ni uno ni dos lugares. Incluso cuando sólo tenía a Bichito y Pequeñín era un bebé, han intentado cobrarme por lo dos la habitación y el desayuno por Bichito y ni siquiera tenía los dos años. Fuera de nuestras fronteras ni he probado, no me apaño muy bien con el idioma y me da miedo que siendo tan pequeños les ocurra algo y la torpe de su madre no pueda hacerse comprender.

      En serio me alegro muchísimo de que hayáis tenido tan buena suerte, pero te aseguro que por desgracia nosotros no y ya sabes que mis hijos son más pequeños que los tuyo.

      Besitos

      Eliminar
  10. Desde luego, lo de los codazos y los comentarios está totalmente fuera de lugar. Si no les gustan ciertos comportamientos que lo especifiquen de entrada y así uno el libre de irse a otro restaurante.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, me sentaron bastante mal, pero en ese momento no me apetecia decirles nada. De todas formas aunque lo especifiquen a mí no me parece bien encontrarme en la carta de un restaurante que no puedo compartir la comida con mis hijos. Cierto es que jamás volveré al resturante que hay entre Barreiros y Foz, justo en una rotonda, por muy bien que me hayan hablado de él, pero es que me obligaban a coger medio menú para cada uno de mis hijos.

      Besitos

      Eliminar
  11. Esta claro que los hosteleros quieran ganar dinero, lo veo logico y normal. Pero el q tenga un restaurante tiene que asumir que unas veces conseguira clientes q gasten mucho (que pidan vino,copas, etc), otras q ganen poco (dos cafes) y otras veces que dondese han pedido dos menus coman 2 adultos y dos niños. Y el servicio deberia ser correcto en todos los casis. O acaso el taxista q te lleva por una carrera de 6€ debe tratarte peor que el dw 60€? Aunq a veces los primeros no t quieren coger, q es otra cosa. Consideri que no siempre se gana tanto como les gustariq pero eso no les da derecho a intentar cobrarte por cosas que no vas a consumir, y si tienen q limpiar 5 platos en vez de dos, mala suerte! son niños por favor, algunos apenas comen!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anómino, compartimos pensamiento con respeto a este tema. Yo vivía antes a 5 minutos del aereopuerto y cada vez que veníamos nos llevaban a casa con muy mala leche los taxistas, la verdad. De hecho alguno nos ha dicho que no nos coge porque para poco más de 8€ no llevaba allí 1 hora.

      Besitos

      Eliminar
  12. No sé. Yo estoy de acuerdo con que te molesten los cuchicheos y las malas caras. Nadie se merece ir a comer y que lo hagan sentir incómodo. Por otro lado, también entiendo que en un restaurant que se caracterice por hacer cenas de negocios, o cenas románticas, les pueda molestar una familia con niños (que hacen más ruido que los adultos, y "ensucian" más). Creo también que no se puede generalizar a una especie de discriminación a las familias. Me ha tocado el caso de lugares que con un grupo de amigas, no sólo ponen cara de "¿y eso es todo?" si no que se apuran en llevarte la cuenta aún cuando no las has pedido, para desocupar la mesa. Obvio que molesta, y que no he vuelto a esos lugares! Uno como cliente está en su derecho a escoger el lugar donde se sienta cómodo. Pero también creo que el dueño del local tiene derecho a poner sus condiciones, y que el que no le acomode, simplemente no vaya... Es como las aerolíneas que cobran un porcentaje adicional por sectores sin niños. No lo veo como una discriminación a los niños, las familias pueden seguir comprando sus pasajes y tan tranquilos, pero si hay gente que siente que tener un niño cerca puede ser molesto, y están dispuestos a pagar por un lugar apartado, no veo por qué una compañía aérea no puede ofrecer el servicio.
    A lo que voy, si no te gusta un lugar, no vayas, y ojalá puedas dar el dato al resto de las familias, para que sepan que ese no es un lugar "familiar". Creo que las otras familias agradecerían esa información, pero así como creo que te mereces sentirte cómoda en un restaurant con tu familia, hay personas que se sienten cómodas en restaurantes sin niños pequeños, y a ninguno le debiera molestar que exista un lugar para cada cual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, a mí no me gusta que haya lugares en los que no se permitan niños, es algo que respeto, pero no llego a comprender. Pues yo creo que decidir la cantidad que consume un cliente no es cosa del dueño, la verdad. Creo que hay cosas en las que no se puede meter y ésta es una de ellas. Ni siquiera sé si es legal que te cobren por compartir un menú o que te obliguen a consumir un menú o medio menú a cada comensal.

      Desde luego que una vez que he ido a un lugar y me han hecho algo que me ha molestado, no he vuelto, pero es que no debería ocurrir algo así. Si tú pasas por una calle y te tiran una piedra, qué te parece si yo te digo no pases por allí y ya está. A mí me parece que hay algo injusto me quejo e intento cambiarlo para que no le ocurra a nadie más, no dejo de ir y ya está.

      Besitos

      Eliminar
  13. Pues leo tu post y me quedo ojiplática porque nosotros somos cuatro, mis chicas tienen 5 años y 2.5 y pedimos cuatro menús! Estas capullas comen demasiado?

    Ahora que también te digo, si le digo a mi chico que tiene que dar parte de su menú a alguna de ellas, es capaz de morderme!! jajajaja...
    Está visto que somos unos zampones!!

    P.D. Que conste, que a la única que le sobran kilos es a mi... (snif)

    Ah! Y respecto a los hoteles, supongo que como cada uno haga en su casa, no? Nosotros dormimos cada uno en una cama (hicimos colecho con la mayor hasta que se fue a la cama y la peque aborrecía venirse a nuestra cama). Nos pasó el año pasado que cogimos una habitación con cuatro camas, y cuando ellas se dormían no podíamos ni ver la tele un rato, así que intento que si es posible ellas tengan su habitación cuando estamos de vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anita, pues no sé, pero mis hijos suelen comer del mío y yo no me quedo con hambre ni ellos tampoco. En alguna ocasión hemos cogido 3 menús y nos ha sobrado uno entero, así que paso de gastar para tirar.

      Está claro que depende de la cantidad que comamos y de la cantidad que ponen en los platos los hosteleros, pero yo soy de comer pocas cantidades varias veces al día.

      Respecto a las habitaciones está visto, cada familia es un mundo y cada una debe de buscar lo que más se ajuste a sus necesidades. Yo prefiero dormir en comuna, me encanta.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando