viernes, 15 de noviembre de 2013

Suelo Pélvico: Vergüenza

Por fin me llamaron del 12 de octubre, después de que me mandarán fisioterapia manual de suelo pélvico con urgencia hace más de un mes. El doctor de la unidad de suelo pélvico del 12 de octubre fue encantador, me trató estupendamente y me hizo sentir muy a gusto, cosa que hasta el momento no me había ocurrido.

Lo único malo es que me palpó un quiste y me recomendó ir al ginecólogo con urgencia. El gine no lo encuentra pero palpa algo que no debería estar ahí, por lo que me mandó una resonancia que, por suerte, tampoco muestra nada. Me habló de ponerme un diu o darme la píldora de forma empírica o hacerme una laparoscopia para ver qué había ahí, pero como empezaba la rehabilitación esta semana, he preferido no hacer ningún tratamiento y esperar.

Así que la semana pasada cogí a mi Canija en mi mochila emeibaby y nos fuimos las dos a la Sesión Informativa de la Rehabilitación de Suelo Pélvico del 12 de Octubre. Fue bastante triste, me sentí muy avergonzada. Nada más entrar, miraba a mi alrededor y las mujeres que me acompañaban rondaban los 60-70 años. No podía evitar sentir vergüenza, por más que intentaba apartar ese sentimiento de mí, volvía cada vez que levantaba la cabeza. Intenté centrarme en mi Canija, en que durmiera un rato, pero en cuanto miraba a mi alrededor volvía a sentir mucha vergüenza. Si no me doblaban la edad todas las allí presentes, las faltaba poco.

Según pasaron los minutos vinieron más pacientes y si bien las mujeres que llegaban iban acercándose a mi edad, sin lugar a dudas yo era la más joven y aquello fue como un mazazo para mí. Y sí, lo sé, la disfunción de suelo pélvico es mucho más común de lo que la gente piensa y dice, afecta entre un 40 y un 60% de las mujeres, pero allí, sentada en la sala de espera, escuchando e informándome de todo aquello, yo sólo sentía vergüenza. Y con este sentimiento llegué a casa y me desahogué y sentí en mí el peso de todas esas mujeres que me acompañaban en la sala con disfunción de suelo pélvico. Y sé que no tengo que sentir vergüenza pero no podía evitarlo.

Y así se lo expliqué a mi fisioterapeuta el miércoles en nuestra primera sesión. Me animó a no venirme abajo, a entender mi situación y me explicó, con mucho cariño, cómo estaba mi suelo pélvico y por qué me estaba sucediendo aquello. El suelo pélvico es un conjunto de músculos y mi parte izquierda está contracturada, seguramente debido a intentar que Canija no se me saliera en el coche y de ahí el dolor que yo me quejo desde que nació Canija. Mi parte derecha está sin tono moscular, como si me hubieran hecho una episotomía o hubiera tenido un desgarro en alguno de mis partos, cosa de la que, por suerte, carezco. Así que estuvo estirándome los músculos e intentando relajar mi zona izquierda. Me hizo mucho daño, pero he de reconocer que no me ha dolido apenas hasta hoy estos dos días. Me ha mandado ejercicios, ya no sólo los típicos de Kegel de contracciones cortas y seguidas (200 al día) sino también contracciones largas de 5 segundos y 10 de relajación. Eso sí, la posición que hacía hasta ahora no es la correcta. Debo de hacer éstos últimos tumbada, con las piertas flexionadas y los pies juntos con topes en las rodillas, en mi caso utilizo el marco de la puerta. De esta manera los aductores no se encuentran tensos y el trabajo es mucho más profundo y efectivo. De estos, 15 3 veces al día.

Intento hacerlos y estoy deseando ir de nuevo a consulta. La fisioterapeuta es muy agradable, me estuvo intentando ayudar a superar esa vergüenza, calificó como cosa inanimada al bulto que aparece en mi vagina al final del día y reímos juntas. Mi matrona me aconsejó que fuera al 12 de octubre por su profesionalidad y desde luego no se equivocaba.

¿Cómo está vuestro suelo pélvico? ¿Qué sentimientos os origina?

39 comentarios:

  1. Animo guapa, lo importante es poner solución y estás en ello. Verás como poco a poco va mejorando y se te quita ese sentimiento tan negativo
    El mío, afortunadamente, está muy bien. Supongo que influye el pilates
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osonuda, muchas gracias. Sí que noto mejoría pero no puedo evitar sentirme así.

      Yo estoy yendo a yoga y tengo la sensación que me está yendo bastante bien.

      Besitos

      Eliminar
  2. Lo importante es que estas cuidando tu suelo pelvico y pronto notaras muchas mejorias. Yo creo que si no hay mas mujeres d tu edad x ahi es porque muchas no son capaces de admitir ese problema.
    Yo tengo 24 años y tengo una episiotomia hecha, a saber como estara mi suelo pelvico con 30 o 40 años... Un besazoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adormir, sí, sé que eso es muy importante, sobre todo porque este problema me afecta también moralmente.

      Sé que hay muchas mujeres con los mismos problemas que yo, pero llegar allí y ver que era la más joven me hizo sentir mucha vergüenza.

      Si crees que tu suelo pélvico puede empeorar, qué haces que no lo cuidas!!! Es un consejo, pero haz todos los días un grupo de contracciones lentas y de las largas también.

      Besitos

      Eliminar
  3. Suu, no deberías de sentir vergüenza sino orgullo por ser tan valiente y hacer un post contandonos esta historia! Yo me he pensado escribirte el comentario porque también siento vergüenza de que se entere todos tus seguidores de que a mi también me pasa y solo tengo 36 años. Después de tres embarazos parece ser que ya tocaba y he comenzado a notar perdidas tras ir al baño. Es muy deprimente, porque precisamente piensas que solo le pasa a las mujeres mayores y va y resulta que no, que te ha tocado y te da vergüenza, te sientes mal con tu cuerpo, te baja hasta la autoestima... yo no sé que hacer pero los Kegel parece que no son suficientes (entre que no sé si los hago bien y que la mayoría de las veces se me olvida porque estoy reventada), asi que habrá que ponerse a buscar una solución en serio, no quiero que vaya a mas!
    Gracias por compartir tu historia, me uno a la causa y pienso que entre todas deberíamos difundir mas estos problemas para que mujeres como nosotras vean que es mas comun de lo que parece y que hay soluciones!

    http://planetamamy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Planeta Mamy, yo soy menor que tú y compartirlo creo que es muy importante, ayuda a conectar con el problema y seguramente también a obtener soluciones. Los de Kegel sólo ayudan a mover la mosculatura, es importante hacer contracciones largas para ir consiguiendo tono muscular en la zona. Ayer hablando con mi fisio me estuvo explicando que aunque sigue en estudio se ha visto que en mujeres de nuestra edad, que hacen los ejercicios, llega incluso a subir un poco. Lo cual es fantástico!!! Eso sí, me dijo que si no hacía los ejercicios terminaría en quirófano seguro.

      Ojalá puedas sacar tiempo e ir a un fisio para que te ayude a recuperar tu suelo pélvico. No lo dejes, actúa.

      Besitos

      Eliminar
  4. Animo guapa!
    ¿Has probado la gimnasia hipopresiva? También va muy bien para fortalecer el suelo pélvico, y dicen que con muy poco tiempo que se les dedique se consiguen grandes resultados. Yo tengo la suerte de tener el suelo pélvico bastante bien, pero aun así intento hacerlos cada vez que puedo.
    Y de vergüenza nada, porque seguro que hay muchas de tu edad con el mismo problema pero sin buscarle una solución, y eso si que es triste, sobre todo por la falta de información!
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamá Pata, sí, lo he probado y no he obtenido grandes resultados. Al final del día, cuando siento mucha pesadez, hacer un hipopresivo tumbada me descongestiona la zona bastante.

      Sé que hay muchas mujeres de mi edad con el mismo problema, pero al entrar en la sala y ver que era la más joven, me hizo sentir mucha vergüenza.

      Besitos

      Eliminar
  5. Mi suelo pélvico quedó algo tocado después de parir, las cosas como son, pero no me da muchos problemas (salvo que si tengo muchas ganas de hacer pipí tengo que concentrarme para que no hayan escapes). Intengo hacer los Kegel con cierta regularidad (cosa que no consigo) y también probé los hipopresivos (lo conseguí aún menos). Ánimos campeona, sé que a veces cuesta dominar ciertos sentimientos nocivos, pero tú sabes mejor que nadie que no hay de qué avergonzarse.
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, vaya, lo siento. Cuando tengas ganas de hacer pis haz contracciones cortas, Kegel de toda la vida rápidamente. A eso se le llama urgencia y suelen tratarlo con electroestimulación, para evitar que la vejiga mande señales al cerebro de que la micción debe realizarse de manera inminente.

      Prueba lo que te he dicho y me cuentas.
      Besitos

      Eliminar
  6. Pues te entiendo perfectamente... 29 años y pérdidas de orina desde la semana 7 de embarazo... Que después de parir lo podría haber asumido, pero...de 7 semanas??? En fin, que en cuanto llegué a España me puse en manos de una fisioterapeuta del suelo pélvico, y ahí ando, esperando llegar con la mejor forma posible al parto y que no vaya a mas... Pero si, claro que me da vergüenza, e intento no hablar de ello, y cuando vomito y acabo empapada me siento fatal... Pero lo importante es que estamos haciendo algo, no?

    Besos guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Drew, yo también tuve pérdidas en mi primer embarazo con 29 años, así que me alegro que hayas decidido buscar una solución. Yo lo dejé pasar y mira cómo estoy ahora...

      Es horroroso vomitar y mearte encima, verdad? Yo también paso por ello y da muchísima rabia, sobre todo porque así una no puede ni vomitar a gusto.

      Lo importante es que estás buscando una solución y te felicito por ser consciente tan pronto.

      Ánimo preciosa!!!

      Besitos

      Eliminar
  7. Nada de vergüenza Suu que tu no has hecho nada para tener que avergonzarte... normal que estés triste, siempre lo estamos cuando perdemos la salud, en este caso del suelo pélvico, que tan importante es para nosotras sin que apenas apenas sepamos que existe hasta que llegamos a la maternidad... no estàs sola! así que ánimo y siempre hacia adelante, a recuperarse y con la cabeza bien alta, porque eres y siempre serás una mujer maravillosa y especial que ha traido al mundo la vida, y eso a veces tiene ese coste, pero no debe avergonzarnos para nada... Un abrazo y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raquel Mestres, muchas gracias por tu comentario, me anima mucho leer lo que escribes de mí y me siento muy feliz por ello. Gracias.

      Besitos

      Eliminar
  8. Ay corazón, siento que pasaras tan mal rato... te entiendo, yo me hubiera sentido igual, la verdad. Pero como te dicen no es para avergonzarse, para nada. Está claro que verte tan joven entre tantas mujeres con ese problema no es lo que una espera, pero ni tú ni ellas debéis sentir ninguna vergüenza. Si se trata de músculos contracturados, al igual que en cualquier parte del cuerpo tiene solución, en el suelo pélvico igual, así que ¡¡¡Muuuuuuucho Ánimo!!!.

    Un Fortísimo Abrazote Guapa!!! ♥.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, sé que no debería avergonzarme pero no puedo evitarlo.

      Besitos preciosa!!!

      Eliminar
  9. suu, t digo lo mismo, nada d avergonzarte, piensa q si estás orgullosa d tus hijos (q se al 100% q asi es) entonces es incompatible con avergonzarse x tu suelo pélvico xq es parte de este camino q hemos elegido, y si sólo hay gente mayor allí y xq es a la q derivan xq la gente joven piensa q no tiene esos problemas.. q x un poco d pis q se le escape cd hacen esfuerzono pasa nada... y no puedén estar más equivocadas, xq eso con el tpo sólo puede empeorar... pero nadie se lo ha explicado...x eso tenemos mucha suerte d tener una matrona como la nuestra q prepara tan bien los cursos y tienes q estar muy orgullosa x tu afán s superación c reconocer el problema y ponerle solución

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeny, lo sé pero no puedo evitarlo. Sentirse avergonzada es un sentimiento que no consigo controlar, aunque mi cabeza me diga que es algo normal, aunque yo intente tratar el tema con familiares y amigos como si fuera una contractura de la espalda. Aún con toda la naturalidad del mundo, yo sentí mucha vergüenza el otro día.

      Por suerte estamos poniendo soluciones, que es el primer paso. Ahora sólo queda hacer todos los ejercicios, lo cual me está resultando bastante difícil!!!

      Besitos

      Eliminar
  10. Otra aquí que no supera la vergüenza y firma como anónimo. Tras un embarazo sin pérdidas y 27 horas de parto algo se tuvo que romper ahí abajo porque desde entonces tengo problemas de pérdidas ligeras de orina, y siento tanta vergüenza que no se lo he dicho ni al gine. Eso sí, todos los días, cuando me cambio el salvaslip me siento bastante mal.
    Creo que somos más de las que creemos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, por desgracia somos muchas las mujeres que nos ocurre esto, entre el 40 y el 60%, lo cual es un porcentaje muy alto.

      Deberías compartirlo con tu médico al menos y buscar una solución.

      Mucho ánimo y besitos y gracias por compartir conmigo, no ha debido de ser fácil

      Eliminar
  11. Sí que se pasa vergüenza, pero es de esas que es necesario superar...
    Yo creía que mi suelo pélvico estaba mejor, entre pilates e hipopresivos, hasta que me subí a una cama elástica... me tuve que volver a casa a cambiarme...
    Ten en cuenta que esto si no se trata, no mejora, sino que va empeorando poco a poco. Probablemente esas señoras de 60-y-tantos llevan con problemas desde que tenían nuestra edad, y por vergüenza no lo trataron, y algo que es remediable de joven, de mayor... cirugía y rezar.
    Yo estuve hace poco en un seminario de suelo pélvico, y algo debe estar cambiando, porque la mayoría eran madres recientes. La vergüenza hay que superarla enfrentándose a ella, y viendo que era el miedo lo que nos retenía, que luego no es tan malo. Te lo dice una vergonzosa patológica. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Teresavet, eso está claro, hay que superarlo y buscar soluciones.

      Por desgracia sé que hay muchas mujeres con mi edad con el mismo problema pero no puedo evitar sentirme así.

      Besitos curativos para ti también

      Eliminar
  12. Hola Suu, te leo desde hace mucho tiempo, pero nunca te había escrito. Desde que tuve a mi niño con una episotomía grandísima y problemas posteriores, esa parte de mi está sin musculatura ninguna; de hecho hasta meses más tarde de dar a luz, tenía que estar tomándome nolotil para soportar el dolor que me producía estar de pie. Bueno, ahora después de 8 meses, ya no me duele y puedo mantener relaciones sexuales con normalidad, pero si sufro pérdidas de orina, pequeña cosa pero me da miedo que vaya a peor; pero aquí en Andalucía no conozco donde podría ir a un fisioterapeuta del suelo pélvico, porque si no llega a ser por las redes ni lo habría escuchado. Así que entiendo perfectamente que te de vergüenza, porque yo no se lo he contado a nadie ni siquiera a mi marido.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, siento tanto que estés pasando tú también por esto. Lo que me resulta extraño es que no lo compartas con ni si quiera la persona con la que has decidido compartir tu vida. Sobre todo porque las relaciones hasta ahora han tenido que ser dolorosas y poco placenteras. Lo más importante para afrontar el problema es hablar con un especialista y buscar una solución. Ojalá te animes a compartirlo no sólo conmigo sino con alguien que pueda ayudarte realmernte.

      Muchas gracias por compartirlo conmigo, ha tenido que costarte muxcho. Gracias de corazón.

      Besitos curativos

      Eliminar
  13. Hola Suu, hace unas horas encontré tu blog buscando información sobre los cistóceles y no he podído despegarme!! Lo de ser la más joven del grupo del doce fué una casualidad, al mes siguiente éramos 10 chicas que rondábamos los 35 y dos trabajadoras más mayores, la verdad es que me sorprendió ver tanta gente joven.
    Como hace un año que me diagnosticaron el cistócele y hasta ahora no he comenzado la rehabilitación, por mi cuenta fui a una fisio muy buena que me dijo que en mi caso lo mejor eran la gimnasia hipopresiva, te lo comento porque siempre es bueno tener otras opciones.
    Ánimo!! Yo pienso quedarme embarazada cuando me digan que está un poquitín mejor, veremos si luego se me cae el niño antes de tiempo!.
    Besos
    Y chicas! No me puedo creer que os de vergüenza decirle al médico que os haceis pis! Después de un parte difícil es lo más normal, y si no poneis remedio, irá a más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, joo, pues ya me podía haber tocado ese grupo. A mí me habría gustado no sentirme así y sé que no debería sentirme así, pero así, tal y como lo explico es como me sentía. Ahora lo llevo mejor, he mejorado, pero no hago los ejercicios y claro, eso no mejora por amor al arte.

      Respecto a los hipopresivos ya hice, también fui a una fisio privada y la verdad es que aunque me ayudó está años luz de la fisio que me trató en el 12 de octubre. La semana que viene tengo que llamarla para retomarlo, así que ya os contaré.

      Yo ya no voy a quedarme embarazada otra vez, tres hijos creo que son suficientes en nuestra familia.

      Besitos y gracias por compartir

      Eliminar
  14. Hola Suu:

    Ya sé que has avanzado mucho últimamente con este tema desde que escribiste este post pero lo he leído y me apetecía decirte que tienes que estar animada, estás poniendo soluciones y como tú bien dices, eres muy joven, no lo estás dejando años y años como hacen otras mujeres con los problemas que eso supone. Y claro, tres partos hay que tenerlos para saber lo que es y seguiditos, eres una campeona, no te desanimes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mamá de Pequeñita, sí he avanzado mucho y estoy muy contenta, pero esto también hay que compartirlo. Este sentimiento de vergüenza lo tienen muchas madres y yo quiero que entiendan que todo lo que sienten es completamente normal. Porque hay gente que se deprime porque no tiene con quien compartir. Para mí es importante que las mujeres comprenda que nos sucede por desgracia a mucha y que podemos intentar solucionarlo.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando