miércoles, 30 de abril de 2014

Necesito escribiros

Creo que desde que abrí el blog esta es la temporada que más he pasado sin actualizarlo, pero nunca encuentro el momento idóneo para hacerlo. Me de muchísima pena no ser capaz de sentarme un rato y dedicármelo a mí misma, a contaros cómo estamos, a escribir cómo me siento o preparar algún post interesante (o no, eso depende del lector) sobre lactancia materna, crianza con apego, economía familiar o simplemente (como hoy) ordenar las ideas de mi cabeza.

Mi día a día está siendo bastante caótico, la agenda de mi Bichito cada día es más amplia y yo me encuentro llevándolos de un sitio a otro, no puedo ni imaginarme cuando lleguen los tres al colegio y se sucedan las invitaciones. Sólo pensarlo me da vértigo. Y así voy tachando los días en el calendario.

Canija se encuentra bien de su neumonía, hecha una gamberrilla, está recuperando el peso que perdió y un poco más. Estas semanas no está yendo a la guarde y le está viniendo fenomenal, cada día la veo mucho más activa y animada. Aunque las noches no son buenas del todo, es cierto que se despierta menos veces, si bien, con esto de que el sol se va a dormir tarde, nosotros también y al final me acuesto sobre las 12 de la noche, lo que hace que si se despierta 4-5 veces lo haga en mis 6 horas de sueño y es criminal.


Pero hoy, por lo que escribo este post, es porque ayer me di cuenta que lo necesito. Mi nivel de estrés está llegando a sus niveles más altos y no es porque tenga cien mil cosas que hacer, que también, sino porque no estoy haciendo nada que me ayude a relajarme y, por lo tanto, es un suma y sigue. En la vorágine de mi día a día sigo sumando y sumando cosas, lo que me está llevando a tener pesadillas de nuevo, a sentirme mucho más irascible, a que mi nivel de tolerancia al comienzo del día sea bajo y partamos con un nivel de estrés importante, por decirlo de forma gráfica, en un nivel naranja. A partir de entonces violar la línea que separa tratar cualquier conflicto de forma relajada es bastante fácil y se sobrepasa enseguida, luego me arrepiento de haber gritado a mis hijos o de comportarme de forma exagerada en ciertos temas.

Y así, y por este estrés, he pasado unos días bastante baja de moral, con poca gana de todo y algo enfadada con el mundo. Creí que entonces era mejor no escribir en el blog y fueron pasando los días. Ayer descubrí que a mí escribir en mi blog me relaja, que necesito expresarme y canalizar mis sentimientos a través de estas palabras que os escribo cada poco tiempo y reconocí que tenía que dedicar unos minutos a ello. Aunque terminara saliendo un post un poco desectructurado (como el que lees) o un churro-post (también como el que lees) o cuatro frases sin sentido en el que desahogarme y sacar mis sentimientos, lo necesito. Lo necesito, sentarme 20 minutos y hablar con vosotros o creer que hablo con vosotros y os cuento cómo nos va, lo que nos ha pasado últimamente o simplemente lo mal que dormimos (algo de lo que podía escribir cada mañana).

Necesito esto y mucho y debería haberme dado cuenta antes, aunque sea con Canija a la teta o purulando entre mis piernas o ambas cosas como ahora mismo. Escribir en el blog no sólo me relaja sino que me sirve de terapia. Muchas veces nos olvidamos de nuestras necesidades, de lo que verdaderamente nos hace bien, para pasar a ocuparnos de las que creemos que necesitan los demás, nos abandonamos creyendo que podemos pasar sin ellas. Debemos de ocuparnos de nosotras mismas, porque no siempre las personas que nos quieren y tenemos cerca se dan cuenta de ello y nos miman.

¿Os dedicáis tiempo a vosotros mismos? ¿Os habéis parado a pensar qué acción tenéis que realizar exactamente que os permita levantaros más relajados, sin el nivel de estrés en la zona ya naranja?

29 comentarios:

  1. Pues sí. Yo también he observado que el día que le doy a la tecla de publicar, tengo más energía para el resto... o más correa, como decía mi bisabuela. Es como todo, cogerle el ritmo y no soltarlo. Yo también ando un poco descarrilada con mi blog... A ver si hoy lo resuelvo. ¡Qué tengas un buen día!
    Escribe y duerme todo lo que tu entorno te permita... que dormir también cura. :-)
    ¡Un saludo!
    Nuria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nurananu, bueno lo del ritmo es difícil, la verdad. Yo siempre he actualizado mi blog casi a diario, pero ahora con tres niños, mi trabajo, Mamidela.es, el Ampa, las Mamis del Ensanche, contestar correos, vida social de mi hija, etc, etc, empieza a ser casi imposible.

      Lo de dormir está complicado, Canija lleva toda la semana desvelándose de 3-5, pero todo se andará :)

      Besitos

      Eliminar
  2. Yo voy a mil, entre el trabajo y los niños apenas me queda tiempo de respirar un rato para mi misma, con mi blog me ocurria lo mismo que a ti, que me ayudaba a relajarme, pero el ultimo año ha sido tan a tope que ni tiempo para eso he tenido, si este es tu ratito especial no lo dejes, nosotras te disfrutamos y a ti te viene bien, veras como desaparecen las pesadillas ¡¡saludos¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis Mellizos y Yo, cuánto tiempo!!! A mí siempre me ha gustado escribir, me ayudaba a organizar mis ideas y a desahogarme, de hecho antes de tener el blog lo hacía a menudo. Sin embargo, últimamente con el sueño que tengo no me da la vida para más, pero he descubierto que tengo que hacerlo.

      Besitos y ojalá tú también encuentres tu momento

      Eliminar
  3. A menor escala, pero te entiendo, yo solo tengo una, con lo que no se puede comparar...sin embargo, trabajando y sin familia cerca, sé lo que es el estrés...
    Tiempo a mi misma? Eso que es? jeje, ni siquiera mear sola puedo! El único tiempo que me considero que me puedo relajar es las 5/6 horas que estoy en el trabajo!!
    Para levantarme relajada lo único que ayuda es dormir. La peque con 20 mesazos aun no duerme del tirón, pero tengo que decir que ahora duerme algunas noches de las 20.30h (hora de acostarse) hasta las 4/5 de la madrugada sin despertarse (o al menos sabiendo volver a dormirse sola), o como mucho se despierta una vez entre las 2-3 y duerme hasta las 7 de la manana..Así que he notado que mi nivel de relax ha aumentado considerablemente desde que duerme más o menos bien. El secreto es acostarme yo no más tarde de las 22.30 para tener unas 5 horas de sueno ininterrumpidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catalano Bávara, jeje, qué difícil es sacar tiempo para una.

      Sobre dormir, pasopalabra, creo que dentro de mi situación, de las pocas horas que duermo, de la cantidad de veces que se despierta, necesito escribir para quitar tensiones. Me alegro que tú puedas descansar un poquito más, estoy segura de que se nota y ojalá que Canija coja pronto el ritmo de tu peque.

      Besitos

      Eliminar
  4. Como te entiendo!!! Desde que ha nacido la peque casi no he estado sola sin ellas ni 10 minutos y la verdad es que ultimamente estoy sintiendo ya la necesidad de dedicarme un rato a mi misma porque hay momentos que me agovio mucho y siento que he dejado de ser persona y ser mujer para solo ser madre y si lo pienso mucho aun es peor xq me cabreo! Jeje.
    Los posts k escribo los escribo a trancas y a barrancas.
    Un besazoo y mucho animo!
    Intenta que alguien te releve un poco y tu poder salir aunk sea a dar una vuelta a la manzana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desire, creo que si sientes esa necesidad debes de buscar el momento en el día, porque luego es un suma y sigue y se nota.

      Con tres se nota mucho la falta de tiempo, pero mucho.

      Besitos y ánimo

      Eliminar
  5. La verdad es que escribir sobre lo que nos pasa además de desahogarnos nos sirve como una visita al psicólogo, es una terapia genial. A mi, eso de ver escrito un problema me ayuda a darle forma y a saber cómo enfrentarme a él o, por lo menos, a no tenerle tanto miedo. Curioso que me hagas reflexionar sobre eso porque desde que nació el peque me siento superada y abrumada a partes iguales. Me he olvidado de expresar y comunicar lo que me pasa y, por supuesto, de escribirlo. Creo que dejarte este comentario ya me ha animado el día! Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse, yo debo de estar fatal porque voy a ambas cosas, jajajaja.

      A mí me ocurre como a ti, reflexionar sobre el tema y escribirlo me ayuda a afrentarme a él.

      Me alegro que te haya animado, a mí el tuyo también según lo recbí.

      Besitos

      Eliminar
  6. Vi tu post por Twitter y me pasé a darte ánimos. Espero que todo mejore. Un abrazo... a mí a veces también me pasa, a todas supongo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres Arándonos, muchas gracias!!! Espero que pronto pueda descansar algo más.

      Besitos

      Eliminar
  7. Mucho animo, se que no es un consuelo pero somos muchas las que te entendemos, mi peque tiene tres meses y hace ese tiempo que no soy persona... un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, ser entendida me hace sentirme bien, gracias.

      Besitos y mucho ánimo

      Eliminar
  8. Es que llevas un ritmo frenético niña, este mes apenas te he leído(y no digo por aqui) mucho ánimo e intenta sacarte un poquito de tiempo para ti,para escribir,para espaturrarte en el sofa 15 minutos sola, para llamarme por teléfono y hablar :p .. muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cartafol, lo sé, son muchísimas cosas. Últimamente no puedo más, estoy muy cansada y mi familia es lo más importante. Quizá tenga que ir por el norte a ver a una amiguita para que me eche una mano ;)

      Besitos

      Eliminar
  9. Yo ya inicie el blog a modo de terapia por el nerviosismo ante un embarazo que no llegaba y así sigue a día de hoy, porque me permite desahogarme contando mis opiniones acerca de mi forma de crianza, de cómo mi entorno a veces no respeta mis decisiones como madre, de lo pesada que es la gente que quiere entrometerse en mi maternidad. Vamos, que más bien uso el blog como patio de vecinas en el que poner verdes a la gente que me molesta del mundo 1.0.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PlaneandoserPadres, me alegro mucho que te ayude, creo que es maravilloso poder compartir con los demás tus experiencias.

      Besitos

      Eliminar
  10. Me alegra leerte y me relaja asi que no nos olvides

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, gracias. Yo no os olvido, de hecho incluso me siento mal si no actualizo porque me siento querida por vosotros.

      Gracias por estar ahí.

      Besitos

      Eliminar
  11. Llevo unos días leyendo tu blog desde el año 2010 que empezaste, no diré que he leído todo pero si bastante para poder conocer un poquito más de ti y tu familia antes de atreverme a escribir. Te cuento esto porque te admiro muchísimo, con los problemas de sueño que tienes y estás criando a tres niñ@s estupendamente. Me da algo de envidia porque yo tengo uno que está por cumplir cinco meses y a veces ya siento la falta de tiempo y el agobio, dura un minutillo y luego recuerdo que ese enano es mi razón de ser ahora mismo pero bfff a veces cuesta!! Y te leo y flipo de todo lo que eres capaz de hacer al día, jejee, supongo que con tres una aprende a llevarlo, ánimo y no dejes de escribir!

    ResponderEliminar
  12. Birgitte, casi todo mi blog!!! Hala, me siento muy alabada!!! Yo también me agobiaba muchísimo cuando tenía una, de verdad, así que te entiendo. Aprendí a priorizar. Eso sí, yo soy pura energía, un no parar y mi carácter es así. Te agradezco tus preciosas palabras y te animo a que comentes más a menudo.

    Besitos

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando