lunes, 14 de abril de 2014

Relación madre-hijo

Klimt
Siempre me ha fascinado el vínculo que se forma entre una madre y su hijo, el grado de complementariedad al que llegan. Yo tengo una relación muy especial con cada uno de mis hijos, basada en el amor y el respeto y definida en función de lo que me necesitan. Pero es en esos primeros meses de vida en el que esa relación se forja y crece a medida que lo hace el bebé.

Mi cuerpo está en sintonía con mi Canija, con mi bebé, y siente y se percata de de sus necesidades mucho antes de que las manifieste o de que otro sea capaz de percibirlo. Prueba de ello son sus despertares nocturnos.

Canija se despierta muchas veces en la noche, mínimo siempre 4 veces, aproximadamente a la misma hora, y son en esos despertares fijos en los que yo me despierto segundos antes. Es absolutamente increíble, poco antes de que ella me reclame yo abro los ojos, pestañeo como sin sueño y afino el oído. Es entonces cuando ella empieza a moverse, a buscar estando adormilada, levanta el culo, se estira y entonces me mira y yo ya estoy mirándola a ella. Me sonríe y yo la devuelvo la sonrisa mientras disfruto observando la pureza de sus sentimientos. La coloco en mi pecho y mientras va cerrando de nuevo los ojos yo sigo pensando en lo fascinante que es la naturaleza sincronizando a una madre y su cría.

Disfruto mucho de esos 4 despertares cuando son únicos, de los despertares que tenemos sincronizados, en los que yo no me muero de sueño y ella me busca pausadamente. Si todas las noches fueran así yo no tendría de qué quejarme porque mi cuerpo está programado para esos despertares y vuelvo a caer en un sueño profundo después de que ella coma.

Son las otras 10 veces las que me matan, las que hacen que mi cuerpo parezca oxidado, que me duelan hasta las pestañas, que sienta que voy a caerme en cualquier momento rendida de cansancio, que mi paciencia desaparezca en décimas de segundo, que sienta como si mi espalda fuera una carretera llena de curvas.

Y sueño con el día en que eso ocurra y Canija sólo se despierte esas 4 veces. Si tuviera que soplar las velas y pedir un deseo, ese sería el mío. Y pensaréis que soy pobre hasta para soñar, pero creo que hay que ser realista y para llegar a no despertarse hay que pasar primero por esto. Así que paso a paso, que para cuando lo consiga estoy segura que podré soplar otras velas, aunque no sean las mías, y ser un poco más ambiciosa.

Mientras disfruto de esos pocos días en los que nos sincronizamos y disfrutamos juntas de sus tomas, en los que me percato de lo maravillosa que es la naturaleza y observo a mi Canija en su forma más pura.

¿Os ocurre también a vosotros? ¿Cómo es vuestra relación madre-hijo?

17 comentarios:

  1. Buen, no esta de mas pedirlo con las velas y si cuela cuela! Jeje.
    El cuerpo es sabio, tu hija sincroniza sus despertares con los tuyos. Es una pasada

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desiré, la verdad es que creo que soy yo la que me sincronizo con ella y no al revés, pero es una auténtica pasada.

      Respecto a las velas hoy es el cumple de mi mami, así que estoy por robarle luego el deseo!!!

      Besitos

      Eliminar
  2. Suu k curioso, Bebo ha dormido 2 noches casi del tiron, un espejismo claramnte pq no se ha repetido... Pero yo me he despertado las mismas veces jajaja

    Yo no se si estamos sincronizados, pero el peque no quiere con nadie, solo conmigo, nada mas me ve se tira a mi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estela, nuestros cuerpos se sincronizan con ellos y cuando ellos se duermen, nosotras nos desvelamos. Cuando ocurra más a menudo estoy segura que volverás a sincronizarte con él.

      Besitos

      Eliminar
  3. Es precioso como has descrito esos momentos! Transmiten mucha ternura. Yo no he llegado aún a ese nivel de sincronización. Pero sólo llevamos dos meses y unos poquitos días conociéndonos. Y la mayor parte de ese tiempo me lo he pasado asustada/preocupada por una cosa o por otra. Ahora ya empiezo a relajarme, a ver si me permito disfrutar estos momentos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montse, te queda poco, ya lo verás. Creo que yo no supe lo que es verdaderamente el miedo hasta que tuve hijos. Verás como poco a poco iréis conociéndoos y creando ese vínculo entre madre e hijo único.

      Besitos

      Eliminar
  4. Es que es fascinante la sincronización con nuestros hijos, la naturaleza no dejará de sorprenderme nunca. A mi también me pasa, unos segundos antes de que él se agite por la noche yo ya me he dado cuenta de que va a pasar.

    Espero que tu deseo se cumpla!! Sopla todas las velas que puedas ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marmes, a mí tampoco, siempre me ha sorprendido muchísimo esa sincronización entre madre e hijo.

      Últimamente está durmiendo mejor y yo cruzo los dedos.

      Besitos
      Besitos

      Eliminar
  5. A mi tambien me pasa!! Dormimos juntitos y antes de que comience ni a moverse yo ya estoy despierta esperando a que me pida la teta (o no... pero yo siempre se la endiño jeje). Se despierta cada dos horas, lo que hace un total de unos 4 o 5 despertares. Al igual que tu firmaria para que todas las noches fueran asi, que comiera y se durmiera, porque las noches malas son muuuuuucho peores jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Xiana, jajajajajaja, yo hago lo mismo. En mi caso hay veces que se desvela, incluso se ha desvelado dos veces en la noche durante 1 ó 2 horas y esas noches son mortales.

      Ánimo y ojalá que se queden en 3-4.

      Besitos

      Eliminar
  6. A mí tambbien me pasaba con Peque, nos sincronizábamos en los despertares...(yo me quejaba de lo mucho que se despertaba, pero tu Canija le gana de largo!!).
    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mo, jajajajaja, cada uno vive lo suyo, si bien no lo sabes hasta que alguien no te cuenta que es peor, jajajajaja. A mí me parece algo precioso, que madre e hijo se sincronicen.

      Besitos

      Eliminar
  7. Pues lleva muy bien el tema de los despertares. Mi bichilla como mucho lo hace una sola vez en toda la noche ¡y a veces ya la miro mal! Tengo que controlarme, que la pobre no lo hace con mala intención sino porque le sobreviene el hambre (de momento este ha sido el único motivo para despertarse en medio de la noche en estos 5 meses).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Planteandoserpadres, para matarte!!!! Que la miras mal??? No me lo puedo creer, por una sola vez!!! Mi Canija con 3 meses dormía 7 horas del tirón y ahora míranos, jajajajajaja.

      Besitos

      Eliminar
  8. con Jaume me pasa lo mismo, es fascinante esa sincronización!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marietta, es maravillosa, verdad?

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando