miércoles, 29 de octubre de 2014

Sentimiento de Culpa

El sentimiento de culpa es una emoción inmovilizante y destructiva, que puede aparecer en cualquier momento de la vida.

Así es como me siento yo ahora mismo, tengo este sentimiento horrible que sé que no me merezco, pero que yo misma me impongo al preguntarme cómo podría...

 El lunes de la pasada semana fui con Canija a su control periódico de peso, porque Canija hace honor a su nombre y es chiquitita. Se sale de gráficas, de las creadas con niños alimentados a biberón y las de la OMS para niños alimentados con leche materna. Por debajo, bastante por debajo. Pero como sigue creciendo despacito, pues sólo la controlan mensualmente: que crece, fenomenal, que no, pues nos derivaran al hospital a que la hagan pruebas de la hormona de crecimiento, entre otros. Por ahora siguen controlándola en el centro de salud. He de decir que esto me genera estrés, porque aunque no vivimos pendientes de una báscula sí que nos condicionan las cifras que mes a mes nos regale el dichoso aparato.

Canija llevaba desde el viernes de hace dos semanas sin apenas comer porque tenía fiebre y un poco de tos. Por suerte comía teta y como no creía que fuera nada urgente, esperé al lunes para que la echaran un ojo además de pesarla. Se encontraba activa aunque con fiebre y con muchas ganas de cachondeo, pegando patadas a un balón y corriendo con sus hermanos. Después de pesarla y de coger en el último mes 10 gramos, en el mes anterior perdió peso, pasó a mirarle los pulmones como yo le pedí. No sonaban demasiado bien, por lo que aerosoles y control al día siguiente. Aquello no mejoró en 24 horas, radiografía, moco en el pulmón derecho con posibilidad de consolidarse, total que al hospital. Al entrar y ver que su saturación era del 91% pensé que ya no salíamos de allí.

 Aerosoles, oxígeno, etc, etc. Y después de varias horas y gracias a su excelente estado anímico, la dieron el alta con vigilancia extrema y volver al día siguiente. Bronconeumonía. No quisieron ingresarla porque efectivamente ella estaba colaboradora, jugaba, comía teta (aunque entonces su saturación bajaba a 88%) y reía muchísimo, así que mejor dormir en casa con 4 puf de ventolín cada 2-4 horas, antibiótico y corticoides y volver al hospital al día siguiente.

Miércoles y jueves en el hospital por el día y por la noche en casa ha hecho que se vaya recuperando poco a poco y así sigue a poquitos, peeeeeeeeeeero apenas comía. Total que ha perdido ya medio kilo y yo desespero. No sé ni que hacer porque a mí no me deja darle absolutamente nada excepto teta.

Al verme incapaz de que coma otra cosa que no sea teta, me ha crecido en mi interior un sentimiento de culpa por no producir más leche y alimentarla ahora que está malita con lo único que quiere. Y sí, mi pecho produce exactamente lo que Canija necesita y no más, pero aún así, sigo sintiendo esa horrible sensación y no dejo de echarme la culpa. Ver cómo tu hija pierde peso y cada día está más débil porque no quiere comer, genera un miedo difícil de gestionar, muy difícil.

Siempre que me llega este sentimiento de culpa me acuerdo de una gran amiga que ha recorrido ese camino de ida y de vuelta y que sabe gestionarlo. Yo, por desgracia, no lo consigo y admiro mucho su capacidad, su tenacidad y su fuerza interior. Sé que ella ha sufrido mucho para llegar a ese punto, como bien dice ha ido y ha vuelto, yo todavía me encuentro a medio camino. Me ayuda muchísimo hablar con ella y me siento una imbécil, por suerte ella siempre está ahí para escucharme y apoyarme, gracias bonita si lo lees.

Suelo ser demasiado retrospectiva hacia mí misma, pero me jode serlo en estos momentos porque siento impotencia y busco en mí el problema para encontrar una solución, pero ahora mismo el problema no soy yo. ¿Os ha ocurrido alguna vez lo mismo?

Canija va mejor, muy despacito, lleva días con diarrea porque además de estar ella mala hemos tenido un par de virus más que nos han afectado a todos, menos a Bichito, todo sea dicho.

32 comentarios:

  1. Como te entiendo! Se que lo que te diga no te va a quitar esa sensación, pero tienes que intentarlo, porque finalmente la culpa no sirve para nada, sentir culpa no soluciona nada, solo empeora. Mi caso es distinto, mi sentimiento de culpa siempre fue por la calidad de mi leche, siempre me culpaba porque mi niño no quería tomar teta... después de años descubrimos que la culpa no era de la calidad de mi leche sino de un problema de succión del niño....Tantos años de culpa... Lo importante es que esteis bien, con Salud y Canija se recupere.
    Muchos animos y a cuidarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lianxio, lo sé y me gustaría no sentirlo, algunas emociones son muy difícil de gestionar o, por lo menos, para mí lo son.

      Besitos

      Eliminar
  2. Ay amor!
    Ese puto sentimiento!
    Creo que es con diferencia la peor herencia que hemos podido recibir las mujeres de nuestras madres. .. ese sentimiento de culpa a cualquier cosa que le suceda a nuestros niños.
    Yo poco puedo ayudarte. .. ya sabes que mi mente suele ser bastante dañina en estos casos.
    Sólo decirte que lo estas haciendo de puta madre, y que día a día le das a rus hijos lo mejor de ti.
    Eso amiga mia.... es lo importante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leia, gracias, yo no creo que lo haya heredado de mi madre, de hecho lo que hubiera heredado de ella sería todo lo contrario.

      Gracias amor por esas preciosas palabras, me las llevo al lugar de mi corazón en el que las necesito.

      Besitos

      Eliminar
  3. Hola Suu....

    No te culpabilices de algo del cual para nada tienes la culpa.... piensa justa al revés...menos mal que aún le sigo dando la teta, porque sino qué comería¿?¿?¿? O sea, es un plus que tiene y que muchos a su edad no lo tienen por si se ponen malitos y no quieren comer nada de nada durante un cierto tiempo! Piensa así de esa forma, justo al revés, pienso yo que te dará resultado!

    Bien sabes de sobra que produces justo la lecha que ella necesita y bendita leche que tienes, porque sino vuelvo a repetir, qué comería? Y si encima tiene un buen estado anímico, juega, etc.... porqué te comes el coco?

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Angela, lo sé y me lo repito mil veces. Y si no comiera teta? Estaría ingresada. Lo sé, pero aunque intento centrar mi atención en esto, en que por lo menos tiene leche de mamá para comer, en que mami sigue sacándose dos veces al día para que ella tenga un bibe de leche de mamá cada día, no puedo obviar en que tengo momentos en los que tengo este sentimiento. Y me jode tenerlo, muchísimo, aunque intento focalizar mi atención en lo que tú me dices.

      Besitos y gracias

      Eliminar
  4. Ai Suu arriba ese animo que tu por supuesto no tienes ni gota de culpa ademas muchas veces son culpa de los médicos ya que les llevas y te dicen es que que quieres que le haga y cosas del tipo pero es que las madres sois la leche (eso le paso a mi hermana) asi que arriba ese animo y ya veras como solo es una cosa mas para contar y punto t si estaba jugando tan mala no estaría eso lo pensaríamos todos así que animo cariño y que se recupere.. y las graficas no son mas que graficas yo e visto alguna foto que pones de ella y se la ve estupenda es una preciosidad

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Monica, pues sí, estaba muy malita, de verdad, pero ya pasó. Sé que no debería sentirme así y de hecho ya no me siento, pero sí que tuve ese sentimiento :'(

      Besitos

      Eliminar
  5. Ay Su.... Creo que una vez te conviertes en madre, no puedes evitar pensar que siempre se puede hacer más y que una es la responsable de todo, pero no es así y tú lp sabe . Encima con virus... así no hay forma de ganar peso. Muchísimo ánimo!!!, eres una Madraza.

    Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Inma, efectivamente y sé que no es así, pero no puedo evitarlo.

      Besitos y gracias por tus palabras

      Eliminar
  6. Simplemente ánimo, tenemos mucho que recorrer con ellos e ir quitándonos lastres y culpas es uno más con nuestros peques. Deseo que poquito a poco Canija mejore!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Montsequibu, va mejorando gracias, por fin ha vuelto a comer y yo ya me siento mejor.

      Besitos

      Eliminar
  7. Te sientes culpable? Mira a tus hijos a los ojos y ellos te darán la respuesta más sincera...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo, les miro cada día y sé que no debería sentirme así, pero no puedo evitarlo.

      Besitos

      Eliminar
  8. Ánimo Suu, guapa. Como te dicen ahí arriba, al menos toma teta, si no como tu dices estaría ingresada. Sabes que es normal que pierda peso con lo mala que ha estado, seguro que ahora lo recupera. Es totalmente normal lo que te pasa, yo estaría como tu seguro, pero también sabes que es nuestro afán de proteger a nuestros hijos hasta de las cosas que no están en nuestra mano.

    Muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Drew, efectivamente al menos toma teta, si no la hubieran ingresado, estoy segura. Entre otras cosas porque gracias a la teta estaba hidratada.

      También sé que es un sentimiento muy negativo por querer protegerles todavía más.

      Besitos

      Eliminar
  9. Mucho ánimo guapa, tú sabes que si los niños están contentos es que están bien. Hay niños pequeñitos como tu canija, pero si juega y está feliz eso es lo importante. Ya crecerá. Mi sobrino también está fuera de las tablas y come como una lima, pero mi hermano de pequeño también era el más bajito de todos sus amigos hasta que con 18 pegó el estirón.
    Sé que es fácil hablar desde fuera, sobre todo si nunca has tenido ese problema (mis 3 peques se han criado siempre gorditos con mi teta, una amiga de mi madre siempre me dice que debo tener leche Pascual para que esten tan bien criados, jeje), pero haz caso a tu instinto, tú sabes que tu cuerpo fabrica la leche que tu hija necesita y que sino tomara teta no tomaría nada.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osonuda, no, de eso de verdad que yo no estoy tan segura. Hay niños que aunque estén activos y felices no se encuentran bien, que si no están así están malitos, sí, pero al revés no es siempre verdad. Canija es de esas niñas activas que mientras otros estarían hechos polvos, ella está como si nada. No es nuestra primera visita al hospital, ya sabes que no es mi primer hijos y de verdad que engaña, a mí, al pediatra, a casi todos los médicos.

      La leche Pascual, puaj, ni comparación con la tetita de mamá. Mi Pequeñín y mi Bichito se han criado gorditos, pero Canija no y aunque yo paso de básculas, verla adelgazar y que no come me trae de cabeza. Mi marido era pequeño, el más delgado y bajito de la clase y tú has visto que es un hombre totalmente normal, de 172, así que sé que hay niños más pequeños que otros, Canija habrá pillado más genes de mi marido :)

      Por suerte sigue tomando teta, por suerte yo sigo extrayéndome todavía, y si sé que mi pecho fabrica lo que necesita Canija, pero me fue imposible apartar este sentimiento de mi :'(

      Besitos

      Eliminar
    2. Siempre que les pasa algo a nuestros peques nos sentimos culpables, así somos las madres, aunque no sea culpa nuestra.
      Mucho ánimo y espero que pronto este buena de nuevo.
      Besos

      Eliminar
    3. Anónimo, sí, eso es cierto, tendríamos que intentar cambiarlo.

      Por suerte ya está mejor, aunque este fin de semana nos ha visitado otro virus, esta vez estomacal y sólo se ha salvado el papá.

      Besitos

      Eliminar
  10. Uy que no se te vuelva a ocurrir decir que es culpa tuya!! De eso nada, como nos gusta decir que es culpa nuestra todo, las cosas pasan porque pasan, y ya está, y hay muchas veces que tienen tos y te dicen que no es nada, y el nada acaba en bronquiolitis y esas cosas (nos pasó a principios de año). Piensa que tiene tu leche y eso la viene de lujo, y que seguro que en cuanto se desinstalen los virus de vuestra casa recupera el peso!! Ánimooooooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una mamá arquitecta, no lo digo lo escribo, jajajajaja. Pues los virus siguen acechándonos y hemos tenido otro este fin de semana, que al único que no le ha pillado es al papá. A mí todavía me duele un poco la tripita :'(

      Besitos

      Eliminar
  11. Yo soy tan amiga de automartirizarme que estaría igual en tu situación. No puedo evitar darle muchas vueltas a todo ni preocuparme por todo. Te digan lo que te digan, esa mala sensación sólo se te quitará cuando Canija mejore, aunque tu lado lógico te repita que no eres la culpable, que produces el alimento necesario, que son cosas que pasan y que las madres no somos responsables de todo lo que les pasa a nuestros hijos.
    Si es que cuando se está disgustada se tiende a estar peor :(
    Espero que la nena se mejore pronto y tú te animes, porque a madraza entregada no te gana nadie.

    Besos

    24+5

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opiniones incorrectas, qué razón tienes!!!

      Muchas gracias, ella ya ha vuelto a comer, lo cual tranquiliza. Nunca fue de grandes comidas, ni de enormes biberones, lo máximo que se ha llegado a tomar son 120ml y tiene 19 meses.

      Gracias por tan buenos deseo y por las cosas tan bonitas que me dices.

      Besitos

      Eliminar
  12. hola guapa! hacía mucho que no me pasaba por acá, el blog esta hermoso. Por otro lado, no debes sentir culpa, no somos seres perfectos, ve todo esto como un reto a superar. arriba ese ánimo preciosa!

    ResponderEliminar
  13. cheap ray bans began flowing rushing cheap ray ban sunglasses sound becomes sobs, as if the world's most miserable person is him. I do not know why suddenly cheap cheap cry, but do not know how to cry discount ray ban sunglasses as if cheap miserable than cheap ray bans themselves. At this point suddenly felt something perhaps not as they want. Just to open comfort, cheap ray bans cheap tight few cheap ray bans steps away, grabbed her hand.

    ResponderEliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando