miércoles, 1 de julio de 2015

Vuelta a la "Normalidad"

La normalidad no existe, aunque sí la fórmula
Mi último post fue hace casi un mes. Últimamente lo de escribir no es lo mío (y lo de contestar tampoco), quizá es porque no tengo mucho que contar o porque lo que tengo que contar tiene que ver con temas de salud, así que mejor agruparlos aquí y ojalá que pronto demos carpetazo.

Gracias a mi post Buscando respuestas y a todas las personas que lo difundieron y que dedicaron su tiempo a escribirme, recibí multitud de correos y muchos mensajes de apoyo. GRACIAS.

Muchas de esas personas compartieron conmigo su experiencia, lo cual agradezco enormemente, porque en muchos casos soy una total desconocida y quisieron arrojar luz a lo que le había pasado a mi hija. Hoy por hoy, seguimos a oscuras. El electroencefarograma es correcto, lo cual es fantástico, pero ya no sabemos más. La neuróloga me llamó el lunes para decírmelo y próximamente me llamarán para hacer su historia en neurología y ya. Ahí quedan todos nuestros avances de algo que ocurrió hace más de un mes.

Mi hija se encuentra perfectamente y yo sigo buscando respuestas. Pero no es que busque un diagnóstico por la red, de epilepsia, narcolepsia, cataclismo o lo que sea, eso lo tendrán que diagnosticar los médicos, lo que yo ando buscando es una persona que me corrobore que existe una fase del sueño en la que te produzcan dolor, te muevan, te echen agua y montón de cosas y tú ni te enteres. 

Cuando recuerdo aquel día siento mucha pena, pero intento no pensar en ello, nuestra vida sigue y no se paralizó aquel día. Mi hija hace ya mucho que no duerme conmigo, ni la empujo para ver si reacciona, ni nada por el estilo. Cierto es que si duerme más de la cuenta me inquieto y me acerco para comprobar si respira, práctica que no he realizado ni cuando era bebé y que ahora me sorprendo haciéndolo casi 6 años después. 

Quiero pensar que fue un episodio aislado, que no volverá a suceder, pero sigo necesitando consultar con un especialista y que me dé alguna respuesta e ilumine aquel día. Dos veces ha tenido cita con un neuropediatra privado y las dos veces lo he anulado. Necesito respuestas sí, pero tampoco quiero precipitar las cosas y hacerla pasar por pruebas inútiles. Así que espero, intentando ser todo lo paciente que pueda y evitando trasmitir mi preocupación a mi hija.  

Sin embargo, y por desgracia, he tenido que pasar otra noche en el hospital con uno de mis hijos. Esta vez le tocó el turno a Pequeñín. La operación de reducción de amígdalas y drenajes en los oídos ha ido fenomenal. Su mejoría es evidente: le molesta el ruido, oye mucho mejor y habla mucho mejor. Pero el pobre ha sufrido una Adenitis Mesentérica, inflamación de unos ganglios linfáticos que se encuentran en la pared del intestino que le produjo muchísimos vómitos, incluso sanguinolentos y que le mantuvo en el hospital estos calurosos días. Ya se recupera en casa junto a sus hermanas. Me maravilla la recuperación de este niño porque cuando le llevé el domingo al hospital estaba hecho un trapo, incluso dejó de hablar y ahora ya está saltando, gritando y corriendo. 

Esperemos que no nos vean de nuevo hasta dentro de mucho tiempo en el hospital, porque ya me saludan por los pasillos los pediatras, enfermeros, celadores y demás personal. 

Os agradezco de corazón a todas aquellas personas que han tenido un pensamiento por mi familia, que empatizan por cada cosa que nos suceden, que nos mandan su apoyo y nos animan en días difíciles. GRACIAS

19 comentarios:

  1. Vaya, Suu. Esoero que se haya pasado ya la mala racha. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Diario de una mami, yo también lo espero. Si es que son muchos, si no le pasa algo a uno, le pasa al otro, mejor tomárselo así :)

      Besitos

      Eliminar
  2. Hola. mucho ánimo y coincido contigo en que esperemos que ya no tengáis que ir por el Hospital ni de visita... me alegra leer que todo recupera la normalidad... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marta Master, bueno, este lunes fuimos a la neuróloga con Bichito. Que todo sean este tipo de visitas.

      Besitos

      Eliminar
  3. Siempre hay malas rachas pero piensa que estos niños pueden con todo y ya están por ahí jugando felices como si nada y eso es lo que vale. Mucho ánimo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tamara, sí, la verdad es que están encantados este verano. Seguiremos disfrutando y esperemos que los virus no nos invadan de nuevo!!!

      Besitos

      Eliminar
  4. Suu y, y si contactas con Rosa Jové? Ella es experta en trastornos del sueño, quizá pueda resolver tu duda... Es muy maja y pasa consulta en Madrid. Tienes que llamar a su centro en Cataluña.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bichilla, es una opción, gracias. Tengo una amiga que ha ido a su consulta, la comentaré, la veo en el cumple de Bichito.

      Gracias por el consejo, besitos

      Eliminar
  5. Ya verás como pasáis un gran verano y al hospital IL que le den por un tiempo!! Mil besos a los 5

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mama Arquitecta, huy sí, espero no ir en una temporada, aunque el lunes fuimos a los resultados de Bichito.

      Besitos

      Eliminar

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando