Suelo Pélvico

Cuando mi primer embarazo estaba muy avanzado, casi casi al final, empecé a notar un poco de incontingencia urinaria. Semanas después de parir seguía igual, pero a medida que mi cuerpo fue volviendo a su ser, la incontingencia desapareció.

Al poco tiempo volví a quedarme embarazada, no hacía ni un año que había dado a luz y me tomé más "en serio" eso de mi Suelo Pélvico y me puse a hacer ejercicios de Kegel, esporádicos verdaderamente, pero me ocurrió lo mismo al final del embarazo. Como ya me había pasado con el primero preferí pensar que era normal. Al dar a luz hice Kegel e incluí algún que otro hipopresivo. A los 6 meses probé con las bolas chinas y mejoré un poco. Sin embargo, seguí teniendo pérdidas cuando tenía urgencia o cuando estornudaba o ante algún esfuerzo.

Y entonces me quedé embarazada por tercera vez, poco más de un año después de dar a luz. Esta vez casi doy a luz en el coche y creo que el hecho de estar totalmente contraída para llegar al hospital, destrozó mi suelo pélvico y una vez parí, empecé a notar molestias y dolor al sentarme.

He ido al privado hasta conseguir que me vieran en la unidad de suelo pélvico del 12 de octubre, seguramente la mejor unidad de suelo pélvico de Madrid. Estoy aprendiendo mucho y en estas entradas podéis leer mi progresión:

5 comentarios:

Seguro que tienes algo que escribir. Sí, sí, eso que estás pensando